Inicio » Pruebas de Coches » Contacto Kia Niro 1.6 HEV Emotion: Un híbrido familiar con mucho espacio y aires crossover
Kia Niro (1)

Contacto Kia Niro 1.6 HEV Emotion: Un híbrido familiar con mucho espacio y aires crossover

El petróleo se acaba, las medidas antipolución se endurecen y el futuro de las marcas de automóviles pasa por la electrificación e hibridación de su abanico de productos. Para cumplir con la normativa a corto plazo, en la gran mayoría de países como España, la única solución viable es la de los vehículos híbridos, y aunque por el momento Toyota es el líder del sector gracias a su Prius y a la gama Lexus, rivales no le faltan. Ya os comentamos hace algún tiempo que la marca coreana quiere dejarse de meras adaptaciones de modelos gasolina y diésel como el Kia Optima Hybrid o el Soul EV y nos…
Diseño/Estética - 6.5
Calidad de acabados - 8
Equipamiento - 9
Habitabilidad - 7
Maletero - 6.5
Gama mecánica - 7.5
Comportamiento - 8
Dirección - 8
Relación valor-precio - 10

7.8

Notable +

Con un tamaño a medio camino entre el Cee'd y el Sportage, el Niro sin embargo tiene una estética más urbana y clásica. Pretende conquistar a esos usuarios que valoran la tecnología híbrida y una mayor altura del vehículo que facilite tanto el acceso al habitáculo como la conducción, al contar con una postura al volante sobre-elevada. Desde luego razones no le faltan para triunfar...

El petróleo se acaba, las medidas antipolución se endurecen y el futuro de las marcas de automóviles pasa por la electrificación e hibridación de su abanico de productos. Para cumplir con la normativa a corto plazo, en la gran mayoría de países como España, la única solución viable es la de los vehículos híbridos, y aunque por el momento Toyota es el líder del sector gracias a su Prius y a la gama Lexus, rivales no le faltan.

Ya os comentamos hace algún tiempo que la marca coreana quiere dejarse de meras adaptaciones de modelos gasolina y diésel como el Kia Optima Hybrid o el Soul EV y nos presentó en el Salón de Chicago el primer Hybrid Utility Vehicle del mercado, un híbrido en formato crossover que destaca por haber sido desarrollado para aprovechar al máximo la tecnología de sus baterías en combinación con un motor de combustión.

 Kia Niro (9)

Diseñado partiendo desde cero y construido sobre una plataforma exclusiva para híbridos y eléctricos, este modelo compacto se situará por tamaño entre el Soul y el Sportage en la gama del fabricante y se venderá en todo el mundo, aunque para verlo en España habremos de esperar hasta después del verano de 2016 (aproximadamente medio año después de que se inicien sus ventas en Corea). Fruto de su carácter global es su diseño algo conservador, pues como se podréis apreciar en las imágenes, la marca no ha arriesgado en exceso en lo que a diseño se refiere.

Sin embargo, durante la prueba me ha encandilado su interior, plagado de tecnología y cuidados materiales, así como su excelente mecánica híbrida que se comporta mejor de lo que esperaba, aunando prestaciones y consumos reducidos a pesar de equipar un motor de gasolina. De hecho, la propia marca es realmente optimista con este modelo, pues las previsiones de ventas son de 1.500-2.000 unidades al año (teniendo en cuenta un año completo) y ya nos han adelantado que veremos 11 nuevos modelos “Eco Friendly” de aquí a 2020.

¿Me acompañas a conocerlo a fondo?

Diseño exterior

Dirigido por los centros de diseño de Kia en California (EEUU) y Namyang (Corea), el diseño exterior del Niro era uno de los mayores retos a los que se enfrentaba la marca en este modelo global. No solo tenía que ser un modelo que se adaptase a los gustos de los diversos mercados en los que se venderá, sino que además tenía que mantener el ADN de la marca con un toque extra de dinamismo para diferenciarse del resto de híbridos contra los que compite.

