Inicio » Pruebas de Coches » Prueba BMW 220d Coupé 190 CV xDrive 8AT: Extraña e interesante combinación

Prueba BMW 220d Coupé 190 CV xDrive 8AT: Extraña e interesante combinación

No todas las marcas se pueden permitir el lujo de invertir en versiones de baja demanda para satisfacer las necesidades de unos pocos. Por suerte los clientes más exigentes tienen en las firmas premium casi siempre la solución a sus deseos, por complicados que sean. Combinar una carrocería coupé con motor diésel, tracción total a las cuatro ruedas y caja automática hoy día no es nada común. Entre las marcas generalistas no hay ninguna posibilidad y sólo Audi, Mercedes o BMW son capaces de ofrecer algo parecido. Durante unos días he tenido la posibilidad de conducir un BMW 220d Coupé…
Diseño/Estética - 8
Calidad de acabado - 8
Equipamiento de serie - 6
Equipamiento opcional - 8.5
Habitabilidad - 7
Maletero - 7
Motor/Refinamiento - 7
Prestaciones - 8
Consumos - 9
Transmisión - 9.5
Dirección - 8
Frenos y neumáticos - 8
Comportamiento - 9
Calidad de rodadura - 7.5
Relación valor-precio - 7

7.8

Notable

Ágil, rápido, frugal y eficaz, el 220d Coupé xDrive es una propuesta muy específica que encajará entre las necesidades y gustos de unos pocos usuarios. La mecánica diésel no disimula su ciclo pero tiene una respuesta brillante. La caja de cambios automática con ocho velocidades es sensacional. Por espacio y maletero es válido para cuatro adultos. Como siempre en los vehículos premium, el precio y la dotación estándar son sus peores enemigos.

No todas las marcas se pueden permitir el lujo de invertir en versiones de baja demanda para satisfacer las necesidades de unos pocos. Por suerte los clientes más exigentes tienen en las firmas premium casi siempre la solución a sus deseos, por complicados que sean.

Combinar una carrocería coupé con motor diésel, tracción total a las cuatro ruedas y caja automática hoy día no es nada común. Entre las marcas generalistas no hay ninguna posibilidad y sólo Audi, Mercedes o BMW son capaces de ofrecer algo parecido.

Durante unos días he tenido la posibilidad de conducir un BMW 220d Coupé xDrive con caja automática y debo reconocer que es un conjunto muy apetecible. Eso sí, mezclar tanta tecnología tiene en el precio su lado más negativo, acercándose peligrosamente a los productos superiores de la propia marca.

Aclarar que el 220d xDrive probado corresponde a una unidad anterior al restyling –todos los detalles y por eso no verás en las imágenes las pequeñas mejoras realizadas hace poco. De todos modos lo importante es que en el apartado dinámico no ha habido cambios, algo que también se extiende a la capacidad del habitáculo, maletero o terminación.

DISEÑO

El BMW Serie 2 Coupé es un coche muy agradable a la vista, bastante compacto y poco aparatoso. De serie es un tanto soso pero los usuarios siempre podrán tirar de los elementos opcionales para conseguir que tenga una presencia mucho más cuidada y deportiva, ganando considerablemente.

Si echamos un vistazo a la unidad testada, al acabado Sport Line hay que añadir otras opciones como las bonitas llantas de aleación de generoso tamaño, la pintura metalizada o el paquete cromado exterior completo, todo ello dando como resultado un Serie 2 Coupé bastante “pintón”.

Si lo tuyo es más la elegancia que la deportividad, BMW propone el paquete Luxury Line con detalles que consiguen hacerlo más serio y tradicional. La gama de colores, diseño de llantas de aleación y accesorios es tan amplia que para realizar una configuración al gusto podrías invertir mucho tiempo investigando todas las posibilidades.

INTERIOR

El Serie 2 Coupé es un automóvil con unos años ya a sus espaldas y eso se percibe en algunos detalles del interior. El salpicadero por ejemplo es demasiado clásico en su presentación y las concesiones al “diseño” brillan por su ausencia. Eso sí, nadie podrá poner pegas a la ergonomía, con todos los elementos muy a mano.

La calidad general del 220d xDrive me ha parecido buena, haciendo uso de materiales agradables a la vista y al tacto. Cierto es que en este caso concreto la tapicería en piel “beige” hace que el interior mejore mucho, ganando en empaque y sensación de “coche bueno”. Asientos eléctricos, molduras decorativas y otros muchos elementos que ves en las fotos también hay que pagarlos.

Lo que sí equipaban las últimas unidades anteriores al restyling es el nuevo equipo multimedia con Apple Carplay vía bluetooth, menús más intuitivos e incluso una práctica toma USB adicional junto a los posa-latas que facilita la conexión (conserva también la otra toma ubicada en el hueco bajo el apoyabrazos).

