Inicio » Noticias del Motor » Así se realizan las pruebas de homologación de consumos y emisiones y así nos toman el pelo

Así se realizan las pruebas de homologación de consumos y emisiones y así nos toman el pelo

El competitivo mundo del automóvil necesita siempre datos a los que aferrarse para vender más coches que su competencia, para aparecer en mejor lugar y para, en definitiva, vender más coches que nadie. Se puede ver en la publicidad de las marcas: este coche gasta solo un dedal de combustible por cada 100km, además está disponible desde este precio tan ridículo, cuenta con todo este equipamiento por esta pequeña cantidad extra,… Es probable que todos esos ejemplos os suenen de una o de muchas marcas a la vez, pero es el mundo de la publicidad.

Uno de los datos que más se puede ver en posiciones bien visibles de las creatividades, los vídeos y los anuncios en general es el consumo homologado que viene acompañado del de las emisiones. Esos 3,8 litros a los 100 km que no se cree nadie, o que más bien nadie va a conseguir con una conducción normal. Pero ahí está el dato, y si no somos razonables nos vamos a tirar de los pelos porque no somos capaces de bajar de 5,4 litros, ¡nada menos que 1,6 litros más! (es un simple ejemplo) ¿Por qué no se puede llegar de forma consistente a esas cifras? Y lo más importante, ¿por qué se ofrecen esos consumos homologados si no son realistas?

Consumo homologado es un consumo en condiciones ideales y homogéneas

El motor Drive-E de Volvo homologa 3,8 l/100km
El motor Drive-E de Volvo homologa 3,8 l/100km

A nadie se le escapa que ofrecer un dato de consumo como referencia, y que el mundo se la crea, es imposible si no se halla en condiciones controladas (e iguales para todos) y si no se realizan exactamente los mismos movimientos, a la misma velocidad, con todo exactamente igual. Nosotros, en nuestras pruebas, ofrecemos los datos de consumo en condiciones reales, unas condiciones que incluyen recorridos urbanos, carretera y autovía y que no tienen en cuenta ni el tiempo atmosférico, ni se eligen horas en concreto para rodar, ni días específicos.

Nosotros tratamos de mostrar los consumos que cualquiera podría hacer cuando sale de viaje, cuando va al pueblo o cuando se mueve por la ciudad para cualquier cosa. Creemos que eso es lo que nos vale a los consumidores. Por otro lado los consumos homologados son la vara de medir objetiva para saber dónde está cada coche en el mercado. Y sirven para que las marcas entren con sus modelos en ciertos segmentos, en ciertas franjas de impuestos y que compitan entre ellas.

Al consumidor el consumo homologado le puede servir de referencia siempre que sepa exactamente qué es, y cómo se consigue. Jamás se puede considerar un dato de consumo realista, bajo ningún concepto, porque se calcula en “laboratorio”, sobre rodillos y “a pelo” (ahora explicaremos eso de “a pelo”). Y veremos que en esas condiciones los híbridos arrasan por algunos motivos muy evidentes. Ahora lo veremos.

El ciclo NEDC y su interés para las marcas

Uno de los ensayos del ciclo NEDC
Uno de los ensayos del ciclo NEDC

A una marca le interesa decir que consume una décima de litro menos que su competencia principalmente por los impuestos asociados a las emisiones de CO<sub>2</sub>: a menores emisiones, impuestos más amables. La única forma de mantener contentas a todas las marcas es imponer una metodología de pruebas que sea siempre igual, y cuyas pruebas sean siempre iguales para todos los modelos a prueba.

Para eso se ideó el NEDC, un acrónimo de New European Driving Cycle, y consiste en cuatro repeticiones de un ciclo urbano ECE-15, más un ciclo extra urbano denominado EUDC. La idea es reproducir “en el laboratorio” el intenso tráfico de las ciudades europeas. En el gráfico se puede ver cómo los primeros 780 segundos se dedican al ciclo urbano, y el resto hasta los 1.180 segundos, al interurbano. Con el NEDC se pretenden sacar los siguientes datos:

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »
  • Consumo de combustible urbano
  • Consumo de combustible en carretera
  • Consumo medio
  • Emisiones de CO2 (ciclo completo)

Hay que decir que el consumo medio se calcula a partir del consumo total de la prueba, es decir, el consumo desde el principio hasta el fin del ciclo NEDC (y no es una media del consumo urbano y de carretera). Para comenzar la prueba el coche debe permanecer apagado entre 6 y 30 horas, y debe permanecer a una temperatura constante entre los 20ºC y los 30ºC (típicamente 25ºC). Tras este período de aclimatación, el ciclo puede comenzar.

