Inicio » Tutoriales de Automoción » ¿Merece la pena comprarse un vehículo híbrido?, ¿de verdad hay tanto ahorro?

¿Merece la pena comprarse un vehículo híbrido?, ¿de verdad hay tanto ahorro?

Con las matriculaciones de vehículos eléctricos e híbridos PHEV mostrando excelentes resultados durante los últimos meses en España, muchos ya comienza a hacerse la pregunta de si realmente merece la pena comprar un vehículo de este tipo. Hoy vamos a tratar de solucionar todas vuestras dudas, hablando de los incentivos existentes actualmente en nuestro país, así como de nuestra experiencia tras haber probado el Mitsubishi Outlander PHEV.

Para comenzar vamos a situarnos poniéndonos al día sobre las cifras de ventas, tanto de eléctricos como de vehículos híbridos PHEV. Los resultados en agosto eran de  3.516 unidades entregadas a nuevos clientes, incrementando las cifras en un 34%. Algunas de las estrellas han sido el Renault ZOE, que gracias al aumento de la autonomía hasta los 400 km ha conseguido un total de 356 unidades durante dicho período, seguido del Nissan Leaf con 329 unidades y el Outlander PHEV con 274. Sin duda, unas cifras que demuestran que este sector está en alza y marcas como Tesla también se mantienen en lo alto a pesar de sus precios.

BMW tampoco está obteniendo malos resultados últimamente, gracias tanto al i3 como a la gama iPerformance, con el Active Tourer muy bien situado en el ranking. Poco a poco el miedo por lo nuevo va desapareciendo, principalmente gracias a las importantes ventajas de este tipo de vehículos, especialmente en grandes ciudades donde los protocolos anti-contaminación cada vez son más prohibitivos y agresivos.

Ya en el 2015 el gobierno impulsó una propuesta de actuación denominada: “Estrategia de Impulso del vehículo con energías alternativas (VEA) en España (2014-2020)“, esta se basa en 3 ejes de actuación: la Industrialización, el Mercado y la Infraestructura, todo conectado a través de un marco regulatorio que garantice cierta estabilidad. La clave impulsando estos tres puntos es que tanto los impulsores e inversores como el cliente final que adquiere el vehículo se vea beneficiado y por lo tanto el mercado de híbridos y eléctricos.

Dicha propuesta de junio del 2015 pretende favorecer una red de infraestructura especialmente necesaria, así como impulsar la industrialización de vehículos con energías alternativas e introducir acciones de impulso de la demanda hasta conseguir un Mercado suficiente que impulse las economías de escala y la oferta, permitiendo así consolidar también la Infraestructura e Industrialización.

Incentivos 

En Junio de este mismo año el Consejo de Ministros finalmente ha aprobó la nueva entrega del Plan MOVEA, lo que significó una partida presupuestaria de 14,26 millones de euros estimándose que estará disponible hasta el próximo 15 de octubre. Los vehículos que podrán acogerse a ellas serán los eléctricos puros, de autonomía extendida, híbridos, GLP, GNC y pila de combustible.

En el caso de los vehículos eléctricos, además de la subvención el concesionario o fabricante deberá reducir en 1.000 € el precio del vehículo y comprometerse a la instalación de un punto de recarga aunque no se específica cómo tendrá que hacerse (¿en la calle, garaje?).

La subvención que recibirán los usuarios será la siguiente:

  • Turismos combustible alternativo: desde 500 €
  • Turismos eléctricos: 5.500 €
  • Turismos eléctricos y PHEV con autonomía entre 40 y 90 km): 3.700 €
  • Turismos eléctricos y PHEV con autonomía entre 15 y 40 km): 2.700 €
  • Furgones, camiones ligeros y autobuses (M2): 5.000 €
  • Autocares (M3) y camiones ligeros (N3): 18.000 €
  • Motocicletas eléctricas: entre 1.500 y 2.000 € en función de autonomía
  • Bicis eléctricas: 200 €
  • Cuadriciclos eléctricos ligeros: 950 €
  • Cuadriciclos eléctricos pesados: 2.350 €

