Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Volkswagen Arteon Elegance 2.0 BiTDI 240 CV 4Motion: Prácticamente un Passat que sale algo caro

Prueba Volkswagen Arteon Elegance 2.0 BiTDI 240 CV 4Motion: Prácticamente un Passat que sale algo caro

Hacía ya algún tiempo que no os hablaba de grandes berlinas en nuestra sección de pruebas y qué mejor modelo que el nuevo Volkswagen Arteon para retomarlas. Como ya sabéis, los SUV siguen golpeando fuerte en todos los segmentos, con importantes y atractivas novedades mes a mes. El segmento de las berlinas medias y sus variantes familiares parecía estar ganando cierta importancia en nuestro país el pasado año, con una cuota entre particulares del 7,2%, aunque este 2017, a pesar de la llegada de nuevos y tecnológicos modelos como el que nos atañe hoy, ha caído de nuevo a un 6,3%. Por…
Diseño/Estética - 9
Calidad de acabado - 8.5
Equipamiento de serie - 8
Equipamiento opcional - 8.6
Habitabilidad - 7.8
Maletero - 8.5
Motor/Refinamiento - 8
Prestaciones - 9
Consumos - 8.3
Transmisión - 9
Dirección - 7.5
Frenos y neumáticos - 8.5
Comportamiento - 8.5
Calidad de rodadura - 9
Relación valor-precio - 6.5

8.3

Notable

Dentro de la gama de modelos de Volkswagen, este nuevo Gran Turismo se posiciona por encima del Passat. Es mejor que este en muchos aspectos, especialmente dinámicos, aunque a causa de sus silueta también pierde ligeramente en habitabilidad. Resulta muy atractivo por dentro y por fuera, con una mecánica poderosa en este caso, pero también pagarás con creces todas sus buenas cualidades...

Hacía ya algún tiempo que no os hablaba de grandes berlinas en nuestra sección de pruebas y qué mejor modelo que el nuevo Volkswagen Arteon para retomarlas. Como ya sabéis, los SUV siguen golpeando fuerte en todos los segmentos, con importantes y atractivas novedades mes a mes. El segmento de las berlinas medias y sus variantes familiares parecía estar ganando cierta importancia en nuestro país el pasado año, con una cuota entre particulares del 7,2%, aunque este 2017, a pesar de la llegada de nuevos y tecnológicos modelos como el que nos atañe hoy, ha caído de nuevo a un 6,3%.

Por suerte o por desgracia no alcanzan las cifras de ventas de hace unos años, pero al menos se ha limitado ligeramente el retroceso provocado por los crossovers y MPVs compactos. Gran parte de la culpa de evitar que se vendan más y más SUV la tienen modelos tan atractivos como el Volkswagen Arteon, que lejos de ser una berlina al uso como el Passat, luce una dinámica carrocería de Gran Turismo que se completa con multitud de detalles que hacen girar cabezas a su paso.

El Arteon es el sustituto del ya extinto Volkswagen CC, anterior Passat CC, un modelo que a pesar de no ser un superventas, era el objeto de deseo de más de un padre de familia. Dentro de la gama de modelos de Volkswagen, el Arteon se posiciona por encima del Passat, que se ofrece en todo el mundo en diferentes versiones. Por encima del Arteon se sitúa el Phideon, modelo desarrollado especialmente para China, pues recordemos que el Phaeton también desapareció del mercado hace unos años.

El nuevo Gran Turismo de Volkswagen se produce en la planta alemana de Emden. Este lugar de producción dispone de un puerto transatlántico y se adapta perfectamente a un automóvil como el Arteon, que se comercializará en casi todos los países del mundo para los que este segmento es relevante. El modelo llegó al mercado este mismo verano y, salvo por diversos detalles de diseño, es muy similar al Passat, por lo que he querido comprobar si es incluso mejor que este y, para ello, he viajado con él hasta Barcelona.

¿Me acompañas a conocerlo a fondo en este viaje?

Diseño exterior

Desarrollado sobre la nueva plataforma modular transversal (MQB) de Volkswagen para ganar un mayor espacio interior, hay que reconocer que el equipo de diseño de la marca ha hecho un trabajo excelente. El Arteon es bonito lo mires por donde lo mires, y su principal atractivo quizás esté en el hecho de que rompe ligeramente el aspecto continuista de la gama Volkswagen, diferenciándose estéticamente bastante del Passat (para lo que es habitual en el fabricante).