Con una aerodinámica silueta inspirada en un crossover de superficies suaves y líneas afinadas, el Kia Niro es fácilmente reconocible como un Kia, especialmente en el frontal, donde no falta la más reciente evolución de la característica parrilla “tiger-nose del fabricante y la poderosa “mirada” del resto de sus hermanos de gama. Todo ello combinado con múltiples contrastes cromados.

Kia Niro (11)

A ambos lados de la parrilla encontramos unas ópticas de diseño rasgado que se adentran hacia el capó, en el cual está claramente marcado el carácter dinámico del modelo gracias a unos contornos sobre el mismo que resaltan su volumen. Respecto a los faros, estos equipan tecnología bi-xenón solo en el nivel de equipamiento tope de gama, siendo de xenón en el resto.

Bajo la característica parrilla, el modelo cuenta con una entrada de aire activa que solo se abre en función de las necesidades de la aerodinámica y la refrigeración de la mecánica, encontrándose escoltada por los faros antiniebla que a su vez albergan a modo de ceja las luces de circulación diurna con tecnología LED. En los extremos, dos entradas de aire adicionales que contribuyen a mejorar el flujo de aire le otorgan también mayor sensación visual de aplomo y deportividad, poniéndole el toque campero al conjunto el splitter inferior de plástico.

Kia Niro (5)

En la vista lateral se hace notable el esfuerzo de los ingenieros por lograr un crossover de aspecto atlético que se diferencie de otros modelos híbridos que están actualmente en el mercado, con un capó relativamente largo, cortos voladizos, grupos ópticos elevados y una línea de hombros ascendente que se complementa con un ancho pilar C. La línea de techo, sin embargo, va descendiendo ligeramente hacia la parte trasera y acaba en un sutil spoiler de techo.

Combinado con unos robustos pasos de rueda, el diseño traslada un gran volumen visual hacia los tres cuartos traseros.

Nuevamente, en el lateral no faltan los detalles cromados -en el marco de las ventanas o los tiradores de las puertas- y varios rasgos off-road como las barras de techo o las protecciones inferiores de plástico. Respecto a las llantas, podremos optar por unas de 16 pulgadas (el comportamiento del coche varía notablemente con ellas, como luego explicaré) u otras de 18 pulgadas. Y ojo, porque estas últimas van calzadas con nada menos que unos neumáticos Michelin Pilot Sport en medidas 225/45 ZR 18.

 

El Kia Niro mide 4.355 milímetros de largo, 1.805 milímetros de ancho y 1.535 milímetros de alto (1.545 con barras de techo), con lo que se sitúa entre el Kia Soul y el Kia Sportage, tal y como os comentaba anteriormente. Su altura mínima al suelo es de 160 milímetros.

En la zaga el aspecto musculoso y deportivo se mantiene, presentando formas más horizontales y líneas claramente definidas junto a un portón prácticamente liso que enfatiza la anchura del coche y da a este crossover una apariencia de mayor estabilidad. Quizá la trasera del modelo sea uno de sus puntos fuertes, especialmente gracias a los elevados pilotos con tecnología LED (aunque nos recuerden ligeramente al Jeep Cherokee), un paragolpes que sobresale y un prominente difusor cromado que se ubica en la sección inferior.

Como veis, el Kia Niro ha sido diseñado principalmente para lograr una gran eficiencia aerodinámica, alcanzando un coeficiente aerodinámico Cd de sólo 0.29, lo que lo hace más aerodinámico que la mayoría de los rivales híbridos. Además, su generosa distancia entre ejes -2.700 mm- y los cortos voladizos delantero y trasero -870 y 785 mm, respectivamente- hacen posible que los ocupantes disfruten de un amplio espacio interior.

Estarán disponibles 10 colores diferentes para la carrocería. Dos de ellos son completamente nuevos y exclusivos de este modelo, como el Deep Cerulean Blue que luce nuestra unidad de pruebas.

