Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Audi A6 Avant Competition 3.0 TDI BiT 326 CV quattro tiptronic: “Nunca digas nunca” al diésel…
Prueba Audi A4 Avant Competition 3

Prueba Audi A6 Avant Competition 3.0 TDI BiT 326 CV quattro tiptronic: “Nunca digas nunca” al diésel…

Sin lugar a dudas, carrocerías familiares hay tantas en el mercado como modelos, o casi, sin embargo, si a un aficionado al mundo del motor le preguntásemos por "el familiar de los familiares", la respuesta sería clara y rotunda, Audi RS6 Avant. No todos se pueden permitir el coste de una mecánica como la del RS6 y mucho menos su precio de etiqueta, por eso, la marca de los cuatro aros, apoyando el diésel y a la variante Avant del A6 lanzó al mercado el Audi A6 Avant Competition 3.0 TDI BiT 326cv quattro tiptronic, un modelo familiar con una imponente mecánica…
Diseño/Estética - 8
Calidad de acabado - 8.5
Equipamiento de serie - 7.5
Equipamiento opcional - 8.5
Habitabilidad - 9
Maletero - 9
Motor/Refinamiento - 9.5
Prestaciones - 9
Consumos - 9
Transmisión - 7
Dirección - 8.5
Frenos y neumáticos - 8.5
Comportamiento - 8
Calidad de rodadura - 8.5
Relación valor-precio - 6.5

8.3

Notable

Si buscas un familiar diésel con un comportamiento impecable, poco vas a encontrar que sea mejor que este modelo. Su mecánica biturbo V6 es de lo mejor que te puedes encontrar en su segmento por potencia, prestaciones y consumos. La carrocería familiar del A6 es un valor seguro y el equipamiento que lleva el Competition mejora la base, aunque ojo, hay que pagar muchos extras para tener un modelo a la altura de lo esperado y nos vamos por encima de los 100.000 euros con facilidad, cifras totalmente desorbitadas.

Sin lugar a dudas, carrocerías familiares hay tantas en el mercado como modelos, o casi, sin embargo, si a un aficionado al mundo del motor le preguntásemos por “el familiar de los familiares”, la respuesta sería clara y rotunda, Audi RS6 Avant.

No todos se pueden permitir el coste de una mecánica como la del RS6 y mucho menos su precio de etiqueta, por eso, la marca de los cuatro aros, apoyando el diésel y a la variante Avant del A6 lanzó al mercado el Audi A6 Avant Competition 3.0 TDI BiT 326cv quattro tiptronic, un modelo familiar con una imponente mecánica V6 que nos ha dejado de piedra por su comportamiento, sus consumos, su sonido y por su poderío.

Prueba Audi A4 Avant Competition 4

El A6 Avant Competition es sinónimo de la máxima potencia, deportividad y diseño de la mecánica TDI. Sus líneas claras y precisas definen la silueta musculosa, mientras que la estética característica de los parachoques enfatiza la deportividad exterior. Las tomas de aire y sus detalles  nos indican que algo raro hay en “ese Audi A6 familiar”, no es uno del montón, es algo más, es una bestia de gasóleo que enamorará hasta los amantes de la gasolina…

Sirve para todo. ¿Quieres llevar a los niños al colegio? ¡Vale!, ¿quieres llevar cómodamente a la suegra? ¡Vale!, ¿quieres cargar la bicicleta en su espacioso maletero? ¡Vale!, pero lo mejor de todo es que además ofrece una economía de viaje simplemente sensacional.

¿Quieres conocer un poco más a la bestia TDI? Pues espera un momento, prepara los 89.045 euros de precio base y piensa en diésel…

Diseño Exterior

No es normal, y no pretende serlo. A diferencia de otros modelos de la familia de los cuatro aros, el Competition es bastante singular en cuanto a su diseño. Sus formas no son las de un A6 Avant convencional y sus detalles delatan su potencial

La parrilla singleframe en el frontal se percibe ahora más ancha. Sus seis esquinas presentan un trazo más nítido, y la estructura interior en piano black ofrecen profundidad. El hecho de que la parrilla esté disponible en negro brillante es fruto de la edición de la que hablamos

