Inicio » Pruebas de Coches » Volkswagen Passat Highline 2.0 TDI 170 CV BlueMotion Technology (Parte II)

Volkswagen Passat Highline 2.0 TDI 170 CV BlueMotion Technology (Parte II)

La unidad facilitada por Volkswagen ha sido probada tanto por ciudad como por carretera. Tras ambas pruebas, como no podía ser de otra forma concluimos que el habitat natural de este modelo son las autopistas y autovías, si bien como la mayoría de berlinas de cierto nivel, responde de forma óptima en cualquier terreno. Teniendo en cuenta además que se trata de un vehículo que incorpora la tecnología Bluemotion, los registros de consumo en ciudad mejoran ostensiblemente, lo cual le hace el candidato ideal para aquellas personas que quieran un coche grande y no les quede más remedio que desplazarse por las grandes ciudades. El TDI más potente de 125 kW / 170 CV ofrece una tasa de consumo de 4,6 l/100 km (CO2: 120 g/km ) como versión berlina, lo que supone un ahorro de 0,9 litros en comparación con el modelo anterior. El Passat Variant TDI de 170 CV, con inyección Common-Rail, consume 4,7 l/100 km (CO2: 123 g/km). El rendimiento máximo del TDI es de 4.200 r.p.m. El motor entrega un par máximo de 350 newtonmetros entre 1.750 y 2.500 r.p.m. acelerando de 0 a 100 km en sólo 8,6 segundos (Variant: 8,8 segundos) y alcanzando una velocidad máxima de 227 km/h (Variant: 224 km/h). El TDI de 170 CV, como ocurre con nuestra unidad puede ser también combinado con el cambio automático ‘DSG’ de 6 velocidades.

El nuevo Passat es el primer automóvil del segmento equipado con el sistema de detección de fatiga del conductor, de serie en toda la gama, y el primer Volkswagen que ofrece un asistente de frenada de emergencia automática en ciudad. El asistente de frenada de emergencia automática es un componente perfeccionado del sistema de regulación automática de la distancia ‘ACC’ + ‘Front Assist’ que se activa a velocidades inferiores a 30 km/h y que adicionalmente es capaz de reconocer vehículos parados. El cometido de este nuevo asistente es el de frenar el Passat automáticamente en situaciones críticas contribuyendo a evitar colisiones por alcance o a minimizar los daños producidos.

Las prestaciones de confort del nuevo Passat se amplían con el asistente de aparcamiento ‘Park Assist II’. El asistente de estacionamiento se activa pulsando una tecla; seguidamente un sensor de radar detecta los espacios de aparcamiento libre, longitudinales y perpendiculares a la calzada y, si el conductor lo desea, maniobra el Passat automáticamente en ellos con una precisión de centímetros. Personalmente prefiero este sistema antes que la cámara que montan otras marcas, si bien es obviamente, más caro.

Al margen de este tipo de cuestiones, que van desde la seguridad al confort, destacaría las sensaciones que transmite el Passat en marcha, resaltando una palabra por encima de todas: estabilidad. Es evidente que la electrónica juega un papel fundamental en la actualidad, y en ese sentido podemos decir que Volkswagen está a la vanguardia en lo que a tecnología se refiere, y eso se traduce en un vehículo que va, literalmente sobre raíles. Otras berlinas pueden pecar de ser excesivamente blandas de suspensión, y “bailar” sobre el asfalto al menor zigzagueo, sin embargo el Passat va siempre por el carril, aún cuando se le haga alguna “perrería”, evidentemente siempre dentro de unos límites. Esto no quiere decir, no obstante, que sea un coche aburrido. Ni mucho menos. Si queremos divertirnos a los mandos de nuestro Passat, también es posible. Durante los días que duró la prueba, aproveché un día de mucha lluvia (y cuando digo mucha es mucha) para conducir de una forma un poco más deportiva. Para ello, quité control de tracción y de estabilidad, y aproveché otro de los extras que montaba nuestra unidad, el cambio de levas en el volante. Fue volviendo a casa por una carretera convencional con bastantes curvas, y os puedo asegurar que pasé unos momentos realmente divertidos. El Passat se ponía literalmente de lado, y sin embargo, seguía teniendo un comportamiento noble que permitía enderezarlo sin brusquedad ni malas reacciones.