En la vista frontal destaca la horizontalidad de las líneas, donde las lamas cromadas se complementan a la perfección con el fondo negro de la enorme parrilla. Entre la entrada de aire superior y la inferior apenas encontramos chapa, y es que prácticamente todo el frontal es parrilla, generando un efecto visual extremadamente atractivo al unirse con las ópticas delanteras.

La rejilla superior, de mayor tamaño, está presidida por el logo de grandes dimensiones y la matrícula, quedando escoltada en sus extremos por los tecnológicos faros LED adaptativos de este acabado, los cuales cuentan con esa característica luz diurna LED con forma de L invertida que tan atractiva hace al modelo al mirarlo de frente. La inferior, de menores dimensiones, queda integrada en el paragolpes, rematándose su extremo inferior con una elegante tira cromada. Finalmente, tampoco podemos olvidar los sensores de aparcamiento frontales bajo los faros o el marcado y curvo capó.

Hay disponibles 10 colores exteriores para la carrocería entre los que podemos encontrar tonos clásicos o alegres y diversos acabados: uniforme, metalizado o efecto perla. En este caso tenemos un Plata Pirita metalizado -585€-.

La vista lateral está protagonizada por dos marcados nervios, un embellecedor en la aleta delantera y una superficie acristalada -con los cristales posteriores oscurecidos (320€)– algo más pequeña que la del Passat a causa de la pronunciada y elegante caída del pilar C. La superficie de las puertas es limpia, sin embellecedores, y estas cuentan con un generoso tamaño para facilitar el acceso y salida del vehículo.

En este caso los espejos retrovisores integran los intermitentes y cuentan con una base en color negro a contraste con el marco cromado de las ventanillas. Llenando los musculosos pasos de rueda nos encontramos con unas llantas de aleación ligera “Chennai” de 19 pulgadas en grafito (incluidas en el paquete promocional) calzadas con unos neumáticos autosellantes Pirelli P Zero en dimensiones 245/40 R19 94W.

Visto de lado, es incluso más largo que un Passat pues sus medidas alcanzan los 4,86 metros de largo, 1,87 metros de ancho y 1,45 metros de alto, lo que supone 9,5 centímetros más de longitud, 3,9 cm más de anchura y 0,6 cm menos de altura que la de la berlina. La batalla mide 2.837 mm y las vías delantera y trasera miden 1.587 y 1.577 mm respectivamente. Respecto al Volkswagen CC, el Arteon mide 6,0 cm más de largo, es 1,6 cm más de ancho y 3,3 cm más alto.

Vista desde arriba, esta unidad de pruebas cuenta con una antena de tipo aleta de tiburón rematada en negro y un techo panorámico de cristal opcional de generosas dimensiones -1.225€-.

En la zaga, la horizontalidad vuelve a estar presente, contando con un generoso portón que divide las bonitas ópticas LED con intermitentes dinámicos en dos partes. Llaman especialmente la atención elementos como el sutil spoiler superior en la tapa del maletero, la enorme tercera luz de freno, el logo en posición central bajo el que se esconde la cámara de marcha atrás y el difusor trasero que integra las dos salidas de escape. Nuevamente, tampoco faltan los cromados o la tira de sensores de aparcamiento posterior.

Diseño interior

Bueno, llega un momento delicado, porque es hora de descubrir si realmente encontramos diferencias respecto al Passat o el Arteon es más de lo mismo. Abrimos la puerta, nos subimos y… es un cochazo, pero como era de esperar estamos ante más de lo mismo, algo que sinceramente, me parece imperdonable por el estancamiento evolutivo y sobre todo por el precio del modelo, que supera con creces al de la berlina estrella del gigante alemán.

Hay mucha calidad abordo y esta se percibe en casi todos los elementos, sin embargo, a mí ya me cansa estar ante lo mismo no solo generación tras generación, sino también modelo tras modelo. Me ha venido a la cabeza Kia y el Stinger. Los coreanos acaban de sacar un coche con el que quieren diferenciarse, demostrar de lo que son capaces, y han creado un modelo completamente distinto tanto por dentro como por fuera, para que se note que está por encima. ¿Lo hace Kia y no es capaz de hacerlo Volkswagen?

