Inicio » Tutoriales de Automoción » Pulir los faros del coche y eliminar el aspecto quemado y amarillo en 7 pasos

Pulir los faros del coche y eliminar el aspecto quemado y amarillo en 7 pasos

No se vosotros, pero un servidor ya ha tenido alguna llamada de atención en la ITV con el coche de algún familiar y con un problema realmente extendido, os hablo de la “neblina” de los faros delanteros.

Si no sufrís de este mal endémico que se deja ver en una gran parte de los faros plásticos con el paso de los años, la exposición al sol, la sal y las condiciones climatológicas adversas, seguro que lo habéis detectado en los faros delanteros de algún coche aparcado en la calle.

Como ya sabréis, no es la primera vez que os ofrecemos tutoriales para que os animéis a hacer algunas operaciones o trámites con el fin de que os ahorréis unos euros. Recientemente os hemos hablado sobre los duplicados de documentación en caso de pérdida, robo o deterioro, qué hacer cuando la batería nos ha dado algún problema o cómo reparar ligeros arañazos en la pintura de nuestro vehículo.

¿Cómo detecto el problema?

Pese a que parezca sencillo, no siempre este efecto opaco se produce en el exterior. En algunos casos analizados, el uso de bombillas de potencias inadecuadas muy próximas a la cúpula plástica han causado oscurecimiento en la parte interior del plástico. Para este problema por el memento desconozco si hay o no solución.

Para detectar si es el exterior lo tenemos muy sencillo, basta con pasar el dedo por encima del faro. Debemos apreciar una rugosidad manifiesta en la superficie y dependiendo del grado de deterioro podemos hablar de cierta tonalidad amarillenta/blanquecina en el plástico quemado.

¿Por qué se produce este deterioro en los faros?

Bueno, tal y como antes he comentado, la exposición a la luz solar, el calor, las condiciones climatológicas, el frío, la sal esparcida en el firme y el mero paso de los años son algunas de las causas más frecuentes por las que se produce esta “neblina” en el exterior de la cúpula plástica del faro principal.

Los vehículos modernos están equipados con las lentes de los faros en material plástico o policarbonato, que naturalmente terminan sufriendo cierta “oxidación” con el tiempo. Este deterioro se acelera por la exposición a la luz ultravioleta del sol, la lluvia ácida, los productos químicos para derretir la nieve, la absorción de la suciedad, la mugre en pequeños arañazos en la lente y las picaduras o proyecciones de gravilla.

¿Existe solución para los faros dañados?

Mucha gente se decanta por la sustitución de los faros por unos nuevos o de desguace pero si quieres ahorrarte unos cuantos euros podemos proponerte la opción de pulirlos o limpiarlos.

Las reparaciones en talleres pueden costarte desde los 20 euros a los 45 euros para cada faro.

Si no dispones de muchos recursos o simplemente eres “un manitas” y crees que puedes pulir los faros de tu coche tú mismo, a continuación te contamos como.

Para pulir o limpiar el faro necesitaremos:

  • Lija grano 400, grano 1000 y grano 2000. Si tienes experiencia con la taladradora puedes insertar la lija de disco con estos granulados.
  • Agua con jabón o multiusos incoloro
  • Una taladradora con 2 o 3 discos de lana
  • Pulimiento líquido con siliconas (Se recomiendan guantes de vinilo para su uso)
  • Un trapo de algodón que no deje pelusas
  • Cinta de carrocero

Si no quieres complicarte te recomiendo que busques un kit especializado completo como este disponibles en internet o en tiendas especializadas en recambios del automóvil.

PASO 1: Pulir y limpiar bien el faro con un trapo

En primer lugar debemos limpiar completamente el faro con abundante agua y jabón con el fin de retirar la contaminación superficial, los aceites, los productos químicos y la suciedad. Para esto podemos utilizar también cualquier producto de limpieza multiusos, eso sí, recomiendo que sea incoloro. Si la abrasión es leve y no presenta rugosidad os recomiendo pasar al PASO 5.

En caso de emplear un kit, el agua se sustituye por un activado de superficie plástica, aunque tras 30 segundos deberemos retíralo con agua.

Pulir y limpiar bien el Faro del coche

PASO 2: Proteger el área alrededor del faro

En segundo lugar recomiendo la íntegra protección de las superficies cercanas al faro. Para esto emplearemos cinta de carrocero aunque conozco a más de uno que a la cinta de carrocero le ha decidido adherir plásticos protectores para ampliar la superficie de cobertura. Este paso es quizá uno de los más importantes si no quieres que tu pintura sufra daños en el proceso de lijado o pulido. Recuerda, la calidad reside en los detalles.