Diseño interior

En el interior encontramos un coche versátil y espacioso a la altura de lo que cabría esperar de un modelo del segmento C con enfoque familiar. El diseño de su salpicadero es muy similar al del nuevo Kia Sportage y las calidades son, una vez más, de primera, optando por un cuadro de instrumentos ligeramente más futurista y con las especialidades de un modelo híbrido.

El Kia Niro tendrá un interior en color negro con tapicería de tela, mixta (tela + piel sintética) o íntegramente de piel.

El diseño del salpicadero está ligeramente orientado hacia el conductor, buscando que este tenga que desviar lo mínimo posible su atención de la carretera (aunque si bien es cierto esta sensación no se percibe tan fácilmente como en otros modelos de la gama). En él encontramos un marcado carácter dinámico protagonizado por los colores en contraste para seguir atrayendo la atención de los consumidores, aumentando a su vez la sensación de calidad, refinamiento y empaque. 

 Kia Niro (37)

Kia continúa prestando especial atención a este aspecto y la verdad es que el salto de calidad de sus últimos modelos es tremendo, ya que por lo general no hay un solo elemento al que podamos calificar de “malo”. Sin embargo, sí que hay algunos detalles que en este caso no terminan de convencerme, como el pedal del freno de estacionamiento (en un futuro se ofrecerá con opción de freno de mano eléctrico) o el plástico que se ubica frente al asiento del acompañante, entre las dos salidas de ventilación.

La disposición horizontal del salpicadero realza la anchura del interior y crea una gran sensación de amplitud a la vista.

La prueba la realicé con el acabado tope de gama, el Emotion, por lo que en términos de equipamiento es de lo más completo que encontrarás a falta de incluir el Pack Luxury. Empezando por el lado izquierdo del salpicadero, nuestra unidad montaba un interesante volante forrado en piel con pespuntes en color contraste en el que se incorporaban ocho botones de acceso y cuatro selectores similares al scroll, aunque eché muy en falta unas levas tras el volante a la hora de jugar con el modo manual…

 Kia Niro (36)

Tras el volante nos encontramos con uno de los puntos fuertes de este modelo, lo que viene siendo un panel de instrumentos digital central que ofrece gran cantidad de información al conductor. Es más, integra con total detalle numerosos elementos informativos como un velocímetro digital, la información de carga, el modo de transmisión de energía a las ruedas y muchas otras funciones. Además, me gusta eso de que se mantenga la esfera analógica.

En términos estéticos, los materiales brillantes como el Piano Black se combinan con diversos elementos de aspecto metálico y materiales de tacto suave, calidad y líneas horizontales claramente definidas que albergan toda la botonería dividida en dos zonas diferenciadas: la de monitorización y la de control, como ya veníamos viendo en el Optima o el Sportage.

La primera de ellas está centrada exclusivamente en proporcionar la información a los ocupantes de la forma más clara posible, a través de la instrumentación para el conductor y un interfaz realmente completo con una pantalla opcional de 7 u 8 pulgadas (en función del acabado elegido) en el centro del salpicadero, cuyo manejo resulta fácil, rápido e intuitivo. Bajo una clara línea que recorre a lo ancho el salpicadero están la zona de control y el botón de arranque, con una consola central que se extiende hacia abajo.

Justo por debajo de la zona de control encontramos un hueco portaobjetos que también acoge la carga inalámbrica de teléfonos, las dos entradas USB, la toma de corriente y la toma auxiliar, seguida de la palanca de cambios, dos posa vasos, el botón para activar o desactivar los sensores de aparcamiento y los controles del sistema de ventilación y calefacción del volante y los asientos.

Entre el módulo de climatización bizona -con una curiosa función para dar aire solo al conductor- y la pantalla táctil el modelo cuenta con el botón de señalización de emergencia y los mandos para controlar el nuevo sistema de audio, vídeo y navegación (AVN) de Kia, de apariencia más moderna que su predecesor.

Por su parte, los asientos son confortables y sujetan bastante bien; mientras que el acceso a las plazas traseras es cómodo y el espacio en la parte posterior es correcto para 2 personas, ya que la anchura del modelo, el túnel de transmisión y las salidas del aire acondicionado resultan algo molestas en la plaza central.

