Inicio » Pruebas de Coches » Contacto Hyundai i30 CW 1.6 CRDi 136 CV Style Lux. 7DCT: Los coreanos han vuelto a superarse

Contacto Hyundai i30 CW 1.6 CRDi 136 CV Style Lux. 7DCT: Los coreanos han vuelto a superarse

La nueva generación del Hyundai i30 ha dado un salto de calidad tremendo respecto a su predecesor. Hablamos de un modelo que pese a presentarse con un diseño mucho más elegante y europeo que antes -algo que parece que no gustará a todos-, también lo hace con muchas novedades en materia de equipamiento, mucho refinamiento, una mejor calidad de rodadura y una actualizada gama de motores entre los que toman protagonismo las opciones gasolina, especialmente el T-GDI de 1.4 litros y 140 CV. Tras probar la versión de 5 puertas hace unos meses, hoy es el turno del familiar, el…
Diseño/Estética - 8
Calidad de acabados - 7
Equipamiento - 8.5
Habitabilidad - 8
Maletero - 8
Gama mecánica - 6.5
Comportamiento - 8.3
Dirección - 7.5
Relación valor-precio - 7.6

7.7

Notable

Estamos ante uno de los familiares de nueva generación que irán llegando a nuestras carreteras. Se trata de una apuesta arriesgada que cambia lo moderno por lo clásico/elegante y consigue una mezcla sobria y con un estilo que no nos deja indiferentes, al fin y al cabo es bastante vistoso. Su comportamiento es notable y la mecánica diésel de 1.6 litros se muestra suficiente para mover el vehículo con soltura, aunque habría que ver su comportamiento en un viaje y con el vehículo cargado. Sin duda alguna es una buena opción y es poco 'tragona', aunque un poco cara si no contamos con los descuentos adecuados.

La nueva generación del Hyundai i30 ha dado un salto de calidad tremendo respecto a su predecesor. Hablamos de un modelo que pese a presentarse con un diseño mucho más elegante y europeo que antes -algo que parece que no gustará a todos-, también lo hace con muchas novedades en materia de equipamiento, mucho refinamiento, una mejor calidad de rodadura y una actualizada gama de motores entre los que toman protagonismo las opciones gasolina, especialmente el T-GDI de 1.4 litros y 140 CV.

Tras probar la versión de 5 puertas hace unos meses, hoy es el turno del familiar, el Hyundai i30 CW, sin lugar a dudas, uno de los lanzamientos más esperados del año. Es cierto que los familiares no son los superventas de cada casa, pero a nivel personal cada vez me parecen más atractivos y completos. Además, actualmente el Grupo Hyundai goza de una salud excelente y lleva una temporada que no para de lanzar lo que parece ser éxito tras éxito. El primero de la nueva generación en llegar y triunfar fue el nuevo Hyundai i20, modelo que fue seguido del Hyundai Tucson, el Hyundai Elantra y del recientemente presentado Hyundai IONIQ (además de algunos derivados de estos).

Ahora es el turno del Hyundai i30 CW, un modelo que pese a no estar nada mal posicionado en el mercado a nivel de precios y ventas, ya se empezaba a encontrar a mucha distancia de sus rivales directos. En el caso de esta variante, el fabricante espera que las ventas se sitúen en torno al 20% del conjunto de i30, de ahí su fuerte apuesta por el diseño y los descuentos (es solo 690 euros más caro que la versión de cinco puertas). Recordemos que el modelo anterior apenas supuso un 10% de las ventas del conjunto, pero claro, también era más caro (+1.200€) y, sin que nadie se ofenda, más feo.

Recordemos que Hyundai incorporará al mercado 30 nuevos modelos o variantes de aquí a 2021 con el objetivo de convertirse en la primera marca asiática en Europa. El Tucson, el i30 y el recién presentado Kona serán algunos de los modelos revolucionarios de esta estrategia.

Es por ello que tenía ganas de subirme a este modelo. Soy un apasionado de los largos viajes y me gustan la comodidad y el espacio, así que hoy os voy a ofrecer con ojo crítico las primeras impresiones de este modelo que ya os adelanto que me ha sorprendido para bien. Por último y, antes de entrar en materia, debéis saber que el i30 de nueva generación se convertirá en una familia de productos únicos caracterizados por un diseño atemporal y equilibrado. El próximo en llegar será el modelo de alto rendimiento de la marca N que se empezará a fabricar en la segunda mitad de 2017, mientras que en 2018 veremos incluso una carrocería fastback de cinco puertas.

