Inicio » Pruebas de Coches » Prueba BMW 320d Touring 190 CV xDrive 8AT: ¿Quién necesita un SUV?
prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-ext18

Prueba BMW 320d Touring 190 CV xDrive 8AT: ¿Quién necesita un SUV?

Salvo que lo tuyo sean las pistas forestales o algún acceso complicado a una finca, realmente no necesitas un todocamino. Las modas está claro que mueven a las masas pero en muchas ocasiones compramos muchas cosas sin que se adapten realmente a nuestras necesidades, priorizando “no ser menos que el menos vecino”. En el mundo del automóvil ocurre exactamente lo mismo. Los SUVs son vehículos en muchas ocasiones poco prácticos, más gastones y caros pero estéticamente más imponentes que los equivalentes convencionales. Esto de la imagen también pasa por elegir entre una firma generalista y una Premium lógicamente. Los vehículos…
Diseño/Estética - 8
Calidad de acabado - 8.5
Equipamiento de serie - 6.5
Equipamiento opcional - 9
Habitabilidad - 7.5
Maletero - 7.5
Motor/Refinamiento - 6.5
Prestaciones - 8
Consumos - 7.5
Transmisión - 9.5
Dirección - 8.5
Frenos y neumáticos - 7.5
Comportamiento - 9
Calidad de rodadura - 6.5
Relación valor-precio - 6.5

7.8

Notable

El Serie 3 es un automóvil completo y en su versión familiar añade versatilidad. El 320d es puro equilibrio por prestaciones y consumos aunque no es un motor especialmente silencioso. La tracción total xDrive es un acierto y el cambio automático, excelente. Lo malo como siempre es la relación precio-equipamiento

Salvo que lo tuyo sean las pistas forestales o algún acceso complicado a una finca, realmente no necesitas un todocamino. Las modas está claro que mueven a las masas pero en muchas ocasiones compramos muchas cosas sin que se adapten realmente a nuestras necesidades, priorizando “no ser menos que el menos vecino”.

En el mundo del automóvil ocurre exactamente lo mismo. Los SUVs son vehículos en muchas ocasiones poco prácticos, más gastones y caros pero estéticamente más imponentes que los equivalentes convencionales. Esto de la imagen también pasa por elegir entre una firma generalista y una Premium lógicamente.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-ext29

Los vehículos familiares han sido desde hace años opciones muy demandadas en Europa, destacando especialmente en Alemania, Suecia e Italia mientras que en España no han terminado nunca de hacerse un hueco por la mala costumbre de relacionarnos con los coches fúnebres… De un tiempo a esta parte las cosas han cambiado pero siguen sin ser en muchos casos bien vistos.

Durante unos cuantos días he tenido la oportunidad de conducir un BMW 320d Touring con tracción total xDrive y me ha dejado buenas sensaciones. Creo que salvo casos puntuales, cumple mucho mejor su cometido como vehículo para la familia que un BMW X1 o X3, reduciendo además el consumo y mantenimiento.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-ext33

DISEÑO

El Serie 3 Touring es un familiar de corte bastante clásico. Mantiene la deportividad que todo BMW debe tener pero aumenta el lado práctico con su generoso portón trasero. Si lo quieren muy pintón, la solución pasa por rascarse el bolsillo e ir añadiendo unas cuantas opciones como ocurre en la unidad testada.

Llantas de aleación de gran tamaño, pintura metalizada, paquete Sport Line y techo solar panorámico son algunos de los elementos que consiguen mejorar el aspecto de este Serie 3. Durante los días de la prueba han sido bastantes los curiosos que se han quedado mirando su aspecto e incluso los más atrevidos me preguntaron por las características y el precio.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-ext-b3

El leve lavado de cara que recibieron los Serie 3 el año pasado hay que reconocer que ha sido acertado. No envejece al anterior y sin embargo se percibe como más moderno y agradable. Las ópticas con tecnología LED y otros pequeños cambios consiguen un conjunto interesante a la vista.

INTERIOR

Lo mismo que ocurre en el exterior pasa en el habitáculo. Si ves un Serie 3 “pelado” quizás te entren ganas de salir corriendo del concesionario pero si por el contrario lo ves con varios elementos opcionales te puedes terminar enamorando.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int5

La unidad testada luce con orgullo un tapizado en piel de color beige muy vistoso (y sucio dicho sea de paso). Si tienes niños olvida este tono y opta por uno algo más sufrido. El techo solar añade luminosidad y la pantalla del navegador con 8,8 pulgadas queda mucho más resultona que la de 6,5 pulgadas que viene de serie.