La proporción de aluminio en la carrocería del nuevo A6 se sitúa en torno al 20 por ciento. El travesaño del vano motor y los largueros transversales detrás de los paragolpes delantero y trasero están realizados en perfiles de aluminio. Las torretas del eje de suspensión delanteras son piezas de fundición de aluminio altamente integradas que ahorran más de diez kilogramos de peso en comparación con componentes equiparables soldados de chapa de acero. El soporte integral detrás del tablero de instrumentos, la bandeja del maletero, el larguero transversal del maletero, las aletas delanteras, las puertas, el capó del motor y el portón del maletero se han fabricado en chapa de aluminio.

Prueba Audi A4 Avant Competition 47

Bajo los cuatro aros nos encontramos con la cámara de estacionamiento frontal asociada a los sensores de aparcamiento y a un lado, el logo quattro. En posición central nos topamos con el portamatrículas, justo encima de la parte baja de la parrilla singleframe. La zona inferior de la parrilla se encuentra escoltada por dos entradas de aire con acentos negros y los dos sensores de los sistemas de asistencia a la conducción

El paragolpes también presenta un nuevo, único y musculoso diseño.

Ya en el frontal de nuestra unidad de pruebas nos encontramos con dos faros rasgados. Audi ofrece los faros LED de serie, aunque nuestra unidad de pruebas equipaba opcionalmente Matrix LED con un sobrecoste de 2.690 euros.

La luz de carretera está compuesta por 19 diodos luminosos en cada faro combinados con cuatro reflectores. Los faros Matrix LED proporcionan una iluminación excelente de la calzada, sin deslumbrar a los demás conductores. Su unidad de mando, que se comunica con la cámara en el retrovisor interior, puede encender y apagar individualmente los diodos en función de las necesidades y regularlos en 64 niveles. Otra ventaja de los faros Matrix LED es la iluminación en curva inteligente, que se genera mediante el desplazamiento del centro luminoso. Si el vehículo equipa el MMI navigation plus opcional, utiliza los datos de la ruta para iluminar la curva poco antes de girar el volante. En combinación con los faros Matrix LED, Audi ofrece también la luz intermitente dinámica en el frontal y la zaga.

Las líneas fluyen hacia el resto del vehículo a través de un sólido pero ligero capó de aluminio así como a través de unos abultados pasos de rueda delanteros que dotan al modelo de una imagen poderosa.

Prueba Audi A4 Avant Competition 46

En el lateral nos encontramos con unos sobredimensionados y abombados pasos de rueda fruto del aumento de vías así como de la capacidad de montaje de llantas de mayor dimensión. En este caso hablamos de un ancho de vías delantero de 1662 mm y de un ancho de vías trasero de 1663 mm. Nuestra unidad de pruebas llenaba los pasos de rueda con unas imponentes llantas de aleación de 20” y exclusivo diseño que venían de serie. Estas llantas montaban neumáticos Pirelli PZERO en dimensiones 255/35 R20 97Y.

Nuestra unidad de pruebas equipaba un sistema de frenos con pinzas en color rojo, un detalle del acabado Competition. 

Esta edición especial cuenta con un carácter dinámico único gracias a que viene provisto con el paquete deportivo S line que destaca por estar 20 mm más pegado al suelo que el modelo de serie. Para frenar a la bestia, el modelo equipa un sistema de frenos con pinzas de freno rojas y discos en formato de 17 pulgadas.

Prueba Audi A4 Avant Competition 8

La vista lateral de nuestra unida de pruebas mejoraba aún más gracias a las carcasas de los retrovisores en negro brillante. Ojo porque también equipan dos cámaras del sistema de 4 cámaras de la visión 360 grados.

Vista desde arriba, nuestra unidad de pruebas equipaba el techo panorámico eléctrico que además de dotar al interior de una agradable luz solar, de ser practicable, de estar sobretintado y de tener una cortinilla parasol eléctrica supone un sobrecoste de más de 2.000 euros.

La vista trasera es otro de los puntos fuertes de este A6 Avant. El modelo cuenta con un alerón montado en la parte superior del portón trasero de apertura eléctrica y que incorpora la tercera luz de freno.

