Inicio » Pruebas de Coches » Contacto gama Kia Picanto 2017: Un urbano sin complejos a precios competitivos

Contacto gama Kia Picanto 2017: Un urbano sin complejos a precios competitivos

El segmento A parece estar en auge últimamente, cosa lógica si tenemos en cuenta que son coches perfectos para cubrir los desplazamientos en la urbe e incluso para satisfacer una necesidad de transporte de larga distancia sin tener que hacer un gran desembolso de dinero, además de que su mantenimiento y gasto de combustible no te supondrán una gran suma de dinero. A pesar de ello, hay que señalar que las ventas se situaron en un 4,9 % en 2015 y el pasado año bajaron hasta el 4,3 %, esperándose una nueva bajada hasta el 4,2% este mismo año que se…
Diseño/Estética - 8.2
Calidad de acabados - 7.8
Equipamiento - 9
Habitabilidad - 8
Maletero - 7.8
Gama mecánica - 7
Comportamiento - 7.4
Dirección - 6.9
Relación valor-precio - 8.5

7.8

Notable

Kia ofrece un interesante urbanita que destaca por su diseño más dinámico, el aumento importante en la calidad de los acabados, la presencia de elementos tecnológicos y ayudas a la conducción propias de segmentos superiores y una gran habitabilidad. Su comportamiento en ciudad es notable, y ojo a los descuentos, porque se te puede quedar a muy buen precio. De llegar finalmente el bloque 1.0 TGDI, se situará claramente como una de las alternativas más atractivas del segmento A.

El segmento A parece estar en auge últimamente, cosa lógica si tenemos en cuenta que son coches perfectos para cubrir los desplazamientos en la urbe e incluso para satisfacer una necesidad de transporte de larga distancia sin tener que hacer un gran desembolso de dinero, además de que su mantenimiento y gasto de combustible no te supondrán una gran suma de dinero. A pesar de ello, hay que señalar que las ventas se situaron en un 4,9 % en 2015 y el pasado año bajaron hasta el 4,3 %, esperándose una nueva bajada hasta el 4,2% este mismo año que se mantendría en 2018.

Y es que el segmento A es un terreno de arenas movedizas para algunos fabricantes. Es un segmento en el que hay que estar presente, aunque no se pueden invertir grandes sumas dinerarias en el desarrollo y equipamiento tecnológico de estos modelos porque el producto a ofrecer ha de ser asequible. Sin embargo, poco a poco algunas marcas se aventuran a poner en el mercado pequeños urbanos que cada vez distan menos de los segmentos B y C en prácticamente todo, y buena prueba de ello es el Kia Picanto 2017 del que os hablo hoy.

KIa Picanto GT Line (32)

En la actualidad los coches del segmento A no tienen nada que ver con los que los fabricantes ofrecían hace unos años. Antes un coche de este grupo solía ser un coche económico, muy básico en lo que a equipamiento y desarrollo se refiere. Sin embargo, poco a poco esa tendencia fue cambiando y los modelos del segmento A empiezan a equipar elementos más habituales de ver en modelos de segmentos superiores; distinguiéndose fundamentalmente por el reducido tamaño de sus coches. Pero ojo, que la fórmula funciona, porque el Kia Picanto alcanza ya su tercera generación y han sido necesarios nada menos que 5 años de desarrollo para ofrecer un producto tan redondo como este.

El chiquitín de Kia es un modelo muy importante para la marca, pues si miramos las cifras de ventas del fabricante en nuestro país, es uno de los modelos más vendidos de toda la gama.

En el caso del urbanita coreano, su andadura empezó allá por 2004 con el lanzamiento de la primera generación, de la que indudablemente todavía podemos encontrar unas cuantas unidades circulando por nuestras carreteras. Lógicamente, éste poco o nada tiene que ver con el novedoso urbanita de la segunda generación del Picanto (2012), salvo por el reducido tamaño, pero no podemos hablar de una gratificante evolución sin conocer sus orígenes. Ahora, el Kia Picanto ha mejorado en todo de cara a 2017 para seguir conquistando al cliente del segmento A con un diseño práctico y compacto, un notable dinamismo en su conducción y su estética y, sobretodo, con un importante valor añadido a pesar de su ajustado precio.

