Inicio » Noticias del Motor » El Opel Calibra cumple 25 años: ¿Volveremos a verlo?

El Opel Calibra cumple 25 años: ¿Volveremos a verlo?

Ya son 25 años los que cumple el Opel Calibra, lejos queda el Salón de Frankfurt de 1989 dónde se mostró por primera vez. Por aquel entonces estábamos ante un coche revolucionario y altamente aerodinámico respecto a los coches del momento, además contaba con suspensión trasera independiente y semi independiente, tracción a las cuatro ruedas como opción y modernos motores gasolina con catalizadores de serie.

No pasó desapercibido, ni tampoco su motor de acceso, un 2.0 litros con 115 CV (85 kW) que alcanzaba sin despeinarse los 203 km/h, aunque su hermano con 150 CV y 4 válvulas llegaba a los 223 km/h. Y aunque ahora pueda parecernos mucho, el Calibra de 16V tan solo consumía 7,7 litros a los 100 kilómetros.

De esta forma, el Opel Calibra se fue convirtiendo en un coupé de culto con grandes prestaciones deportivas a un precio relativamente bueno.
Además de su deportividad tenía otras cualidades muy apreciadas como por ejemplo su espacioso maletero de 980 litros, la capacidad para transportar hasta a 4 ocupantes o su generoso equipamiento de serie que incluía entre otras cosas dirección asistida, caja de cambios de 5 velocidades, sistema de audio de 6 altavoces y lunas tintadas. De manera opcional podías añadirle el aire acondicionado, el techo solar eléctrico y la caja automática de cuatro velocidades.

Por otra parte también se trataba de un coche seguro, ya que añadía a este equipamiento el sistema ABS, faros de largo alcance y grandes parachoques tanto delante como detrás.

Hemos dicho que su presentación tuvo lugar en el Salón de Frankfurt, pero no fue hasta 1990 cuando se lanzó. En ese momento estaba disponible el sistema 4×4 además de la variante de tracción delantera para el motor 2.0 de gasolina.

Tanto fue el éxito del Opel Calibra 4×4 que en 1992 la marca llevó a sus concesionarios el nuevo Calibra Turbo ya que la tracción total requería más potencia. La versión Turbo contaba con la tracción 4×4, una caja manual de 6 marchas, asientos deportivos y llantas ligeras de 16 pulgadas con neumáticos 205/50. Pero sin duda lo llamativo de esa versión era su motor 2.0 Turbo que entregaba 204 CV.

Después del Turbo llegó en 1993 justo a tiempo para el DTM, el Opel Calibra con el nuevo motor de 6 cilindros en V con 2,5 litros y 170 CV (125 kW) de potencia. No tardó en lanzarse la edición “Cliff Motorsport” (1996) que rebajaba el chasis 20 mm y lucía unas llantas BBS.

Ya en 1994 el Calibra entraría en la recta final de su producción tras 222.000 unidades vendidas. Y que mejor para acabar la historia de este mítico modelo que lanzar la “Last Edition”. El modelo “despedida” estuvo pidiéndose hasta 1997 gracias a su chasis deportivo, llantas BBS, cuero, aire acondicionado y su motor 2.5 V6 o el 2.0 de 4 cilindros con 136 CV (100 kW).

Finalmente, el 29 de agosto de 1997 y tras 238.647 unidades a sus espaldas, Opel puso punto y final al Calibra. Ahora que hemos repasado su historia, ¿debería regresar el Calibra?.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com