Inicio » Tutoriales de Automoción » Breve guía de motores de combustión interna: Lo mejor y lo peor de cada uno

Breve guía de motores de combustión interna: Lo mejor y lo peor de cada uno

Cada vez son más las opciones de motorización que tenemos disponibles a la hora de comprar un coche nuevo. Ya no solo están los habituales motores de combustión interna, si no que cada vez son más las opciones hibridas, eléctricas, incluso empieza a asomar la cabeza la pila de combustible de hidrógeno.

Sin embargo intentando no meternos en camisas de once varas, vamos a intentar explicar las diferentes opciones en cuanto a motores de combustión interna, ya que hoy en día siguen siendo la opción más elegida.

Concretamente vamos a hablar de los motores de cuatro tiempos, que utilizan el conocido como ciclo OTTO en honor a su inventor. Para que este ciclo este completo, el pistón tiene que realizar cuatro carreras completas que se conocen como: admisión, compresión, explosión y expulsión.

Gasolina vs Diésel

Esta es la diferencia más grande que podemos encontrar entre este tipo de motores. Aunque a priori tengan una gran similitud en cuanto a la apariencia exterior, el parecido no va más allá. Ni los materiales utilizados, ni las prestaciones tienen nada que ver.

Por un lado está el ligero motor de gasolina, cuyo combustible se detona mediante la chispa que produce la bujía. Por otro lado está el motor diésel, cuyo combustible detona a altas presiones.

Motores

Esta diferencia entre combustibles es la “culpable” de prácticamente todas las demás diferencia entre ambos tipos de motores.

Peso: La necesidad en los motores diésel de soportar presiones mayores para la compresión del combustible y su explosión, obliga a que en su fabricación se utilicen materiales más pesados y resistentes.

Fiabilidad: Debido a la estructura más fuerte y pesada de los motores diésel respecto a los de gasolina, su fiabilidad también es más alta. Esto se traduce en una vida útil más larga. Además al utilizar un combustible que detona por alta presión, se prescinde de las bujías, por lo que no es necesario un cableado y bobinas para su funcionamiento.

Precio: Al igual que en los puntos anteriores la necesidad de soportar mayores presiones también afecta al coste. Un motor con piezas más resistentes también es un motor más caro.

Potencia: Al tratarse de dos combustibles totalmente distintos, sus prestaciones evidentemente también lo serán. Si lo que estas buscando en un motor con mucha fuerza en bajas revoluciones y capaz de arrastrar lo que se te pase por la cabeza, tu opción es el diésel. Si por el contrario buscas una respuesta rápida, alto régimen de vueltas y caballos por doquier, lo mejor para ti es elegir un motor gasolina.

En cuanto a la potencia, la introducción del turbo ha conseguido acercar las prestaciones a altas revoluciones de los motores diésel a las de los motores gasolina

Un pequeño resumen de las ventajas de ambos motores

Gasolina

  • Menos peso
  • Menos coste de fabricación
  • Mayor régimen de revoluciones
  • Mayor relación potencia peso
  • Respuesta más rápida

Diésel

  • Vida útil más larga
  • Consumos más bajos
  • Par motor más alto a bajas revoluciones
  • Temperatura de funcionamiento más baja
  • Menos emisiones de monóxido de carbono

Si no sabes que combustible es el que mejor te viene bien para tus deslazamientos, te recomendamos leer el siguiente artículo.

Ya tengo claro que combustible se adapta a mí ¿debo tener en cuenta algo más?

Ahora que ya está más o menos clara la diferencia entre los motores de combustión dependiendo del combustible que utilizan toca hablar de sus posibles variantes.

Las necesidades de los fabricantes de automóviles de adaptar los motores a las características que debe tener cada modelo, ha ocasionado diferentes variantes. Evidentemente las prioridades de un pequeño utilitario no son las mismas que las de un superdeportivo. Para conseguir esta adaptación a cada tipo de vehículo  existen diferentes tipos de motor según la forma en que se disponen sus cilindros.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Cilindros en línea

Es el modelo más común, sobre todo debido a su bajo coste de fabricación y mantenimiento. Al estar todos los pistones en la misma línea solo se necesita una cabeza de cilindros, un árbol de levas y una bancada.

La mayoría de los utilitarios montan un 4 cilindros en línea, ya que es una opción pequeña, compacta y fácil de montar en casi cualquier ubicación. Sin embargo las opciones pueden ir desde los 3 cilindros que montan algunos modelos pequeños (ver prueba Mini Cooper) hasta los 6 cilindros que montan algunos modelos más grandes (generalmente de tracción trasera o total).

Cilindros en V

Este tipo de motores recibe el nombre por la forma que proyecta la disposición de sus cilindros, los cuales forman un ángulo de generalmente de 90°.

Una de las ventajas de este tipo de motores es su longitud. Gracias al ángulo que forman los cilindros se consigue poner los cilindros más juntos y permite motores de mayor cilindrada. Sin embargo este ángulo también provoca que se trate de motores más anchos.

motor v10

Por lo general suelen ser motores más potentes que los anteriores, aunque también más pesados. Al estar los cilindros en ángulo se requieren dos cabezas de cilindros y dos árboles de levas. Este incremento de piezas también afecta a su coste de fabricación.

Generalmente son motores utilizados en coches de características deportivas debido a su rigidez.

Motor Bóxer

Para entender el nombre de este tipo de motores hay que tirar un poco de imaginación. Se trata de motores en los que sus cilindros están dispuestos en dos bloques en un plano horizontal a cada lado del cigüeñal. ¿Y por qué Bóxer? Esto se debe a que cada pareja de pistones se unen en el medio como si de dos puños de boxeadores que se saludan al inicio de un combate se tratara. Si quieres profundizar en su historia y su funcionamiento te recomendamos que leas este artículo detallado sobre los Motores Bóxer.

Esta configuración de los cilindros consigue un centro de gravedad más bajo que ninguna otra. Esto genera una mayor estabilidad del vehículo y un mejor control en curva. Por otro lado estamos hablando de motores mucho más anchos difíciles de montar en algunos vehículos, sobre todo de tracción delantera.

Este tipo de motores tiene un equilibrio dinámico natural, ya que al estar los pistones dispuestos a pares, enfrentados unos a otros, se contrarrestan sus energías. Generalmente son motores más suaves y armoniosos (menos vibraciones).

Los motores Boxer suelen ser más ruidosos que los dispuestos en línea o en V, debido a la falta de airbox y otros componentes en el compartimento del motor

Motor rotativo (Wankel)

Este tipo de motores prescinde del típico sistema piston-biela de vaivén. En su lugar utiliza un sistema de rotores, con forma triangular, que giran alrededor de un cigüeñal excéntrico, dentro de una cámara ovalada. Estos rotores solo giran en una dirección y el diseño de la cámara de combustión permite realizar todos los pasos del ciclo OTTO al mismo tiempo. Si quieres profundizar sobre los motores Wankel, su aceite y todos sus detalles te recomendamos que leas el post detallado que elaboramos.

Las principales ventajas de este tipo de motores son: un tamaño muy reducido, capaz de entregar la misma potencia que un motor convencional el doble de grande, entrega de potencia suave, bajas vibraciones y pocas piezas móviles.

Lo malo: mayores consumos y fabricación costosa.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com