Inicio » Lo + Destacado » ¿Combustibles sintéticos con emisiones neutras para motores de combustión?

¿Combustibles sintéticos con emisiones neutras para motores de combustión?

Vivimos en una época en la que repentinamente los gobiernos han optado por demonizar los vehículos diésel -tras vendérnoslos a bombo y platillo-, existiendo una auténtica guerra abierta en las grandes ciudades de todo el mundo contra estos, por lo que a la población no le queda otra que empezar a asumir que el futuro de la movilidad pasa por las energías alternativas.

Junto a los vehículos de cero emisiones parciales, los modelos eléctricos o los de pila de hidrógeno, son bastantes las opciones que se han propuesto para el futuro, aunque es cierto que la mayoría de ellas no terminan de ser viables a corto y medio plazo. El último en sumarse a la extensa lista es nada menos que Bosch, quien ha creado su propio combustible sintético con emisiones neutrales de carbono para permitir que el motor de combustión se quede con nosotros durante unos cuantos años más.

Básicamente, el conocido proveedor de componentes para automóviles nos propone una alternativa real a los problemas de limitación en la autonomía de las baterías actuales. Gracias a un novedoso proceso de manufactura que permite desarrollar dichos combustibles sintéticos sin elevados costes, los motores de combustión podrían volverse totalmente neutrales en sus emisiones de carbono. Hablando en cifras, el resultado neto podría ser una reducción de 2,8 gigatoneladas de CO2 en Europa de cara a 2050 -cifra que representa tres veces las emisiones de Alemania el pasado año-.

“Alcanzar nuestros objetivos requiere de otras soluciones inteligentes aparte de la electro-movilidad” declara Volkmar Denner, presidente del consejo de Robert Bosch GmbH. Pensemos que los coches representan sólo una pequeña proporción de las emisiones de CO2 y, aunque todos ellos fueran eléctricos, los aviones, los barcos o los camiones seguirían usando gasolina o diésel.

Lo más curioso de todo es su método de fabricación, ya que este captura CO2 en lugar de liberarlo. De esta forma, el propio gas de efecto invernadero se convierte en una materia prima que luego puede convertirse en gasolina, diésel o gas natural a través de procesos en los que contribuyen de forma notable la tecnología eléctrica y las energías renovables (es más, se pueden crear usando únicamente éstas). Adicionalmente, estos combustibles pueden ser diseñados para quemar la mezcla sin generar hollín, lo que reduce los costes de tratamiento de los gases del escape.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

El primer paso es adquirir hidrógeno del agua para, posteriormente, añadir carbón para generar un combustible líquido. Dicho carbón puede obtenerse o bien a través del reciclado del mismo en los procesos industriales o capturándolo del aire gracias a filtros especiales. Cuando combinamos el hidrógeno y el CO2 obtenemos el combustible sintético, que puede ser gasolina, diésel, gas e incluso queroseno.

Actualmente ya están en marcha algunos proyectos piloto para comercializar diésel sintético, gasolina y gas natural en Noruega y Alemania, aunque desde la compañía alemana han querido dejar claro que “esfuerzos considerables serán necesarios antes de que los combustibles sintéticos se establezcan totalmente”, pues crear las instalaciones de procesamiento de combustibles sintéticos supone un gran desembolso. Pero lo más importante es: ¿Cuánto nos va a costar a nosotros? Pues los estudios sugieren que las tarifas podrían oscilar entre 1,0 y 1,4 euros por litro en el largo plazo.

Bosch calcula que hasta los 160.000 kilómetros aproximadamente, tener en propiedad un vehículo híbrido de gasolina sintética puede salir más barato que tener un eléctrico – en función del tipo de energía renovable que se utilice. Además, la conversión de un coche para poder utilizar estos combustibles es sencilla y vale para cualquier modelo de cualquier época.

Y si tenemos en cuenta que hablamos de un combustible artificial, es importante señalar que los ingenieros pueden ‘jugar’ con sus diferentes propiedades para utilizarlo en múltiples usos. A diferencia de lo que ocurre con los bio-combustibles, si se usan energías renovables para su fabricación, los combustibles sintéticos pueden producirse sin las limitaciones de volumen que se esperan con los bio-combustibles a causa de factores como el espacio disponible para su producción.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com