Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Skoda Rapid 1.0 TSI 110 CV Style: Un compacto equilibrado que apuesta por la filosofía ‘Simply Clever’

Prueba Skoda Rapid 1.0 TSI 110 CV Style: Un compacto equilibrado que apuesta por la filosofía ‘Simply Clever’

Tras publicar hace unas semanas la prueba del Skoda Spaceback nos hemos puesto al volante de su hermano en forma de berlina, el Skoda Rapid. A principios del año pasado la marca checa renovaba ambos modelos con motivo del Salón de Ginebra 2017, y podría parecer que han quedado algo olvidados con motivo del lanzamiento del Kodiaq y Karoq a la gama, pero aún así, siguen siendo un importante pilar en ventas de la marca. La todopoderosa moda SUV también ha llegado finalmente a Skoda y hace poco pudimos comprobar en primera persona que el nuevo Skoda Karoq ha llegado para dar…
Diseño/Estética - 7
Calidad de acabado - 7
Equipamiento de serie - 7.5
Equipamiento opcional - 8
Habitabilidad - 8.5
Maletero - 9
Motor/Refinamiento - 6.5
Prestaciones - 7
Consumos - 8
Transmisión - 7.5
Dirección - 7
Frenos y neumáticos - 6.5
Comportamiento - 7.5
Calidad de rodadura - 8
Relación valor-precio - 8.5

7.6

Notable

El Skoda Rapid es una berlina compacta que equipando la mecánica 1.0 TSI 110 CV ofrece una respuesta sorprendente y equilibrada, así como unos consumos muy contenidos. Apuesta por soluciones prácticas y sencillas para viajar con el mayor confort, unos acabados en su interior bien rematados y un maletero de gran capacidad.

Tras publicar hace unas semanas la prueba del Skoda Spaceback nos hemos puesto al volante de su hermano en forma de berlina, el Skoda Rapid. A principios del año pasado la marca checa renovaba ambos modelos con motivo del Salón de Ginebra 2017, y podría parecer que han quedado algo olvidados con motivo del lanzamiento del Kodiaq y Karoq a la gama, pero aún así, siguen siendo un importante pilar en ventas de la marca.

La actualización de los Rapid/Spaceback ha sido sutil, modificando los grupos ópticos principales que incluyen n la luz diurna por LEDs integrada, un paragolpes rediseñado y la llegada de los pilotos traseros con la “C” de tecnología LED.

La todopoderosa moda SUV también ha llegado finalmente a Skoda y hace poco pudimos comprobar en primera persona que el nuevo Skoda Karoq ha llegado para dar mucha guerra en el segmento de los C-SUV. Aún así, tanto el Rapid como el Spaceback se han convertido con el paso de los años en dos modelos esenciales para la compañía checa, y aunque pasan más desapercibidos no paran de acumular unidades vendidas en nuestro país gracias a su buena relación calidad-precio y ofreciendo prácticas soluciones para toda la familia.

En este caso hemos tenido con nosotros durante una semana el Skoda Rapid con acabado ‘Style‘ y una mecánica 1.0 TSI que desarrolla 110 CV con el cambio manual de seis velocidades. Una motorización que aparece como novedad tras el último restyling sufrido por el modelo, y que se ofrece con una potencia de 95 y 110 CV. En el caso del TSI 110 CV que hemos probado destaca sobretodo por su buen hacer, su buena calidad de rodadura en carretera, su baja sonoridad y una caja de cambios eficaz.

Esta unidad en concreto está generosamente equipada al tratarse del nivel de acabado más alto, equipa llantas de aleación “CAMELOT” de 43 cm (17″) con asistente de luces y lluvia, faros Xenon con faros antiniebla LED + Corner y Škoda Connect: Car Connect 3 años. Además encontramos numerosos opcionales como embellecedores en cromo, pilotos posteriores en técnica LED, Paquete de cuero pequeño para paquete Dynamic o el Paquete Confort para Interior.

En resumen una berlina equilibrada y muy práctica, con una apariencia renovada y con soluciones enfocados al confort de todos sus ocupantes.

¿Nos acompañas a descubrirlo?

