Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Ford Focus ST 2.0 EcoBoost 250 cv: Rey de reyes

Prueba Ford Focus ST 2.0 EcoBoost 250 cv: Rey de reyes

Si la semana pasada os mostrábamos la prueba de uno de los compactos de “armas tomar” del Grupo Volkswagen, hoy os traemos al hatchback más reciente de la familia ST perteneciente a la marca del óvalo, hablamos del Ford Focus ST. [Ver prueba Volkswagen Golf R Cabrio] El Ford Focus estrena un nuevo diseño, integra la innovadora tecnología de la marca y optimiza sus consumos y sus emisiones, incluso en esta variante tan radical. Con sus nuevas líneas, el nuevo Focus ST integra de una manera muy sutil, los últimos códigos de diseño de la Marca del óvalo y busca…

Resumen de Prueba

Equipamiento - 9
Diseño - 7
Confort - 9
Consumo - 8.5
Motor - 9.5

8.6

Notable+

Se trata del primer coche de competición global de Ford y ofrece un equilibrio único entre rendimiento, conducción y refinamiento. Su excelente comportamiento y su precio lo convierten en el líder actual del mercado de los hatchback de altas prestaciones.

Si la semana pasada os mostrábamos la prueba de uno de los compactos de “armas tomar” del Grupo Volkswagen, hoy os traemos al hatchback más reciente de la familia ST perteneciente a la marca del óvalo, hablamos del Ford Focus ST. [Ver prueba Volkswagen Golf R Cabrio]

El Ford Focus estrena un nuevo diseño, integra la innovadora tecnología de la marca y optimiza sus consumos y sus emisiones, incluso en esta variante tan radical.

Con sus nuevas líneas, el nuevo Focus ST integra de una manera muy sutil, los últimos códigos de diseño de la Marca del óvalo y busca una mayor comunión entre su agresiva estética y la tecnológica mecánica.

Con la posibilidad de elegir entre dos carrocerías (5 puertas y la SportBreak), el nuevo Focus ST evoluciona hacia una deportividad más tecnológica que saca lo mejor del modelo y plasma la historia deportiva de la marca.

Además de confirmar su excelente comportamiento en carretera y mostrar un inconfundible placer de conducción, el modelo nos ha demostrado que es toda una referencia también en la deportividad, dejando a la altura del betún a muchos de sus rivales.

Como curiosidad, la marca ST (Sport Technologies) fue introducida por vez primera en Europa en 1997 y se reserva para las variantes deportivas de los modelos clave de Ford. Estas siglas intentan encontrar el equilibrio entre altas prestaciones y funcionalidad real.

Diseño exterior

A diferencia de un Focus convencional o con acabado Sport, el ST cuenta con ciertas diferencias estéticas en el frontal.

En los Focus ST, el paragolpes ha sido rediseñado para ofrecer una mejor aerodinámica. El logo de la marca se monta en la parte superior del paragolpes, escoltada por unos faros de xenón que se incluyen entre el equipamiento de serie/regalo. Los faros con proyectores de xenón montan luz con función de cornering así como luz diurna LED. A diferencia de otros modelos de la competencia, la iluminación no es bi-xenón.

Bajo el logo de la marca en la versión ST encontramos una parrilla en negro brillante y con estructura en panal de abeja que ofrece la refrigeración necesaria para el gran radiador. Esta entrada de aire montan el logo ST en color rojo en la parte inferior derecha. Con el sistema Ford Active Grille, el conducto de ventilación permanece abierto para refrigerar el motor al conducir despacio, pero se cierra automáticamente al aumentar la velocidad. La posición cerrada mejora la aerodinámica, lo que puede reducir el consumo hasta en un 0,8%.

Faros Xenon Luz LED Focus ST

Bajo la entrada de aire, en la parte inferior del paragolpes, encontraremos una entrada de aire horizontal y dos decoraciones en color de contraste que integran los redondos faros antiniebla.

Entre el equipamiento de serie u opcional no encontramos los sensores de aparcamiento delanteros y pese a no ser estrictamente necesarios, debería de estar dentro del equipamiento del modelo por su precio y su exclusividad.

Las líneas del nuevo ADN de Ford fluyen al resto del vehículo a través de una inclinada luna delantera con sistema Quickclear y a través de unos abultados pasos de rueda. La luna oculta a la altura del retrovisor interior, la novedosa cámara digital delantera Ford Active Vision que impide que nos desviemos del carril, lee las señales de tráfico, controla automáticamente las luces largas e incluso vigila si estamos cansados.

