Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Renault Captur dCi 110 CV Zen: El crossover superventas se renueva y sorprende

Prueba Renault Captur dCi 110 CV Zen: El crossover superventas se renueva y sorprende

En marzo de este mismo año el Renault Captur se ha renovado para seguir estando entre los crossovers más vendidos de nuestro país, y es que este modelo puede hacer gala de unas cifras de superventas que prometen mantenerse aún con este nuevo restyling. Para que nos hagamos una idea, en este año (enero-noviembre del 2017) el Captur acumula un total de 17.723 unidades, solo por debajo del imbatible Nissan Qashqai con 25.964 o el Hyundai Tucson con 17.950 unidades. A primera vista no se observan grandes cambias respecto al modelo anterior, salvo los paragolpes de nueva factura e inspirados en…
Diseño/Estética - 8.5
Calidad de acabado - 6.5
Equipamiento de serie - 7
Equipamiento opcional - 6
Habitabilidad - 7.5
Maletero - 8.5
Motor/Refinamiento - 6.5
Prestaciones - 6
Consumos - 8
Transmisión - 6.5
Dirección - 7
Frenos y neumáticos - 6
Comportamiento - 7.5
Calidad de rodadura - 7
Relación valor-precio - 8

7.1

Notable

El Renault Captur sigue encabezando los puestos de ventas en el mercado y después de su última actualización se consolida como uno de los crossovers compactos más interesantes relación calidad-precio. Aunque los cambios son pequeños, sí hemos podido notar una mejora de calidades y equipamiento. En su interior el espacio es abundante y se han pensado en multitud de soluciones prácticas para que no nos falte de nada.

En marzo de este mismo año el Renault Captur se ha renovado para seguir estando entre los crossovers más vendidos de nuestro país, y es que este modelo puede hacer gala de unas cifras de superventas que prometen mantenerse aún con este nuevo restyling. Para que nos hagamos una idea, en este año (enero-noviembre del 2017) el Captur acumula un total de 17.723 unidades, solo por debajo del imbatible Nissan Qashqai con 25.964 o el Hyundai Tucson con 17.950 unidades.

A primera vista no se observan grandes cambias respecto al modelo anterior, salvo los paragolpes de nueva factura e inspirados en los que lleva el Kaptur para Rusia, las nuevas combinaciones de color, el techo panorámico fijo con cortinilla eléctrica, la nueva iluminación diurna por LEDs, pilotos traseros con nuevas carcasas y otros pequeños detalles. En su interior también hay cambios aunque pequeños, principalmente una mejora de las calidades, plásticos y tapizados para aumentar la sensación de calidad en sus pasajeros.

Además su equipamiento también ha crecido, entre el que podemos encontrar los nuevos faros Pure LED para todas las funciones, un mejorado paquete de iluminación interior y en los Initiale Paris contará con un tapizado en piel nappa de alta calidad, pedales de aluminio o apliques decorativos en el umbral de las puertas. Todo por hacernos ver que el Captur ahora es más estilizado, llamativo y atractivo, es el ejemplo de nuestra unidad de pruebas con el nivel de acabado Zen con la carrocería naranja Atakama y el techo gris platino.

Esta actualización recibida en marzo del 2017 no ha venido acompañada de nuevas mecánicas, y nosotros nos hemos decidido por el motor diésel 1.5 dCi con 110 CV de potencia, el cual ofrece unos consumos bastante ajustados y un buen comportamiento para la conducción en el día a día. ¿Nos acompañas a descubrirlo?

Diseño exterior

Si comparamos el diseño del Captur con alguno de sus hermanos mayores como el Scénic, podemos apreciar muchas semejanzas. Aunque las ópticas delanteras varían conservan una parrilla frontal parecida, donde el logotipo de la marca asume todo el protagonismo del diseño. En la zaga sin embargo se distancian más, donde el Captur destaca por esa triple garra de sus ópticas LED diurnas. Esta unidad es especialmente llamativa gracias a su carrocería en un acabado bicolor naranja y gris o al juego de llantas de aleación de 17 pulgadas “Emotion negro“.