Acertado y atractivo diseño europeo

Sí algo ha cambiado en Hyundai -tal y como puedes apreciar en la galería de imágenes- es claramente el diseño, que ha abandonado las líneas que la marca venía ofreciendo hasta la fecha y ahora cuenta con unos trazos mucho más europeos y conservadores que abogan por la elegancia. Desde Hyundai han optado por crear un diseño atemporal, de manera que guste a todo tipo de público, y lo cierto es que no les ha salido nada mal la jugada.

En el frontal nos encontramos con una imponente parrilla en cascada que cuenta con un acabado llamado Hot Stamping. Los rasgados faros se encuentran en una posición superior y los diseñadores los han dotado de cierta inclinación. Dependiendo del acabado, el modelo puede montar faros halógenos o unos recomendables faros LED compuestos por tres proyectores (luces cortas y largas) -tal y como puedes ver, ahora sí que son Full LED, no como en el Tucson que todavía montan luces de carretera halógenas-.

El nuevo Hyundai i30 CW solo crece en algunas cotas respecto a la variante de cinco puertas: 4.585 mm de largo (+245 mm), 1.455 mm de alto (igual), 1.795 mm de ancho (igual). La batalla también se mantiene en 2.650 mm.

En una posición inferior nos encontramos con las entradas de aire –sistema Air Curtain– en color negro brillante que además sirven de base para los faros antiniebla y las luces de conducción diurna LED que cuentan con función de intermitentes en la misma tecnología. Como podrás ver, el paragolpes frontal ofrece un diseño enfocado a la eficiencia aerodinámica y cuenta con una entrada de aire inferior horizontal. Esta unidad de pruebas montaba una batería de sensores de aparcamiento delanteros.

Visto de perfil, nos encontramos con un modelo de armoniosas proporciones que cuenta con voladizos delantero y trasero cortos y un capó alargado con el montante delantero desplazado hacia atrás. La caída del portón trasero tiene un aire shooting brake que lo cierto es que no le queda nada mal, al tiempo que la amplia superficie acristalada garantiza una buena visibilidad en todos los ángulos y las manetas cromadas le dan un toque de elegancia al conjunto.

Esta unidad presumía de unas llantas de aleación de 17 pulgadas y diseño en dos colores que llenaban a la perfección los abultados pasos de rueda. El modelo equipaba unos neumáticos Michelin Primacy 3 en dimensiones 225/45 91W R17 que, a pesar de contar con un agarre y un comportamiento en agua muy adecuado, hacían que la rodadura del vehículo fuese excesivamente ruidosa, sobre todo en las plazas traseras. No es cuestión sólo del modelo -que también carecerá de la adecuada insonorizan en los pasos de rueda- sino que en otros modelos equipados con las mismas gomas también hemos notado que el nivel de rumorosidad aumenta cuando introducimos estos neumáticos en la prueba.

El nuevo i30 familiar tiene un coeficiente de resistencia de solo 0,30. El flujo de aire se ha mejorado con varias medidas, que incluyen -entre otras- una aleta activa delante para optimizar la refrigeración y mejorar la aerodinámica.

Como os decía, remata el conjunto la línea de carácter que fluye de manera natural desde los faros hasta las luces LED traseras -dependiendo del acabado cuentan con iluminación LED parcial o bombillas convencionales-. La línea del techo ligeramente inclinada con raíles en plata y el spoiler trasero en negro aportan al i30 CW un aspecto aún más dinámico y compacto.

En el aspecto de personalización, cabe destacar que el nuevo i30 está disponible con llantas de aleación en dos tonos de 17 pulgadas y 5 radios dobles, llantas de aleación en dos tonos de 16 pulgadas y 5 radios dobles o de aleación y de acero de 15 pulgadas.

En la parte trasera de diseño claramente horizontal destacan los dos grupos de pilotos. Los principales se ubican en una posición superior mientras que los secundarios se montan a media altura y cuentan con las funciones de luz antiniebla y catadióptricos. A esta altura es donde nos encontramos con el umbral de carga que, para mi gusto, es bastante alto. En la parte inferior de la trasera nos encontramos con la batería de sensores de aparcamiento -que se combinan con la cámara, aunque esta se ubica junto al logo en una posición más elevada- y a continuación, una franja inferior en color contraste.

