Inicio » Pruebas de Coches » Comparativa Audi S3 Sportback vs. BMW M140i: El niño pijo le planta cara al chico rebelde

Comparativa Audi S3 Sportback vs. BMW M140i: El niño pijo le planta cara al chico rebelde

No solemos traeros comparativas, pero cuando lo hacemos tratamos de conseguir dos productos que den de qué hablar. Tras enfrentar al Kia Optima GT y al Škoda Superb TSI 180; al Peugeot 308 SW y al Peugeot 3008; o al Kia Niro y al Toyota CH-R, hoy nos hemos decantado por dos compactos de lo más picante que en ningún caso os van a dejar indiferentes. Hablamos del BMW 140i y el Audi S3 Sportback, dos productos completamente distintos que únicamente se parecen en una cosa: su capacidad para ofrecernos unas cifras realmente asombrosas.

En este caso estamos comparando diversión frente a eficacia o, dicho de otro modo, estamos enfrentando al niño pijo contra el macarra del barrio. Cada uno tiene sus pros y sus contras, como todo en esta vida, pero a fin de ser más concretos vamos a centrarnos en los cinco puntos clave en los que sobresale un modelo frente al otro. Del Audi S3 Sportback quattro S-tronic podéis leer la prueba completa en el enlace, mientras que del BMW M140i hemos optado por no sacarla ya que esta unidad es anterior al restyling que se vende actualmente, aunque la mecánica es la misma.

Siéntate, ponte cómodo… ¡Y gas a fondo!

Sin llegar a ser versiones extremadamente radicales, ambos modelos exudan deportividad por los cuatro costados y son realmente divertidos cuando les buscas las cosquillas, pero también están pensados para poder usarse en el día a día.

BMW M140i: desmelénate

1. Ya solo por la postura de conducción sabes que te lo vas a pasar muy bien. Tiene un interior más sencillo que el Audi (aunque ojo, no por ello peor), pero nos permite adoptar una postura de conducción más baja y deportiva. Eso sí, este aspecto también puede ser un punto negativo a la hora de viajar para algún usuario.

2. Sensaciones de atmosférico. Su motor es explosivo, la respuesta al acelerador inmediata y siempre quiere más, en cualquier circunstancia, lo cual resulta extremadamente adictivo. Es un coche que no se lo piensa, sobresale en bajos frente al Audi y se estira sin esfuerzos hasta las 6.800 vueltas gracias a su mayor cilindrada, pero también declara mayores consumos.

3. El cambio ZF por convertidor de par de BMW (frente al doble embrague de Audi) es tan rápido y eficaz que a la marca ni siquiera le hace falta equipar un doble embrague en este modelo. Actúa rápido ya lleves el modo Sport o vayas usando el secuencial con las levas, y enseguida saca toda la furia contenida en el vano motor. La de Audi es igual de eficaz, pero cuando circulamos deprisa, a baja velocidad no termina de ser tan convincente.

4. La tracción trasera enamora, no vas a querer optar por la versión xDrive (que está disponible, igual que el cambio manual, lo cual resulta otro punto a favor del BMW). El M140i es un coche seguro, porque los controles intervienen cuando se les necesita incluso en el modo Sport+, pero también es mucho más permisivo que el Audi y, sobretodo, mucho más juguetón a la hora de tomar curvas. Es un potro sin domar que requerirá que tengas algo más de experiencia al volante para llevarlo ‘a fuego’, porque sus reacciones no son tan predecibles ni tan suaves como las del Audi. Aquí hemos venido a jugar…

5. Los neumáticos de serie son unos Michelin Pilot Super Sport, frente a los Continental ContiSportContact 5, algo menos eficaces y resistentes cuando le buscamos las cosquillas al coche, aunque también hay que tener en cuenta que la docilidad de uno y otro, pues la zaga del BMW M140i es un desafío constante y el Audi S3 parece ir sobre raíles.

Audi S3 Sportback: ni te despeines

1. Sin lugar a duda, el Audi S3 te cautivará nada más verlo. Su estética es algo más llamativa y agresiva que la del BMW M140i, aunque sigue siendo un lobo con piel de cordero. Tiene detalles aerodinámicos más atractivos. Lo mismo ocurre en el interior, es minimalista pero los acabados están mejor rematados y da una sensación de calidad ligeramente superior, todo ello rematado con la fuerte carga tecnológica que supone el Virtual Cockpit de Audi. Lo único que me gusta más del interior del BMW es el volante, cuyo tacto y grosor son puramente M.

2. Es más cómodo en todos los sentidos. Pese a que ambos tienen una suspensión firme, el Audi S3 con la amortiguación variable Magnetic Ride (frente a la M adaptativa) es menos seco y rebotón, aunque también es cierto que el salto entre modos de conducción es menos perceptible. Se muestra más aplomado al circular por autopista y transmite mayor sensación de estabilidad en el paso por curva a cierta velocidad, sensación a la que indudablemente contribuye la tracción total. Es más dócil y predecible, resultando más polivalente y aprovechable en diversos entornos, pero también es menos divertido cuando le damos cera.

