Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Ford Ka+ 1.1 Ti-VCT 85 CV “White&Black”: Agradable sorpresa

Prueba Ford Ka+ 1.1 Ti-VCT 85 CV “White&Black”: Agradable sorpresa

El Ford Ka es de esos coches que ha vivido etapas muy diferentes según la generación puesta a la venta, y presenta muchas similitudes con el Renault Twingo. Ambos nacieron con un diseño rompedor, fresco y juvenil que evolucionó en una segunda entrega más refinada, impersonal y eso sí, conservando las tres puertas y cuatro plazas. En la tercera generación ambos modelos han evolucionado hacía un concepto más práctico. El Twingo se ha quedado por debajo en tamaño y aunque suma la carrocería de cinco puertas, mantiene las cuatro plazas. El Ka sin embargo ha crecido tanto que en Ford…
Diseño/Estética - 6.5
Calidad de acabado - 5.5
Equipamiento de serie - 7.5
Equipamiento opcional - 7
Habitabilidad - 9
Maletero - 8
Motor/Refinamiento - 8
Prestaciones - 7.5
Consumos - 8
Transmisión - 8.5
Dirección - 8.5
Frenos y neumáticos - 7
Comportamiento - 8
Calidad de rodadura - 8.5
Relación valor-precio - 8

7.7

Notable

El Ka+ ha conseguido sorprende por su equilibrio general y un precio ajustado. Queda por detrás en posibilidades de equipamiento pero sí equipa lo imprescindible hoy en día. Resulta amplio, el motor suficiente y no gasta mucho, además tener un precio ajustado y hasta siete años de garantía si financias con la marca.

El Ford Ka es de esos coches que ha vivido etapas muy diferentes según la generación puesta a la venta, y presenta muchas similitudes con el Renault Twingo. Ambos nacieron con un diseño rompedor, fresco y juvenil que evolucionó en una segunda entrega más refinada, impersonal y eso sí, conservando las tres puertas y cuatro plazas.

En la tercera generación ambos modelos han evolucionado hacía un concepto más práctico. El Twingo se ha quedado por debajo en tamaño y aunque suma la carrocería de cinco puertas, mantiene las cuatro plazas. El Ka sin embargo ha crecido tanto que en Ford han añadido el “Plus” a su denominación, coqueteando por tamaño con el Ford Fiesta.

Realmente el último Ka es un “parche” que Ford ha usado para ofrecer a los usuarios un producto por debajo del Fiesta. Conocido como Figo en otros países, es un automóvil desarrollado pensando en los mercados en vías de desarrollo que reclaman buen espacio, sencillez y bajos precios.

El Ford Ka+ para Europa se fabrica en la India pero recibe algunas modificaciones para adaptarlo a los gustos locales, por ejemplo en la suspensión, aislamiento o el equipamiento disponible. También se han cuidado algo más los detalles.

He tenido la oportunidad de compartir una semana a los mandos de un Ka+ 1.1 Ti-VCT 85 CV “White&Black”, es decir, la opción más cara y equipada de la gama. Debo reconocer que esperaba un automóvil mucho más pobre en todos los sentidos y, con los días, me ha ido convenciendo. Es sencillo pero también cumplidor y muy honesto.

 

DISEÑO

El factor estético suele jugar un papel determinante a la hora de elegir un vehículo u otro. Ford ha apostado por un diseño sencillo e incluso anodino para su Ka+ aunque esto no implica que no esté bien resuelto, especialmente si cuenta con llantas de aleación o los cristales tintados.

Es la primera vez que el Ka se comercializa con carrocería de cinco puertas y al ser notablemente más grande que las dos generaciones anteriores, se entiende que utilicen el apellido “Plus” para marcar las distancias. Desde luego más amplio, versátil y útil sí es frente a sus predecesores. En otros países también hay una versión sedán que no llegará a Europa.

Echando un vistazo al frontal es fácil reconocerlo como un Ford, haciendo uso de la parrilla de grandes dimensiones e inspiración “Aston Martin”. De perfil pierde bastante personalidad mientras que visto por detrás podría ser un coche fabricado por cualquier marca. Sí, es sencillo pero no feo.