La instrumentación en el Serie 2 de momento es de corte tradicional, con relojes analógicos y una pequeña pantalla LCD para el ordenador de viaje. Si se opta por el sistema de navegación esa misma pantalla aumenta en tamaño e información pero no logra el efecto de las configurables que pueden tener otros BMW.

Por el habitáculo hay repartidos varios huecos porta-objetos de buen tamaño que resultan prácticos. Además todos cuentan con suelo de goma para evitar que aquellos que sea depositado se mueva de un sitio a otro

Aunque la tónica general de la mayoría de fabricantes es ir eliminando el freno de mano tradicional por otro de accionamiento eléctrico, el Serie 2 por ahora conserva “el de toda la vida”, algo que BMW justifica con toda la razón asumiendo el carácter dinámico que se le presupone al Serie 2 Coupé (los Active Tourer en cambio optan por el eléctrico).

HABITABILIDAD

En las plazas delanteras el BMW Serie 2 Coupé me ha parecido que tiene sitio suficiente para que sus dos ocupantes puedan viajar sin sensación de agobio. Hay buena cuota en altura incluso cuando está instalado el techo solar deslizante de cristal, y la anchura entre ambos asientos es generosa.

El puesto de conducción me ha parecido muy bueno. A los múltiples reglajes de los asientos (eléctricos en esta unidad) y volante, hay que sumar la facilidad con la que se controlan todos los elementos, incluido el ordenador de viaje o sistema de audio). Sí he echado de menos el Head Up Display, uno de los mejores del mercado y que BMW ofrece en opción también en el Serie 2.

En las plazas posteriores sólo podrán viajar dos ocupantes que además se encontrarán separados por una pequeña consola realizada en plástico duro. El acceso no es especialmente rápido (el asiento eléctrico es lento) ni cómodo, al no haber demasiado espacio. Lo mejor será que aquí viajen las personas más ágiles.

En cuanto al maletero, con 390 litros de capacidad es más que suficiente para llevar el equipaje de cuatro personas. Si se necesita más espacio es posible retirar los respaldos traseros y aprovechar el hueco que queda (aunque no sea demasiado grande puede salvarte de un apuro). La terminación en esta zona es muy buena, con iluminación LED y paredes completamente guarnecidas.

EQUIPAMIENTO/PRECIO

Siempre que hablamos de un vehículo premium el apartado equipamiento/precio suele ser el que más le perjudica al tener un coste muy superior con una dotación más escasa en comparación con los generalistas. Eso sí, estas marcas ofrecen posibilidades de personalización impensables para el resto.

El 220d Coupé xDrive que puedes adquirir ahora, es decir, con el lavado de cara, incluye de serie los faros LED, encendido automático de luces, sensor de lluvia, selector de modos de conducción, arranque por botón, ordenador de viaje, elevalunas y espejos eléctricos, sistema de sonido con pantalla de 6,5 pulgadas, bluetooth, USB y llantas de aleación.

En opción deja elementos tan interesantes como el control de crucero (normal o adaptativo), sistema de navegación con pantalla de 8,8 pulgadas, acceso a internet, Apple CarPlay, techo solar, tapizado en piel, asientos eléctricos y térmicos, Head Up Display, lector de señales de tráfico, cámara de visión posterior, sensores de parking delanteros y traseros, etc. Según tu presupuesto podrás ir jugando con ellas.

El precio de partida del 220d Coupé 190 CV xDrive 8AT es de 40.000 €. Si lo quieres parecido a la unidad testada deberás ir preparando la cartera para ir sumando un buen número de extras y acercarte a los 60.000 € aunque, eso sí, en los concesionarios ya sabes que se realizan descuentos bastante grandes.

MOTOR

El motor de dos litros diésel con 190 CV es posiblemente el bloque que más y mejor ha explotado en los últimos años. Está disponible es casi toda la familia de vehículos de la marca y en todos ellos da un resultado fantástico, incluido en el 520d que ya pesa lo suyo y coquetea con los cinco metros de longitud.

Con el paso del tiempo BMW ha ido realizando pequeñas modificaciones para conseguir que sea algo más refinado y silencioso. Los cambios son evidentes desde el primer momento pero sigue sin brillar en esto frente a otras mecánicas diésel más modernas. En frío se nota claramente su ciclo y en aceleraciones fuertes también se cuela algo de sonido aunque es justo reconocer que la insonorización del habitáculo es muy buena.

El 220d Coupé se ofrece con caja manual de seis velocidades o bien con la automática de ocho relaciones. Si optas por esta última (totalmente aconsejable) también tendrás la posibilidad de elegir entre propulsión posterior o el sistema de tracción total a las cuatro ruedas que en BMW denominan xDrive.

La mezcla de estos tres elementos (tracción, transmisión y motor) me ha parecido muy interesante si el usuario realizará bastantes kilómetros al año y además demanda una capacidad de tracción superior (no sólo se le saca partido a la tracción total en mojado o hielo). Estoy seguro que a muchos lectores les sobrará “el motor diésel” pero no hay que olvidarse de esos usuarios que se pasan “media vida” al volante.