3. La tracción total te permite evitar pérdidas de tracción en las aceleraciones y conducir bastante deprisa por tramos revirados sin necesidad de tener las manos de Carlos Sainz para no perder ni una milésima de segundo frente a tu rival. Puedes conducirlo muy fácilmente, sin asustarte curva tras curva yendo deprisa, pero jugar un poco con el coche y demostrar tu pericia al volante ya te supondrá desactivar algún que otro control de estabilidad porque es difícil llegar a su límite con todo activado.

4. Su sonido es más ronco y constantemente te está avisando de la furia que esconde en las entrañas el motor 2.0 TFSI y de cuatro cilindros. Es más, en el Audi S3 no es difícil escuchar algún que otro petardeo por el tubo de escape y eso, le gusta a todo el mundo. Por el contrario, el motor del seis cilindros de BMW es bastante más intenso y limpio, parece menos artificial y más natural. Es cuestión de gustos…

5. La contundencia del Audi S3 en cada frenada es soberbia. El tacto del freno exuda eficacia y resistencia, con una ausencia de fatigabilidad tremenda a pesar de rodar con él deprisa durante un rato; mientras que en el mismo período de tiempo en el BMW M140i empezamos a notar un tacto más esponjoso que nos obliga a hundir cada vez más el pie en el pedal.

El veredicto: somos gente de barrio

Si bien es cierto que el Audi S3 sobresale en numerosos aspectos y para muchos usuarios la seguridad, la comodidad y la precisión priman sobre la diversión porque lo que quieren es un coche rápido que no les dé sustos, a nosotros nos gusta jugar. El BMW requiere manos y concentración para exprimirlo, el Audi que lleves compañía en el asiento de al lado para no aburrirte, porque es demasiado perfecto.

Muchas veces en la imperfección está la perfección, y además el M140i juega con la ventaja de ofrecer diversas variantes para todos los gustos: lo tienes con cambio manual o automático, y con tracción total o trasera, mientras que el Audi siempre estará asociado a la excelente tracción quattro y el cambio S-Tronic.

Definitivamente, si lo que buscas es un coche para todo, desde moverte cómodamente en el día a día o durante las vacaciones y de vez en cuando darte un caprichito por la sierra más cercana, el Audi S3 es tu coche, porque además los consumos son más moderados.

Por el contrario, si lo que quieres es tener un coche práctico pero con tacto deportivo constante y disfrutar como un niño pequeño cada vez que le achuchas al acelerador, el BMW M140i no te defraudará. Esa necesidad de agarrar el volante con fuerza en cada aceleración, ese empuje y ese culito revoltoso son difíciles de olvidar…

Y para terminar, os dejo con algunos datos de ambos modelos para que podáis comparar las cifras oficiales con detenimiento, así como con una completa galería de imágenes:

ModeloAudi S3 Sportback quattro S-tronicBMW M140i
Largo4.322 mm4.324 mm
Ancho1.785 mm1.765 mm
Alto1.404 mm1.411 mm
Batalla2.631 mm2.690 mm
Vía delantera1.535 mm1.516 mm
Vía trasera1.511 mm1.534 mm
Altura delante/detrás (máx)900 / 940 mm900 / 890 mm
Anchura delante/detrás1.390 / 1.320 mm1.390 / 1.340 mm
Espacio piernas detrás710 mm650 mm
Capacidad maletero340 (1.180) litros360 (1.200) litros
Peso1.540 kilos1.550 kilos
Coeficiente aerodinámicoCx 0,34Cx 0,34
Neumáticos delanteros225/40 R18 92Y225/40 R18 88Y
Neumáticos traseros225/40 R18 92Y245/35 R18 92Y
Suspensión delanteraMcPhersonMcPherson
Suspensión traseraParalelogramo deformableParalelogramo deformable
Frenos delanterosDiscos ventiladosDiscos ventilados
Frenos traserosDiscos ventiladosDiscos ventilados
Motor2.0 TFSI – 4 en línea3.0 – 6 en línea
Cilindrada1.984 cm³2.998 cm³
Potencia228 KW (310 CV) @ 5.500 – 6.500 rpm250 kW (340 CV) @ 5.500 rpm
Par400 Nm @ 2.000 – 5.400 rpm500 Nm @ 1.500 – 4.500 rpm
TransmisiónS-Tronic 7 velocidadesAutomática 8 velocidades
Aceleración (0-100 km/h)4,6 segundos4,6 segundos
Vel. Máxima250 km/h250 km/h
Consumo (urb./extraurb./comb.)8,2 / 5,5 / 6,5 l/100 km9,4 / 5,8 / 7,1 l/100 km
Emisiones CO2149 g/km de CO2 (Euros 6)163 g/km de CO2 (Euro 6)
Capacidad depósito55 litros52 litros
Puntuación EuroNCAP5 estrellas5 estrellas
Precio mín (gama sin desc./extras)51.110 euros47.100 euros
Precio máx. (gama sin desc./extras)51.110 euros51.600 euros

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com