La unidad testada “White&Black” hace uso del color negro en las llantas de aleación, retrovisores y techo para contrastar con el blanco de la carrocería. También incluye la máscara de los faros principales oscurecidas y se elimina cualquier elemento cromado, logrando un aspecto más llamativo y dinámico.

INTERIOR

Nada más pasar al interior el Ka+ te recibe con un salpicadero de corte sencillo pero práctico. Teniendo en cuenta su precio, la calidad de los plásticos utilizados es correcta y durante los días de la prueba no he escuchado ruidos parásitos provocados por un mal ensamblaje o ajuste entre piezas. De nuevo la sencillez hace acto de presencia, pero está bien resuelto.

Ford debería mejorar la calidad de la bandeja posterior que cubre el maletero dado que en muchas ocasiones se salía de su sitio. La consola central inferior tampoco presentó un ajuste bueno y algunas esquinas del techo no estaban bien resueltas.

En este nivel de acabado el Ka+ incorpora el sistema de sonido Ford SYNC 3.0 con pantalla a color de 4,2 pulgadas, bluetooth, puerto USB, control por voz y mandos en el volante. Muy bien situada, la pantalla es algo pequeña pero no me ha parecido complicado el manejo del equipo, siendo bastante intuitivo y con una calidad de audio suficiente.

La instrumentación es muy simple por diseño, sin embargo cuenta con bastante información gracias a un completo ordenador de viaje con datos del consumos medio e instantáneo, autonomía restante, velocidad media e incluso termómetro de temperatura del agua, un dato cada vez menos habitual.

Por todo el habitáculo hay repartidos muchos huecos porta-objetos, útiles y bien situados. La guantera principal tiene un buen tamaño, las bolsas de las puertas son grandes y entre los asientos hay dos huecos posa-latas junto a otros espacios para depositar objetos.

Me ha gustado la posición de los elevalunas eléctricos, cómoda y a mano. También la palanca de cambios sobre-elevada queda muy bien posicionada, siendo sólo criticable el mando que controla los espejos retrovisores que queda algo alejado.

HABITABILIDAD

Si entiendes el Ka+ como un urbano, su interior es el más amplio y generoso del segmento. Si lo ves como un polivalente básico, cumple holgadamente. Por tanto independientemente de cómo lo veas, presume de un habitáculo más que suficiente para cuatro adultos y algo de equipaje.

Las plazas delanteras tienen una cota de anchura bastante generosa y sorprende lo lejos que queda el techo. En las plazas traseras el espacio para las piernas es grande y tan sólo un tercer pasajero (sí, es el primer Ka para cinco) podría tener problemas con la anchura disponible, algo por otro lado muy normal en coches de este tipo.

La capacidad del maletero con 270 litros mínimos es buena en relación a la competencia directa por precio pero queda por detrás del volumen que tienen otros modelos como los Citroën C3 o Dacia Sandero. Si se necesita ampliar la capacidad es posible abatir los respaldos (por partes) y abatir. En el Ka+ no hay posibilidad de elegir doble altura, por lo que el escalón que queda con la boca de carga es grande.

EQUIPAMIENTO

Actualmente Ford comercializa el Ka+ con los niveles de terminación Essential, Ultimate y las ediciones especiales “Black&White” y “White&Black”. Todos incluyen seis airbags, control de estabilidad, sensor de presión de los neumáticos, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando, sistema de sonido integrado, ordenador, espejos eléctricos,  asiento trasero abatible, etc.

El Ka+ “White&Black” cuenta con faros antiniebla, aire acondicionado, llantas de aleación de 15 pulgadas, sistema de sonido con pantalla de 4,2 pulgadas, Ford MyKey, tercer apoyacabezas trasero, volante multifunción y el paquete decorativo exterior.