Opiniones personales aparte, vamos a meternos en materia. Una vez en el interior del nuevo Arteon nos damos cuenta de que esas líneas de corte horizontal que la marca ha querido plasmar en el frontal y la zaga, nos las volvemos a encontrar aquí. El salpicadero, hecho de material blando y tacto agradable, es un ejemplo de ese diseño horizontal. En este nos topamos con una gran línea a la altura de las salidas de aire que pretende emular una salida de aire continua que abarca todo el ancho del salpicadero.

Para el interior del Volkswagen Arteon, en este acabado Elegance, podemos encontrar cuatro opciones de tapicería que combinan cuero y Alcántara. En este caso estamos ante el acabado antracita.

Bajo esta estructura que además monta un clásico reloj analógico en posición central, nos encontramos un listón embellecedor metálico que le da un aspecto deportivo y de calidad al interior. En él hay varios botones. La consola central es clásica y en esta unidad de pruebas se encontraba presidida por una pantalla a todo color, táctil, con sensores de proximidad y control gestual. Sin lugar a dudas, es un sistema de mucha calidad en el que podremos configurar, trastear y disfrutar mucho de todos los sistemas que equipa el modelo, tanto de forma opcional como de serie.

En el acabado Elegance, el sistema Discover Pro de 9,2 pulgadas es un opcional de 2.035€. Bajo el sistema de entretenimiento nos encontramos con un climatizador muy convencional, muy en la línea de la gama de productos Volkswagen.

Para la climatización hablamos de un sistema trizona -1.030€ el paquete invierno con asientos calefactables, otra toma USB y de 12V- con dos diminutos displays monocromo para las plazas delanteras y un tercer display ubicado tras el posabrazos central que ofrece servicio a las plazas posteriores. Adicionalmente, el nuevo Arteon cuenta con un soporte de carga inductivo para smartphones y la nueva aplicación Car-Net «Security & Service» con llamada de emergencia, llamada de asistencia y demás opciones que ya hemos visto en el mercado y que pudimos conocer más de cerca hace unos meses en el Race Tour.

Podemos encontrar inserciones de madera o de aluminio para el el cuadro de mandos y el revestimiento de las puertas. Su precio es de 460 euros.

Continuando por el túnel de trasmisión, nos encontramos con la palanca de cambios de la caja de cambios automática DSG de 7 velocidades que equipaba esta unidad de pruebas, que a su vez contaba con un contorno plagado de botones desde los que manejábamos los modos, el asistente de aparcamiento, el freno de mano eléctrico con AutoHold o la desactivación del sistema Start&Stop. Los falsos botones irán completándose a medida que vayamos integrando los diversos opcionales que puede montar el modelo.

Las cuatro cámaras de 360º “Area View” -890€- cuentan con excelente resolución en este modelo y, en combinación con la ayuda al estacionamiento semi-autónomo del vehículo -865€-, ofrecen una gran funcionalidad. Su funcionamiento es bastante preciso, aunque ya sabéis que requiere un espacio de dimensiones considerables para aparcar.

Algo más atrás nos topamos con dos posavasos ocultos tras una cortinilla rígida y un reposabrazos ajustable con un generoso hueco portaobjetos. Uno de los aspectos más logrados además de la integración y la ergonomía, es la discreción.

Ya en el lugar del conductor nos encontramos con un generoso y cómodo asiento ergoComfort con función masaje, memoria y climatización activa -2.240€-, con un mullido confortable para largos viajes y una excelente sujeción para la espalda y las piernas, fruto de las prominencias laterales e inferiores de los asientos. Una vez acomodados en él, las manos se posan cómodamente sobre un ergonómico, suave y funcional volante de 4 radios desde el que podemos ajustar decenas de sistemas gracias a los botones que integra.

Tras el mismo nos encontramos con una de las novedades en la gama, que viene siendo la introducción del Virtual Cockpit que en su día conocimos en Audi y que en esta marca se llama Active Info Display.