Vista desde arriba, nuestra unidad estaba equipada con un techo solar eléctrico practicable y con cortina parasol. Todos los acabados cuentan con una antena de aleta de tiburón, lo cual es un aspecto bastante positivo a la hora de rematar este gran diseño, en mi humilde opinión. El techo solar forma parte del PACK SKY y supone un sobrecoste de 1.000 euros.

Para que cada cliente encuentre su preferido, se ofrecen 12 colores de carrocería con tres opciones en acabado perla (Stargazing Blue, Micron Gray, Phantom Black), siete opciones en acabado metalizado (Demitasse Brown, Intense Copper, Moon Rock, Fiery Red, Platinum Silver, Ara Blue y White Sand) y dos opciones en color sólido (Engine Red y Polar White). Esta unidad luce el tono Stargazing Blue (+450 euros).

Un interior cada vez más agradable al tacto y la vista

El diseño horizontal exterior se traslada a un interior que, sinceramente, me ha encantado, tanto por los buenos ajustes como por diseño y ergonomía. Para el interior se han utilizado materiales blandos y duros en una amplia selección de colores para crear una apariencia visual limpia y sencilla en todo el vehículo, otorgando a su interior una sensación de amplitud y luminosidad muy interesante. No se perciben vibraciones y el tacto es más que adecuado, así como la apariencia visual del mismo.

No es complicado darse cuenta de que Hyundai avanza a pasos agigantados y aunque es algo muy positivo, lo cierto es que venía de una posición muy rezagada. Ahora empezamos a ver un producto muy a la altura de la competencia en el que se cuidan algunos detalles como los elevalunas de las puertas o las partes bajas del salpicadero. La calidad ha aumentado de forma notoria y los materiales parecen resistir bien el paso de los años, no como en los modelos de hace unos años.

Una vez nos sentamos en los cómodos asientos -tapizados en cuero, calefactables, eléctricos, con memoria y ventilados- todo nos queda cerca, ya que el i30 CW ha sido concebido para ser ergonómico y funcional. Las manos se posan cómodamente sobre un volante revestido en un cuero agradable al tacto que cuenta con un diseño en tres radios. Gracias a sus 16 botones, el volante nos da acceso al sistema de sonido, al manos libres, al control por voz, al ordenador de viaje y al control de crucero adaptativo.

Para el interior, los clientes pueden elegir entre tres opciones de color: Oceanids Black con dos opciones diferentes de asientos en tela o cuero negro; una combinación en dos tonos de Slate Grey y Oceanids Black con asientos en tela o cuero negro con un motivo de rombos; o la elegante combinación en dos tonos de Indigo Blue y Oceanids Black con asientos de cuero.

Tras el mismo y a golpe de vista nos topamos con un cuadro de instrumentos dominado por una pantalla central que ofrece multitud de información. Este display cuenta con un velocímetro y digital y toda la información del ordenador de viaje. A ambos lados se encuentran el cuentarevoluciones y el velocímetro, los cuales son analógicos y contienen el nivel de gasolina y la temperatura del aceite.

Tal y como os he comentado con anterioridad, los materiales del interior han sido cuidadosamente seleccionados. El salpicadero está fabricado en materiales de tacto blando y están muy bien rematados. Hay que destacar que hay combinación de plásticos duros y blandos y sus montajes, dependiendo de la posición, cuentan con unos ajustes más o menos finos. Por su parte, la pantalla flotante táctil de navegación de 8 pulgadas (opcional en algunos acabados) preside el salpicadero e integra todas las funciones de navegación, multimedia y conectividad, permitiendo al conductor concentrarse en el tráfico gracias a un interfaz simple y mucho más intuitivo que el que nos encontrábamos en la anterior generación.

A media altura la consola central monta un climatizador bizona con display monocromo y en la parte baja encontramos un cómodo hueco portaobjetos que alberga diversas conexiones USB, Aux-in y 12V, así como cargador por inducción. En el túnel central nos encontramos -en posición avanzada- la palanca de la caja de cambios rodeada de una botonera con la que controlamos los asientos climatizados, el volante calefactado y la desactivación de los sensores de aparcamiento. Continuando el curso del túnel central nos encontramos con huecos portabotellas y un apoyabrazos central con un generoso hueco portaobjetos sin ajuste longitudinal.