La unidad probada incluía además el control de velocidad con volante en piel, espejos retrovisores abatibles con mando eléctrico, cristales tintados, climatizador automático, elevalunas eléctricos posteriores y sensor de aparcamiento trasero

El precio recomendado del Ka+ “White&Black” es de 11.650 € aunque con las promociones actuales se reduce hasta los 9.750 €, una tarifa atractiva teniendo en cuenta lo que lleva de serie. La unidad probada, con las opciones mencionadas más arriba, asciende hasta los 10.875 € con la promoción incluida.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Respecto a los rivales, el Ka+ tiene unas posibilidades de equipamiento limitadas. Sorprende que pueda incluir los asientos delanteros térmicos y sin embargo no sea posible añadir el encendido automático de luces o el sensor de lluvia. Tampoco hay posibilidad de montar un sistema de sonido con pantalla más grande compatible con Apple CarPlay, algo que los jóvenes valoran mucho, o la alerta de cambio de carril, frenada automática en ciudad y aviso pre-colisión.

MECÁNICA

En el mercado europeo el Ford Ka+ sólo se comercializa con un único motor 1.1 Ti-VCT en dos potencias: 71 y 85 CV. Tampoco se da la posibilidad de incluir una transmisión que no sea la caja manual de cinco velocidades, lo que limita bastante su difusión.

En otros mercados el Ka+ o su equivalente bajo la denominación Figo puede llevar un 1.5 Ti-VCT con 112 CV o el 1.5 TDCi con 100 CV (ambos para la India) mientras que en Brasil está disponible con un 1.0 Ti-VCT con 85 CV y un 1.5 Sigma con 110 CV. Es decir, el bastidor aguanta bastante más potencia que la que nos llega a Europa.

Volviendo al modelo probado, equipa el 1.1 Ti-VCT de 85 CV. Es un bloque con cuatro cilindros que destaca por su agradable funcionamiento (mucho más refinado que los tres cilindros usados por la competencia) y el bajo nivel sonoro. No se percibe que está arrancado incluso en frío, siendo confortable en uso urbano.

Para sacar el máximo partido al motor hay que estirar bien las marchas. Es cierto que es un bloque voluntarioso pero tiene un medio régimen algo pobre (aquí el par disponible manda y es bastante justo) y para conseguir sacar algo de alegría se requiere elevar el régimen. La caja de cambios es cómoda por lo que no supone un problema.

Esa falta de par hace que las recuperaciones sean lentas y a la hora de hacer adelantamientos es necesario tener bien claras sus limitaciones. Al Ka+ le habría sentado muy bien el bloque 1.0 Ecoboost de 80 CV que utiliza el Fiesta Van aunque es más costoso de fabricar y elevaría el precio final.

Para comprobar las limitaciones, he realizado un viaje desde Madrid hasta la Costa del Sol y debo reconocer que me ha sorprendido. Salvo en incorporaciones o adelantamientos puntuales, no me ha parecido que sea un coche limitado. Cuando toca afrontar repechos basta con adelantarse un poco, introducir cuarta y así se consigue mantener el ritmo legal.

Me ha sorprendido el bajo consumo de combustible incluso en conducción exigente. Por autovía a 120-130 km/h de marcador siempre se quedó por debajo de los 6,0 L/100 mientras que en carreteras secundarias se conformó con apenas cinco litros a los cien. En ciudad tampoco “bebe” demasiado y eso que no cuenta con sistema Stop&Start.

Con todo me ha parecido que es un urbano excelente para el día a día que también puede afrontar viajes ocasionales. Le falta el brío que posee el más ligero Peugeot 108 1.2 Pure Tech de 82 CV pero va mucho mejor que un Volkswagen Up! 1.0 MPI 75 CV (la Euro6 ha matado este pequeño motor).

Motor1.1 Ti-VCT White&Black
Cilindrada1.196cc
Potencia85 CV a 6.300 rpm
Par112 Nm a 4.000 rpm
Peso1.084 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm3929 / 1695 / 1524
Volumen Maletero270 / 849 litros
Aceleración 0 a 100 km/h13,3 seg
Recuperación 80 a 120 km/h13,1 seg en IV
Velocidad máxima169 km/h
Consumo homologado5,0 L/100
Emisiones CO2 por km114 gr
Precio de partida11.650 € (9.750 € con descuentos)

COMPORTAMIENTO

Los 3,9 metros de longitud del Ka+ se notan mucho en el comportamiento. Incluso con un tarado de suspensión bastante blando, el urbanita transmite una pisada mucho más aplomada que en otros modelos de su precio y no se siente ese nervioso característico de los coches pequeños.