Prueba Audi A4 Avant Competition 6

Los pilotos traseros cuentan con la tecnología full LED así como con intermitentes dinámicos y están montados en un escalón superior dentro de lo que viene siendo la trasera. La parte central del portón trasero se encuentra más hundida y acoge al portamatrículas así como la cámara de marca atrás. El abultado y musculoso paragolpes trasero enmarca toda la trasera y además de incorporar los sensores de aparcamiento trasero se encuentra subrayado por un “difusor trasero” sino que además acoge a las dos salidas del sistema de escape.

El sistema de escape ofrece un sonido espectacular. Mientras en los modos confort y eficiencia el sonido es discreto, en el modo dynamic o individual (con configuración de escape), el coche ofrece un sonido más deportivo. No parece posible que un TDI llegue a sonar tan bien gracias a un sistema de escape.

El Audi A6 Avant cuenta con unas generosas dimensiones: 4.979 mm de largo, 1936 mm de ancho, 1461 mm de alto, 2915 mm de batalla, 1662 mm de ancho de vía delantera y 1663 mm de ancho de vías trasero.

Diseño interior

La línea deportivamente elegante del exterior se traslada al diseño del habitáculo. La moldura decorativa de gran tamaño, el denominado wrap-around, discurre trazando un arco bajo el parabrisas y desemboca en las puertas delanteras. El tablero de instrumentos a baja altura, de estética ligera, completa con una elegante curva el concepto de líneas tensas. La consola central ancha de contorno asimétrico favorece la orientación del conductor.

Los detalles y molduras están decorados con acabados galvanizados y en madera con marquetería.

Para ver todo esto nos sentaremos en unos confortables asientos deportivos S de serie que en nuestro casi estaban tapizados en cuero Valcona que se caracteriza por su suavidad y por el diseño en forma de rombo de sus costuras. No sólo hablamos de confort, hablamos de sujeción y ergonomía, algo que es de gran ayuda en un vehículo al que se le atribuyen unas capacidades dinámicas extraordinarias.

Prueba Audi A4 Avant Competition 19

En nuestra unidad de pruebas, las manos se posaban cómodamente en un volante deportivo de cuero perforado multifuncional de 3 radios con levas de cambio calefactable (+250 euros).

El techo de nuestra unidad de pruebas estaba revestido de forma opcional con Alcantara de color negro con un sobrecoste de 2.700 euros mientras que muchas de las partes visibles del interior están cubiertas en cuero negro como en el caso de la tapa del airbag del volante (+265 euros)

En virtud de la larga batalla de 2.912 milímetros, el interior ofrece una destacada habitabilidad. Todos los pasajeros acceden por puertas anchas y altas. Los retenes mantienen las puertas abiertas en cualquier posición; el servocierre eléctrico pertenece al equipamiento opcional.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Las plazas traseras ofrecen espacio confortable incluso para personas de gran estatura. El manejo es sencillo y fácilmente comprensible, y los instrumentos son claramente legibles. El sistema de información al conductor (FIS) en color con diagonal de 7,0 pulgadas es de serie y agrupa toda la información y los ajustes importantes, entre ellos el programa de eficiencia con sugerencias para un estilo de conducción económico. El FIS se maneja desde el volante de cuero multifuncional de serie.

La unidad de mando MMI ubicada en la consola central funciona como segundo nivel de manejo. El monitor de a bordo del sistema MMI, con una diagonal de 8,0 pulgadas, emerge eléctricamente del tablero de instrumentos al encenderse el sistema. Uno de los puntos fuertes es el climatizador automático de confort de serie, que funciona de manera sumamente eficiente. En la versión opcional de cuatro zonas incorpora una unidad de manejo propia para los ocupantes de las plazas traseras.

Prueba Audi A4 Avant Competition 21

La sensación que percibimos es que todos los materiales han sido seleccionados y procesados con sumo esmero. Elementos como las ruedas de los difusores de aire o los botones de la unidad de mando MMI brillan en acabado de aluminio; la palanca de selección y el emblema quattro en la tapa de la guantera también se presentan con estética renovada. En la oscuridad, el paquete de luces opcional o la iluminación ambiental modulan el habitáculo por medio de los LED y los conductores de fibra óptica.

