Inicio » Lo + Destacado » Prueba:Volkswagen Up! Dos caras. (Parte I)

Prueba:Volkswagen Up! Dos caras. (Parte I)

Hoy os traemos un prueba muy curiosa, donde a veces el tamaño sí que importa, por eso os presentamos el pequeño pero a su vez gran Volkswagen Up. Un vehículo  que se ha pensado en el low cost pero que su precio no es tan low  como cabría esperar dentro del segmento donde se encuentra.

El Up! junto con sus primos Mii y Citigo, de SEAT y SKODA respectivamente, es la respuesta directa del grupo VAG al trio franco japonés compuesto por los C1, 107, Aygo asi como el doblete italiano compuesto por el FIAT 500 y el Panda, si bien el 500 puede jugar en otra liga.

EXTERIOR

Lo primero que nos llama la atención es su forma cúbica con una zaga terminada muy a lo bruto, y digo a lo bruto porque parece que le hayan dado un mazazo en la parte trasera para cerrar el diseño, forma que ha quedado muy bien en el conjunto.

En la parte trasera se observa  un acabado que aporta personalidad con unos pilotos que integran los intermitentes y luz de retroceso en forma de D o de C invertida, como cada uno quiera verlo y para cerrar un portón hecho completamente de cristal presidido por el logotipo de Volkswagen.

El modelo de prueba incorpora también los sensores de aparcamiento trasero tal y como vemos en la foto arriba expuesta, una muy buena opción a considerar para nuestro equipo estándar.

En cuanto al lateral, destacaría una cintura alta que termina en forma de pico en el pilar C y el vértice de la ventana trasera, la cual es fija, por lo que los pasajeros de los asientos traseros dependerán de la gente que esté sentada delante en caso de que quieran tomar aire del exterior, si no queremos usar el A/A.

Una cosa que llama la atención de su lateral es el tamaño de las llantas y su diseño que me  recuerda a las antiguas llantas de chapa con un tamaño 185/50 R16, a mi parecer  un tamaño elevado  para el tipo de vehículo que es y para el que está destinado, pero resultan graciosas.

El frontal es lo que más gusta, ya que aporta un toque de aire fresco a un segmento que parecía estancado – hablando fuera de la sección Premium donde está el  FIAT 500 y el MINI- donde encontramos al trío franco-japonés (C1, 107 y Aygo), el indio TATA indica, Twingo…

Tiene un diseño muy limpio, con un toque de deportividad en los “faldones” de la parte inferior del paragolpes, redondeando con una rejilla terminada en negro y con forma de panel de abeja que resalta y mucho al contrastar con el blanco del coche.

En este sentido tenemos que darle un notable alto a VW por ofrecernos algo diferente con lo que callejear por las grandes urbes de nuestro país.

INTERIOR

En este apartado Volkswagen ha sido más conservador y donde más observamos el sentido low cost del que hemos mencionado anteriormente.

Una vez sentado en su interior percibo un mar de contradicciones.

Por un lado encontramos unos asientos construidos en una sola pieza para reducir costes con el mullido, muy agradable y lo suficientemente cómodo para no notar mucho el paso de los kilómetros.

Otra de las zonas donde encuentro esa ambigüedad es en salpicadero, botonera y acabados. Sobre el salpicadero notamos una notable calidad en los plásticos y ajustes de las piezas, donde no vamos a encontrar ningún tipo de grillos ni esos ruidos que tanto dan por el saco una vez pasa el tiempo y los kilómetros. Toda esta calidad parece que se lleve mal con huecos para dejar cosas, ya que aparte de la guantera que observamos sólo podemos dejar nuestros trastos en el pequeño hueco que hay en la consola central, que está dividida en una pequeña bandejita y un gran porta-vasos/latas, quedando todo lo que dejemos a ojos de los demás. Delante del porta-latas encontramos el botón para desconectar el control de tracción/estabilidad y una toma de 12 V para conectar el cargador del móvil, por ejemplo.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

En las puertas parecen haber intentado ahorrar material y  lo único que nos proporciona comodidad es un pequeño panel de plástico que aglutina el mando del elevalunas y el de cierre centralizado. En este apartado  VW suspende al omitir el control del elevalunas del acompañante y el bloqueo del mismo. La capacidad de los paneles laterales se  conforma en un hueco dividido en dos partes, donde podremos dejar un pequeño mapa de carreteras y la cartera o las llaves.

