Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Škoda Octavia Combi RS 245 CV: Ideal para llevar a la familia de viaje… o de tramo, tú eliges

Prueba Škoda Octavia Combi RS 245 CV: Ideal para llevar a la familia de viaje… o de tramo, tú eliges

No es ningún secreto que el Octavia es uno de los ‘niños mimados’ dentro de Škoda. Bueno, e incluso podríamos decir que también es uno de los modelos más importantes dentro del Grupo VAG, pues el pasado año 2016 se vendieron nada menos que 400.000 Octavia, una cifra que supuso el 30% de las ventas de la marca checa. Para que os hagáis una idea, bien podríamos definirlo como el corazón de la compañía, pues hablamos del noveno modelo más vendido en Europa a particulares, el tercero en flotas y el primero en categoría combi. Como algunos ya sabréis, vimos el primer Škoda…
Diseño/Estética - 7.5
Calidad de acabado - 8.5
Equipamiento de serie - 8.3
Equipamiento opcional - 8
Habitabilidad - 8.7
Maletero - 8.4
Motor/Refinamiento - 8.5
Prestaciones - 9
Consumos - 7
Transmisión - 7.5
Dirección - 7.3
Frenos y neumáticos - 8
Comportamiento - 8.5
Calidad de rodadura - 8
Relación valor-precio - 9

8.1

Notable +

El recién renovado Škoda Octavia RS 245 es la opción más dinámica de la gama y llega con un buen número de novedades. Lo más interesante es que mantiene su excelente relación prestaciones-valor-precio, además de las dos carrocerías conocidas: berlina y familiar. En ambos se incluye el motor 2.0 TSI con 245 CV de potencia en combinación con la caja de cambios manual de seis velocidades o bien la transmisión de doble embrague DSG.

No es ningún secreto que el Octavia es uno de los ‘niños mimados’ dentro de Škoda. Bueno, e incluso podríamos decir que también es uno de los modelos más importantes dentro del Grupo VAG, pues el pasado año 2016 se vendieron nada menos que 400.000 Octavia, una cifra que supuso el 30% de las ventas de la marca checa. Para que os hagáis una idea, bien podríamos definirlo como el corazón de la compañía, pues hablamos del noveno modelo más vendido en Europa a particulares, el tercero en flotas y el primero en categoría combi.

Como algunos ya sabréis, vimos el primer Škoda Octavia en 1996, y con la llegada del nuevo modelo éste alcanza ya su tercera generación. Muchos seguramente pensaréis en él como “el coche de los taxistas”, pero el nuevo Octavia y su variante Combi son mucho más que eso y se acercan notablemente a sus hermanos de gama que están un escalón por encima, el Superb, el Kodiaq y el recién estrenado Karoq. Ahora el diseño es mucho más llamativo, su interior crece en calidad y espacio, su tecnología está a la altura de los mejores y su gama mecánica se ha reforzado con la introducción de una variante GNC ¿Acaso se puede pedir más?

Sí, lo cierto es que sí, y es por ello que los ingenieros de la marca han hecho un sobreesfuerzo y han diseñado un nuevo Octavia tratando de satisfacer las necesidades de los clientes en torno a cinco pilares que, a su parecer, son los más importantes. Hablamos de espacio, tecnología, funcionalidad -ya sabéis, el famoso lema ‘Simply Clever’-, fiabilidad y, sobretodo, accesibilidad. A lo largo de la prueba os iré detallando todos estos aspectos, pero para hacerse una idea general previa, no está nada mal.

En esta ocasión, he optado por la que se alza como la variante más prestacional de la gama, por lo que a las buenas cualidades que acabo de mencionar se une, además, el poderoso motor 2.0 turbo de cuatro cilindros con nada menos que 245 caballos de potencia. Es eficaz y contundente en respuesta y reacciones, tiene unos acabados dignos del segmento premium, goza de un equipamiento de lo más completo y lo que es mejor aún, se vende a un precio irrisorio para lo que ofrece.

¿Nos vamos a conocerlo a fondo?