¿Repasamos sus virtudes y defectos?

Un exterior más vistoso y deportivo

La tercera generación del Kia Picanto ha sido desarrollada desde cero y en consonancia con la demanda del cliente. Exteriormente destaca por un diseño que insinúa su practicidad y polivalencia, todo ello manteniendo el formato compacto que caracteriza a este segmento. Pensemos que mientras que el segmento C ha crecido una media de 100 mm desde 2005 y el B casi 200 mm, el segmento A se mantiene prácticamente en las mismas cotas, con un aumento que solo ronda los 20 mm.

Actualmente el Picanto solo se comercializa con una opción de carrocería, de cinco puertas, y sus dimensiones se mantienen intactas respecto a su predecesor, salvo en el caso de la batalla (2.400 mm) y el voladizo trasero a consecuencia de la nueva plataforma, lo que permite ganar en habitabilidad y espacio de carga. En total, hablamos de 1.485 mm de alto, 3.595 mm de largo y 1.595 mm de ancho. Por otra parte, cabe destacar que para este pequeño rey de la urbe están disponibles siete colores de carrocería en sólido o metalizado, con tonalidades alegres para conquistar a los más jóvenes.

Es quizá en el frontal donde encontramos las grandes novedades en términos de diseño, con la nueva parrilla ‘tiger-noise’ unida a las ópticas delanteras envolventes de forma angular para otorgar al modelo una sensación visual de mayor anchura. Dichas ópticas, por su parte, cuentan con iluminación diurna tipo LED -tecnología que también se extiende a los intermitentes-, complementándose así con las marcadas líneas del paragolpes que le aportan un extra de robustez al Picanto, sobretodo en el acabado GT Line.

El acabado GT Line incluye algunos elementos específicos como los embellecedores a color contraste -rojo, plata y negro- en la parrilla, las taloneras, las entradas de aire frontales o el difusor trasero. Rematan el conjunto las llantas de 15 pulgadas, el alerón sobre el portón y la doble salida de escape.

En el extremo inferior, tampoco falta una entrada de aire de mayores dimensiones y, en el mencionado acabado GT Line, otras dos adicionales en los extremos para mejorar la aerodinámica. Continuando por la vista lateral, resaltan las ruedas desplazadas hacia los extremos, los pasos de rueda más musculosos y el voladizo delantero acortado en 25 mm, lo que le confiere un aspecto más asentado sobre la carretera. Al mismo tiempo, el modelo adopta el amplio pilar C de Kia, menos inclinado que en la anterior generación.

KIa Picanto GT Line (4)

Respecto a las llantas, contamos con tres diseños diferentes en tamaños de 14 pulgadas (de serie) y 15 pulgadas.

Continuando hasta la zaga, encontramos cambios más reducidos pero, sin lugar dudas, notables. Son novedad de este profundo lavado de cara el paragolpes, en color de la carrocería en todas las versiones (igual que el delantero); las ópticas en forma de C, las cuales incluyen nuevos materiales y completan el diseño del paragolpes; y un marcado difusor en negro brillante en el acabado GT Line para aumentar la sensación de deportividad. En el caso del acabado Concept, la trasera es algo más discreta y solo cuenta con una salida de escape.

Sin escatimar en equipamiento

A nivel estético, los cambios en el interior son igual de notables que en la carrocería. Desde Kia han optado por crear un salpicadero menos cargado de botones e información que se encuentra dominado por las líneas horizontales. Entre las novedades también se incluyen asientos de nuevo diseño más cómodos y de mayor sujeción lateral con tres opciones de tapizado; una gran pantalla táctil flotante de 7 pulgadas que domina el salpicadero e incorpora un nuevo sistema de navegación TomTom compatible con Android Auto y Apple CarPlay; múltiples compartimentos; y puertas totalmente revestidas.

En el interior del nuevo Kia Picanto hay dos elementos clave que acaparan nuestra atención. Por una parte, el reposabrazos central, deslizable hasta 55 mm y con una guantera (algo nuevo en el segmento); al tiempo que la iluminación del ‘vanity mirror’ se ha diseñado pensando en un camerino.