Se trata de un cuadro de instrumentos en forma de pantalla con representaciones interactivas. Las luces de señalización, situadas en el área inferior de la pantalla, son los únicos elementos de hardware. La información puede representarse en 2D y 3D en la pantalla de 12,3 pulgadas que cuenta con una resolución de 1.440 x 540 píxeles, de forma que proporciona una representación gráfica interactiva de todos los detalles extremadamente precisa y de gran calidad. Personalmente me parece uno de los mejores inventos de los últimos años, al igual que el cuadro de mandos digital que podemos ver en modelos de Mercedes-Benz como el Clase E.

Sin lugar a dudas, la información y la configuración del Active Info Display son mayúsculas y lo cierto es que viste mucho más que el cuadro analógico convencional del Grupo, además de incorporar muchos más datos de un solo vistazo.

El sistema cuenta con varios modos y el más llamativo quizá sea el “Modo de navegación”, donde el tacómetro y el cuentarrevoluciones se desplazan hacia los extremos para proporcionarle mayor espacio al mapa. Si es necesario, existe también la posibilidad de integrar información adicional relativa a las funciones de conducción, navegación y asistencia en las superficies gráficas del tacómetro y del cuentarrevoluciones. A ello se añade también de forma opcional la regulación adaptativa del tren de rodaje DCC con varios modos de conducción: Eco, Comfort, Normal, Sport, Individual.

Respecto a la habitabilidad, junto a lo ya mencionado hay que señalar que a pesar de ser más largo que un Passat, no es más grande que este, al revés, pierde altura libre entre los asientos y el techo, concretamente 4 centímetros en la parte trasera. En todas las plazas contamos con un acceso ancho que va acorde a un ángulo de apertura generoso. El espacio para las piernas es notable, pero inferior a la del Passat atrás, mientras que la altura al techo es simplemente suficiente.

A diferencia de otros modelos, la plaza central es cómoda, aunque presenta las clásicas limitaciones del túnel de transmisión, las salidas de ventilación posteriores y un mullido algo más duro a causa del reposabrazos central. En cualquier caso, es más espacioso atrás que un Audi A5 Sportback (por poco) y que un BMW Serie 4 Gran Coupé.

Hay suficientes huecos portaobjetos y los bolsillos de las puertas están tapizados. Lo mismo ocurre con la generosa guantera que, además, cuenta con iluminación y refrigeración. 

También es importante añadir que el nuevo Arteon ofrece un generoso maletero que cubica un total de 563 litros (23 menos que los 586 litros del Passat pero más que los mencionados rivales), aunque si abatimos los asientos -60:40-, el volumen asciende a 1.557 litros.

Desde luego, el modelo destaca por su modularidad, ya que ofrece unas formas muy regulares, trampilla de acceso a las plazas traseras y un piso del maletero totalmente plano al abatir la segunda fila de asientos. Bajo el piso del maletero puede equiparse una rueda de emergencia e incluso una rueda de repuesto completa -530€-. El portón puede ser eléctrico de forma opcional -1.140€ con Keyless Access en todas las puertas-.

Motorización

La gama mecánica del Volkswagen Arteon es bastante generosa, encontrándonos con tres opciones en gasolina y tres en diésel. Una de las grandes novedades es el bloque 1.5 TSI EVO con 150 CV que va asociado al cambio manual de seis relaciones. Aquellos que quieran un motor de gasolina algo más prestacional también tienen disponible el bloque 2.0 TSI con 190 CV asociado al cambio 7DSG.

Los más puristas y amantes de la velocidad también verán satisfechas sus necesidades con el poderoso bloque 2.0 TSI de 280 CV que viene asociado a la transmisión automática 7DSG y a la tracción total 4Motion para mejorar las prestaciones y la seguridad.

En diésel, ya está disponible la versión de acceso 2.0 TDI con 150 CV que puede estar asociada o bien al cambio manual de seis velocidades o al automático DSG de siete relaciones. Inmediatamente por encima encontramos el 2.0 TDI con 190 CV que también ofrece ambas opciones de transmisión y, finalmente, el poderoso 2.0 BiTDI de 240 CV que obligatoriamente se asocia al cambio 7DSG y la tracción 4Motion.

En todo caso hablamos de mecánicas de cuatro cilindros colocadas en posición transversal a consecuencia del uso de la nueva plataforma modular transversal (MQB) de Volkswagen.