Diseño exterior

Como toda nueva generación que llega al mercado, el Škoda Octavia ha recibido un profundo lavado de cara para modernizarse y, a su vez, ganar en presencia y personalidad sin perder por ello su esencia. Y dentro de su nueva imagen, si hay algo que lo caracteriza es su nueva sección frontal, la cual está siendo criticada y alabada a partes iguales por la presencia de los faros adicionales de aspecto cristalino que, unidos a la parrilla, dan un fuerte aspecto definido. Concretamente, los faros exteriores producen la luz de cruce y los faros interiores emiten las luces largas.

Las ópticas delanteras cuentan de serie en este acabado con faros full-LED con Sistema de Iluminación Adaptativo (AFS). Crean haces de luz configurados individualmente para carreteras rurales, autopistas, tráfico urbano y lluvia. Utilizando la cámara frontal, Light Assist reconoce los vehículos que se acercan o las calles urbanas iluminadas y, si es necesario, activa o desactiva automáticamente la luz de carretera.

El capó cuenta con unos marcados nervios que se extienden desde la luna delantera hacia la nueva parrilla de mayores dimensiones -quedando sobre ella el logo de la marca en posición privilegiada- cuyas rejillas están pintadas en color negro. El faldón delantero característico de los modelos RS se forma en el frontal con la amplia toma de aire y, justo encima, se ubican la matrícula y la tira de sensores de aparcamiento.

Finalmente, en el tercio inferior nos topamos con unas tomas de aire más anchas en forma de panal de abeja que albergan en sus extremos las luces antiniebla, las cuales también son de tipo LED y pueden combinarse opcionalmente con la función de iluminación en curva -200€-. La denominación RS está ubicada en la parte inferior derecha de la parrilla.

En la vista lateral nos daremos cuenta de que el Škoda Octavia Combi RS 245 ahora es ligeramente más largo que su predecesor en ambas versiones. Este familiar ha crecido en 8 mm hasta los 4,69 metros. La anchura, por su parte, se mantiene, con un total de 1.81 metros, al tiempo que la altura se sitúa en 1,45 metros. En esta variante RS, el eje trasero también es 30 mm más ancho que el de su predecesor (1.544 mm detrás y 1.535 mm delante); contando adicionalmente con una distancia entre ejes de 2.680 mm, una generosa cota para tratarse de un coche compacto. Como os contaré un poco más adelante, con tales dimensiones externas, los ingenieros de Škoda han conseguido crear un interior que supera con creces las dimensiones habituales para este segmento.

Comparado con los otros modelos de la gama, el chasis deportivo rebaja la carrocería de la versión RS en 15 mm, mientras que los grandes frenos cuentan con pinzas en color rojo de serie.

Por otra parte y, como se puede apreciar claramente, la filosofía del diseño pone énfasis en las líneas precisas y de corte exacto, algo que se traslada del frontal a los laterales y la zaga del Octavia Combi RS 245. Así, los laterales tienen una apariencia deportiva y dinámica que se acentúa gracias a los aleros cortos de la parte frontal. Adicionalmente, la línea tornado horizontal, de corte preciso, le da un extra de presencia al conjunto al prolongar visualmente el vehículo, mientras que la línea elevada y dinámica de las ventanillas se muestra más elegante al contar con un perfil cromado. Lógicamente, tampoco faltan unas provocativas llantas de aleación de 19 pulgadas calzadas con neumáticos Pirelli P-Zero en medidas 225/35 R19 88Y en ambos ejes.

Las novedades en la zaga son igualmente notorias, con un parachoques rediseñado y nuevas ópticas LED. En esta variante RS, el difusor en negro destaca en el parachoques. Dos tubos de escape cromados trapezoidales remarcan el difusor por ambos lados, al tiempo que un amplio reflectante se monta sobre ellos y abarca toda la anchura del modelo, haciendo que el Octavia Combi sea fácilmente reconocible en la oscuridad.

El logo es el origen de casi todas las líneas del vehículo y representa la más alta precisión y claridad ya que muestra la flecha alada en cromo sobre un fondo negro mate, rodeada por un marco cromado.