Ventajas de un vehículo híbrido

En este caso, de nuevo vamos a tomar como ejemplo el Mitsubishi Outlander PHEV para centrarnos únicamente en las ventajas y desventajas de un vehículo híbrido. Pero primero deberemos diferenciar entre un vehículo híbrido y un vehículo híbrido enchufable. Nuestro Outlander PHEV equipa una nueva motorización denominada PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle) o lo que es lo mismo, vehículo híbrido enchufable. No todos los híbridos son enchufables, es decir, hay algunos que solo dependen de la frenada regenerativa para poder obtener la energía con la que moverse en modo eléctrico.

Comenzaremos analizando las ventajas del vehículo híbrido, con la primera y más obvia que es la de utilizar una energía más limpia que el resto de coches convencionales. Esto conlleva una bajada en las emisiones de C02 y un mejor rendimiento del combustible, salvo excepciones obtendremos -especialmente en ciudad- buenas medias de consumo gracias a su motor eléctrico que aprovecha las frenadas y desaceleraciones.

Una de las novedades del Mitsubishi Outlander PHEV para este año es la pantalla del sistema multimedia, la cual goza de una interfaz mucho más intuitiva y sencilla que su predecesora, además contar con mejores gráficos y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.

En segundo lugar y como ya os hemos contado más arriba, con su compra obtendremos una serie de incentivos que en ocasiones pueden ser importantes (aunque también hay que tener en cuenta que este tipo de vehículos no son precisamente baratos). La frenada regenerativa que incorporan los sistemas híbridos para aprovechar al máximo la energía de la frenada nos ahorra en muchos casos tener que estar recargando el vehículo constantemente.

Otra de las posibles ventajas de un híbrido es su menor coste de mantenimiento al prescindir de numerosos elementos tradicionales como embrague, motor de arranque o correa de distribución se producirán menos averías. Algunas estimaciones calculan que durante el primer año el coste de mantenimiento será hasta un 45% menos que un coche de combustión. Si hablamos del mercado de segunda mano de vehículos híbridos también encontramos una nueva ventaja, y es que su precio se devalúa menos que los vehículos de combustión, y por tanto a la hora de su venta podremos obtener un mayor beneficio.

Como principal ventaja que encuentro personalmente son las facilidades que se da en las grandes ciudades a este tipo de vehículos, dado que los protocolos anti-contaminación suelen ser mucho menos agresivos con híbridos y eléctricos. Esto conlleva, por ejemplo, que en Madrid pagaremos un menor precio en la zona SER, podremos circular por algunas calles peatonales como excepción y los días que se active un protocolo por altos niveles de contaminación estaremos exentos de prohibiciones.

Ya para acabar cabe destacar su mayor autonomía, y es que dado que estos combinan varios motores podemos recorrer más kilómetros sin realizar una parada. Eso sí, debemos tener en cuenta también que viajando por autopista y a velocidades en torno a los 120 km/h el motor eléctrico no podrá recargar apenas energía sin frenadas, lo que conlleva que en cuanto se acabe toda la carga de las baterías y solo actúe el motor de combustión los consumos ascenderán considerablemente.

Desventajas de un vehículo híbrido

Como principal desventaja de este tipo de vehículos se encuentra su alto precio, por ejemplo, el Mitsubishi Outlander PHEV asciende hasta los 34.270 €, aunque ello conlleva también un alto nivel de equipamiento. Desde levas de freno regenerativo, regulador de velocidad, Sistema de Alerta de Salida de Carril (LDW), Sistema de Mitigación de Colisión Frontal (FCM) o un completo sistema de cámaras 360º. Si en cambio optamos por uno de los modelos más populares como es el Toyota Prius su precio roza los 30.000 euros.

El Outlander PHEV es una excelente opción que cuenta con una inmejorable relación calidad/precio/consumo. Al ser el tope de gama viene muy bien equipado de serie, con buenas calidades percibidas, una potencia y refinamiento más que adecuadas para el día a día, mucho espacio para cinco ocupantes y, todo ello, a un precio muy competitivo.