Kia Niro (20)

Al ubicarse la batería bajo los asientos traseros, el Kia Niro dispone de un maletero de 427 litros, algo escaso pero suficiente para viajar cuatro personas con poco equipaje. Si abatimos los asientos traseros, la capacidad de carga aumenta hasta los 1.425 litros.

Por último y, a pesar de que siempre añado este aspecto, uno de los elementos que más llama mi atención en los Kia modernos son los controles situados en la puerta, es decir, los de manejo de los espejos retrovisores y los elevalunas eléctricos. Normalmente es un detalle al que pocas marcas prestan atención, encontrándonos con botones bastante desagradables a la vista y al tacto en modelos que podrían considerarse incluso premiumEn Kia, sin embargo, se han preocupado de este detalle, con una botonería tan agradable al tacto como a la vista.

Motorización

La tecnología empleada en el Niro es compartida casi por completo con el Hyundai Ioniq, otro modelo híbrido que debería llegar a los concesionarios este mismo año. Bajo el capó se esconde motor Kappa con inyección directa de gasolina GDI de 1.6 litros con 105 caballos, acompañado de un motor eléctrico de 32 kW (44 CV) para desarrollar una potencia combinada de 141 caballos y un par máximo de 265 Nm.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Kia anuncia una velocidad máxima de 160 km/h, pero esta se refiere a la velocidad punta en las peores condiciones posibles, en realidad llega hasta los 185 km/h.

El nuevo motor constituye la primera combinación de ciclo Atkinson, recirculación de gas de escape refrigerada (EGR), inyección directa de gasolina (GDI) y una carrera del pistón muy larga con un diámetro estrecho de los cilindros para maximizar el rendimiento térmico. La eficiencia y las emisiones están asimismo mejoradas mediante el sistema de recuperación de calor del escape, que acelera la fase de calentamiento del motor porque conduce el refrigerante hacia un intercambiador de calor en el sistema de escape.

Una nueva máquina eléctrica integrada en la caja de cambios (Transmission-Mounted Electric Device, TMED) consigue que la caja DCT trabaje mejor dentro del sistema de propulsión híbrido.

Junto a estos, no falta un nuevo cambio automático de doble embrague con seis velocidades que transmite toda la potencia al eje delantero, así como un conjunto de baterías de litio de 1,56 kWh. Esta es la más ligera (33 kg.) y eficiente que ha utilizado Kia hasta el momento, con un 50% más de densidad de energía y un 13% más de eficiencia energética que en las baterías de los principales rivales. Con todo ello, es capaz de homologar unas emisiones de CO2 de solo 88 g/km y un consumo medio oficial de 3,8 l/100 km (4,4 litros en los modelos con llanta de 18 pulgadas). La capacidad del depósito es de 45 litros.

Más adelante, también llegará una versión híbrido-enchufable con una pila de mayor tamaño para recorrer largas distancias con una sola carga.

Por último y, para introducir la nueva caja DCT (basada en la DCT de siete velocidades ya conocida) en el Niro, la disposición y el tren de engranajes se han rediseñado a fin de lograr un peso más ligero y un tamaño más compacto. Así, cuenta con nuevos cojinetes de baja fricción y un fluido de transmisión de baja viscosidad que ayudan a reducir la fricción para ofrecer tiempos de reacción más rápidos, además de reducir el ruido mecánico. Y lo cierto es que da mucho más juego del que parece…

MotorKappa GDI 1.6 litros + motor eléctrico
Cilindrada1.580 cm3
Potencia141 CV
Par265 Nm
Peso1.425-1.512 kilogramos
Dimensiones Lar/An/Al mm4.355 mm / 1.805 mm / 1.535 mm
Volumen Maletero427 litros
Aceleración 0 a 100 km/h11,5 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h8,8 segundos
Velocidad máxima185 km/h
Consumo homologado3,8 (4,4) / 3.9 (4,5) / 3,8 (4,4) l/100 km (urb. / extraurb. / comb. - [llantas 18"])
Emisiones CO2 por km88 (101) g/km de CO2 (18")
Precio de partida19.958 euros