Entre los faros posteriores, un corte de separación entre las líneas de la esquina superior realza el aspecto robusto del diseño, mejorando a su vez el semblante aerodinámico del vehículo que se remata con un sutil spoiler sobre la luneta trasera. El logo de Škoda está situado en el centro del enorme portón trasero, con la denominación del modelo y la inscripción de la marca en sendos lados, así como las siglas RS en la esquina inferior derecha de la puerta trasera.

En la versión RS sólo hay disponibles cuatro colores para la carrocería. El Rojo Fuego, el Gris Acero -180€- o los metalizados blanco y negro efecto perla -315€-. Para el interior, podemos optar por las costuras e rojo o en gris. Por último, visto desde arriba, el nuevo Octavia Combi RS 245 cuenta con una antena de tipo aleta de tiburón y hay disponible un techo solar que, en el caso de la variante familiar, es extremadamente grande y practicable en su primera mitad -1.105€-.

Diseño interior

En el interior del nuevo Škoda Octavia RS 245 también se han producido una infinidad de cambios a mejor, y estos están esencialmente enfocados a ofrecer un mejor aspecto visual, un mayor confort y un mayor equipamiento de tecnología y seguridad. A grandes rasgos, cuenta con un espacio interior abundante cuyas líneas horizontales hacen un mayor énfasis en la sensación de espacio y amplitud, además de una notable evolución en calidad que acerca tanto a la berlina como al Combi a los segmentos superiores, todo ello rematado con una imagen limpia, despejada y de corte deportivo.

Si comenzamos de izquierda a derecha, lo primero que encontramos es el nuevo volante de tres radios cuyos botones se han optimizado para quedar más al alcance de la mano mientras conducimos, con un tacto muy agradable. Es de cuero perforado, lleva la insignia RS en su extremo inferior y las costuras pueden ser grises o rojas. Tras este, los relojes del cuadro de instrumentos se han revisado para mejorar su calidad y legibilidad, con un aspecto redondeado y un diseño revestido que refuerza su nitidez. Eso sí, las pantallas multifuncionales varían en función del nivel de acabado elegido.

Esta unidad montaba en la columna, justo donde se ubica el bombín del sistema de arranque, un botón de arranque y parado fruto del sistema opcional Kessy -650€-.

Como os digo, la calidad está presente allí donde mires, pues no faltan detalles como las manillas de las puertas con revestimiento de cromo, los materiales blandos en las zonas altas del salpicadero y parte de las puertas, el grafismo RS estampado en acero inoxidable en la base de los marcos de las puertas delanteras, los pedales de acero inoxidable pulido o los elementos en cromo en el borde de las rendijas de ventilación, el volante o el marco del panel de control.

También incluye toda una serie de lujos (algunos de serie y otros opcionales, aquellos que acompaño del precio) entre los que no faltan el nuevo sistema de luz ambiente, el asistente de aparcamiento -340€-, los asientos delanteros y traseros térmicos -425€-, el equipo de sonido CANTON -500€-, la tapicería en Alcántara o la generosa pantalla táctil de 9,2 pulgadas con navegación integrada que preside el salpicadero.

En cuanto a la habitabilidad, el Octavia cuenta con una postura de conducción de altura media, quedando todo al alcance del conductor sin tener que desviar la atención, a lo que se suman un gran tacto de los materiales, una respuesta rápida y eficaz de la pantalla táctil y unos asientos deportivos RS especialmente diseñados para ofrecer un seguro apoyo lateral para el conductor y su acompañante. Son cómodos y muy ergonómicos, con gran atractivo visual gracias a la nueva costura en forma de rombo. En este acabado incluyen regulación eléctrica con función de memoria e incluso ajuste lumbar.

El espacio para las piernas en los asientos traseros es de 73 mm que corresponderían a coches de un segmento superior y el maletero también es mayor que la media.

Pero lo más reseñable es que a pesar de sus dimensiones, el Octavia Combi ofrece buen espacio en las plazas traseras y permite albergar hasta cinco ocupantes en su interior, aunque si la persona que viaja en la plaza central posterior es un adulto estos no irán excesivamente cómodos por la anchura del modelo y la intrusión del túnel de transmisión. Respecto al maletero, este cubica un total de 610 litros, respectivamente, y con los asientos traseros plegados alcanza los 1.740 litros. Además, esta unidad dispone del portón trasero de accionamiento eléctrico opcional -390€-.

