Inicio » Lanzamientos y Novedades de Coches » El nuevo Aston Martin Vantage ya está aquí: Corazón AMG V8, 510 CV y una importante reducción de peso

El nuevo Aston Martin Vantage ya está aquí: Corazón AMG V8, 510 CV y una importante reducción de peso

Lo estábamos esperando como agua de mayo. El nuevo Aston Martin DB11 nos presentó la nueva línea de diseño del fabricante británico, los trazos esenciales a seguir por el resto de deportivos futuros de la marca, y estaba claro que el nuevo Aston Martin Vantage no nos iba a dejar indiferentes al respecto. Tal y como dice el diseñador jefe de exteriores de Aston Miles Nurnberger, “si el DB11 es el caballero, el Vantage es el cazador“.

Su estética probablemente te recuerde al Aston Martin DB10 que James Bond conducía en Spectre, ya que ha sido la inspiración para el desarrollo de la carrocería del nuevo Vantage. Así, luce una imponente estética en la que se entremezclan las proporciones originales de un coupé de motor delantero con toda la tecnología del siglo XXI. Logra un impacto visual mucho más agresivo y atlético que el de su predecesor gracias a una larga distancia entre ejes y unos voladizos más cortos, resultando algo más corto que un Porsche 911 pero ofreciendo una mayor batalla. Concretamente, mide 4,46 metros de largo, 1,94 metros de ancho y 1,27 metros de alto, mientras que la distancia entre ejes asciende a 2,7 metros.

En términos de diseño, una parrilla frontal más amplia y un capó más pronunciado parecen estar olfateando el suelo en busca de su presa. A estas se unen las generosas branquias laterales, unas no menos imponentes llantas de 20 pulgadas calzadas con neumáticos Pirelli P Zero (255/40 ZR20 y 295/35 ZR 20) diseñadas específicamente para este modelo y una zaga capaz de quitarte el hipo con ese musculoso difusor que integra las salidas de escape. En él todos los elementos aerodinámicos se integrado dentro del diseño estructural del Vantage.

El volante se ha recortado en su extremo inferior para facilitar el acceso y salida al vehículo, así como para mejorar la experiencia de conducción al volante del nuevo Aston Martin Vantage. Las calidades y los acabados son de primera, al tiempo que los diferentes sistemas múltimedia muestran unos gráficos de alta definición.

La misma inspiración en el DB10 de 007 se traslada al interior, donde encontramos una cabina amplia, deportiva y, sobretodo, tecnológica. Todo ha sido esculpido de forma cóncava, desde las puertas hasta el salpicadero, y lo cierto es que el resultado es delicioso para la vista. El mencionado salpicadero cuenta con un diseño en cascada en el que se integran múltiples botones para manejar las diversas funciones del vehículo, todo ello complementado con una generosa pantalla flotante y una consola central que expone originalmente los mandos de la transmisión. Remata el conjunto un generoso maletero de 350 litros.

En cuanto a las mejoras técnicas, destacan un reparto de pesos del 50/50 y una ubicación del poderoso bloque V8 en la posición más retrasada que permite el chasis de aluminio del Vantage, que no es otro que el del DB11 y cuenta con ingeniería propia de la aviación, un nuevo bastidor trasero optimizado y, como no podía ser de otra manera, una rigidez torsional muy superior a la del modelo que le precede. Tampoco faltan una suspensión pilotada con varios tipos de regulación, una dirección asistida eléctrica o un potente equipo de frenos con discos de 400 mm y pinzas de seis pistones delante y 360 mm y cuatro pistones detrás.

Respecto a los precios del Aston Martin Vantage, sabemos que en Alemania costará 154.000 euros, en Reino Unido 120.900 libras (136.000 euros al cambio) y en Estados Unidos 149.995 dólares (128.000 euros al cambio).

Pero indudablemente la guinda del pastel la pone el bloque V8 biturbo de 4.0 litros obra de Mercedes-AMG, específicamente ajustado para los requisitos del Vantage. El motor, la bomba de combustible, la transmisión y el sistema de escape se han calibrado para su funcionamiento en el Aston Martin, desarrollando una potencia total de 510 CV (375 kW) a 6.000 rpm y 685 Nm de 2.000 a 5.000 rpm.

Para gestionar todo el potencial de esta mecánica que también podemos ver en el Mercedes-AMG GT, se ha incorporado un diferencial de gestión electrónica y una caja de cambios automática ZF de 8 relaciones, aunque en el segundo trimestre de 2018 también veremos una variante de transmisión manual. Sus cifras son espectaculares: un 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y una velocidad punta de 312 km/h.

¿Qué os parece?

Galería de imágenes

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com