Consumos reales

La teoría está muy bien en eso de los consumos, pero ahora vamos a la práctica. Durante la prueba recorrí tanto autopista como puertos de montaña y algún tramo de ciudad, quedándose el consumo combinado en 5,8 litros. Eso sí, no se trataba de rebajar consumos, sino de ver cuánto puede llegar a gastar realmente el Niro en una conducción ligeramente más agresiva de lo normal. Y os voy a aclarar esto por partes antes de que empecéis a tomarme por un temerario.

Circulando en autopista a una velocidad normal (entre 100 y 120 km/h en función del tráfico) y con algún que otro adelantamiento, el marcador de consumo ronda los 4,5 litros, teniendo en cuenta que íbamos cuatro personas con sus respectivos equipajes en el coche y que este equipaba la llanta de 18 pulgadas. En ciudad, a pesar de acelerar con más contundencia de lo habitual, el consumo se sitúa en torno a los 4,0 litros, pues la mayor parte del tiempo va en modo eléctrico.

Kia Niro (40)

Finalmente, en carreteras reviradas es donde se nos dispara algo más el consumo, alcanzando incluso los 8 litros, aunque hay que tener en cuenta que el objetivo era buscarle las cosquillas al Niro, tanto para comprobar su supuesto comportamiento dinámico -del que os hablaré a continuación- como para ver hasta qué punto el modo SPORT y la mecánica de gasolina pueden afectar a los consumos globales del crossover.

El Kia Niro se adapta al modo de conducir de su conductor y actúa sobre la electrónica para mejorar la eficiencia en diversas circuntancias.

Un poco más adelante también veremos en el Niro lo que Kia denomina sistema de ayuda a la conducción eficiente (Eco-Driving Assistant System, Eco-DAS), el cual incorpora dos tecnologías para conservar y recuperar energía eléctrica en todas las situaciones de conducción. Por un lado, la guía para el control de avance por inercia (Coasting Guide Control, CGC) y el control predictivo de eficiencia (Predictive Energy Control, PEC) que se anticipa a los cambios topográficos de la carretera tales como ascensos o descensos basándose en el GPS para para actuar sobre la gestión de la energía de la batería y mejorar con ello la eficiencia.

Comportamiento

Kia nos ha vendido el Niro como un crossover híbrido de comportamiento dinámico y, tal y como os acabo de comentar, he querido poner a prueba el modelo en diversos entornos para saber hasta qué punto es cierta esta arriesgada afirmación.

Partamos de la base de que el puesto de conducción es confortable porque el interior es amplio, está bien resuelto y sus asientos presentan un mullido firme y un agarre aceptable, mientras que la suspensión delantera totalmente independiente montada en un subchasis con columnas telescópicas MacPherson y la suspensión trasera multibrazo que aprovecha al máximo las vías más anchas de este modelo proporcionan mejor tacto de conducción y mayor estabilidad.

Además de ello, su bajo centro de gravedad y el chasis de acero reforzado en combinación con múltiples elementos de aluminio para reducir el peso -tales como el capó o el portón del maletero, además de otras piezas mecánicas de la suspensión y el sistema de frenos- hacen que el conjunto mantenga un peso y un balanceo contenidos, lo que favorece a la agilidad del Niro. En teoría la fórmula debería funcionar, ¿no?

Kia Niro (7)

Como buen híbrido que es, nada más arrancar se hará el silencio a tu alrededor, una sensación que permanece durante la marcha gracias al buen aislamiento por parte de los ingenieros de Kia. Desde los primeros kilómetros con él, te darás cuenta de que es extremadamente fácil pillarle el “tranquillo” al funcionamiento del sistema híbrido y la electrónica lleva a cabo su gestión de forma muy eficaz, por lo que apenas percibirás la entrada en funcionamiento del motor de gasolina.