Según los diferentes niveles de acabado disponibles en el configurador de la marca podemos optar por un vehículo más básico y serio o más dinámico y elegante. En este caso el acabado Zen se muestra generoso en equipamiento y destaca en su exterior por añadir retrovisores exteriores color carrocería, luces de día LEDs, ayuda al aparcamiento trasero, faros Full LED, faros antiniebla con función de giro así como un completo equipamiento de seguridad. Este nivel de acabado está disponible con esta motorización desde 19.017,64 euros (descuentos incluidos).

En su exterior podemos elegir entre un total de 9 colores únicos o 13 acabados bicolor diferentes, lo que nos da una amplia posibilidad a la hora de personalizar nuestro coche de múltiples formas.

Comenzando por su frontal destaca especialmente el paragolpes delantero de nueva factura con esas dos grandes “C” que incorporan la iluminación diurna LED, después más arriba nos encontramos con las dos ópticas Full LED “LED Pure Vision” y la característica parrilla de Renault con un gran logotipo y acentos cromados que aportan ese toque de mayor calidad al conjunto. Otro de los elementos que captan nuestra atención es el protector cromado situado bajo el paragolpes que remata ese aspecto más aventurero o campero.

En cuanto a las dimensiones del nuevo Renault Captur suma 4,12 metros de longitud, 1,78 metros de ancho y 1,56 metros de alto. Con esto podemos determinar que algunos de sus contrincantes más directos son el Ford Ecosport , el Peugeot 2008 o el Suzuki Vitara.

En su lateral el claro protagonista es el juego de llantas de 17 pulgadas de aleación junto con diversos plásticos en la parte inferior de las puertas que van acompañados de un cromado a modo más decorativo. Los pasos de rueda están especialmente marcados sobre su carrocería gracias además a una línea o nervio ascendente hacia la zaga que aporta dinamismo y un mayor atractivo al lateral. Un detalle que no queda nada mal es el de los retrovisores en color del techo gris platino, un extra que viene de serie con el nivel de acabado Zen y que combina a la perfección con el resto de la carrocería.

El Captur refuerza su oferta de personalización con la llegada de dos nuevos colores de carrocería: Naranja Atacama y Azul Océano, así como una nueva combinación de color de techo: Gris Platino, con lo que se ofrecen al cliente 14 combinaciones diferentes carrocería/techo.

En la zaga echamos de menos algo más de personalidad, al igual que ocurría con el Renault Scénic. Las ópticas traseras con iluminación diurna LED en forma de tres garras es lo único a destacar junto con el paragolpes trasero que añade las luces antiniebla y de nuevo -y como en el frontal- un protector cromado. La ventanilla trasera ofrece una visibilidad algo reducida al conductor, pero suficiente en todo caso para realizar una maniobra con seguridad en carretera. Sobre el portón trasero encontramos una pequeña prolongación del techo en forma de spoiler y que además esconde la tercera luz de freno.

Diseño interior

En su interior podemos encontrar la clásica disposición de elementos a la que nos tiene acostumbrados Renault en el resto de la gama, con un gran marco de color negro en la parte central del salpicadero que agrupa el sistema de infoentretenimiento y el climatizador. En general la última actualización del modelo ha tenido como objetivo mejorar la sensación de calidad y materiales en su interior, y en parte se ha conseguido, aún así existen diversos elementos o plásticos duros que no terminan de convencernos y podrían mejorarse notablemente.

Se crean 6 packs diferentes de personailzación interior de diversas tonalidades: Marfil, Azul Océano, Caramelo, Rojo, Satinado Cromado o Brillante, y 3 packs de personalización exterior que se manifiestan sobre las ruedas y los junquillos de las puertas, en tonos, Azul Océano, Rojo y Naranja Atacama

Este nivel de acabado Zen implementa en su equipamiento multimedia un Sistema MediaNAV Evolution con pantalla táctil de 17,8 centímetros y 7 pulgadas. Su tamaño ofrece una buena visibilidad para el conductor pero por otro lado este no es especialmente intuitivo ni rápido, por ello en muchas ocasiones debemos de hacer demasiados toques en la pantalla para llegar a donde queremos. Asimismo, el tacto de algunos botones y ruedas no es el mejor, como podemos apreciar en el climatizador, donde echamos en falta un acabado más cuidado.