Diseño exterior

Exteriormente el Skoda Rapid ha cambiado más bien poco tras su último restyling, como ya hemos comentado antes modifica de forma leve los grupos ópticos principales, ahora con luz diurna LED que le aporta esa mirada tan característica al frontal. Mientras que en la parte trasera han llegado los pilotos traseros con la “C” dibujada con tecnología LED. Por otro lado se mantienen las mismas dimensiones con 4.483 mm de largo, 1.706 mm de ancho y 1.461 mm de alto con una batalla de 2.602 mm.

Para darse cuenta de los cambios que se han producido hay que mirar con mucha atención su exterior, Skoda ha apostado por mantener un diseño que funciona, aunque sea discreto y pase más desapercibido que el resto de modelos de la gama checa. Esta unidad en especial es bastante más atractiva, gracias en parte a su pintura color ‘Azul Race Metalizado’ que supone un desembolso de 485 euros junto con un juego de llantas de aleación de 17 pulgadas que añaden otros 630 euros más. Así conseguimos que esta berlina obtenga un aspecto más juvenil y fresco que no le sienta nada mal.

En general podemos decir que el exterior del Skoda Rapid es sencillo y sobrio, pero poco más se puede pedir para un modelo que busca sobre todo ser práctico, confortable y eficaz en los desplazamientos.

Comenzando por el frontal podemos destacar su clásica parrilla con 19 listones verticales y un cromado que aporta un toque de distinción, junto con las dos ópticas principales con faros Bi-Xénon (535 euros) a cada lado que suman más fuerza a la mirada gracias a la iluminación LED diurna que estrena por primera vez el Rapid. En el paragolpes encontramos luces antiniebla y una rejilla que esconde en la parte central el sensor para el sistema de frenada de emergencia. Como no podía ser de otra manera, el emblema de Skoda preside el conjunto, reforzado por cuatro nervios que recorren el capó.

Echando una mirada a su lateral el principal protagonista es el juego de llantas de aleación de 17 pulgadas que calzan unos neumáticos Bridgestone Potenza 215/40 R17. Algunos embellecedores cromados (125 euros) recorren la zona acristalada junto con los dos retrovisores color carrocería que portan una apariencia de mayor calidad al conjunto.

Las líneas de su carrocería aportan fluidez y continúan el diseño del frontal para realzar las formas de su exterior. Además la superficie acristalada es extensa, lo que permite aumentar la sensación de espacio en su interior y confort tanto delante como detrás.

La actualización de los Rapid/Spaceback ha sido sutil, modificando los grupos ópticos principales que incluyen n la luz diurna por LEDs integrada, un paragolpes rediseñado y la llegada de los pilotos traseros con la “C” de tecnología LED.

En la zaga por otro lado peca de un diseño demasiado sutil y serio, aunque las nuevas ópticas traseras con la “C” dibujada por medio de la iluminación LED le sientan muy bien al Skoda Rapid. Poco más queda por destacar en su parte trasera, más que algún plástico que protege el parachoques o la denominación del modelo al lado izquierdo del portón del maletero. Este ofrece un acceso al maletero bastante generoso, lo que nos ayuda a cagar objetos de gran tamaño fácilmente.

Diseño interior

El interior destaca por una buena sensación de calidad, pese a no encontrar materiales o acabados excesivamente lujosos si que se ha conseguido un habitáculo bien acabado, tanto a la vista como al tacto. Encontramos, por ejemplo, incrustaciones en cuero en los paneles de las puertas con un cosido en contraste blanco, mientras que los asientos de corte deportivo con una tapicería de tela ‘Gris Dinámico’ tienen un diseño más atractivo gracias al Paquete Deportivo en tela-sport, que supone un extra de 290 euros al coste total de esta unidad.

El volante de cuero multifuncional en diseño de 3 radios para radio y teléfono ofrece un buen tacto que se agradece en la conducción, un punto más para aumentar esa sensación de calidad que enriquece el habitáculo. Por ejemplo el apoyabrazos central también se encuentra acabado en cuero, mientras que para el salpicadero se ha elegido el acabado negro piano, que en mi opinión, no es el mejor ya que retiene todo el polvo así como las huellas de los dedos.