Si bien es cierto que al pisar al fondo descubrirás que la transmisión automática estira las marchas considerablemente para ofrecerte en todo momento la mayor cantidad de fuerza posible, a diferencia de la gran mayoría de sus rivales el sonido del motor acompaña de forma agradable la aceleración, con ausencia de ruidos incómodos o vibraciones desagradables. Asimismo, durante los primeros kilómetros a través de la ciudad y las carreteras nacionales, la autonomía apenas se resiente en el modo ECO, mientras que la tranquilidad de rodadura, su confort y la facilidad con la que se conduce le convierten en un vehículo ideal para evitar el estrés durante los embotellamientos.

Kia Niro (21)

Por otra parte, la dirección asistida eléctrica se me antoja algo más precisa e informativa que en otros modelos de la gama, y esta requiere 2,66 vueltas entre topes, con un diámetro de giro de 13,9 metros. En ciudad resulta realmente cómoda, permitiéndote girar el volante incluso con un dedo, pero a pesar de que su dureza varía a medida que aumentamos la velocidad, no llega a ser tan firme como desearíamos en otras circunstancias en el modo ECO. Cuando circulamos rápido por autopista o nos aventuramos por carreteras reviradas, resulta algo lenta y poco informativa, teniendo que optar por el modo SPORT para poder realmente aprovecharla al máximo.

Como ya os he adelantado antes, el reglaje de la suspensión y el tipo de neumáticos es diferente en las versiones con llanta de 16 pulgadas y de 18 pulgadas. En este último caso el Niro se muestra mucho más firme y juguetón, permitiéndote circular bastante ligero en carreteras de curvas. Eso sí, echarás de menos algo de confort.

A pesar de no ser un vehículo enfocado a una conducción agresiva (aunque cuenta con un indicador de la misma), la puesta a punto del chasis y de la suspensión en combinación con el modo SPORT, en el que la electrónica actúa sobre la gestión de la potencia y sobre la dirección, te permiten circular a considerable velocidad incluso en zona de curvas, y lo cierto es que el Niro responde muy satisfactoriamente para ser un híbrido. Soy consciente de que prácticamente ningún futuro cliente del modelo intentará sacarle el máximo rendimiento a este coche, pero al menos que quede claro que no nos han vendido gato por libre en el aspecto del dinamismo…

Kia Niro (18)

Al adentrarte en autopista, verás que el Kia Niro puede mantener velocidades de crucero razonables sin esfuerzo y con un consumo muy ajustado. Se muestra aplomado, y es la electrónica la que decide cuando apoyarse en las baterías o el motor para darle fuerza a las ruedas. En este caso, a velocidad de crucero, el motor da energía a las ruedas y a la batería , salvo cuando se requiere algo más de potencia como para, por ejemplo, una subida o adelantamiento, en cuyo caso motor y batería empujan las ruedas.

A baja velocidad, sin embargo, el Kia Niro se mueve en modo 100% eléctrico, mientras que en una bajada y en las frenadas el giro de las ruedas va recargando la batería. Y llegados a este punto he de señalar que la batería se recarga extremadamente rápido en estas situaciones (sobretodo una vez te haces a la forma de conducir un vehículo híbrido), además de que el motor suele mantener el nivel de carga entre el 30% y el 70% en condiciones normales para que nunca nos quedemos sin batería.

Kia Niro (6)

Por último, voy a hacer mención a sus capacidades off road (sí, también me aventuré campo a través), que ya que tiene aspecto campero hay que comprobar qué tal se desenvuelve fuera del asfalto. Primero os voy a recordar que la suspensión tiene un reglaje firme con las llantas de 18 pulgadas, que los neumáticos son unos Michelin Pilot Sport y que la tracción es delantera, no total. Después, os voy a rogar encarecidamente que no vayáis más allá de un camino de piedrecillas y despacio, no sea que tengamos un disgusto…

Equipamiento y precio

En España el Niro podrá adquirirse con tres niveles de acabado: Concept, Drive y Emotion. A los dos primeros se les podrá incorporar adicionalmente el paquete Advanced Driving Assistance Pack (800 euros, de serie en el Emotion) que incluye sistema de asistencia de frenada de emergencia, control de crucero adaptativo y panel de instrumentos tipo supervisión con pantalla TFT LCD de 4,2 pulgadas.