Las plazas traseras son cómodas, ofrecen amplitud para las rodillas y una distancia al techo interesante incluso equipando techo solar, pero la pega es que el revestimiento interior de las puertas traseras es muy pobre. La plaza central es insuficiente para acoger a tres personas con comodidad en la parte trasera, con un túnel central prominente y un mullido más bien duro. Eso sí, el resposabrazos ofrece comunicación con el maletero para aquellos que viajan, por ejemplo, con esquíes. Finalmente, la sensación de espacio se potencia con el techo solar panorámico que se puede abrir por inclinación o deslizamiento.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

El i30 CW ofrece una generosa capacidad de equipaje de hasta 602 litros y un máximo de 1.650 litros con los asientos plegados. El modelo cuenta con un práctico panel de dos niveles bajo el suelo de carga, raíles y unas formas bastante regulares, además de la ya mencionada trampilla que conecta con el habitáculo.

Interesantes opciones mecánicas

El i30 CW de nueva generación se mueve gracias a una gama de motores de gasolina y diésel turboalimentados de pequeña cilindrada. Hay disponibles dos motores de gasolina y uno diésel con dos niveles de potencia. Todos ellos vienen de serie con el sistema integrado de Stop and Go (ISG). Así, los clientes pueden elegir entre el nuevo y recomendable motor T-GDI de 1.4 litros, turboalimentado de cuatro cilindros y 140 CV; el motor T-GDI de 1.0 litros, turboalimentado, tres cilindros y 120 CV; y un único motor diésel de 1.6 litros, turboalimentado, de cuatro cilindros y con dos niveles de potencia: 110 y 136 CV.

Para nuestra prueba nos decantamos por el conocido 1.6 CRDi de 136 CV asociado a la nueva transmisión automática DCT de doble embrague y siete velocidades y la verdad es que su comportamiento es bastante satisfactorio. Este propulsor, el cual se consagra como la alternativa diésel más potente del modelo por encima del CRDi de 110 caballos, se ha ido extendiendo progresivamente por otros miembros de la gama del fabricante y, como no, de la gama Kia.

Hay disponibles dos tipos de cambio, el manual de seis velocidades, de serie en  las versiones de gasolina y el bloque diésel de 110 CV; y el automático DCT de siete relaciones que está disponible de manera opcional para el 1.4 TGDi 140 CV y el 1.6 CRDi de 110 CV. Es de serie en el diésel más potente.

Gracias a la introducción de un sistema de inyección de alta presión y la reducción de fricciones internas, este bloque es ahora más refinado, más prestacional y lo que es más importante, menos ‘tragón’, homologando un consumo combinado de tan sólo 4,7 litros a los 100 kilómetros (aunque la realidad será ligeramente superior). Por desgracia, no pudimos hacer una prueba de consumos dadas las circunstancias de esta toma de contacto, por lo que habremos de esperar a probar el modelo durante una semana para ver si realmente es tan eficiente como afirma el fabricante. El modelo tienen un depósito de combustible de 50 litros.

Al pulsar el botón de arranque, la mecánica diésel se muestra bastante silenciosa y las vibraciones no se hacen de rogar, haciéndose palpable el gran trabajo de los ingenieros de la marca al incorporar material absorbente del ruido en el bloque de cilindros y los filtros de aceite y partículas. Es más, en carretera te molestará más el ruido de rodadura y del viento que el del propio motor, aunque en cualquier caso ninguno de ellos llega a ser realmente molesto.

Su respuesta es aceptable gracias a los 300 Nm de par motor disponibles desde las 1.750 rpm hasta las 2.500 rpm y, a pesar de que no ofrece unas prestaciones extraordinarias, acelera de forma progresiva hasta los 100 km/h en 10,9 segundos y mueve con soltura los poco más de 1.400 kilos que presenta sobre la báscula el modelo.

Del funcionamiento del nuevo cambio DCT hay que destacar su rápida y eficiente gestión en función de los requerimientos de nuestro pie derecho, si ya nos gustó su funcionamiento en los modelos de Kia, no iba a ser menos en el caso de Hyundai.