El A6 Avant  ofrece un volumen del maletero de 565 litros. Los respaldos divididos de los asientos traseros se pueden abatir cómodamente, incrementando así el volumen a 1.680 litros. El equipamiento de serie incluye asimismo una apertura de carga, ganchos para bolsas, una correa de fijación lateral, una cubeta protectora bajo el suelo de carga y las barras laterales del techo, así como raíles en los bordes del suelo de carga con cuatro argollas de amarra desplazables.

Prueba Audi A4 Avant Competition 18

Entre los sistemas opcionales, el adaptive cruise control con función Stop&Go desempeña el papel principal. Acelera o desacelera el vehículo para mantener la distancia con respecto al vehículo que le precede; el conductor puede ajustar en cuatro niveles la distancia y la dinámica de la regulación. El sistema cubre toda la gama de velocidades, desde 0 hasta 250 km/h, y analiza los datos procedentes de dos sensores de radar, una videocámara, los sensores de ultrasonidos y otros sistemas, y además recurre a los datos de ruta del sistema de navegación.

En combinación con el sistema ACC Stop&Go, el vehículo incorpora Audi pre sense front, que ayuda a prevenir colisiones por alcance y a mitigar sus consecuencias. En una situación de peligro, el sistema sugiere al conductor que active los frenos mediante un concepto de advertencia escalonado. Si el conductor no reacciona, se ejecuta una frenada parcial automática, siempre y cuando el vehículo que circula por delante esté en movimiento.

El sistema de sonido Bang&Olufsen Advanced (+7.910 euros), el asistente de aparcamiento (+515 euros), el cierre sevoasistido de las puertas (+780 euros), el set de fijación para las guías del maletero (+205 euros), el Audi active lane assist (+725 euros), el Control de crucero adaptativo incluye Audi pre sense front (+1.965 euros), las cuatro cámaras de entorno (+870 euros), el sistema de aviso de límite de velocidad por reconocimiento de señales (+200 euros) o el resto de opcionales, elevan el precio de etiqueta del modelo por encima de los 100.000 euros.

Prueba Audi A4 Avant Competition 29

Motorización y comportamiento

Bajo el ligero capó de aluminio del A6 Avant Competition nos encontramos con un propulsor TDI que encabeza la familia diésel del A6. Me refiero al 3.0 TDI Biturbo, una mecánica que desarrolla 326 CV (240 kW) y transmite al cigüeñal un impresionante par motor de 650 Nm entre 1.400 y 2.800 rpm.

Sus dos sobrealimentadores dispuestos en línea trabajan conjuntamente mediante una válvula de conmutación. Los pistones, las culatas, y los árboles de levas están especialmente dimensionados para el concepto de altas prestaciones. Un actuador de sonido en el sistema de escape confiere al motor una sonoridad regia y deportiva.

Con el V6 biturbo, el modelo acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos, y la velocidad máxima limitada a 250 km/h es una cuestión meramente formal.

Prueba Audi A4 Avant Competition 41

Lo mejor de todo es que los valores de consumo se sitúan en 6,7 litros de media cada 100 km, un consumo que no sólo se debe a la tecnología del motor sino a la caja de cambios  tiptronic de ocho relaciones con reglaje deportivo que transmite los pares a la tracción integral permanente quattro, que utiliza un diferencial central con un coeficiente de bloqueo específico.

Se trata de un cambio automático clásico que ejecuta los cambios de manera suave, rápida y espontánea. En condiciones de marcha normales, el embrague puente del convertidor conecta la caja de cambios directamente al motor. En algunas situaciones opera con un deslizamiento controlado que, en interacción con el amortiguador integrado, permite trabajar a muy bajas revoluciones sin vibraciones. Cuando el vehículo se detiene, la caja de cambios se desacopla del motor.