Esta unidad además equipaba el encendido automático de faros y sensor de lluvia, asiento del conductor regulable en altura, elevalunas traseros eléctricos, cierre centralizado, climatización automática o la tarjeta manos libres de apertura y arranque. Pero uno de los elementos que añade este acabado Zen y nos llama especialmente la atención es la tapicería desenfundable, la cual nos permite quitarla y ponerla fácilmente con la simple apertura de una cremallera. Una solución sencilla y sobretodo muy práctica para cuando viajamos a bordo con los más pequeños de la familia.

En los asientos delanteros echamos de menos una forma más ergonómica, las formas de estos no sujetan la espalda correctamente. En las plazas traseras ocurre lo mismo, y el respaldo aunque es blando y cómodo es demasiado plano, sin sujeciones laterales.

En general las formas del salpicadero son bastante llamativas a la vista, Renault apuesta así por diseños más atrevidos y no tan conservadores como la competencia. Podemos encontrar un gran volante de tres radios con diferentes botones para controlar por ejemplo el control por voz, y justo detrás de este otro mando para manejar el sistema de infoentretenimiento y las llamadas que recibimos. Sin embargo echamos de menos dos botones clave, el del limitador de velocidad y control de crucero -que al igual que ocurría en el Scénic- se sitúa en una posición sin sentido, en el túnel central al lado del freno de mano.

Otro de los errores que he podido encontrar en su interior es la forma de apertura de la guantera, que por medio de un botón se abre de forma demasiado invasiva y brusca pudiendo propinar incluso algún golpe en las piernas del copiloto.

Las plazas traseras ofrecen un buen espacio tanto para la cabeza como para las piernas, no resultan especialmente incómodas, salvo cuando utilizamos la plaza central. Aquí el espacio para la espalda es prácticamente nulo si viajamos acompañados de otros dos ocupantes, además como consecuencia del portaobjetos que encontramos sobre el túnel de transmisión apenas nos quedará espacio para las piernas. Por ello es recomendable viajar hasta un máximo de cuatro personas, y solo en algún momento muy puntual utilizar esa plaza central.

En el maletero encontramos un espacio importante para un modelo de este segmento, además de unas formas rectas y simples que nos facilitan aún más la operación de carga. Pero la clave está en el doble fondo en altura del suelo, en la posición que puedes ver en la imagen de arriba disponemos de hasta 377 litros, pero si optamos por bajar el suelo otro nivel este aumenta hasta los 455 litros de capacidad. Si necesitamos cargar objetos más grandes como unos esquís podemos bajar la fila de asientos trasera para disponer de 1.235 litros. El depósito de combustible por otro lado tiene una capacidad de 45 litros en total.

Motorización

Tal y como ya hemos explicado anteriormente, con el restyling sufrido por el Renault Captur no se han modificado sus mecánicas que siguen siendo las mismas. Disponemos de los 0.9 TCe de 90 CV y 1.2 TCe 120 CV en gasolina, y los diésel 1.5 dCi con 90 y 110 CV. Dependiendo de la opción elegida pueden tener cambio manual o de doble embrague EDC pero siempre asociados a la tracción sencilla al eje delantero. En nuestro caso hemos optado por la mecánica diésel 1.5 dCi con 110 CV asociado a un cambio manual de seis velocidades.