Solo se pueden probar coches con el rodaje hecho, que hayan rodado entre 3.000 y 15.000 km. El coche estará frío (a 25ºC), apagado entre 6 y 30 horas, y la prueba se hace con una sola persona dentro, todo lo innecesario apagado y las ventanillas subidas.

El coche se sitúa en un banco de rodillos que tienen un aparato eléctrico encargado de simular la inercia y el drag mediante la resistencia mecánica de los propios rodillos. Así se pueden probar diversas configuraciones a partir de un solo modelo, siempre que equipen el mismo motor y neumáticos (por ejemplo un mismo modelo de coche con diferentes opciones o carrocerías diferentes: Sedan, hatchback, etc. Además un ventilador proyecta aire de acuerdo con la velocidad teórica a la que circula el coche.

Proceso de ciclo NEDC, parte urbana ECE-15

  1. Arranca el coche y está 11 segundos parado (caja manual): 6 segundos en punto muerto, 5 segundos en primera con el embrague a fondo.
  2. Se acelera hasta 15 km/h en 4 segundos, manteniendo la velocidad 8 segundos.
  3. Detener el coche en 5 segundos (los últimos tres con el embrague pisado).
  4. Parada de 21 segundos, 16 de ellos en punto muerto y 5 segundos con la primera engranada.
  5. A los 49 segundos acelera hasta 32 km/h en 12 segundos (5 s en primera, 2 s para meter segunda, 5 s en segunda), manteniendo la velocidad durante 24 s.
  6. Detener el coche en 11 segundos, pausa de 21 s igual que la pausa anterior.
  7. A los 117 segundos se acelera hasta 50 km/h en 26 segundos, mantiene durante 12 s, se decelera a 35 km/h en 8 segundos, mantiene 13 s, detención del coche en 12 s, pausa de 7 s.

Este proceso se repite hasta completar cuatro ciclos urbanos. A continuación se hará la parte de carretera

Cada ciclo ECE-15 dura 195 segundos y recorre 1.107 metros, y las cuatro repeticiones cubren 4.067 metros a una velocidad media de 18,77 km/h.

Conducción en carretera

Este ciclo es bastante sencillo:

  1. Arranca el coche y está 20 segundos parado (primera marcha engranada en el caso del manual).
  2. Acelera hasta 70 km/h en 41 s, mantiene la velocidad 50 s, decelera a 50 km/h en 8 s, mantiene por 69 s esa velocidad y se acelera hasta 70 km/h en 13 segundos.
  3. En el segundo 201, el coche mantiene esa velocidad de 70 km/h durante 50s, y luego acelera suavemente durante 35 segundos hasta alcanzar los 100 km/h.
  4. Mantiene los 100 km/h durante 30 segundos, para acelerar hasta alcanzar 120 km/h en 20 segundos.
  5. Se mantienen los 120 km/h durante 10 s y se detiene el coche lentamente en 34 segundos.
  6. Se mantiene el coche a ralentí durante 20 segundos y termina el ciclo.
El ciclo extra urbano dura 400 segundos y se recorre una distancia teórica de 6.956 metros a una velocidad media de 62,6 km/h.
El Panamera S E-Hybrid consume 4,4 l/100 km
El Panamera S E-Hybrid consume 4,4 l/100 km

El ciclo NEDC no puede ser algo más irreal. No solo son condiciones de uso totalmente ficticias (quién no circula con la radio encendida o con el climatizador activo), sino que el rodillo no sirve para simular los accidentes del terreno (cuestas arriba, pendientes descendentes, curvas, adelantamientos,…). Establecer una prueba más compleja no solo es eso, más complejo, sino que requeriría de más tecnología y tiempo, pero es algo que no parece muy descabellado de conseguir a día de hoy, sobre todo con los potentes simuladores que existen.

Un consumo en un ciclo urbano como el descrito será bajísimo: inalcanzable para nosotros. ¿Quién acelera de 0 a 50 km/h en 26 segundos? ¿Quién pasa de 120 a parado en 34 segundos? Y lo que es mejor, ¿quién dice que las marcas no calibren sus centralitas (haciendo trampas al solitario) para que consuman mínimos irrisorios de combustible en los puntos clave del ciclo NEDC? Es decir, que sí consuman cifras despreciables si actuamos como en el test, pero que luego consuman mucho más en nuestras arrancadas normales. Esto es lo que pasa, y por eso el consumo homologado no nos sirve como medida práctica para el día a día. Pero sí que sirve a las marcas para compararse entre sí.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com