De izquierda a derecha, enmarcados por unas salidas de ventilación grandes y verticales, vemos un completo volante multifunción 15 mm más alto tras el que se esconde un cuadro de instrumentos y el ordenador de a bordo; la pantalla táctil que os comentaba en posición central bajo la que se ubican varios botones de tacto agradable y el sencillo climatizador; así como un compartimento inferior doble en el que encontramos las tomas Aux-in, USB y de corriente, todo ello seguido de varios controles para los asientos y el volante calefactable y, como no, la palanca de cambios manual de cinco velocidades.

KIa Picanto GT Line (66)

Los servicios LIVE de la navegación ofrecen información del tráfico en tiempo real, predicción del tiempo local, puntos de interés y la posición de los radares fijos en aquellos países donde esté permitido por la ley.

Pero si hay algo que destacar es el completo equipamiento del nuevo Kia PIcanto, con elementos poco vistos en el segmento A en función de sus versiones como el techo solar eléctrico, el sistema de advertencia de colisión frontal, la alerta de cambio de carril, los sensores de aparcamiento traseros con cámara, la función Smart Key con botón de arranque o el control de crucero, la carga inalámbrica y el limitador de velocidad, entre otros.

El tacto de los materiales está en línea con los modelos de esta categoría, con plásticos duros, pero es importante añadir que estos presentan un aspecto agradable a la vista y al tacto, especialmente gracias a las nuevas configuraciones de tapicería.

En cuanto a los niveles de acabado, Kia ha decidido ofrecer en España las terminaciones Concept, Concept Pack Comfort y GT-Line. El primero ya cuenta con controles de tracción y estabilidad, ABS, EBD, TPMS, múltiples airbags, dirección asistida, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando, ordenador de viaje, paragolpes pintados, sistema de sonido, USB, sensor de luces o asiento posterior abatible, entre otros.

KIa Picanto GT Line (51)

El acabado GT-Line añade a lo anterior el paquete deportivo exterior, las llantas de aleación de 15 pulgadas, luces diurnas y pilotos traseros LED, climatizador automático, sistema de audio con pantalla táctil de siete pulgadas, faros antiniebla, tapizado específico, pedales deportivos de aluminio, volante y pomo del cambio en piel, apoyabrazos delantero con guantera, etc.

Para el acabado Concept se ofrece en opción el “Advanced Driving Assistance Pack” que por 300 € añade el aviso pre-colisión, sistema de frenada de emergencia y la instrumentación “supervision” con pantalla LCD de 2,6 pulgadas. En el GT-Line podrá pedirse este paquete junto a la cámara de visión trasera y el sistema de navegación integrado TomTom con servicios Live, con un precio de 900 €.

Gran habitabilidad en formato compacto

No voy a decir que el Kia Picanto es un coche amplio y espacioso porque me estaría tirando un triple de cuidado, pero sí es cierto que cuenta con algunas ventajas respecto a sus rivales. Uno de sus puntos fuertes son los asientos mejorados que ya os he mencionado, mientras que el interior está homologado para cinco ocupantes. Eso sí, la plaza posterior central mejor reservarla para un niño incluso en ciudad. A pesar de ello, debéis saber que en todas las plazas aumentan las cotas para cabeza, hombros y piernas, algo que se agradece incluso si la mayor parte de nuestros recorridos van a ser cortos.

KIa Picanto GT Line (68)

En la parte trasera, el respaldo está más inclinado (de 25 a 27 grados) para que la postura sea más relajada, y la parte lateral de la banqueta es un poco más prominente para mejorar el apoyo y el confort en curvas a alta velocidad.

La postura de conducción es bastante buena y las cotas de habitabilidad son más que aceptables en la zona delantera, mientras que las plazas posteriores, en general, se encuentran en la media del segmento. Destaca sin embargo su maletero, el cual ha crecido un 25% para situarse entre los mejores de su clase, con una capacidad total de 255 litros (bajo el que podemos guardar incluso una rueda de repuesto provisional), ampliables hasta los 1.010 litros si abatimos los asientos posteriores (60:40). Además, encontramos un doble fondo gracias a la bandeja extraíble.

KIa Picanto GT Line (37)

Una gama mecánica contenida pero suficiente

El nuevo Kia Picanto ofrecerá la posibilidad de elegir entre dos motores de gasolina: el 1.0 CVVT con 67 CV y el 1.2 CVVT con 84 CV. Ambos tienen tracción delantera y están asociados a un cambio manual de cinco velocidades de serie, mientras que en el segundo caso también se puede optar por un cambio automático por convertidor de par con cuatro velocidades.