Esta mecánica diésel puede resultar ruidosa en algunas ocasiones, especialmente cuando el motor aún está frío, pero en términos generales ofrece un refinamiento correcto. Con sus 81 kW (110 CV) a 4.000 rpm y 260 Nm de par a 1.750 rpm disponemos potencia suficiente para llevar a cabo una conducción normal por ciudad, pero a bajas vueltas echamos de menos un extra de empuje que tarda en llegar demasiado. El confort de marcha mejora en carretera donde en marchas altas podemos circular de una forma más relajada y sin demasiado ruido del motor.

Por otro lado el cambio manual de 6 velocidades realiza correctamente su función, aunque si optamos por el cambio automático de doble embrague EDC para una mayor comodidad en ciudad deberemos optar por otra mecánica diferente, ya que esta solo está disponible asociada a un cambio manual. En general, si estamos acostumbrados a las marchas no habrá mayor problema, aunque quizás sí nos gustaría un tacto algo más suave entre marcha y marcha. La posición natural de la palanca de cambio en punto muerto puede resultar algo extraña, y en ocasiones incluso dar la sensación de que hay alguna marcha acoplada.

No es un motor pensando para una conducción dinámica, aunque tampoco es precisamente lento, con una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 11,4 segundos o una velocidad máxima de 180 km/h. La realidad es que para una conducción normal no echamos de menos más potencia y se agradecen los consumos ajustados de los que hace gala este mecánica. Su consumo medio es de 3,9 l/100 km, y a lo largo de esta prueba llevada a cabo tanto por carretera como por ciudad obtuve una cifra de 5,8 l/100 km. Con un peso de 1.280 kg es un vehículo bastante ágil en ciudad, se mueve bien por calles estrechas y su posición de conducción elevada se agradece.

Motor1.5 dCi 81 kW (110 CV) - 4 cilindros en línea
Cilindrada1.461 cm3
Potencia110 CV / 81 kW @ 4.000 rpm
Par260 Nm @ 1.750 rpm
Peso1.280
Dimensiones Lar/An/Al mm4.122 / 1.778 / 1.556 mm
Volumen Maletero377 litros
Aceleración 0 a 100 km/h11,4 segundos
Recuperación 80 a 120 km/hN.D.
Velocidad máxima180 km/h
Consumo homologado4,1 / 3,7 / 3,9 l/100 km (urb. / extraurb. / comb.)
Emisiones CO2 por km101 g/k de CO₂ (Euro 6)
Precio de partidaDesde 19.017,64 euros (este acabado y motor)

Comportamiento

El mercado SUV está en pleno auge, aunque como ya hemos mencionado en muchas ocasiones tienen la desventaja de ser vehículos más torpes, pesados y con un importante lastre consecuencia de las inercias. Sin embargo, el Captur no se muestra especialmente lento ni torpe, su dirección es bastante precisa y responde bien al paso por curva siempre y cuando circulemos a velocidades adecuadas. Debemos tener en cuenta que existen una serie de limitaciones claras cuando hablamos de un crossover, pero salvo que rebasemos con holgura los límites de velocidad legales no tendremos que preocuparnos.

El hábitat natural del Captur es, sin duda alguna, la ciudad, aquí es donde notaremos una mayor libertad al volante del crossover gracias a sus dimensiones compactas y buena respuesta de su motor diésel. El consumo homologado en ciudad es de 4,1 l/100 km, lo que queda bastante lejos del consumo real que podemos conseguir en un trayecto normal por cualquier entorno urbano. Gracias al modo ECO podemos disminuir ligeramente estos consumos, pero contando con una respuesta más lenta y perezosa del motor. El sistema Start/Stop cumple con su función y siempre nos permite sumar un ligero ahorro de combustible.

Ya en carretera conseguimos ajustar los consumos más de cerca a las cifras oficiales, que según Renault es de 3,7 l/100 km. Llevando a cabo una conducción relajada y eficiente he podido conseguir consumos que rondaban los 4,5 l/100 km, aún lejos del consumo oficial. La suspensión McPherson delantera y rueda tirada con elemento torsiones en la trasera ofrece una buena comodidad de marcha, es cómoda para viajar y filtra de forma bien las irregularidades que podamos encontrar en la carretera.

