Inicio » Noticias del Motor » Nuevo Audi A3 Sportback g-tron

Nuevo Audi A3 Sportback g-tron

Con el Audi A3 Sportback g-tron, Audi da un gran paso hacia la movilidad sostenible. Este cinco puertas compacto, que debutará a finales de año, puede utilizar un combustible neutro en emisiones de CO2, el Audi e-gas. Dicho combustible se producirá próximamente en la instalación Audi e-gas que se está ultimando en Werlte, Alemania. Este nueva versión, también puede utilizar gas natural comprimido convencional, combinando ecología, economía y alta tecnología.

El Audi A3 Sportback g-tron reune toda la tecnología de fabricación aplicada en los últimos modelos de la marca germana, desde la construcción ligera Audi ultra hasta el infotainment o los sistemas de asistencia al conductor. Pero lo más relevante que presenta son los últimos avances de la tecnología de propulsión con gas, incluyendo el almacenamiento del combustible. Cada uno de los dos depósitos situados debajo del piso del maletero puede almacenar 7 kg de gas a una presión máxima de 200 bares. Gracias a la ligereza de materiales aplicada en la construcción de los mismos, cada depósito pesa 27 kg menos que uno fabricado mediante la tecnología convencional.

Los depósitos están compuestos por una nueva matriz. Una lámina de poliamida estanca al gas constituye la capa interior, una segunda lámina de material plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) proporciona la máxima resistencia mecánica, y una tercera y robusta lámina de material plástico reforzado con fibra de vidrio (GFRP) ofrece protección contra daños procedentes del exterior. Como aglutinante para los materiales reforzados con fibra se utiliza resina epoxi de alta resistencia mecánica.

Un segundo aspecto a destacar en el Audi A3 Sportback g-tron es el regulador electrónico de la presión del gas. El compacto y ligero componente reduce la alta presión con la que el gas sale de los depósitos en dos fases, hasta situarla entre los 5 y los 9 bares. De este modo, en el conducto común de gas y en las válvulas de insuflado se dispone siempre de la presión adecuada; baja para una conducción eficiente en los regímenes inferiores y alta cuando el conductor demanda potencia y par motor.

En cuanto la presión en el depósito baja de los 10 bares, la gestión del motor cambia de forma automática al modo de gasolina. El Audi A3 Sportback g-tron es completamente bivalente, es decir, sus valores de potencia son idénticos tanto en el modo de gas como en el de gasolina. Con gas recorre unos 400 km (basándose en un consumo normalizado), y otros 900 km si fuera necesario en el modo de gasolina; así pues, la autonomía global puede compararse a la de un Audi con motor TDI. Dos indicadores en el cuadro de instrumentos proporcionan al conductor la información relativa al nivel de llenado de los depósitos. Además, en el sistema de información al conductor se muestra el consumo instantáneo correspondiente al modo operativo actual.

Las dos bocas de llenado se encuentran debajo de una tapa común. Después de repostar y a temperaturas muy frías, el motor arranca primero en modo de gasolina y cambia después lo más rápidamente posible y de forma automática al modo de funcionamiento con gas.

El motor se basa en el nuevo 1.4 TFSI. Las cambios más importantes afectan a la culata, a la turbosobrealimentación, al sistema de inyección y al catalizador. Con 110 CV  y 200 Nm de par máximo, el Audi A3 Sportback g-tron supera los 190 km/h de velocidad punta, y acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos. El consumo medio a los 100 km no llega a 3,5 kg de gas natural o de Audi e-gas, el combustible que se produce a partir de energía eléctrica obtenida de forma ecológica en el marco del proyecto Audi e-gas. Las emisiones de CO2 a la salida del tubo de escape permanecen por debajo de los 95 g/km cuando el A3 Sportback g-tron funciona en el modo de gas.

Está previsto que los clientes del Audi A3 Sportback g-tron puedan adquirir las cantidades de e-gas que reposten en las estaciones de servicio CNG públicas mediante un método de facturación similar al que existe en relación con la energía eléctrica ecológica. El Audi A3 Sportback g-tron puede funcionar indistintamente con el metano sintético Audi e-gas, o con gas natural comprimido convencional.

Con el e-gas project, Audi se convierte en el primer fabricante de automóviles en crear toda una cadena de recursos energéticos sostenibles. Dicha cadena comienza con electricidad procedente de energías renovables, y los productos finales son hidrógeno y el Audi e-gas sintético. En Werlte (Emsland, Alemania) ya está prácticamente finalizada la construcción de la primera planta industrial del mundo que produce metano sintético (e-gas) a partir de CO2 y electricidad renovable.

Esperemos que llegue pronto a nuestro país para poder contaros de primera mano qué tal funciona esta tecnología

Fuente: Audi
Artículo ofrecido por Autonocion.com: Blog de coches, novedades y noticias de motor

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com