Inicio » Noticias del Motor » ¿Merece la pena incluir la cobertura de lunas y robo en los seguros a terceros?
robo 1

¿Merece la pena incluir la cobertura de lunas y robo en los seguros a terceros?

El seguro a terceros es el seguro más común, o dicho de otro modo, es el seguro de más fácil acceso para cualquier conductor. Las pólizas son relativamente baratas en sus modalidades básicas, y aunque no cubren tantos casos como los seguros a todo riesgo (y nos referimos a los seguros a todo riesgo sin franquicia, o con franquicia de cero euros), son muy válidos para la mayoría de las situaciones usuales.

Hay dos estrategias principales a la hora de contratar un seguro de coche con una póliza a terceros, y son dos estrategias que podemos aplicar a cualquier producto que queramos comprar: decidirnos por el que tenga el precio más bajo, o decidirnos por aquél producto que mejor cuadre con nuestras necesidades y expectativas.

No nos cabe duda de que has llegado a la misma conclusión que nosotros, y es que el mejor modo de elegir el mejor producto no es basándonos en su precio: hemos de ver más allá, saber qué necesitamos y cuál es el producto que más nos conviene. Luego, a igualdad de prestaciones, sí es lógico elegir el de menos precio, pero siempre que hayamos leído la letra pequeña.

robo 2

Como decíamos, el seguro a terceros es el seguro más común y, por lo general, es algo justo en cuanto a prestaciones, siendo lo más habitual que estas pólizas no incluyan coberturas como lunas, robo, o incendios. Sabemos que no es habitual que el coche sufra un incendio, no muy habitual que nos lo roben, y algo más probable que suframos un percance en el que nos rompan una luna, y por eso mismo existen aseguradoras de coches que ofrecen seguros ampliados con cobertura de robo, o de lunas e incendios. Lo normal es que exista un seguro a terceros ampliado con las tres opciones, que suelen formar una especie de ‘pack’.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

El seguro a terceros ampliado con cobertura de robo es interesante por muchos motivos, el obvio es que si te roban el coche o parte de él, estarás cubierto. Pero además de la indemnización por el robo del coche, está otro punto importante: ¿qué pasa si en el proceso del robo se producen daños materiales? ¿Y si solo querían robar en los asientos y para ello rompieron una de las ventanillas, o la luna trasera?. En muchas ocasiones os hemos mostrado estos tipos de robos a gran escala como el de los catalizadores, el de los asientos de los Audi RS4 y como no, el de los faros de Porsche.

Para que esto sea indemnizable ha de estar cubierto, y ahí nos encontramos con el momento de decidir qué queremos asegurar. Hay que tener sentido común: cuantos más objetos y accesorios aseguremos, más incrementaremos la póliza en coste. Por ejemplo, tiene sentido asegurar las llantas si son “golosas”, aunque si para robarlas nos pueden hacer un destrozo, entonces puede ser interesante asegurarlas en todo caso. Esto ya es decisión personal.

Otro caso en el que nos puede interesar recibir una compensación es si el coche es robado y no aparece, o aparece completamente destrozado (siniestro o pérdida total), algunos seguros cubren esto y pueden llegar a indemnizar al tomador con una cantidad ligada a la antigüedad del coche. Esto no es otra cosa que el valor venal del coche, o lo que es lo mismo, lo que nos podrían dar por él si lo vendiésemos en el mercado de segunda mano.

Como es lógico, cuando nos planteamos asegurar un coche contra robo es porque tenemos esa precaución, o porque sabemos que el coche puede estar en riesgo por algún motivo, o es muy goloso. Sea como sea, no debemos dejar la prudencia de lado, ya que si nos roban el coche (o en el coche) y teníamos las ventanillas bajas, o las llaves en el contacto, lo más probable es que el seguro se desentienda. ¡Precaución!

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com