La filosofía ‘Simply Clever’ que siempre ha caracterizado a la marca está más presente que nunca en el Octavia, con diversas soluciones que también hemos visto en otros modelos recientes del fabricante checo como el paraguas integrado, un enchufe convencional en las plazas traseras, una ranura para dejar el móvil, entradas USB atrás o una rasqueta para el hielo.

Motorización

La nueva gama 2017 del Škoda Octavia RS llega con dos opciones de motores turbo de cuatro cilindros y alto rendimiento, pudiendo optar entre dos niveles de potencia en gasolina y uno en diésel. Al igual que su predecesor, el 2.0 TDI genera 184 CV y entrega su par máximo de 380 Nm ya a partir de las 1.750 rpm, que son suficientes para acelerar de 0 a 100 Km/h en 7,9 segundos y lograr una velocidad punta de 232 km/h. Este motor está disponible con las cajas de cambio manual o DSG de seis marchas y cuentan con una versión de tracción total con cambio DSG.

En el más bajo de los gasolina, la potencia del 2.0 TSI se ha aumentado en 10 CV hasta los 230 CV y el par motor máximo de 350 Nm se genera entre las 1.500 y las 4.600 rpm. El hatchback con cambio manual acelera de 0 a 100 Km/h en 6,7 segundos y la velocidad punta limitada electrónicamente es de 250 km/h. Este motor puede combinarse con una caja de cambio manual o DSG de seis marchas.

Respecto al del Škoda Octavia RS 245 objeto de esta prueba, la potencia del bloque 2.0 TSI asciende hasta los 245 CV (180 kW) que se entregan entre las 4.700 y las 6.200 rpm; mientras que el par motor máximo de 370 Nm se genera entre las 1.600 y las 4.300 rpm, abarcando un amplio rango de notable empuje. Este familiar con cambio DSG de siete velocidades acelera de 0 a 100 Km/h en 6,7 segundos y la velocidad punta limitada electrónicamente es de 250 km/h. Al igual que la versión menos potente, este motor también puede combinarse con una caja de cambio manual.

Hablamos de una mecánica con dos árboles de levas en la culata, alimentación por inyección mixta directa/indirecta, turbo, intercooler y sistema Start/Stop. Tiene un diámetro de 82,5 mm, una carrera de 92,8 mm y una relación de compresión de 9,6 a 1.

Si bien es cierto que la entrega de potencia comienza a partir de las 1.600 revoluciones, incluso antes de ese régimen notarás que estás ante un motor muy impulsivo capaz de ofrecerte una potencia explosiva constante, con un 80-120 km/h de 6,8 segundos en quinta velocidad. Sin embargo, eso era de esperar en un coche con 245 CV, lo que más me ha gustado es que se trata de un familiar capaz de ofrecerte un empuje sorprendente cuando le buscas las cosquillas pero, a su vez, es un coche que puedes usar a diario con toda la tranquilidad del mundo, especialmente en combinación con la transmisión automática DSG de siete velocidades. Esta cuenta con levas solidarias tras el volante y modo secuencial.

La única pega que podemos sacarle al cambio DSG es el pequeño tamaño de las levas. El grupo VAG se empeña en hacerlas igual de pequeñas en prácticamente todos sus modelos, ya sean o no vehículos de alto rendimiento.

Por otra parte, el tren rodaje adaptativo “PERFORMANCE MODE SELECT” con generador de sonido de alta potencia -900€- permite al conductor cambiar las características de la dirección, el funcionamiento de la transmisión de doble embrague y los ajustes de otros sistemas en los modos Normal, Eco, Comfort Sport e Individual, de modo que puedes personalizar el vehículo para que se adapte a tus necesidades en cada momento.

Por último y, respecto a los consumos, hablamos de un conjunto que gira a 2.000 revoluciones cuando circulamos a 120 km/h, lo que nos proporciona unas cifras aceptables en carretera, en el entorno de los 6,2 litros a los 100 km. En ciudad, este se dispara bastante, hasta los 9,5-10 litros, siendo recomendable utilizar el modo Eco; al tiempo que el consumo combinado se detiene en unos razonables 7,3 litros a los 100 km.

