Inicio » Noticias del Motor » ¡Oficial!: Así es el Hyundai i30 N, un compacto coreano muy picantón con 250 o 275 CV

¡Oficial!: Así es el Hyundai i30 N, un compacto coreano muy picantón con 250 o 275 CV

Sí, por el momento es el primero, pero tranquilo porque desde la central de la marca coreana nos han dicho que habrá una familia muy competitiva de productos de altas prestaciones basados en los vehículos de la gama que Hyundai ofrece en el mercado.

Preparado para competir con Type R, CUPRA, GTI, Gti y demás compactos picantones, Hyundai nos presenta el i30 N.

El i30 N es el primer vehículo de altas prestaciones de Hyundai Motor bajo la línea N. Construido sobre la Nueva Generación i30, el i30 N ha sido desarrollado desde cero para conseguir el máximo placer de conducción, tanto en el día a día en carretera como en circuito.

Nacido en Namyang, en el centro de I+D global de Hyundai Motor en Corea, y perfeccionado en Nürburgring, uno de los circuitos más exigentes del mundo y sede del centro de pruebas de Hyundai, el logo N simboliza una chicane, donde el i30 N ha sido probado minuciosamente y donde ha demostrado sus prestaciones. El i30 N se inspira en la experiencia de Hyundai Motorsport en el WRC desde 2014.

Para no aburriros, vamos con los puntos destacados:

– Centrado en la diversión al conducir El i30 N ha sido desarrollado sobre la base de tres pilares que marcan el lema ‘Fun to Drive’ (Divertido de Conducir): rendimiento en curvas, capacidad en circuito y coche deportivo para el día a día.

– Cuando el conductor pisa el acelerador y cambia de marcha, la función Rev Matching (ajuste de revoluciones) asegura que no se pierda nada de potencia, mientras que la función overboost incrementa el par un 8% y la aceleración entre un 6-7%. Las sensaciones aumentan por el sonido emocional del coche que emana del tubo de escape, con doble silenciador, y del sistema de válvula de escape variable.

– El puesto de conducción del i30 N muestras los parámetros clave de rendimiento a través de un nuevo panel de instrumentos y de una pantalla flotante de 8 pulgadas, donde destaca un medidor de fuerza G para un seguimiento al instante del rendimiento. El diseño está inspirado en verdaderos vehículos de alto rendimiento; incluye la parrilla frontal en cascada de Hyundai, parachoques delanteros y traseros de aspecto agresivo y un nuevo spoiler trasero.

– Según Hyundai, al i30 N le encantan las curvas. El logotipo N simboliza una chicane, la parte de la pista donde el i30 N logra la máxima tracción, precisión y sensaciones. El potente motor turbo de 2.0 litros entrega hasta 275 CV y 353 Nm de par. Ofrece una respuesta directa con un desarrollo de potencia lineal a través del turbo de respuesta temprana. Cuenta con tracción delantera y una transmisión manual de seis velocidades. La potencia se transfiere al tren de engranajes de manera independiente para estar siempre listo para pasar al siguiente engranaje sin interrupción de par. El agarre máximo del i30 N está garantizado por los neumáticos de altas prestaciones Hyundai N Michelin de 18 pulgadas o Pirelli de 19 pulgadas.

– La dirección asistida por un motor eléctrico en la cremallera es muy directa y ofrece una alta precisión. El chasis rebajado es rígido y en combinación con la suspensión controlada electrónicamente (ECS) reduce el balanceo y aumenta la velocidad en las curvas, permitiendo al conductor ajustar los amortiguadores desde un tarado orientado al confort para los desplazamientos diarios hasta una conducción de alto rendimiento en circuito. El i30 N está diseñado aerodinámicamente para reducir su altura al suelo con el objetivo de mantener el chasis firmemente en la carretera cuando se requiere la máxima tracción. El diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD) mejora el agarre y proporciona la máxima potencia a la carretera. Para los más entusiastas, el control electrónico de estabilidad (ESC) se puede desconectar por completo con el fin de conseguir la máxima libertad. Y para ofrecer al conductor y al pasajero sujeción y confort, los asientos deportivos N, desarrollados en exclusiva para este modelo, brindan una estabilidad máxima y un gran agarre lateral en todas las situaciones de conducción.

En el desarrollo del vehículo, la durabilidad y el rendimiento en circuito han sido elementos clave. El i30 N ha sido sometido a pruebas de durabilidad de 10.000 km de conducción en el circuito de Nürburgring Nordschleife. Además, el coche también ha participado dos veces en la prueba de resistencia más dura del mundo, las 24 Horas en Nürburgring. El motor y sus componentes han sido probados para una evaluación total del vehículo en 2016 y para asegurar su capacidad general en circuito en 2017. Gracias a ello, el conductor puede estar seguro de que el rendimiento del coche será constante cuando salga con el i30 N a la pista.

– Sus frenos han sido desarrollados para durar; cuentan con una función de enfriamiento adicional a través de las tomas de aire del parachoques delantero. La suspensión controlada electrónicamente (ECS) permite al conductor ajustar el i30 N para adaptar el vehículo a los requerimientos de un circuito de carreras. La alta rigidez del chasis se incrementa gracias a una barra de rigidez ubicada detrás de los asientos traseros.

– El coche cuenta con un embrague de alta resistencia construido para durar, mientras que la precisa transmisión manual de seis velocidades tiene recorridos cortos para potenciar la deportividad en el cambio.

– Existen cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, N y N Custom, los cuales pueden ser seleccionados a través de dos botones ubicados en el volante. Los diferentes modos cambian por completo el carácter del vehículo, ya que modifican los parámetros de alto rendimiento del motor, los amortiguadores, el control electrónico de seguridad (ESC), el diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD), el sonido, la dirección y la función Rev Matching. Además, el conductor puede seleccionar el botón Rev Matching en el propio volante para incrementar las revoluciones del motor cuando se cambia desde una marcha más alta a una más corta, mientras que el Launch Control ayuda a lanzar el coche lo más fácilmente posible controlando el par del motor.

Paquete Performance

El i30 N está alimentado por un motor turbo de 2.0 litros disponible con dos salidas de potencia: el propulsor del paquete Standard entrega 250 CV, mientras que la potencia máxima con el paquete Performance se incrementa a 275 CV. En ambos casos el par máximo es de 353 Nm, con una velocidad máxima de 250 km/h. La versión de 250 CV acelera de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y la versión de 275 CV, en 6,1 segundos.

Está disponible con tracción delantera y una transmisión manual de seis velocidades. La potencia se transfiere de manera independiente al tren de engranajes con el fin de estar siempre listo para pasar a la siguiente marcha sin interrupción de par.

El i30 N con paquete Performance incorpora neumáticos Hyundai N de altas prestaciones Pirelli P-Zero de 19 pulgadas, pinzas de freno N de diseño distintivo y color rojo y discos de freno más grandes (18 pulgadas en el eje delantero y 17 pulgadas en el eje trasero). El diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD) y el sistema de válvula de escape variable son características adicionales incluidas en el paquete Performance para proporcionar una óptima experiencia de carreras.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com