Otro de los elementos clave en el confort de marcha es la transmisión automática DCT de doble embrague y siete velocidades que es de serie en esta mecánica. Desarrollada por el propio grupo Hyundai-Kia, ya tuvimos la ocasión de probarla al ponernos al volante del Kia Cee’d y, al igual que ocurría en este modelo, ofrece unos cambios suaves, rápidos y poco imperceptibles incluso cuando decidimos circular algo más ligeros.

Hay que ser realista, no es el cambio DSG de Volkswagen (por ejemplo), pero su relación calidad precio es excelente y, sin duda alguna, no te defraudará en un modelo como el Hyundai i30 CW. Además, ofrece la posibilidad de usarse en modo secuencial a través de la propia palanca o las levas que giran solidariamente con el volante, reteniendo extremadamente bien a la hora de descender por pendientes empinadas. Si quieres un coche con cambio automático su elección es, sin duda alguna, un acierto.

Este cambio 7DCT tiene dos embragues en seco con un actuador para cada uno. La potencia del motor se transfiere de forma independiente a las marchas impares y pares, para estar siempre listo para cambiar a la siguiente velocidad sin que se interrumpa el par. Para mejorar la respuesta, se aplica el actuador movido por un motor eléctrico, y una serie de amortiguadores externos mejoran el ruido, las vibraciones y la aspereza durante la conducción.

Adicionalmente, la transmisión de doble embrague de 7 velocidades del i30 de nueva generación ofrece dos modos de conducción: el modo normal y el sport, algo que no ocurre en el Kia Cee´d. En el modo Sport hay un patrón de cambio diferente que sostiene las marchas más tiempo antes de cambiar, la dirección proporciona una sensación ligeramente más deportiva y la respuesta del acelerador es más sensible.

Motor1.6 CRDi 7DCT- 4 cilindros en línea
Cilindrada1.582 cm³
Potencia136 CV (100 kW) @ 4.000 rpm
Par300 Nm @ 1.750-2.500 rpm
Peso1.415 kilos
Dimensiones Lar/An/Al mm4.585 / 1.795 / 1.465 mm
Volumen Maletero602 (1.650) litros
Aceleración 0 a 100 km/h10,9 segundos
Recuperación 80 a 120 km/hN.D.
Velocidad máxima198 km/h
Consumo homologado4,7 / 4,1 / 4,3 l/100 km (urb. / extraurb. / comb.)
Emisiones CO2 por km112 g/km de CO₂ (Euro 6)
Precio de partida22.365 euros (sin descuentos)

Comportamiento

Son también notables en el Hyundai i30 de nueva generación los cambios dinámicos. Ahora las suspensiones son bastante más firmes -por fin monta suspensión MultiLink en el eje trasero-, permitiéndonos superar con comodidad los tramos bacheados e irregulares, pero conteniendo en mayor medida los balanceos de la carrocería cuando decidimos circular ligeros o por tramos revirados. Al fin y al cabo, pensemos que dentro de poco veremos una versión picante del Hyundai i30, por lo que el conjunto debe estar bien hecho desde la base.

Gracias a una carrocería más rígida y ligera, el Hyundai i30 CW nos va a permitir algo más de juego si optamos por exprimirle. No es ni mucho menos un coche deportivo, pero algunas mejoras técnicas y su puesta a punto en el centro técnico de la marca en Nürburgring te permiten poder circular deprisa con gran sensación de aplomo y contundencia. Es estable y transmite seguridad, mostrándonos en todo momento reacciones predecibles y nobles.

Uno de los aspectos en los que más cojeaba Hyundai era en la dirección y la verdad es que en i30 han tapado todos los agujeros. La dirección ahora cuenta con una asistencia mucho menor y un tacto más real, es decir, ahora es mucho más natural, algo más precisa y ligeramente más rápida y directa, lo que mejora tanto el confort como la agilidad, especialmente para aquellos a los que les gusta conducir y disfrutar de su coche.

Sin lugar a dudas, en Hyundai han hecho un gran trabajo en la nueva generación del Hyundai i30, especialmente en esta variante familiar que, a mi parecer, se muestra incluso más asentada y dinámica que la versión de cinco puertas. Además, es un coche mucho más vistoso desde todos los ángulos, por lo que aquellos que necesiten el extra de espacio que ofrece no tendrán tantas dudas a la hora de decantarse por él.