Motor2.0 TSI - 4 cilindros en línea
Cilindrada1.984 cm³
Potencia180 kW (245 CV) @ 4.700 - 6.200 rpm
Par370 Nm @ 1.600 - 4.300 rpm
Peso1.487 kilos
Dimensiones Lar/An/Al mm4.689 / 1.814 / 1.452 mm
Volumen Maletero610 (1.740) litros
Aceleración 0 a 100 km/h6,7 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h6,8 segundos
Velocidad máxima250 km/h (lim. electrónicamente)
Consumo homologado8,3 / 5,3 / 6,4 l/100 km (urb. / extraurb. / comb.)
Emisiones CO2 por km146 g/km de CO₂ (Euro 6)
Precio de partida28.860 euros (esta versión con descuento comercial)

Comportamiento

Si hay algo que destacar de entrada en el Škoda Octavia Combi RS 245 es su calidad de rodadura, llamativa para ser un vehículo enfocado al dinamismo. Es capaz de aunar confort y cierta deportividad a pesar de ser un familiar, aunque a su buen comportamiento no le vendría nada mal la presencia de la tracción total (en lugar de la delantera), pues aportaría un plus de confort y seguridad a los ocupantes cuando circulamos ligeros, algo que sin duda notarás en carreteras reviradas con un coche de 245 CV.

En este caso, aunque la unidad de control no calcula constantemente la potencia ideal para las ruedas, el bloqueo electrónico del diferencial XDS+ que forma parte del Control Electrónico de la Estabilidad (ESC) sí que interviene para hacer la conducción más segura circulando por curvas con rapidez, tanto en las versiones de tracción delantera como total. En conjunto, los movimientos del Octavia Combi RS 245 son ágiles, con cambios de apoyo notablemente rápidos y reacciones nobles y previsibles gracias al Control Dinámico del Chasis Adaptativo, cuyas válvulas accionadas eléctricamente actúan sobre los reglajes de los amortiguadores en función de las preferencias del conductor, que puede escoger entre tres modos de conducción: Comfort, Normal y Sport. Llegar al límite en carretera difícilmente te resultará posible…

La suspensión adaptativa, por su parte, complementa ese elevado nivel de comodidad con una firmeza considerable, pero absorbiendo notoriamente las irregularidades del terreno sin sequedad. En el eje trasero este modelo monta un eje multibrazo de nuevo diseño, tanto para la berlina como para el familiar. En la parte delantera, el eje MacPherson se combina con la rediseñada suspensión de brazo oscilante triangular inferior. Situado en el centro del eje delantero, el subchasis ha sido diseñado para proporcionar la máxima rigidez lateral. Con ello, está claramente enfocada a los viajes por carretera y a la diversión los fines de semana, a lo que se suma la excelente plataforma MQB que cuenta con todo lo necesario para que te sientas seguro enlazando curvas en carreteras secundarias.

No me ha convencido menos la dirección progresiva, pues se me antoja algo durilla sin activar siquiera el modo Sport, lo que le da un toque más deportivo al conjunto. No es la más precisa del mercado, pero transmite suficiente información al conductor y actúa con rapidez, aunque en algunas ocasiones puede pecar de exceso de asistencia. En cualquier caso, logra un gran equilibrio con el resto de la puesta a punto del Octavia. En cualquier caso, por calidad de rodadura, refinamiento, acabados y precio, es una opción interesante para aquellos que buscan un modelo dinámico del segmento C con el nivel de calidad de un Volkswagen sin necesidad de invertir cantidades de dinero astronómicas.

Un sonido melódico para los amantes de la gasolina o un comportamiento ejemplar a la altura de unas históricas siglas pueden ser algunos de los adjetivos que usemos para describir al Octavia Combi RS 245, un modelo que sin duda atrapa a quien busque un vehículo racional, familiar y no quiera renunciar a unas buenas sensaciones de conducción.

Equipamiento y precio

En el mercado español, el nuevo Škoda Octavia Combi RS 245 2017 cuenta con múltiples airbags, ABS, EBD, TCS, ESP, TPMS, dirección asistida, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando, espejos eléctricos, faros Full LED, climatizador automático de dos zonas, detector de fatiga, volante deportivo forrado en piel, ordenador de viaje, control y limitador de velocidad, sensor de aparcamiento trasero, cuatro elevalunas eléctricos y faros antiniebla.