Para la prueba me he decantado por la mecánica turbodiésel de cuatro cilindros e inyección directa más potente jamás construida por Volkswagen. Esta oferta nada menos que 176 kW / 240 CV a 4.000 rpm y un par de 500 Nm entre las 1.750 y las 2.500 vueltas, lo que garantiza una entrega de potencia en un amplio abanico de revoluciones acompañada de una notable patada en su zona óptima. Con este motor el Arteon se mueve más que sobradamente incluso cuando lo llevamos cargado, con adelantamientos rápidos y poco retraso al pisar el acelerador en cualquier marcha, por lo que sólo recomendaría este propulsor a aquellos que tienen muy claro que quieren buenas dosis de potencia bajo el pie derecho.

Con el fin de poder realizar el rendimiento específico de 120 CV por litro de cilindrada, se ha desarrollado para el motor un compacto módulo biturbo con un turbocompresor de alta y baja presión que posibilita presiones de carga de hasta 3,8 bar. El bloque del motor, el cigüeñal, la biela y los pistones se han adaptado a la presión de combustión máxima de 200 bar. Además, se utiliza por primera vez una nueva culata de alto rendimiento. Otra de las novedades es el sistema de inyección de nuevo diseño con piezo-inyectores. Este sistema de inyección posibilita presiones de inyección de hasta 2.500 bar.

El Volkswagen Arteon 2.0 BiTDI es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y alcanzar los 245 km/h. En recuperaciones es igual de bueno, con un 80 a 120 km/h en 5,6 segundos. Es una mecánica poco ruidosa y muy tranquila, sin vibraciones, aunque la de un Audi A5 Sportback es mejor. El excelente DSG7 no deja caer en ningún caso las revoluciones.

Para resultar algo más limpio y poder cumplir con la normativa, este bloque cuenta con el sistema SCR que convierte el óxido de nitrógeno (NOx) en gases de escape utilizando un filtro de partículas diésel con revestimiento catalítico –el verdadero catalizador SCR– en nitrógeno (N2) y agua (H2O). Este proceso de conversión se produce inyectando el compuesto químico sintético AdBlue en el SCR que se transporta en un depósito de 13 litros y que, en el Arteon, solo debe volver a llenarse cada 9.000 kilómetros.

Para poner a prueba el modelo y los consumos he hecho un total de 1.700 kilómetros con él, y lo cierto es que no puedo tener queja alguna en ninguno de los aspectos. Su consumo real se acerca mucho al oficial gracias a su “modo vela” en carretera y una mecánica que gira a solo 2.000 rpm cuando circulamos a 120 km/h. Para que os hagáis una idea, con el regulador de velocidad a 125 km/h el consumo ha sido de 5,6 l/100 km, ascendiendo hasta el entorno de los 7,7 l/100 km en ciudad y deteniéndose en 6,2 l/100 km de media. En este sentido las cifras oficiales son de 7,1 – 5,1 – 5,9 l/100 km. El depósito de combustible tiene 66 litros.

Respecto al cambio, este es el automático DSG de siete velocidades con dos embragues multidisco bañados en aceite. Su funcionamiento es suave y rápido, contando con una puesta a punto en el Arteon bastante mejor que en otros modelos de la gama, pues en este caso no resulta brusco cuando circulamos a baja velocidad. Es realmente cómodo y recomendable si quieres un producto casi redondo, especialmente si eres amante de los largos viajes. Además, cuando queremos un comportamiento algo más dinámico, podemos optar por utilizar el modo secuencial de la palanca o las levas ubicadas en tras volante que giran solidariamente con este.

Motor2.0 BiTDI - 4 cilindros en línea
Cilindrada1.968 cm³
Potencia240 CV (176 kW) @ 4.000 rpm
Par500 Nm @ 1.750 - 2.500 rpm
Peso1.828 kilos
Dimensiones Lar/An/Al mm4.862 / 1.871 / 1.450 mm
Volumen Maletero563 (1.557) litros
Aceleración 0 a 100 km/h6,5 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h5,6 segundos
Velocidad máxima245 km/h
Consumo homologado7,1 / 5,1 / 5,9 l/100 km (urb. / extraurb. / comb.)
Emisiones CO2 por km152 g/km de CO₂
Precio de partida51.510€ (esta mecánica y acabado sin descuentos)

Comportamiento

Dinámicamente, el Arteon es algo más ágil que el Passat e incluso que algunos de sus competidores. Para gestionar de forma eficaz tanto par, el Arteon equipa delante la nueva generación de ejes McPherson que integra los resortes helicoidales con amortiguadores telescópicos en los tubos amortiguadores como unidad. La guía de la rueda se produce a través de tubos amortiguadores portarruedas y brazos oscilantes triangulares inferiores con radio de pivotamiento estabilizador.