Otro detalle que consigue mejorar el aspecto en el interior es el diseño del volante. En este caso con tres radios y levas, tiene un tacto sensacional y muy buen aspecto. El que viene de serie no sólo es feo sino que envejece el habitáculo

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int-b16

La disposición de todos los mandos no difiere respecto a otros BMW. Si te has montado en uno, te has montado en todos (salvo en las gamas más altas que ya han evolucionado). No hay freno de mano eléctrico (por cuestiones de deportividad según la marca) y el sistema multimedia se controla desde unos prácticos botones en la consola entre los asientos.

La instrumentación es de sobra conocida. No queda visible la información inferior de la pantalla si eres alto por lo que la opción del Head Up Display (si no usas gafas polarizadas) podría ser la solución. En cualquier caso no es algo que estés mirando a todas horas y el velocímetro queda bien visible.

La calidad de terminación del Serie 3 está a muy buen nivel. Hay amortiguación en guantera y asideros de techo, huecos forrados y con suelo de goma, una excelente unión entre piezas, y plásticos agradables al tacto.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int-b9

EQUIPAMIENTO

La dotación en BMW ha ido mejorando con los años y de serie ya no vienen tan pelados. Esto no implica que frente a los rivales generalistas salgan bien parados, especialmente atendiendo al precio de salida que suele ser muy superior.

El 320d Touring xDrive incluye sin coste el climatizador automático de dos zonas, control de crucero, sistema de audio con pantalla de 6,5 pulgadas, USB, bluetooth, llantas de aleación, faros antiniebla, ordenador de viaje, selector de modos de conducción, portón posterior eléctrico y lo habitual en seguridad.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int-b15

La unidad testada suma además los faros Full LED, tapizado en piel, asientos eléctricos y calefactables, alerta de cambio de carril, control de crucero adaptativo, el citado techo solar doble, Head Up Display, el paquete exterior Sport Line con las llantas extra-serie, navegador, servicios conectados BMW Connected, espejo interior fotosensible, etc.

El precio recomendado para este diésel familiar con 190 CV, tracción total y caja automática de ocho velocidades arranca en los 44.725 € aunque tal y como lo ves en las imágenes te acercas demasiado a la barrera de los 60.000 €. ¿Mucho dinero? Lo cierto es que sí pero hay que reconocer que lleva de todo.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-ext-b5

Echando cuentas no es más caro que un Audi A4 Avant Quattro o un Mercedes Clase C Estate con tracción 4Matic aunque lógicamente sí se aleja mucho de lo que costaría un Opel Insignia Sports Tourer o un Volkswagen Passat Variant 4motion. En su defensa hay que decir que BMW está realizando constantes promociones en las que se aumenta la dotación por precios más ajustados, además de ofrecer algunos descuentos a pie de concesionario.

HABITABILIDAD

El Serie 3 Touring es un automóvil que está en la media del segmento en lo relativo al espacio. En las plazas delanteras la sensación de desahogo es buena, con una cota de anchura que no te hará pelarte con el acompañante. El puesto de conducción es agradable, con todo muy a mano.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int1

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

En las plazas traseras es mejor que viajen dos pasajeros por culpa de un túnel de transmisión excesivamente intrusivo. Tampoco ayudan las salidas de aire aunque es un detalle que sí agradecerán aquellos que viajen en estas plazas. El espacio para las cabezas, algo justa en el sedán, aquí mejora por la menor caída del techo.

¿Y el maletero? Pues no es especialmente grande aunque sí aporta versatilidad. Los 495 litros mínimos son simplemente correctos y hay un montón de vehículos de segmentos inferiores que tienen mayor capacidad

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int7

La ventaja en los familiares está en poder aprovechar la altura al techo retirando la bandeja. También es posible abatir los respaldos traseros en tres partes, permitiendo que el usuario juegue con la carga y el espacio destinado a los pasajeros.

La terminación en esta zona es impecable, con materiales agradables y bastantes soluciones para sujetar la carga. A destacar que el portón posterior tenga manejo eléctrico de serie, un detalle poco habitual en BMW que suele “cobrar por todo”.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int3

MECÁNICA

Para la prueba la versión elegida fue la que a priori puede ser la más equilibrada de toda: 320d con 190 CV de potencia en combinación con la caja automática de ocho velocidades. Es cierto que el 318d y sus 150 CV van realmente bien pero metidos en faena es mejor el más potente. Además no olvides que la tracción total termina pasando factura por el mayor peso.

Me sorprende que a estas alturas BMW no haya mejorado la insonorización de sus versiones diésel más vendidas. Mientras que las unidades con seis cilindros carecen del tacto tosco y ruido desagradable, este cuatro cilindros no termina de convencer por sonoridad y vibraciones. Basta decir qué pocos minutos después de devolver esta unidad me monté en el Mégane 1.5 dCi y me resultó mucho más refinado.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int-b1

Lo que no se puede cuestionar es el excelente rendimiento de este bloque. Tiene una banda de utilización bastante grande para ser diésel, responde con inmediatez y no gasta mucho. Lo único que tienes que hacer es evitar el modo ECO-Pro que lo capa en exceso y hará que parezca perezoso.