Junto al volante nos encontramos con el arranque automático sin llave que la marca denomina “KESSY” y que añade función de encendido /apagado del motor sin llave (con SAFE), alarma y 2 llaves plegables por 655 euros.

Tras el volante se distribuye una disposición de relojes y display monocromo muy clásica. Y en el cuadro de instrumentos tendremos toda la información que necesitemos, desde un cuentarevoluciones hasta un completo ordenador de abordo con velocímetro digital y diferentes funciones, integrando las indicaciones del sistema de navegación AMUNDSEN. En cuanto a la funcionalidad y diseño de este es buena, nos ofrece una buena velocidad del teclado para introducir direcciones en parado, un guiado bastante intuitivo y eficaz y un sensor que oculta o presenta un pequeño menú en la parte inferior cuando detecta nuestra mano.

El sistema de navegación e infoentretenimiento AMUNDSEN supone un desembolso de otros 730 euros más, pero ofrece un buen diseño y sobre todo es bastante intuitivo, lo que se agradece al volante. De forma opcional podemos añadir Care Connect 3 años por 385 euros o Care Connect 3 años + infotainment online 1 año por el mismo precio. Por otro lado, junto al navegador encontramos un climatizador bastante sencillo y funcional, con un tacto de los botones correcto y dos ruedas giratorios a ambos lados. En la parte inferior podemos regular los asientos delanteros calefactables por separado (230 euros), además de desactivar el Sistema Start/Stop o el cierre centralizado del vehículo.

Si nos centramos ahora en las plazas traseras podemos encontrar tres plazas de asientos, que como suele ocurrir habitualmente ofrecen un espacio amplio para que dos personas viajen con un grado de comodidad y confort bastante alto, pero si sumamos una tercera el espacio se reducirá considerablemente además del espacio que resta el túnel de transmisión y un añadido de plástico con dos posavasos que reduce aún más el espacio para los pies.

Su maletero ofrece un total de 550 litros con las dos filas de asientos disponibles, lo que nos permite viajar hasta cuatro personas con un equipaje de gran volumen sin ningún problema. Además esta unidad equipaba una alfombrilla reversible de goma/tela por 45 euros que suma practicidad a su uso junto con un pack para el maletero que añade un portaobjetos y un sistema de seguridad para cargar diferentes mercancías por otros 50 euros.

Un detalle que siempre se agradece es la trampilla que da acceso directo desde el maletero al interior del habitáculo del Rapid. Si bajamos la segunda fila de asientos aumenta la capacidad hasta los 1.490 litros, lo que supone un espacio más que importante. El depósito de gasolina dispone de 55 litros.

Motorización

La gama para el mercado español está formada por los motores 1.0 TSI de 95 y 110 CV, 1.4 TSI de 125 CV y los diésel 1.4 TDI de 90 CV y 1.6 TDI de 115 CV. En esta ocasión nuestra unidad de pruebas equipa el nuevo propulsor 1.0 TSI de 110 CV (81 kW) junto a una caja de cambios manual de seis velocidades. En mi opinión la variante de esta misma mecánica con 95 CV es suficiente para ciudad, pero al salir a carretera echaremos de menos algo de empuje y soltura que si nos aporta el TSI 110 CV. Ya en el caso de optar por una vehículo más dinámico podemos elegir el motor 1.4 TSI de 125 CV, una mecánica que pude probar el Skoda Spaceback y cuyo comportamiento es fantástico.

Esta mecánica 1.0 TSI desarrolla una potencia de 110 CV (81 kW) entre las 5.000-5.500 rpm con un par de 200 Nm entre las 2.000 y 2.500 rpm. Con esto obtenemos una aceleración de 0-100 kilómetros por hora en 9,8 segundos y una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora, lo que son unas cifras bastante buenas para un compacto de estas características. A su vez la caja de cambios manual de seis velocidades ofrece un confort y un tacto de buena calidad tanto en ciudad como en carretera, aunque echamos de menos la posibilidad de equipar con esta mecánica el cambio automático DSG de 7 velocidades.