Me ha sorprendido para bien el tacto de la dirección. Bastante directa, permite un guiado estupendo sin necesidad de correcciones constantes. Además la asistencia es correcta, no resultando pesada en ciudad ni excesivamente ligera en autovía. Lo peor sin duda está en el pobre agarre de los neumáticos, “casi” un peligro sobre firme mojado.

Para ser un vehículo desarrollando para los países emergentes, la sonoridad me ha sorprendido para bien. Además de lo poco que suena el motor, hay que sumar lo bien aislado que está de la rodadura o el viento, siendo de los coches más silencioso que he probado en este segmento (mucho mejor que los 108, Up!, Sandero e incluso Rio).

La suspensión con tarado blando está bien resuelta dado que contiene bien los balanceos en curvas rápidas y, por ejemplo en rotondas, alcanza pronto el punto de apoyo sin tumbar en exceso (no hay mucho recorrido pero el que hay lo realiza de manera suave). Esto también sirve para superar baches, badenes o resaltos de manera confortable, filtrando bien las irregularidades.

El Ka+ es un automóvil con una postura de conducción algo más elevada de lo normal, lo que se aprecia desde el puesto de conducción. En ciudad me ha resultado cómodo, se aparca bien gracias a una visibilidad generosa (aunque el pilar C es algo grande) y el sensor de parking no me ha parecido imprescindible (pero ayuda).

No me ha gustado que no tenga regulación en profundidad el volante. Sólo puedes jugar con la altura y aunque el asiento tiene una regulación muy amplia, creo que habrá personas que echen de menos poder acercar el volante. Tampoco hay un apoyabrazos central salvo que se añadan los asientos térmicos (no sé realmente qué tienen que ver estos dos elementos y la incompatibilidad de pedirlos por separado).

El sistema de alumbrado es suficiente. Todas las bombillas son halógenas, incluida la luz diurna. Las largas tienen bastante potencia y las cortas son correctas. Sí he echado de menos el encendido automático, algo útil en túneles o garajes, y elemento bastante común hoy en día en muchos vehículos pequeños.

En resumen debo reconocer que el Ford Ka+ me ha sorprendido positivamente. A pesar de ser un vehículo pensado para los mercados emergentes, se han realizado los cambios necesarios para cumplir con las exigencias del público europeo, mostrando un aplomo correcto, un motor suficiente y un interior muy amplio, todo ello a un precio ajustado. Cierto que carece del encanto de otros urbanitas pero cuando el manda el bolsillo, la razón se impone al corazón.

Espacio interior, precio ajustado, comportamiento dinámico, silencio de marcha, consumos bajos
Calidad de los plásticos, ajuste de techo, gama limitada, ausencia de opciones de seguridad, pantalla multimedia pequeña, volante sin regulación en profundidad
El Ford Ka es de esos coches que ha vivido etapas muy diferentes según la generación puesta a la venta, y presenta muchas similitudes con el Renault Twingo. Ambos nacieron con un diseño rompedor, fresco y juvenil que evolucionó en una segunda entrega más refinada, impersonal y eso sí, conservando las tres puertas y cuatro plazas. En la tercera generación ambos modelos han evolucionado hacía un concepto más práctico. El Twingo se ha quedado por debajo en tamaño y aunque suma la carrocería de cinco puertas, mantiene las cuatro plazas. El Ka sin embargo ha crecido tanto que en Ford…
Diseño/Estética - 6.5
Calidad de acabado - 5.5
Equipamiento de serie - 7.5
Equipamiento opcional - 7
Habitabilidad - 9
Maletero - 8
Motor/Refinamiento - 8
Prestaciones - 7.5
Consumos - 8
Transmisión - 8.5
Dirección - 8.5
Frenos y neumáticos - 7
Comportamiento - 8
Calidad de rodadura - 8.5
Relación valor-precio - 8

7.7

Notable

El Ka+ ha conseguido sorprende por su equilibrio general y un precio ajustado. Queda por detrás en posibilidades de equipamiento pero sí equipa lo imprescindible hoy en día. Resulta amplio, el motor suficiente y no gasta mucho, además tener un precio ajustado y hasta siete años de garantía si financias con la marca.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com