Tanto la aceleración como la capacidad para realizar adelantamientos está garantizada con la excelente caja de cambios automática de ocho velocidades. No es la primera vez que lo comento y quizás me repita pero creo que es la mejor transmisión automática en la actualidad por funcionamiento, suavidad y rapidez. Si bien es algo cara, merece la pena el esfuerzo.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int-b11

Los consumos registrados durante la prueba quedaron bastante lejos de los 4,5 L/100 de media que se homologan. Sin embargo no me ha parecido que sea una versión que gaste mucho y eso que la tracción total es un lastre (por no hablar de los neumáticos excesivos). La media real durante la prueba fue de 5,9 L/100, con registros cercanos a los 5,5 L/100 en autovía y algo menores en carretera.

Con casi 1.700 kg de peso en orden de marcha, es en ciudad cuando los consumos suben bastante más de lo que nos gustaría. Bajar de los 7,0 L/100 es casi misión imposible y lo normal es que puedan alcanzar los ocho o algo más si las cosas se complican. No es un dato alarmante pero nada tiene que ver con los 5,4 L/100 declarados.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-int-b7

COMPORTAMIENTO

Es un Serie 3. Con tan sólo esto ya podría haber descrito sus maneras. BMW siempre ha conseguido transmitir deportividad al volante incluso en sus vehículos con motor diésel y este familiar juega además con la ventaja de la tracción total para garantizar un paso por curva alucinante.

Sin ser tan cómodo como un Mercedes Clase C, el BMW te deja perplejo con su capacidad para tragarse una curva tras otra. Da igual que vayas algo pasado…. O que el giro sea más cerrado de lo que esperabas. En definitiva te costará mucho buscarle las cosquillas y estoy convencido de que podría haber explorado todavía más sus límites.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-ext-b2

Durante los primeros días este Serie 3 parece que tiene una suspensión equilibrada sin demasiado enfoque a la deportividad. Filtra bastante bien las irregularidades y las que se perciben más tienen que ver por el bajo perfil de la llanta y no por el tarado elegido. Circulando por rotondas oscila un poco y te da la impresión de no ser muy dinámico pero esto es sólo una falsa impresión. El Touring xDrive te podría dejar con la boca abierta y eso que no está pensado para ir con la familia “a todo gas”.

En viajes largos es igualmente cómodo. El ruido de la rodadura podría ser mejor pero la buena aerodinámica del vehículo aleja los molestos silbidos que produce el aire. Con un conjunto llanta/neumático más racional habría ganado algún punto pero claro, habría perdido esa estupenda apariencia.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-ext42

Una vez llegas a la ciudad te puedes desenvolver bastante bien. La superficie acristalada es generosa y se controlan las esquinas mejor que en la berlina. Con los sensores y las múltiples cámaras resulta sencillo estacionarlo y eso que no es pequeño

La principal pega en uso urbano es el ruido que procede del motor. Si no salta el Stop&Start y vas con la ventanilla bajada se percibe demasiado. No es agradable y en acelerones fuertes también deja muy claro su ciclo. Cerrando la ventana podrás disimularlo un poco aunque nunca alcanzará la finura de los seis cilindros de la marca. El escalón más bajo con esas mecánicas es el 330d, una versión que se escapa por precio.

prueba-bmw-320d-xdrive-serie3-ext27

No te voy a negar que un BMW X1 o X3 van bastante bien pero jamás alcanzarán el buen rodar de este Serie 3 Touring que además resulta igual de práctico, más frugal en igualdad de condiciones y menos aparatoso. Por todo lo mencionado, si no necesitas circular por pistas, olvida los todocaminos. Un turismo convencional con tracción a las cuatro ruedas cumple más que bien en zonas con heladas o nieve.

El comportamiento dinámico es excelente, dando además sensación de control. La calidad de terminación también es notable. El portón posterior resulta práctico y viene de serie con la apertura/cierre automáticos. El motor diésel tiene unas prestaciones buenas y no gasta demasiado. El cambio automático como siempre brillante
La finura del motor de cuatro cilindros se está quedando muy atrás. No es silencioso ni tampoco demasiado agradable. Los neumáticos excesivos de la unidad probada perjudican algo el confort. La dotación de serie podría ser más completa teniendo en cuenta el precio
Motor320d
Cilindrada1995cc
Potencia190 CV a 4.000 rpm
Par400 Nm a 1.750 rpm
Peso1.680 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm4633 / 1811 / 1434
Volumen Maletero495 / 1.500 litros
Aceleración 0 a 100 km/h7,6 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h6,9 segundos en D
Velocidad máxima222 km/h
Consumo homologado4.5 L/100 (5,9 en prueba)
Emisiones CO2 por km119 g
Precio de partida44.725 € (320d Touring xDrive 8AT)

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com