Inicio » Noticias del Motor » ¡Todo al negro! Bentley Continental GT ‘Black Speed’, la creación británica más radical
Bentley Continental GT Black Speed (1)

¡Todo al negro! Bentley Continental GT ‘Black Speed’, la creación británica más radical

El Bentley Continental GT Speed y su formidable planta motriz W12 de 6 litros y doble turbocompresor con una potencia de 635 CV y un par de 820 Nm son sin duda la opción preferida de todos aquellos ricachones que buscan las máximas prestaciones sin renunciar al lujo y la comodidad británicos.

Sin embargo, siempre hay algún que otro cliente con ganas de más, con deseos de que su deportivo grite a los cuatro vientos todo el poderío que se esconde bajo su pronunciado capó, y es precisamente por ese motivo por el cuál Bentley, en colaboración con Mulliner, ha desarrollado esta exclusiva edición especial limitada a tan sólo 10 unidades a la que ha denominado ‘Black Speed‘.

Bentley Continental GT Black Speed (3)

En la parte técnica, se mantiene el poderoso propulsor W12, pero opcionalmente la firma británica ofrece la posibilidad de añadir al conjunto los precisos frenos carbocerámicos del mismísimo Bentley Continental GT3, cuyo precio asciende a 20.000 dólares -13.510 euros-. 

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Presentado en sociedad este fin de semana durante el Gran Premio de Australia y disponible sólo para los mercados de Nueva Zelanda y Australia, esta edición especial añade a la cuidada imagen del Bentley Continental GT Speed numerosos detalles que le dan un aspecto ligeramente siniestro, incluyendo unas ópticas delanteras y traseras tintadas en negro, llantas brillantes en la misma tonalidad con un tamaño de 21 pulgadas, la silueta inferior rematada en rojo y múltiples contornos cromados a contraste.

Bentley Continental GT Black Speed (2)

El interior ha sido igualmente trabajado, con un tapizado de los asientos, los paneles de las puertas y el volante en cuero negro con diseño de rombos y detalles en rojo, la denominación ‘Black Speed’ cosida a mano en los reposacabezas, molduras de aluminio, iluminación en color rojo para algunas superficies o un reloj firmado por Breitling, entre otros.

Con todos los extras, su precio asciende hasta la escalofriante cifra de 600.000 dólares australianos -unos 405.000 euros al cambio-, aunque su precio de partida es de 525.000 dólares -aproximadamente 354.500 euros-.

Galería de imágenes

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com