Fuera del asfalto el Captur se defiende, y a pesar de no tener unas cotas de ataque elevadas nos permite circular por caminos de tierra con pequeños desniveles o roturas sin mayor problema. Está claro que no estamos al volante de un todoterreno, y su tracción delantera tiene sus limitaciones fuera del asfalto. Renault tiene claro que el cliente tipo de este modelo no va a hacer un uso off-road del mismo, y por ello, ni siquiera se ofrece una variante con tracción a las cuatro ruedas, aunque podría ser interesante una versión campera con protecciones y altura más elevada.

Equipamiento y precio

Los niveles de terminación se denominan Life, Intens, Zen y XMOD. En todos los Captur se incluyen de serie los controles de tracción y estabilidad, elevalunas eléctricos, cierre con mando, ordenador de viaje, asiento posterior abatible, control de velocidad, arranque por botón, luces diurnas por LEDs y asistente al arranque en cuestas. El acabado Intens (15.012,80 euros) añade a lo anterior las llantas de aleación, aire acondicionado, faros antiniebla, Tarjeta Renault, detalles cromados, sistema de sonido integrado con bluetooth, puerto USB, suelo del maletero reversible, tapizado específico, elevalunas traseros eléctricos, sistema de asistencia a la frenada de emergencia o volante de cuero.

El nivel de acabado Zen (16.164,35 euros) cuenta con faros LED, climatizador automático, sensor de lluvia, encendido automático de luces, llantas de aleación de diseño exclusivo, pack look interior en cromo satinado, carrocería bicolor, sistema de navegación con pantalla de siete pulgadas, etc.

Algunas de las novedades que encontramos tras la actualización del modelo es el sistema de alerta de objetos en ángulo muerto, sensores de aparcamiento en el paragolpes delantero, asistente al aparcamiento automático “manos libres” con medidor lateral de espacio y que es capaz de estacionar el vehículo tanto en batería como en línea.

Por último el XMOD (17.230,60 euros) añade el Grip Control, navegador con cartografía europea, tapizado exclusivo, cristales sobretintados, pedales de aluminio, espejo interior fotosensible, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cámara posterior, aparcamiento asistido y detector de objetos en ángulo muerto.

Los precios en España para el nuevo Renault Captur quedan así, aunque hay que tener en cuenta que aquí no incluyen tipo de descuento o promoción por lo que son bastante elevados. Es de suponer que al descuento inicial que ronda los 1.000 € según versión se sumarán otras acciones por financiar o entregar un usado.

MotorLifeIntensZenXMOD
0.9 TCe 9015.65017.50018.85020.100
1.2 TCe 12019.85021.100
1.2 TCe 120 EDC21.35022.600
1.5 dCi 11021.70022.950
  • El Renault Captur ha madurado con esta última evolución, ofreciendo una estética ligeramente más moderna y atractiva. Además su equipamiento aumenta y la sensación de calidad en el interior.
  • La relación calidad-precio.
  • En el interior encontramos numerosas soluciones de espacio para viajar con toda la familia.
  • Su maletero con un doble fondo que ofrece una capacidad de hasta 455 litros de capacidad.
  • La tapicería desenfundable aunque estéticamente no sea de lo más vistosa si cumple en cuanto a practicidad.
  • Unos consumos ajustados acorde con una mecánica que ofrece prestaciones suficientes para una conducción normal.
  • El nivel de acabado Zen ofrece un equipamiento generoso, tanto tecnológico como en seguridad y confort.
  • Una calidad de acabados que aún pueden mejorarse mucho en el interior, el tacto de algunos botones y elementos como el climatizador o los paneles de las puertas.
  • El tacto de su caja de cambios manual de seis velocidades.
  • Refinamiento del motor en general, que en ocasiones puede llegar a ser demasiado ruidoso.
  • El diseño de la zaga echa en falta algo de personalidad, con unas formas más atrevidas o dinámicas como ya se puede ver en otros modelos de la gama.

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com