En la zaga, el eje Performance –un eje de brazos trapezoidales con guía de rueda individual– proporciona un gran confort, así como un comportamiento de conducción ágil y seguro. Para mayor inri, la amortiguación se produce mediante amortiguadores de gas con resortes individuales. Adicionalmente, esta unidad equipa la Suspensión Adaptativa Electrónica DCC (Dynamic Chassis Control) que, en comparación con los chasis convencionales, dispone de una carrocería rebajada en 10 mm. Este sistema dispone de cinco modos de conducción: «Eco», «Comfort», «Normal», «Sport» e «Individual».

Exclusivamente en combinación con la suspensión adaptativa, el eje trasero integra nuevos apoyos hidroneumáticos que sirven para unir los brazos oscilantes longitudinales al chasis auxiliar optimizando nuevamente el comportamiento.

Con todo ello es sorprendentemente dinámico a la hora de afrontar curvas lentas, poniéndole muy fáciles las cosas al conductor a pesar de sus más de 1.800 kilogramos de peso. Con todo ello, la sensación de seguridad y estabilidad es máxima tanto en autopista como en tramos de curvas, a lo que hemos de añadir el plus que aporta la tracción total 4Motion. Esta cuenta con un embrague Haldex y se activa antes de que se produzca el resbalamiento, pudiendo así casi descartar una pérdida de tracción.

Con una carga baja o durante el empuje, la propulsión se produce primeramente a través del eje delantero, quedando el eje trasero desacoplado. No obstante, si fuera necesario, el eje trasero se conecta, sin escalonamientos, en décimas de segundo. Esto se produce a través del embrague Haldex accionado por una bomba de aceite electrohidráulica. En caso necesario, existe la posibilidad de transmitir casi el 100% del par al eje trasero. A todo ello hemos de añadirle que en autopista, es silencioso, muy confortable y cuenta con las cualidades de una berlina del segmento en el que se encasilla (superando incluso al Passat), equipando esta unidad, además, doble acristalamiento delantero.

En ciudad también resulta bastante maniobrable gracias a la buena visibilidad en todos los ángulos (incluso a través de la inclinada luneta trasera); las diversas ayudas a la conducción como el asistente de aparcamiento semi-autónomo, la vista 360º o el asistente de ángulos muertos; y a la servodirección electromecánica que se ha perfeccionado. Es más ligera y actúa de forma progresiva a medida que ganamos velocidad, por lo que el conductor necesita girar menos el volante para alcanzar los radios deseados. A la hora de afrontar curvas, esta también resulta más certera y precisa que en un Passat, aunque le sigue faltando algo de dureza en los modos más deportivos para mi gusto.

En general, el nuevo Arteon equipa un estable sistema de frenos compuesto por un asistente de freno confort, el sistema ESC y un freno de estacionamiento electrónico. Los discos de freno delanteros disponen de ventilación interna y su tacto es dosificable con facilidad, aguantando bastante bien la fatiga cuando nos pesa el pie derecho. En términos generales, no podemos llamarlo deportivo como tal, pero sí que podemos decir que es un turismo bastante dinámico que responde muy bien ante las exigencias de una conducción dinámica, costando encontrarle las cosquillas.

Equipamiento y precio

La gama del Volkswagen Arteon está formada por los niveles de terminación “Arteon”, “Elegance” y “R-Line”. En todos los casos se incluyen las llantas de aleación de 18 pulgadas, faros Full LED, SmartBeam, climatizador automático de tres zonas, ordenador de viaje con pantalla a color, control de crucero adaptativo, aviso pre-colisión, frenada de emergencia, detector de fatiga y sensor de lluvia.