Por prestaciones, el 220d no te defraudará. Tiene un empuje bueno y en aquellos momentos en los que podría pecar de ser poco efectivo (bajas vueltas por ejemplo), la transmisión automática de ocho velocidades lo corrige para que quede disimulado. Y precisamente la caja es la que más brilla de todo el conjunto, con un funcionamiento ejemplar, rápido y sacando el máximo partido al motor.

Aunque el bloque de BMW no sea reciente, hay que alabar los excelentes consumos con los que obsequiará a sus usuarios. Para tener 190 CV y no ser precisamente ligero (arranca en los 1.565 kg sin opciones), coquetea siempre con los 5,0 L/100 a poco que te lo propongas y no suele superar los seis litros a los cien si realizas una conducción algo más decidida. En general es parco en consumos y aunque eleves el ritmo no se incrementan en la misma proporción.

Motor220d xDrive 8AT
Cilindrada1.995 cc
Potencia190 CV a 4.000 rpm
Par400 Nm a 1.750 rpm
PesoDesde 1.565 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm4432 / 1774 / 1418
Volumen Maletero390 litros
Aceleración 0 a 100 km/h6,9 seg
Recuperación 80 a 120 km/h6,4 seg (D)
Velocidad máxima225 km/h
Consumo homologado4,3 L/100
Emisiones CO2 por km113 gr
Precio de partidaDesde 40.000 € (220d xDrive 8AT 2018)

COMPORTAMIENTO

Probablemente los que busquen un coupé para disfrutar conduciendo deberán poner los ojos en otra alternativa del Serie 2. Está claro que el M2 sería perfecto para conquistar tramos de curvas jugando con la trasera pero, siendo sincero, pocos son los que pueden mantener un vehículo así.

Si buscas diversión dentro de la gama del Serie 2 el 220i con 184 CV podría ser una interesante alternativa o, si el presupuesto no está demasiado ajustado, subir al 230i con 252 CV. El diésel en sí no aporta la deportividad que cualquier purista desearía y por más que sus prestaciones sean muy buenas, carece del encanto de un buen motor de gasolina superando las seis mil vueltas.

Tampoco la tracción total será la más indicada para aquellos que buscan diversión. El Serie 2 xDrive es divertido a su manera. Deja que el eje posterior se mueva un poco pero el agarre que ofrece en general es soberbio, siendo un devora curvas fantástico que no te sacará tantas sonrisas como el propulsión posterior pero al menos te dará la tranquilidad necesaria (la sensación de control es muy elevada).

La unidad que he probado, con el paquete Sport Line y las llantas opcionales me ha parecido que lograba un compromiso estupendo entre eficacia y comodidad, filtrando bien las irregularidades y consiguiendo que la carrocería estuviese en todo momento bien sujeta. Los más quisquillosos podrán quejarse del ruido de rodadura en algunos asfaltos pero aquí la culpa la tienen los enormes neumáticos que montaba.

Como buen BMW ofrece un selector de modos de conducción con el que se pueden modificar las leyes de funcionamiento de diversos elementos: dirección, acelerador, gestión electrónica, suspensión e incluso el climatizador pueden cambiar (si se equipan las opciones necesarias). El usuario puede elegir EcoPro, Comfort, Sport y Sport Plus, este último desactivando el control de estabilidad.

El tacto de la dirección me ha parecido bueno a partir del modo Comfort y algo blando en el EcoPro, lo que facilita las cosas cuando toca circular a bajas velocidades o estacionar pero que resta precisión rodando rápido. En modo Sport se endurece bastante y mejora el tacto, permitiendo un guiado excelente sin necesidad de correcciones.

La circulación en ciudad no presenta inconvenientes importantes respecto a otros vehículos. La visibilidad es bastante buena en todas las direcciones y al no ser un coche especialmente grande, se maneja bien por calles estrechas o cuando hay que estacionar. La cámara y los sensores de aparcamiento son de gran ayuda, sobre todos los delanteros ya que la forma del capó no queda bien visible desde el puesto de conducción.

No he probado las luces LED que llevan de serie las unidades con el lavado de cara pero sí las de xenón y la capacidad de alumbrado es buena. El sistema automático de luces cortas/largas no es perfecto pero funciona mejor que en otros vehículos. El aviso pre-colisión sin embargo no ha sido tan eficaz, indicando algunos “objetos cercanos” cuando no había nada delante.

En general el 220d Coupé xDrive me ha parecido un automóvil muy especial dirigido a un público específico. Por comportamiento brilla sobre los rivales, siendo muy eficaz y rápido sin comprometer nunca la seguridad (hay que ser muy cafre para buscarle las cosquillas). El motor diésel da unas prestaciones muy buenas y gasta poco pero tendría que ser más silencioso. Sobre la caja de cambios sólo se pueden decir maravillas, siendo cara pero totalmente recomendable.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com