Otros elementos estándar son el sistema de sonido con pantalla táctil de 8 pulgadas, bluetooth, USB, asientos deportivos, sensor de lluvia, encendido automático de luces, suspensión deportiva, llantas de aleación de 19 pulgadas, pinzas de freno en rojo, retrovisores eléctricos y fotosensibles o selector de modos de conducción, entre muchos otros.

El nuevo Škoda Octavia también ofrece soluciones de última generación en cuanto a conectividad. Škoda Connect se divide en Infotainment Online y CareConnect, este último disponible en todas las variantes de equipamiento (excepto G-TEC).

Entre las opciones más apetecibles están el techo solar eléctrico, tapizado en piel, asientos térmicos, sistema de navegación con pantalla de 9,2 pulgadas, llantas de aleación especiales, pintura metalizada, portón trasero eléctrico (familiar), asistente al aparcamiento automático, cambio automático de luces cortas/largas, detector de fatiga, alerta de cambio de carril, detector de objetos en ángulo muerto y el control de crucero adaptativo.

Respecto a los nuevos sistemas de infoentretenimiento, todos ellos cuentan ahora con pantallas en diseño de cristal que responden a la más ligera presión. El Columbus cuenta ahora con una pantalla de 9,2 pulgadas, tiene WLAN y puede incorporar un módulo de tarjeta SIM con sistema LTE para lograr una conexión a internet ultrarrápida.

Por último, es importante mencionar que esta nueva generación da un paso adelante en cuanto a sistemas de asistencia con tecnologías que hasta el momento habían sido utilizadas únicamente en segmentos superiores. En total, hablamos de 17 asistentes eléctricos, cinco de los cuales son completamente nuevos. Por ejemplo, si el Octavia se utiliza para remolcar, el asistente de remolque se hará cargo de la dirección cuando se va marcha atrás lentamente.

Destaca también la protección predictiva de peatones que complementa el Asistente Frontal, y además se ha optimizado el asistente de aparcamiento. Gracias al radar trasero, la Detección de Ángulo Muerto y la Alerta de Tráfico Trasero aseguran cambios de carril seguros y ayudan a salir marcha atrás de los estacionamientos. Además, la cámara trasera muestra el entorno inmediato del coche en el monitor con una resolución reseñable.

El precio de partida del Octavia Combi RS 245 DSG con el descuento comercial aplicado (6.750€) es de 31.430 euros, pero con todos los opcionales (la gran mayoría de ellos mencionados durante la prueba) el precio de esta unidad ronda los 38.000 euros. Eso sí, lleva todo lo que podrías necesitar e incluso mucho más…

Las tarifas recomendadas por Škoda España para el RS 245 son bastante razonables con el descuento comercial (6.750€) si tenemos en cuenta el salto de calidad del modelo:

Modelo

Transmisión

Precio

Octavia RS 245Manual28.860 €
Octavia RS 245 DSGAuto30.480 €
Octavia Combi RS 245Manual29.810 €
Octavia Combi RS 245 DSGAuto31.430 €

Es discreto, pero atractivo, sin ornamentos aerodinámicos exagerados. Ofrece una calidad general, un equipamiento y un precio fuera de serie, pudiendo considerarse incluso de un segmento superior. Los consumos son muy contendidos dado el tamaño del modelo y su enfoque deportivo. La habitabilidad y el volumen del maletero líderes en el segmento, al igual que el Superb lo es en el suyo. El precio de los opcionales es bastante equilibrado, contando con un listado bastante generoso. Respuestas del motor y ajuste de la sonoridad del mismo.

Las calidades de algunos plásticos y algunos acabados cromados son algo discutibles. El comportamiento del cambio DSG puede ser algo brusco a baja velocidad, cuando circulamos, por ejemplo, por ciudad. El tamaño de las levas es demasiado pequeño, en un modelo como este nos gustaría tenerlas más a mano. Los colores para la carrocería disponibles son bastante escasos.

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com