La tracción integral permanente quattro funciona de manera puramente mecánica. En condiciones de marcha normales, su diferencial central autoblocante transfiere el 60 por ciento del par motor al eje trasero y el 40 por ciento al delantero. En caso necesario, también puede redistribuir las fuerzas sin retardo: en ese caso se transmite hasta un 70 por ciento al eje delantero y hasta un 85 por ciento al trasero.

Prueba Audi A4 Avant Competition 37

La gestión del par individual para cada rueda actúa como socio perfecto de la tracción quattro: una función de software inteligente del control electrónico de estabilidad ESC. Cuando la rueda motriz situada en el interior de la curva (en los modelos con tracción quattro, tanto en el eje delantero como trasero) se descarga demasiado, la unidad de mando ejerce sobre ella un mínimo impulso de frenada selectivo. Gracias a esta intervención, el par sobrante se envía a la rueda que circula por el exterior de la curva. La diferencia entre las fuerzas de propulsión permite al Audi A6 girar suavemente hacia el interior de la curva.

El comportamiento permanece neutro durante más tiempo, mientras que la conducción se vuelve aún más precisa, ágil y estable. Al conducir de manera dinámica, el diferencial distribuye los pares activamente entre las ruedas traseras mediante dos engranajes superpuestos. Al trazar curvas a gran velocidad, el sistema empuja literalmente al modelo hacia el interior del radio de la curva.

Gracias a su sofisticado tren de rodaje, el modelo aúna grandes talentos deportivos y un confort lujoso. El eje delantero está formado por una estructura de cinco brazos de aluminio por rueda, capaces de gestionar por separado las fuerzas longitudinales y transversales generadas. Un soporte integral de acero de alta resistencia constituye la espina dorsal de la suspensión, que presenta un ancho de vía de 1.622 milímetros. En el eje trasero, con un ancho de vía de 1.663 milímetros, se aplica el principio de brazos trapezoidales con control de vía. También en este caso los brazos están realizados en aluminio, y el portaeje de acero está unido a la carrocería por dos cojinetes de amortiguación hidráulica. Al igual que en el eje delantero, los bujes y los cojinetes giratorios están realizados en aluminio y las barras estabilizadoras están conformadas mediante tubos huecos.

Prueba Audi A4 Avant Competition 42

Audi monta opcionalmente la dirección dinámica de la que disfrutábamos en nuestra unidad de pruebas, capaz de variar su relación de transmisión en un 100 por ciento en función sobre todo de la velocidad. En el límite de la curva, ejerce una acción de contravolante mediante minúsculos impulsos. El resultado es un plus de dinámica y seguridad de conducción.

El Audi drive select forma parte del equipamiento de serie. Permite al conductor alternar el modo de funcionamiento del motor, del cambio automático, de la dirección y de otros sistemas entre los modos comfort, auto, dynamic, efficiency o individual.

Sin duda alguna, una máquina con tecnología punta…

Motor3.0 BiTDI V6
Cilindrada2967 cc
Potencia320 CV (240 kW) / 3900 – 4600 rpm
Par650 Nm / 1400 – 2800 rpm
Peso1900 / 1975 / 2530 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm4943 / 1874 / 1461 mm
Volumen Maletero565 / 1680 litros
Aceleración 0 a 100 km/h5,2 segundos
Recuperación 80 a 120 km/hN.D.
Velocidad máxima250 km/h
Consumo homologado7,5 / 5,5 / 6,2 litros a los 100 km
Emisiones CO2 por km197 gramos km
Precio de partida89.045 euros

Precio Audi A6 Avant Competition

Desde 89.045 euros.

Sin duda alguna es el mejor familiar del mercado, ahora con una variante diésel deportiva. Su estética radical pero discreta está a la altura de su distinción y su deportividad. La mecánica es sobresaliente y la tecnología electrónica y en materia de suspensiones es simplemente de 10. Se trata de un concepto interesante por mezclar el ámbito familiar y deportivo con unos consumos contenidos.
Sin duda alguna los hándicaps de este modelo se encuentran presididos por su desmesurado precio. La masa total del vehículo es excesiva pese a que no se penalizan las prestaciones y no se merma la dinámica. Con el lavado de cara debería haber recibido novedades más suculentas como el virtual cockpit.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com