En cambio el Kia Niro da un suspiro de aire fresco a nuestro bolsillo, y se posiciona como uno de los híbridos más asequibles del mercado con un precio de salida de 21.800 euros (Precio oferta) para la versión 1.6 HEV 141 CV DCT Concept.

Como siguiente desventaja más habitual a la hora de conducir un híbrido encontramos la infraestructura disponible para su recarga, que nos obligará a planificar nuestros viajes en función de los puntos de carga que haya en nuestro camino. En una gran ciudad habitualmente podremos encontrar zonas habilitadas para ello, pero cuando decidamos poner rumbo a zonas más deshabitadas o rurales será difícil encontrarlas y en muchas ocasiones solo dependeremos del motor de combustión..

Con el Outlander PHEV, en el hipotético caso que nos quedemos sin gasolina por una mala gestión con los modos Charge o Save, el vehículo nos gastará en torno a los 8,4 litros a los 100 km, lo que para su peso y dimensiones resulta un consumo más que justificable. El consumo aumenta, sin embargo, cuando utilizamos los modos Save y Charge.

Otro de los problemas que nos encontramos viene con las baterías, las cuales suponen un problema a la larga ya que no son reutilizables así como altamente tóxicas. Cuando finalice la vida útil de estas deberán ser tratadas correctamente en centros especializados o directamente retiradas por el fabricante para el cambio por otras nuevas. Actualmente los fabricantes de automóviles están investigando y buscando nuevas soluciones con baterías que tengan un mayor tiempo de vida, además de que sean reutilizables.

Ya para finalizar también cabe hablar de su peso, habitualmente este puede hasta duplicar el de un vehículo de combustión. Esto se traducirá en un mayor trabajo para ambos motores, y en el caso de que el motor eléctrico se descargue totalmente el consumo ascenderá hasta cifras muy por encima de lo habitual. Es por ello por lo que este tipo de vehículos tienen como espacio principal y casi único la ciudad, donde gracias a las constantes frenadas y velocidades que rondan los 50 km/h nunca agotaremos las baterías.

¿Y los coches eléctricos?

Como ya os comenté en aquél artículo en el que os decía que con 300.000 coches eléctricos y 11.000 electrolineras frenaríamos el cambio climático en España, gracias a la mayor variedad en la oferta, los híbridos y los eléctricos poco a poco van ganando relevancia en el mercado español. Si bien es cierto que al hablar de cifras globales aun representan una pequeña porción del ‘pastel’, su crecimiento porcentual este 2017 ha sido notable respecto al pasado año. Tal y como señala Anfac, en los dos primeros meses del año se matricularon 8.223 híbridos, un 95,3% de incremento respecto al mismo periodo de 2016.

Si hablamos de vehículos eléctricos (teniendo en cuenta turismos, cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses), el pasado mes de febrero hubo 380 matriculaciones, lo que supone un incremento del 49,6% respecto al mismo mes de 2016. Refiriéndonos al primer bimestre del año, aumentamos la cifra hasta un total de 651 unidades, lo que refleja un crecimiento del 31,3% en comparación con el mismo periodo del año anterior. No son malos datos, pero aún nos queda un largo camino por recorrer.

A corto y medio plazo, no parece posible que los vehículos totalmente eléctricos sean una solución viable, nos guste o no, ni por infrestructura ni por autonomía, además de que otras opciones como los combustibles sintéticos, los Vehículos de Cero Emisiones Parciales (PZEV) o el GNP y el GLP cada día cobran más fuerza. Es cierto que se está tratando de avanzar mucho en este campo con vehículos comerciales 100% eléctricos como el Mercedes-Benz Urban e-Truck o las autopistas inteligentes para vehículos eléctricos y autónomos de Corea, por citar algunos ejemplos, pero hemos de tener en cuenta que la ignorancia en el campo de los vehículos eléctricos también es considerable. Para aquellos más curiosos, os dejo por aquí aquél tutorial en el que os hablo en profundidad de la entrega de par en motores de combustión interna y en motores eléctricos.

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com