[Vídeo] Así se desarrolló el Renault Sandero RS: ojito al deportivo low-cost latino

Ayer finalmente veía la luz el nuevo Renault Sandero RS tras varias semanas cargadas de imágenes espía e incluso un vídeo con él rodando completamente camuflado a 194 km/h. Tras la información general y los datos más relevantes hoy te dejamos un vídeo en el que se explica el desarrollo del modelo.

Ya sabes que Renault Sport ha puesto su buen saber hacer en el proyecto para conseguir un Sandero que no haga el ridículo y de paso no deje mal a los ingenieros de la filial deportiva. Chasis, frenos, dirección e incluso el calibrado de los sistemas de seguridad están pensados para garantizar un cierto nivel de sensaciones.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

sandero2

Lo que menos podrá gustar del Sandero RS es su veterano motor de cuatro cilindros, dos litros y sólo 145/150 CV (por alguna razón ayer decían 150 y hoy bajan a 145 CV). En combinación con la caja manual de seis velocidades y desarrollos cortos es verdad que se le saca todo el juego pero teniendo en casa el 1.6 TCe es una opción poco atractiva.

De todos modos no tienes que preocuparte demasiado dado que no lo verás por Europa y está claro que para poder venderlo a un precio ajustado es necesario optar por soluciones ya usadas, entre ellas el clásico motor.

En cuanto a los matices del diseño y otras particulares, quedan bien explicadas en el vídeo así que te invitamos a que le eches un vistazo y luego nos dejes tus impresiones en los comentarios.

¿SABES CUÁNTO VALE TU COCHE?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:

Marca:

Modelo:

Año:

Tasación GRATUITA inmediata »

Ver 4 comentarios
  1. Si llevará turbo sería mejor.

  2. No se porque cojones no le pone un buen turbo y algo mas de caballos.

Deja tu comentario

Queremos saber lo que piensas, ¡Comenta a continuación!

NUESTROS SERVICIOS

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com
Sigue leyendo:
Todos los precios del nuevo Opel Astra para Alemania: El básico con tapacubos ya no es tan pintón »

Cerrar