A pesar de estar a bordo de un tricilíndrico podemos decir que la rumorosidad y sonido del motor no es especialmente molesto, quizás sí en parado o con el motor todavía en frío pero nunca llega a ser un problema una vez nos ponemos en marcha. En comparación con el 1.0 TSI de 95 CV podemos decir que esta de 110 CV ofrece una relación mejor entre potencia y prestaciones, así como unos consumos más bajos también. No es ninguna locura decir que esta mecánica en concreto es una de las más equilibradas que ofrece Skoda en el Rapid, perfecta para un uso diario por ciudad y alguna escapada.

En cuanto a consumos podemos hablar de unas cifras muy aceptables, según la marca homologa un consumo urbano de 5,4 l/100 km, un consumo extraurbano de 3,9 l/100 km o un consumo medio de 4,5 l/100 km. Aunque bien sabemos que conseguir estas cifras en condiciones reales es casi -sino- imposible, si podemos decir que en una conducción normal es fácil estar en torno a los 5,5 l/100 km intercalando entre ciudad y carretera. Su sistema Start/Stop siempre es una ayuda adicional para poder rebajar aún más esos consumos en ciudad, donde el arranque y parada es algo más frecuente.

Motor1.0 TSI - 3 cilindros en línea
Cilindrada999 cm³
Potencia81 kW (110 CV) @ 5.000 - 5.500 rpm
Par200 Nm @ 2.000 - 3.500 rpm
Peso1.190 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm4.483 / 1.706 / 1.461 mm
Volumen Maletero550 (1.490) litros
Aceleración 0 a 100 km/h9,8 segundos
Recuperación 80 a 120 km/hN.D.
Velocidad máxima200 km/h
Consumo homologado5,4 / 3,9 / 4,5 l/100 km (urb. /extraurb. / comb.)
Emisiones CO2 por km104 g/km de CO₂ (Euro 6)
Precio de partida15.835 euros (esta mecánica y acabado sin descuentos)

Comportamiento

El Skoda Rapid es una berlina ágil e incluso divertida de conducir por ciudad, gracias a un buen ángul0 de giro y unas dimensiones contenidas podremos movernos a nuestro antojo. En general las sensaciones al volante son buenas, y es que como ya hemos dicho antes, la mecánica 1.0 TSI de 110 CV es muy equilibrada y suave en todo momento junto con el cambio manual de seis velocidades. Pero sin duda, lo mejor de su comportamiento son unos consumos muy reducidos, que incluso por ciudad sorprenden.

Como ya he dicho, el Skoda Rapid es una berlina eficaz para moverse por entornos urbanos, y aunque en carretera hace gala de un buen aplomo, en ciudad se mueve como pez en el agua. Aunque es verdad que echamos en falta la opción de equipar con esta mecánica el cambio automático DSG de 7 velocidades, especialmente cuando nos vemos atrapados en un atasco o en unas retenciones que parecen no acabar nunca. El Sistema Start/Stop hace acto de presencia en numerosas ocasiones, y siempre nos ayuda a reducir algo los consumos. El consumo homologado de esta mecánica en ciudad es de 5,4 l/100 km, aunque en condiciones reales rondaremos unos 6 l/100 km.

Una vez salimos a la carretera nos encontramos con una calidad de rodadura e insonorización a muy buen nivel, además su suspensión tipo McPherson delantera y rueda tirada con elemento torsional en la parte trasera actua con suavidad y no es para nada incómoda. Gracias a su enorme maletero el Rapid se convierte en una opción ideal para viajar hasta cuatro pasajeros con confort y sin aprietos, y es que disponemos de hasta 550 litros de capacidad para nuestro equipaje. Además como demuestra Skoda con su filosofía “Simply Clever” encontramos todo tipo de soluciones prácticas para aprovechar cada milímetro de espacio en nuestras escapadas semanales.

Una vez nos adentramos en algún tramo de carreteras con curvas no es raro echar de menos algo más de potencia, pero enseguida queda demostrado que este no es el terreno para el que ha nacido el Rapid. Aún así su dirección sorprende por lo rápida y precisa que es, además de las buenas inercias de las que presume una berlina que apenas mide 4,4 metros de largo y 1,7 metros de ancho. El cambio manual de 6 velocidades también responde con eficacia y ritmo si lo deseamos, pero siempre quedará en nuestra mente el magnífico DSG de 7 velocidades del que no disponemos con esta mecánica.