Sistemas destacados

El i30 de nueva generación cuenta con las últimas prestaciones de seguridad activa desde los acabados más bajos: sistema autónomo de frenado de emergencia con aviso de colisión frontal, control de crucero inteligente, detección de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, sistema de alerta por cambio involuntario de carril, sistema de detección de fatiga de conductor (DAA), función de información del límite de velocidad y asistencia para luz de carretera.

Si queréis ampliar información sobre cada uno de ellos, podéis echarle un vistazo a nuestra prueba del Hyundai i30 de cinco puertas.

Bien equipado y solo un poco más caro que el 5 puertas

Lo cierto es que la oferta de acabados para la versión familiar es bastante más clara que para el modelo de cinco puertas. El nivel de terminación básico se denomina Klass Max. De serie incluye las llantas de aleación de 15 pulgadas, faros antiniebla, luces diurnas por LEDs, encendido automático de luces, volante multifunción forrado en piel, sistema de sonido con pantalla de 5 pulgadas, USB, bluetooth, cámara de visión posterior, climatizador automático de dos zonas, SmartBeam y alerta de cambio de carril, entre otros.

El nivel intermedio es el conocido Tecno que suma el sensor de parking trasero, sistema de sonido con pantalla táctil de ocho pulgadas, Apple Car Play, Android Auto, cargador de móvil sin cables, navegador TomTom con servicios Live, reposabrazos central posterior, barras de techo, llantas de aleación de 16 pulgadas, cámara de visión trasera, sensores de aparcamiento posteriores, faros antiniebla, intermitentes LED en retrovisores, llantas de aleación, función cornering, retrovisores plegables y climatizador automático dual. En opción está la versión SKY que añade el techo solar.

Por último el nivel de acabado Style suma las llantas de aleación de 17 pulgadas, paquete cromado exterior, cristales tintados, techo solar eléctrico, faros Full LED, asiento del conductor eléctrico, asientos delanteros térmicos y ventilados, tapizado en piel, instrumentación con pantalla LCD de 4,2 pulgadas, acceso y arranque sin llave, control de crucero adaptativo, alerta de objetos en ángulo muerto, espejo interior fotosensible, freno de mano eléctrico, lector de señales de tráfico, frenada de emergencia, etc.

Los precios sin promociones ni descuentos quedan de la siguiente manera:

MotorKlass MaxTecnoStyle Lux
1.0 TGDI 120 CV22.365€
1.4 TGDI 140 CV24.715€
1.4 TGDI 140 CV DCT26.390€
1.6 CRDI 110 CV24.015€25.565€
1.6 CRDI 110 CV DCT27.240€
1.6 CRDI 136 CV DCT32.830€

Es importante recordar que los vehículos de Hyundai vienen con 5 años de garantía sin límite de kilometraje, así como la posibilidad de financiar con el programa Cinking de la marca que incluye 5 años de mantenimiento gratis.

El modelo supone un sobrecoste de 690 euros respecto a la versión de cinco puertas. En cuanto a los descuentos, las campañas son las mismas, con una oferta de lanzamiento que puede variar entre 3.400 y 4.000 euros, la sobretasación de nuestro antiguo vehículo si es un Hyundai, los descuentos de financiación… El coche ya está disponible en los concesionarios y la entrega es inmediata, ya que el fabricante trabaja sobre stock.

La diferencia de precio respecto a la versión de 5 puertas no es elevada. La dotación de serie es generosa incluso desde el acabado más bajo, aunque la opción más recomendable por precio y equipamiento es el acabado TECNO. Estética muy lograda, tanto en el modelo en general como en esta variante de carrocería en particular. Importante salto en calidad de los interiores. El tacto de la caja DCT en combinación el motor 1.6 CRDi es muy bueno. Comportamiento dinámico y confort a bordo. Buena dosis de espacio y gran modularidad. Fuerte apuesta de la marca por la seguridad de sus modelos.

Su precio es algo elevado, aunque lo cierto es que con los descuentos no se queda nada mal. A pesar de las mejoras, algunos plásticos empleados no terminan de transmitir solidez, pero estos tampoco se encuentran en las zonas más visibles. El equipamiento cerrado no permite configurar al gusto los acabados, debiendo dar un salto económico importante entre ellos. El modelo no está lo suficientemente bien asilado y se percibe una rumorosidad excesiva fruto de la rodadura, especialmente en las plazas traseras. 

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com