El motor Kappa de tres cilindros y 1.0 litros, por su parte, ofrece una potencia máxima de 67 CV (49 kW) a 5.500 rpm, y un par máximo de 96 Nm a 3.500 rpm con sus 998 cc de cilindrada. Con estas cifras y, junto con la transmisión manual, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 14,3 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 161 km/h.

En el caso del motor Kappa de cuatro cilindros y 1.25 litros, este cuenta con una cilindrada de 1.248 cc para ofrecer a los conductores una potencia total de 84 CV (62 kW) a 6.000 rpm. Durante la presentación fue la mecánica que más pudimos probar, y con su par máximo de 121 Nm a partir de las 4.000 rpm, este pequeñín se mueve con bastante soltura entre el tráfico urbano. Asociado a la transmisión manual, acelera de 0 a 100 km/h en 12,0 segundos y alcanza una velocidad máxima de 173 km/h. En el caso del automático, hablamos de un 0 a 100 km/h en 13,7 segundos y una velocidad máxima de 161 km/h.

KIa Picanto GT Line (70)

Lo cierto es que me habría gustado probar el cambio automático, pues en mi humilde opinión no existe nada más cómodo en un utilitario para sortear el rutinario tráfico de una gran ciudad, pero el tacto del embrague y la palanca de cambios asociado al 1.2 de cuatro cilindros la verdad es que no es nada desagradable, aunque sí algo blando. Esta mecánica es suave y refinada, además de bastante silenciosa, algo a lo que también contribuye el gran trabajo de aislamiento e insonorización que han realizado los ingenieros de la marca. Lógicamente, cuando circulamos por carretera, el motor revolucionado y el sonido de rodadura se hacen notar.

Es importante señalar que no estamos ante un motor vigoroso, pero responde con energía y soltura si lo llevas en la zona adecuada del cuentarrevoluciones (algo que también aumentará los consumos). De lo contrario, se muestra lineal y progresivo, pues el no contar con un turbo le penaliza especialmente en las recuperaciones. Respecto a los consumos, poco os puedo decir por ahora en términos reales, pero la marca homologa un consumo medio combinado de 4,6 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 106 g/km. El depósito de combustible es de 35 litros.

En el caso del motor de acceso, está enfocado a un uso plenamente urbano. Sus prestaciones y su respuesta son bastante limitadas, aunque para muchos clientes, especialmente los más jóvenes, podría ser más que suficiente para su día a día si no se plantean hacer viajes largos o escapadas de fin de semana con el coche cargado. En cifras, hablamos de un 0 a 100 km/h en 14,7 segundos y una velocidad máxima de 161 km/h.

KIa Picanto GT Line (57)

Por último y, para después del verano, se espera que la oferta se complete con el interesante bloque 1.0 TGDI de 100 CV que lo convertirá en un urbano rápido capaz de hacer desplazamientos largos sin problemas. Es la única alternativa que por ahora no tiene precio, pero seguro que mantendrá una relación valor-coste favorable.

Motor1.2 CVVT cuatro cilindros
Cilindrada1.248 cm3
Potencia84 CV (62 kW) @ 6.000 rpm
Par121 Nm @ 4.000 rpm
Peso976 kilos (peso máximo en orden de marcha)
Dimensiones Lar/An/Al mm3.595 mm / 1.595 mm / 1.485 mm
Volumen Maletero255 (1.010) litros
Aceleración 0 a 100 km/h12,0 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h12,5 segundos
Velocidad máxima173 km/h
Consumo homologado5,9 / 3,8 / 4,6 L/100 km (urb. / extraurb. / comb.)
Emisiones CO2 por km106 g/km de CO2
Precio de partida8.535 euros (con descuentos)

La ciudad: su hábitat natural

Está claro que la tercera generación del Picanto cuenta con un planteamiento pensado 100% para la ciudad, aunque tuvimos la oportunidad de probar el modelo también en autopistas o carreteras de montaña, e incluso pudimos hacer un circuito de conos para probar a fondo su maniobrabilidad. Desde su chasis hasta su suspensión, pasando por la manejable dirección, están diseñados para rodar por la urbe, y lo cierto es que su comportamiento es de primera en este entorno.