En cuanto a la botonera y ruedas de la consola central, no he notado ningún tipo de ruido al presionarlos, aunque no todos están donde queremos. Por ejemplo, el botón para accionar los intermitentes de emergencia están un poco alejado de la mano, por lo que tendremos que dejar de prestar atención para poder encontrarlo. Las cañas de accionar intermitentes y limpiaparabrisas, son cómodas y están a una distancia correcta.

Detrás del volante encontramos una gran esfera central del velocímetro, dos más pequeñas del cuenta-revoluciones y el indicador de gasolina. Si alguno echa de menos la aguja indicadora de la temperatura del agua, decir que forma parte del sistema  de navegación, del que hablaremos en la segunda parte.

En este caso mencionar que en estas cañas tenemos el cruise control, luces e intermitencia, limpiaparabrisas delantero-trasero y del ordenador de abordo.

En la parte trasera no es que cambie mucho la cosa en cuanto a sitio para dejar cosas. Si pasamos detrás sólo me puedo sentar en dos asientos, que resultan demasiado duros y a su vez demasiado altos, si bien el espacio que hay con respecto al asiento anterior es el suficiente como para ir cómodo.

Hablando de capacidad de maletero, encuentro un hueco más que razonable dividido en dos niveles, con un volumen de 251 l sin abatir los asientos, abatiéndolos 951l. Debajo de la moqueta del maletero aparecerán las herramientas y una rueda de recambio ¡de tamaño normal! Increíble después de ver que hueco hay.


Aquí Volkswagen tiene un sobresaliente porque pocas marcas saben sacar un espacio vital tan elevado en un volumen tan pequeño.

EQUIPAMIENTO

La versión probada corresponde al acabado White Up! El cual incluye el siguiente equipamiento de serie:

  • “white up!”
  • 2 puertas
  • Climatizador
  • 4 llantas de aleación ligera “classic” blanco 6 J x 16
  • Carcasa del retrovisor exterior en cromo
  • Molduras protectoras laterales en cromo
  • Neumáticos 185/50 R 16
  • Sistema de navegación portátil e infotainment “Maps & more”
  • Activación de las luces de marcha diurna
  • Airbag de cabeza y lateral delante, combinado
  • Airbag para conductor y acompañante
  • Faros antiniebla
  • Faros princ. halógenos e intermitentes con inserciones en cromo bajo cubierta conjunta de cristal transparente
  • Inmovilizador electrónico
  • Luz antiniebla trasera, circulación por la derecha
  • Programa electr. estabilización incl. asistente para arranque en pendientes, ABS con servofreno, ASR, EBV y MSR.
  • Retrovisor exterior del lado del conductor asférico
  • Retrovisor exterior, con ajuste eléctrico y térmico
  • Retrovisor interior de seguridad antideslumbrante
  • Sistema de bloqueo de la cerradura de contacto, protección antirrobo.
  • Asiento del conductor con ajuste de altura
  • Asientos delanteros térmicos

Como vemos posee un equipamiento elevado al que hay que añadir la frenada de emergencia automática para ciudad. Este sistema no he tenido oportunidad de probarlo más que nada porque no me ha dado mucha confianza en ciertos momentos, dinámicamente hablando, pero eso para la segunda parte.

Mencionar que el sistema de navegación que posee de serie también incluye sistema de manos libre bluetooth, el cual me fue imposible sincronizar con mi móvil al quedarse “colgado” en el momento de enlazarlos.

Y hasta aquí puedo leer, en el próximo capítulo entraremos en materia mecánica y comportamiento.




¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com