Ahora bien, he escuchado críticas bien distintas sobre el Passat en lo que a estabilidad en curva se refiere. Ninguna de ellas se refería al motor 2.0 de 170 CV por lo que puede ser que tanta razón tengan esas voces como la mía. ¿Por qué motivo? La respuesta se llama sistema diferencial ‘XDS’. El diferencial electrónico de deslizamiento limitado (XDS), equipado de serie en los Passat 2.0 TSI de 155 kW/211 CV y 2.0 TDI de 125 kW/170 CV de tracción frontal, optimiza la tracción y con ello la seguridad en las curvas. El ‘XDS’ es una ampliación del bloqueo de diferencial ‘EDS’ integrado en el ‘ESP’ que mejora notablemente las características de tracción y manejo. Cuando se toma una curva a gran velocidad existe el peligro de que la rueda interior de la curva patine descargando al eje delantero. La electrónica inteligente detecta esta situación informando al sistema hidráulico del ‘ESP’ que crea una presión de frenado en la rueda estableciendo así nuevamente la tracción óptima. De este modo, el sistema ‘XDS’ actúa como bloqueo de diferencial equilibrando el sobreviraje cuando se toman curvas a gran velocidad. El excelente comportamiento de conducción de los vehículos equipados con ‘XDS’ es más bien típico de los automóviles con tracción total que de los automóviles con tracción delantera, ya que es mucho más preciso y neutral. La reducción del subviraje mejora notablemente la estabilidad y con ello el placer de conducir.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Precisamente hablando de días lluviosos, también aplicable para los conductores nocturnos, otro apartado muy positivo del nuevo Passat es la iluminación exterior. Gracias a los nuevos asistentes de luz del Passat, ya no es necesaria la conexión y desconexión manual de las luces largas, ya que ahora permanecen conectadas siempre que el tráfico lo permita. Existen dos asistentes de luz opcionales: el ‘Light Assist’ y el ‘Dynamic Light Assist’. El ‘Light Assist’, combinado con faros halógenos H7 de serie, conecta y desconecta las luces largas del Passat automáticamente en función de los vehículos que circulan delante de él o en dirección contraria. Si el Passat equipa faros Bi-Xenón con iluminación dinámica en curva, como en el caso de nuestra unidad, las luces largas permanecerán conectadas continuamente enmascarando sólo el área que pudiera deslumbrar a otros conductores; este asistente de luz se denomina ‘Dynamic Light Assist’. Ambos sistemas se activan a velocidades superiores a 60 km/h. El nuevo Passat dispone también del asistente ‘Side Assist’, equipado anteriormente en el Phaeton y en el Touareg, que detecta la aproximación de vehículos por el ángulo muerto avisando al conductor de su presencia. Otro de los asistentes que ofrece el nuevo modelo es un dispositivo de reconocimiento de las señales de tráfico que registra las señales de límite de velocidad y las señales de “prohibido adelantar”, dentro de las posibilidades técnicas disponibles, mediante una cámara ubicada en el frontal y las muestra en la consola central. Todos estos mecanismos, hasta ahora incluidos en modelos de segmentos superiores, han sido acoplados ahora en el Passat, suponiendo un salto de categoría considerable, no ya en comparación con anteriores modelos, sino sobretodo poniendo sobre la balanza otros vehículos de su mismo segmento.

En cuanto a equipamiento, el Passat Highline ofrece el equipamiento de serie más amplio de la gama. El exterior se caracteriza por detalles como llantas de aleación ligera de 17 pulgadas del tipo “Michigan” con neumáticos móviles de 235 (autosellantes), molduras cromadas en el área de las entradas de aire inferiores y montante del pilar B de color negro brillante. El equipamiento de seguridad incluye, eyectores limpiaparabrisas calefactables e indicador de control de la presión de las ruedas. En España, el Passat Highline puede ser equipado con los motores gasolina desde 160 CV hasta 300 CV, y en diesel con los motores de 140 CV y 170 CV (como el nuestro). Asimismo, Las versiones TDI equipan de serie el paquete de eficiencia energética ‘BlueMotion Technology’ que incluye, entre otros detalles, neumáticos de resistencia a la rodadura optimizada, el sistema ‘Start/Stop’ y el sistema de recuperación de la energía de frenado. El sistema Start/Stop no me termina de convencer. Es cierto que contribuye a un ahorro notable de combustible, pero no me gusta para las rotondas. Me explico: es una circunstancia habitual en las rotondas tener que detenerse apenas un par de segundos, y no me pasó una o dos veces, sino unas cuantas más, que justo el motor se detenía cuando yo quería reanudar la marcha.

Por último, en lo que a precios se refiere, el Passat más barato, el 1.4 TSi 122 CV, ronda los 25.000€. En relación con la prueba, el 2.0 TDi Highline 170 CV manual cuesta unos 31.500€, mientras que el automático (DSG) que nosotros hemos conducido se va hasta los 35.000€. La alternativa en gasolina, el 2.0 TSi DSG Highline 211 CV es ligeramente más caro, y supera los 36.500€. Tras haberlo conducido, os puedo decir que encontraréis berlinas del mismo segmento a precios más económicos, y muchas de ellas seguramente sean muy buenos coches que den resultados fantásticos. Ahora bien, si queréis estar seguros de tomar una decisión correcta, el Volkswagen Passat en cualquiera de sus versiones, es ir sobre seguro.

Si queréis sacar vuestras propias impresiones sobre el nuevo Volkswagen Passat, podéis echarle un ojo a la galería fotográfica que os ofrecemos. Como podéis observar, contamos con una unidad del modelo anterior con la misma motorización, facilitada por su dueño al que desde aquí queremos agradecer su colaboración.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com