Su plataforma ha sido diseñada desde cero y es 28 kilogramos más ligera que la anterior, con un mayor empleo de acero de alta resistencia y una rigidez torsional incrementada en un tercio respecto a la de su predecesor. Todo ello, unido a un nuevo esquema de suspensiones (independiente MacPherson delante y de eje torsional detrás), el Torque Vectoring y una cremallera de nueva factura que hace que la dirección sea un 13% más rápida con relación al anterior Picanto, hacen que el modelo sea extremadamente ágil en diversos entornos, aportando un extra de confianza que no encontramos en algunos de sus rivales.

KIa Picanto GT Line (35)

Gracias a sus ajustadas dimensiones y un radio de giro de 4,7 metros (el segundo mejor del segmento), callejear y aparcar con el Picanto resulta extremadamente sencillo, contando adicionalmente con algunos sistemas de ayuda a la conducción que nos prevendrán de ciertos despistes, como la cámara de marcha atrás con guías dinámicas. Además, su insonorización ayuda a que el viaje entre el tráfico diario sea más llevadero, y el GPS actúa con precisión y redirige de forma correcta cuando te metes por una calle que no debes.

La barra estabilizadora delantera es un 2% más rígida y está colocada un poco más abajo; la trasera es un 5% más rígida y está un poco más arriba. El acabado GT Line tiene unos muelles de la suspensión ligeramente más rígidos.

Si queremos circular con él en autopista, no tendremos mayor problema en un viaje relativamente largo con la mecánica de 84 CV, siempre y cuando circulemos a velocidades legales, pues su esquema de suspensiones resulta algo blando a la hora de enfrentarse a una curva con velocidad, al igual que su dirección, todo ello sin mencionar su ajustado espacio de carga. Es, como os decía, el amo y señor de la ciudad, aunque también podría hacer sus pinitos fuera de ella tanto en autopistas como en carreteras reviradas, pues el conjunto se muestra estable y aplomado.

Un precio que le hará arrasar

Podemos adquirir un Kia Picanto con acabado básico y motor tricilíndrico 1.0 CVVT de 67 CV por 11.590 euros, pero si queremos un vehículo realmente completo y estéticamente atractivo deberemos optar por las terminaciones de equipamiento GT Line. Aun así, por 15.040 euros tendremos un urbano ‘armado hasta los dientes’, como os he comentado en el apartado de equipamiento.

Lógicamente, a este precio deberemos añadirle las suculentas promociones que ofrece el fabricante coreano, las cuales incluyen 1.050 euros de campaña de lanzamiento y 1.475 euros adicionales si optas por financiar. En total, podemos descontarnos hasta 3.055 euros, todo ello sin tener en cuenta lo que puedas ‘rascar’ en el concesionario.

El nuevo modelo ya está a la venta en las concesiones de nuestro país y los precios recomendados de toda la gama son los siguientes (IVA y transporte incluidos), aunque las primeras unidades no comenzarán a llegar hasta el mes de junio:

Precios gama Kia Picanto 2017

Además, es importante no olvidar los siete años o 150.000 km de garantía que ofrece la marca coreana en toda su gama.

KIa Picanto GT Line (31)

Su nueva imagen exterior está más trabajada y el paquete GT Line lo hace realmente atractivo, aunque quizá algo sobrecargado en el frontal. Cuenta con un amplio abanico de sistemas de ayuda a la conducción realmente raro de ver en el segmento A. El habitáculo ofrece espacio para cinco ocupantes y, en la ciudad, no resulta extremadamente incómodo que cinco adultos ocupen todas las plazas. A la vista, el interior está bien rematado, con ausencia de ruidos raros o vibraciones. El precio es ajustado, y si puedes aplicar todos los descuentos, es muy suculento.

La mecánica de 67 CV resulta algo justa incluso para ciudad. El tacto de la palanca de cambios no ha terminado de convencerme del todo, es demasiado blando. La mecánica de 84 CV necesita que juguemos excesivamente con el cambio en autopista y carreteras secundarias para ofrecernos buen empuje. Más opciones de personalización podrían hacerle ganar puntos frente a algunos de sus principales rivales.

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com