Proteger el faro del coche para limpiarlo

PASO 3: Lija del faro

Una vez protegido y limpio el faro debemos de lijarlo. No te asustes ya que lo que vas a hacer es retirar las zonas quemadas opacas. Las lijas recomendada son las de grano 400, 1000 y 2000, siempre mojándolas en agua y empleándolas con movimientos circulares (fuerza suave y constante). En las esquinas un movimiento de adelante hacia atrás funciona mejor. Si tenéis un pulverizador de agua (como el del limpiacristales) estaría bien ir mojando el faro de forma constante así como el papel de lija.

Al haberlo hecho en alguna ocasión, personalmente recomiendo la lija de grano 400 en la primera lijada, la de grano 1000 en la segunda lijada y la de grano 2000, estas dos últimas las efectuaremos también mojando el papel y la superficie de forma continua. Tienes que recordar que lo que queremos hacer es ir suavizando de forma progresiva la superficie dañada y áspera.

Lijado del faro para su limpieza

Para lijar en húmedo o al agua recomiendo sumergir el papel de lija en agua (sólo agua) e ir mojándola de forma constante (al igual que ir pulverizando agua encima del faro).

Cuando creáis haber terminado deberéis pasar el dedo por encima del faro en busca de zonas ásperas. Si encuentras asperezas vuelve a lijar…

PASO 4: Limpiado con agua y secado

De nuevo deberemos limpiar el faro, esta vez sólo con agua para retirar el escombro plástico que hemos lijado. Después de limpiar, secamos el faro, de este modo habrá quedado con un blanquecino homogéneo (uniformemente blancos y difusos).

PASO 5: Pulido 

Debemos aplicar un pulimento especializado. En este paso podemos encontrar de todo y de todas las opiniones. En las grandes superficies de bricolaje (que no podemos mencionar pero que todos sabemos cuáles son) encontraremos pulimentos líquidos con siliconas. También podemos optar por productos especializados 100% para faros, pero lógicamente, estaremos comprando lo mismo pero con un incremento de precio notable debido a la comodidad y a la concentración de productos. Si es la primera vez y no te consideras “un manitas”, compra mejor el kit.

Kit para pulir los faros del coche

Una vez repartido homogéneamente el producto en una fina capa con un trapo sin pelusa deberemos de pasar la pulidora (También podemos aplicar el líquido sobre el disco de lana). Yo he empleado un disco de lana acoplado a un taladro ya que no solo cumple la función sino que además su tamaño es ideal para la gran mayoría de los faros. Hay que asegurarse de que el taladro tenga varias velocidades ya que una velocidad muy elevada puede dañar el faro. Os recuerdo, más vale maña que fuerza…

Es importante saber que este paso se basa en la repetición así que no tienes que asustarte si a la primera o a la segunda no queda bien al 100%.

En algunos kits especializados en faros se incluye un barniz que se aplica después del lijado y con el que se termina el proceso tras una hora de secado y varias horas sin conducir. (Kit Sylvania). Estos kits también funcionan en las cúpulas plásticas de las motos y en los faros traseros de los vehículos.

PASO 6: Limpieza 

Cuando la superficie plástica esté perfectamente pulida deberemos de cambiar el disco de lana por uno nuevo totalmente limpio, eso sí, esta vez no emplees pulimento.

Herramienta pulímetro

Si por un casual nos damos cuenta de que el faro no ha quedado todo lo liso que deseamos deberemos repetir la operación de nuevo y volver a pulir de nuevo (PASO 5)

PASO 7: Última pasada

Retiraremos la cinta de carrocero, los plásticos protectores y opcionalmente limpiaremos de nuevo el faro. Seguro que los resultados te sorprenden gratamente, te ahorrarás un dinero y no tendrás problemas en la ITV.

Repaso final a la limpieza del faro

Hay que tener en cuenta que este proceso depende de la habilidad que tenga cada uno y que podemos tardar desde 15 a 40 minutos por faro.

Cosas a tener en cuenta

Dependiendo de la marca o el fabricante del faro este puede contar con varios espesores. Personalmente no recomiendo efectuar esta operación de pulido y lijado más de dos veces ya que pueden aparecer grietas con las que deberíamos de sustituir el faro completo o la cúpula plástica exterior si tu modelo te lo permite.

Es posible que el faro no quede como nuevo al 100% pero no te preocupes porque pasará la ITV. Hay que subrayar que este efecto puede volver a aparecer en tu faro con el paso de los meses.

No obstante, si tienes dudas o te encuentras con alguna dificultad te invitamos a compartirla escribiendo un comentario aquí debajo, e intentaremos ayudarte en la medida de lo posible 😉
No se vosotros, pero un servidor ya ha tenido alguna llamada de atención en la ITV con el coche de algún familiar y con un problema realmente extendido, os hablo de la “neblina” de los faros delanteros. Si no sufrís de este mal endémico que se deja ver en una gran parte de los faros plásticos con el paso de los años, la exposición al sol, la sal y las condiciones climatológicas adversas, seguro que lo habéis detectado en los faros delanteros de algún coche aparcado en la calle. Como ya sabréis, no es la primera vez que os ofrecemos…

Resumen de Prueba

Pulido - 90%

90%

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com