En el Emotion podremos optar opcionalmente por el Pack Luxury (2.000 euros), que incluye tapicería en piel, asiento del conductor regulable eléctricamente con ajuste lumbar y con función de memoria, asientos delanteros y traseros calefactables, volante calefactable, asientos delanteros ventilados, y sistema de detección de ángulo muerto + alerta de tráfico trasero.

El acabado Concept incluye transmisión DCT de 6 velocidades, neumáticos 205/60 con llantas de aleación de 16 pulgadas, rueda repuesto temporal, 7 Airbag, sistema de asistencia de mantenimiento de carril, luces diurnas LED, ópticas traseras LED, faros antiniebla delanteros, volante y palanca de cambios en piel, pantalla de 5 pulgadas LCD con Radio+AUX+USB, tapicería en tela, dirección asistida eléctrica, climatizador automático, control de crucero y limitador de velocidad. Bluetooth, sensor de lluvia y sensor de luces y elevalunas eléctricos delanteros y traseros.

Kia Niro (23)

El acabado Drive añade al anterior retrovisores exteriores plegables con intermitente incorporado, barras de techo, retrovisor interior electrocrómico, navegador 1.0 con pantalla de 7 pulgadas + servicios Tom Tom + Android Auto/Apple CarPlay, cámara de marcha atrás y sensores aparcamiento traseros.

El acabado Emotion añade al anterior llantas de aleación de 18 pulgadas, faros Bi-Xenón, manecillas exteriores e interiores cromadas, lunas oscurecidas, red de maletero, navegador 1.0 con pantalla de 8pulgadas + servicios Tom Tom + Android Auto/Apple CarPlay, sistema de audio JBL Premium, cargador USB, pedales de aluminio, tapicería en tela y piel, sistema de arranque electrónico + llave inteligente y cargador inalámbrico de smartphone.

Los precios recomendados son los siguientes:

Versión

PrecioPrecio Oferta

Precio Financiación

1.6 HEV 141 CV DCT Concept

25.400 euros

21.800 euros

19.958 euros

1.6 HEV 141 CV DCT Drive

26.800 euros

23.200 euros

21.385 euros

1.6 HEV 141 CV DCT Emotion

29.800 euros

26.200 euros

24.385 euros

Es importante recordar los 7 años de garantía o 150.000 kilómetros que el fabricante ofrece en toda su gama, incluido el Niro y todos sus componentes, incluso la batería del sistema híbrido.

El descuento indicado es el de lanzamiento y nada tiene que ver con el Plan PIVE, de manera que todavía se podrá “rascar” algo más en los concesionarios. Oficialmente las ventas comenzarán en septiembre, aunque casi con total seguridad veremos las primeras preventas en agosto. Las entregas comenzarán a finales de septiembre.

Son destacables su confort de rodadura y el silencio de marcha, así como la suavidad con la que entra en funcionamiento el motor de gasolina y la buena gestión del cambio DCT. La existencia de un modo SPORT te permite rodar rápido sobre el asfalto y aun así mantiene unos consumos ajustados. Más fabricantes deberían ofrecer un tarado de suspensión diferente para las versiones más deportivas. Es el primer Kia que incluye Android Auto y Apple CarPlay. Su precio por el equipamiento, motor y espacio que ofrece es, sencillamente, extraordinario. Es un híbrido diferente, incluso divertido de conducir.

Su diseño es algo clásico, aunque es cierto que no parece un modelo híbrido como ocurre en muchos de sus rivales. El pedal del freno de estacionamiento sobra, queremos la última tecnología en un coche como este. Su maletero resulta algo escaso si tenemos en cuenta que las baterías no influyen en la capacidad de carga.

Galería de imágenes

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com