También de serie desde el básico son los sensores de aparcamiento delanteros y traseros, sistema de navegación con pantalla de ocho pulgadas, bluetooth, USB, lector de señales de tráfico, espejos retrovisores abatibles y fotosensibles, sistema Lane Assist, asiento del conductor con reglaje eléctrico (parcial), alfombrillas específicas, etc.

El acabado Elegance añade el tapizado mixto en alcántara y cuero, paquete cromado exterior completo, asientos delanteros calefactables, intermitentes traseros dinámicos, pedales deportivos en acero cepillado, llantas de aleación de 19 pulgadas, suspensión pilotada, cámara de visión posterior, instrumentación digital configurable, asientos ErgoActive, etc.

Por último, el R-Line suma el paquete deportivo exterior e interior, asientos deportivos con tapizado especial, llantas de aleación de diseño “Montevideo” con apliques en negro, pequeño alerón sobre la tapa del maletero, alfombrillas específicas, etc.

Como oferta, la marca ahora regala el paquete de lanzamiento Elegance, que tendría un coste de 5.195€ e incluye cámara de visión trasera “Rear View”, Car-Net App-Connect con Volkswagen Media Control, faros delanteros LED High, con “Dynamic Light Assist”, llantas de aleación ligera “CHENNAI” 8J x 19, con neumáticos autosellantes 245/40 R19 94W, sistema de navegación “Discover Media” y Volkswagen Digital Cockpit.

El Volkswagen Arteon 2.0 BiTDI 4Motion de 240 CV con acabado Elegance parte de los 51.510 euros, pero con todos los opcionales que equipa esta unidad, los cuales he ido mencionando junto a su precio a lo largo de la prueba, el precio final alcanza los 63.385 euros. Si le descontamos el descuento por financiar de 3.770 euros, el precio final es de 59.615 euros.

Los precios de la gama completa sin descuentos para España son los siguientes:

MotorArteonEleganceR-Line
1.5 TSI EVO 150 CV 6MT36.66539.34540.015
2.0 TSI 190 CV DSG43.090€45.910€46.500€
2.0 TSI 280 CV DSG 4M51.16051.760
2.0 TDI 150 CV 6MT40.00542.68543.355
2.0 TDI 150 CV DSG41.78044.450
2.0 TDI 190 CV 6 MT44.24347.03347.623
2.0 TDI 190 CV DSG46.49449.28449.874
2.0 TDI 240 CV DSG 4M51.51051.750
  • Su diseño enamora, está muy bien diferenciado del Passat exteriormente y es uno de los modelos más bonitos de la gama Volkswagen.
  • Su calidad de rodadura, su aislamiento y su confort son sobresalientes. Puedes hacer cientos de kilómetros del tirón con él sin apenas notar cansancio.
  • El funcionamiento de los sistemas de asistencia a la conducción en carretera es notable, reduciendo la fatiga del conductor hasta límites insospechados.
  • Su calidad de acabados y la realización de los ajustes está a la altura de un segmento premium y en cierto modo justifican su precio, pero la diferencia con el Passat no es tan elevada como para pagar tanto más por él.
  • El refinamiento y empuje del motor son reseñables, contribuyendo a tener un producto prácticamente redondo y una combinación mecánica perfecta, aunque es cierto que el motor de un Audi A5 Sportback es algo más refinado.
  • Su maletero es de los mejores del segmento, al igual que su habitabilidad, aunque pierde algunas cotas respecto al Passat.
  • Los consumos reales son bastante sorprendentes, pues se han quedado realmente cerca de los oficiales sin ni siquiera prestar atención a una conducción eficiente.
  • Pese a ser un modelo nuevo tengo la sensación de estar ante algo igual, y es que los cambios interiores respecto al Passat son prácticamente nulos. Una diferenciación más notable para un coche que pretende posicionarse por encima del Passat no habría estado nada mal.
  • Los precios son excesivamente elevados incluso para el equipamiento de algunos acabados como el Elegance.
  • Echamos de menos algunos opcionales y algunos detalles que equipan los modelos de su competencia, especialmente los premium.
  • Algunos detalles menores se han descuidado ligeramente. En el caso de esta unidad el chasis mostraba unos crujidos notorios al callejear por pueblos con cuestas empinadas, algo extraño en un modelo como este, ya que no ocurre en otros coches del Grupo con la misma plataforma, por lo que tendremos que averiguar si era un fallo de esta unidad.

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com