En la vista lateral de nuestra unidad de Focus ST nos encontramos con unos retrovisores con carcasas en color de la carrocería, intermitentes integrados, sistema de abatimiento eléctrico, sistema calefactable y ajuste eléctrico. Los tiradores de las puertas contaban con sistema de acceso key less entry que nos permitían entrar y salir del vehículo sin necesidad de utilizar el mando a distancia. Nuestros espejos retrivisores equipaban de forma opcional el control de ángulos muertos BLIS.

Nuevo Focus ST

Nuestra unidad de pruebas equipaba de forma opcional unas ventanillas sobretintadas de privacidad que tienen un coste extra de 200 euros. Opcionalmente también equipaba los protectores de las puertas. Un sistema mecánico que protege el canto de las puertas con una superficie gomosa para no dañar nuestro canto ni el lateral de otro vehículo al abrir la puerta.

Las dimensiones del Ford Focus ST 5 puertas son las siguientes: 4.362 mm de largo, 2.010 mm de ancho, 1.484 mm de alto y cuenta con una distancia entre ejes de 2.648 mm.

Los abultados pasos de rueda acogían unas espectaculares llantas de aleación de 18” en color grafito que equipaban unos neumáticos Goodyear Eagle F1 en dimensiones 235/40 R18 AS2. Estas llantas encierran un sistema de frenos específico de los modelos ST que además puede rematarse con unas pinzas de freno opcionales en color rojo.

En la parte delantera tenemos unos discos de 320x25mm con un diámetro de cilindro de rueda de 57 mm, mientras que en la parte trasera tenemos unos discos de 271x11mm con diámetro de cilindro de rueda de 37 mm.

La parte trasera del Focus ST cuenta con ciertas novedades como el increíble alerón superior del portón del maletero que además integra la tercera luz de freno. Los faros  que encontramos a ambos lados del portón cuentan con iluminación LED (luz de posición). En el tirador del portón encontraremos la cámara de estacionamiento que además venía acompañada de cuatro sensores de aparcamiento ubicados en el paragolpes.  En la parte inferior derecha del portón nos volvemos a encontrarnos con el logo ST en color rojo.

En la parte inferior del paragolpes trasero nos encontraremos con los catadióptricos. En la parte baja de estos reflectantes encontraremos unas decoraciones en color de contraste que escoltan a una salida de escape doble hexagonal central.

Nuestra unidad venía pintada en el color Amarillo Sport que supone un coste adicional de 1.200 euros. También están disponibles los colores Spirit Blue, Race Red, Black, White y Silver.

La capacidad del maletero del Focus ST en modo 5 asientos, cargado hasta bandeja con kit reparación es de 363 litros. Con los asientos traseros abatidos en relación 60:40, el volumen asciende hasta los 1.148 litros.

La altura al suelo en las variantes ST se reduce 10 mm respecto al resto de la familia Focus de la marca, debido al sistema de suspensión específico ST. En la parte delantera tenemos una suspensión Macpherson con subchasis aislado y dirección asistida eléctrica de relación variable. En la parte trasera nos encontramos con una suspensión trasera Control blade derivada del Focus RS. Amortiguadores, muelles, barras estabilizadoras y topes de muelle han sido adoptados según los requerimientos ST tanto en la parte delantera como en la trasera.

Diseño interior

Los diseñadores han explotado al máximo los volúmenes interiores liberados por la arquitectura semi-alta del Focus. Gracias a ello, han podido dibujar un salpicadero muy inclinado y casi simétrico, y desplazar los montantes para ofrecer una visión sin obstáculos.

En el interior hemos percibido un importante acento de calidad. El resultado de la incorporación de nuevos materiales es discutible ya que Ford nos presenta un salpicadero excesivamente novedoso y brillante, lo cual puede ser incómodo para algunos gustos. Pese a esto, todo está perfectamente ubicado, eso sí, echamos de menos unos botones un poco más grandes.

Una vez nos sentemos en el asiento del conductor, nos encontramos con una agradable sensación de confort así como con una sujeción máxima que jamás había experimentado en un vehículo de esta clase. Esta sujeción proporcionada por los deportivos asientos diseñados por Recaro, tapizados en cuero negro, con ajuste de longitud de la parte inferior, ajuste eléctrico, calefacción y costuras en blanco, ofrecen toda la sujeción necesaria para los que practiquen la conducción deportiva.

Salpicadero Focus ST

El acceso y la salida del vehículo no es igual de confortable que la de otros acabados del Focus debido a las prominentes sujeciones laterales que rozaremos cada vez que accedamos y salgamos del modelo. El asiento del conductor tiene ajuste eléctrico por lo que abogaría por montar una memoria junto a un sistema que cuando apaguemos el motor, nos desplace el asiento a la posición más atrasada, con el fin de mejorar la salida y el acceso y no rozar en exceso el asiento. Una vez que arranquemos, el sistema podría volver a ocupar la posición memorizada por el conductor.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com