Inicio » Tutoriales de Automoción » ¿Es útil un kit antipinchazos? Tras leer esto probablemente optes por la rueda de repuesto…

¿Es útil un kit antipinchazos? Tras leer esto probablemente optes por la rueda de repuesto…

Una de las mayores pesadillas al volante es, sin duda, ese fatídico momento en el que pinchamos una rueda y toca salir del coche para aventurarnos a semejante desafío. Es verdad que muchos directamente prefieren llamar a la grúa y quitarse de problemas sin mancharse las manos, sin embargo, también los hay que se atreven con la rueda de repuesto o el conocido como kit antipinchazos, cada vez más habitual en los vehículos. Hoy vamos a hablaros sobre este último, explicando bien sus ventajas y desventajas, los diferentes tipos que podemos encontrar y cómo se debe proceder a usar cada uno de ellos.

Antes de empezar hay que recalcar que aunque reste un mayor espacio en el maletero, pese más y por tanto aumente el consumo, la rueda de repuesto siempre será una opción mejor, más segura y eficaz. Ya sea con una rueda de repuesto completa o de galleta podremos continuar circulando hasta 200 km (siempre con ciertas limitaciones en el segundo caso, dado que resta estabilidad y no debemos sobrepasar los 80 km/h) para llegar a nuestro destino sin más adversidades ni sustos inesperados. Aún así no todos los modelos equipan rueda de repuesto y por lo tanto la moda de los kit antipinchazos requiere una serie de nociones que debemos tener muy claras antes de utilizarlos. Quizá, una de las mejores opciones para no quedarnos tirados es el neumático Run Flat.

Siempre hay que recordar que una vez pinchemos una rueda debemos buscar un sitio apartado y seguro para detener el vehículo, ponernos el chaleco reflectante y señalizar correctamente con los triángulos nuestro posición. Solo entonces podremos comenzar con la reparación, o en su caso avisar a la grúa si fuera necesario.

En primer lugar, un kit antipinchazos solo puede ser utilizado en casos de pinchazos menores como una solución de emergencia. Dado que si el pinchazo es mayor de 5 milímetros o se produce en uno de los flancos de las ruedas no podremos hacer nada, solo quedarnos de brazos cruzados esperando a que llegue la grúa. También hay que hay que sumar que los kit antipinchazos utilizan sustancias especialmente nocivas y agresivas para el neumático pudiendo llegar a dejarlo inutilizado en los casos más extremos -Como norma general basta con una buena limpieza del interior-.

Podemos clasificar cada uno de estos kit en tres tipos o variantes que se usan de forma diferente y proporcionan resultados más o menos eficaces en el neumático:

  • Kit manual: Está equipado con un líquido viscoso junto con una serie de herramientas para introducirlo en el neumático, así como un compresor que se encarga de inflar la rueda una vez ha quedado sellado el pinchazo. Es muy barato pero, sin embargo, es difícil de utilizar sin llegar a ser una solución eficaz ni a largo ni a corto plazo, ya que deberemos parar cada pocos minutos para vigilar la presión de la rueda.
  • Kit automático: El kit automático es igual que el manual, pero en este caso no tendremos que introducir nosotros el líquido viscoso, sino que el mismo compresor ha sido fabricado para que introduzca dicha sustancia a la vez que insufla aire al interior. Más fácil de usar que el kit manual pero es más caro.
  • Kit de mecha: Este emplea unas tiras de gaucho y es probablemente el más eficaz frente a los anteriores que hemos citado, por otro lado, es el más complejo ya que tenemos que introducir nosotros mismos la tira con un punzón y después sellar el orificio con un adhesivo.
El precio de los kits antipinchazos pueden variar según la marca y el tipo que sean, los hay desde unos 10 euros hasta los más caros que rondan los 50/70 euros a los que habrá que sumar la reparación en el taller más cercano. Poniendo en una balanza el coste de un kit de este tipo y una rueda de repuesto -más seguro, eficaz y que nos permitirá seguir circulando- sale más a cuenta la segunda opción, además de por tiempo.

Ahora conviene hacerse la pregunta del siglo ¿Realmente es más caro tener un neumático de repuesto frente al kit antipinchazos? La realidad nos dice que no, y para empezar debemos tener en cuenta que este tipo de kits tienen una fecha de caducidad desde su fabricación -que es diferente de la fecha de compra del vehículo- que suele durar unos cuatro años aproximadamente. Además llegado el momento de pinchar una rueda, aunque usemos el kit antipinchazos deberemos ir directos a un taller en que por supuesto nos cobrarán un plus por la reparación de la rueda. Cabe subrayar que el neumático de repuesto no tiene una fecha de caducidad como tal pero sí, una de consumo preferente.

Llegados a este punto habrá que comprar otro kit a lo que sumaremos otros 50 euros aproximadamente a la reparación de la rueda en el taller y a lo que nos costó el kit anterior gastado. Con la rueda de repuesto habríamos solucionado el problema más rápido y dado que no suelen tener un precio desorbitado normalmente queda bastante claro que el ahorro de tiempo y dinero a la larga es mayor, teniendo en cuenta que los pinchazos no suelen ocurrir habitualmente quizás sea mejor invertir algo más para ahorrarnos este sobrecoste a la larga.

Como norma general los kits se emplean para reducir peso y aumentar el espacio de carga.

En la mayoría de los casos si solo disponemos de un kit antipinchazos y la cosa es seria será mucho más fácil llamar a una grúa que según nuestro tipo de seguro nos saldrá gratis o por una precio mucho más asequible que llevar a cabo todo lo mencionado anteriormente. Tanto por tiempo como por dinero, incluso por nuestra seguridad de estar expuestos en la vía reparando un neumático la mejor opción será pedir ayuda a un profesional para que traslade el vehículo hasta un taller donde por un precio módico puedan hacer la reparación.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com