Equipamiento y precios

Desde la última actualización tanto del Skoda Spaceback como del Rapid su equipamiento de serie ha crecido considerablemente. Los niveles de acabado principales se denominan Active, Ambition y Style. El primero ya incluye ABS, EBD, TPMS, ESP, TCS, múltiples airbags, volante forrado en piel, dirección asistida, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando, aire acondicionado, asiento del conductor regulable en altura y luces diurnas.

También de serie podemos encontrar un sistema de sonido con pantalla a color de 6,5 pulgadas con entrada para tarjetas SD, USB, bluetooth, sistema Arkamys 3D Sound, seis altavoces, asiento posterior abatible por partes, tiradores de puerta cromados (interiores), llantas de acero en 15 pulgadas y parrilla frontal cromada.

Esta unidad en concreto está generosamente equipada al tratarse del nivel de acabado más alto, denominado Style que de serie equipa llantas de aleación “Trius” de 43cm (17″) con asistente de luces y lluvia, faros Xenon con faros antiniebla LED + Corner y Škoda Connect: Car Connect 3 años.

El nivel Ambition suma a lo anterior el climatizador automático, elevalunas eléctricos traseros, parabrisas atérmico, espejos y manetas pintados, reposabrazos central delantero, SmartLink, cámara de visión trasera, porta-gafas, ordenador de viaje ampliado, control de velocidad con limitador, luces de lectura, sensor de lluvia, encendido automático de luces, etc.

Otros elementos incluidos son el sistema automático de cambio de luces cortas/largas, volante multifunción, luces diurnas por LEDs, alfombrillas, dos altavoces adicionales, hueco específico para el paraguas, bolsillos en respaldos de asientos delanteros, guantera con iluminación, llantas de aleación de 15 pulgadas y doble bocina.

Por último el nivel Style contempla además el climatizador automático, sensor de lluvia, encendido automático de luces, sistema de sonido con pantalla táctil de 6,5 pulgadas, Apple Car Play, Mirror Link, Android Auto, bluetooth, llantas de aleación de 16 pulgadas, paquete cromado exterior, cristales sobretintados, apoyabrazos central, etc. En nuestra unidad de pruebas de forma opcional podemos encontrar las llantas de aleación “CAMELOT” de 43 cm (17″) en color Plata, el reposabrazos central trasero (165 euros), asientos delanteros calefactables regulables por separado o el Paquete Deportivo con asientos de deportivos en tela-sport con un precio de 255 euros.

Los precios recomendados aplicando los descuentos son los siguientes:

MotorActiveAmbitionStyle
1.0 TSI 95 CV12.25013.710
1.0 TSI 95 CV DSG15.240
1.0 TSI 110 CV12.93014.24015.490
1.4 TSI 125 CV DSG15.29016.540
1.4 TDI 90 CV13.37014.81016.070
1.4 TDI 90 CV16.47017.720
1.6 TDI 115 CV14.45015.85017.130
  • La relación calidad precio del Skoda Rapid es de lo mejor que nos ofrece esta berlina de tamaño compacto.
  • Su mecánica 1.0 TSI de 110 CV es equilibrada y eficaz, además de hacer gala de unos consumos bajos y contenidos.
  • Estéticamente puede no enamorarte a primera vista, pero su apariencia juvenil y fresca gracias al color Azul Race Metalizado nos ha convencido.
  • El maletero de 550 litros de capacidad y unas formas muy aprovechables.
  • Un interior que ofrece un buen acabado, donde, a pesar de la presencia de algún plástico duro todo está en su sitio, tiene un buen tacto y es agradable a la vista.
  • Un amplio equipamiento de serie.
  • No poder equipar con esta misma mecánica el cambio automático DSG de 7 velocidades.
  • Es el momento ya de que Skoda vaya imprimiendo tanto en el Rapid como en el Spaceback la nueva línea de diseño de la marca que ya vemos en el Octavia o Superb.
  • Los asientos pueden resultar demasiado blancos, falta agarre y ergonomía.
  • El tacto de algunos botones o ruedas es mejorable.
  • En ocasiones echamos en falta algo de potencia, algo que se arreglaría con la mecánica 1.4 TSI de 125 CV que ya probamos en el Spaceback y nos sorprendió.

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com