Inicio » Pruebas de Coches » Prueba BMW 218i Coupé M Sport: Cuando la esencia BMW alcanza su equilibrio
BMW 218i Coupe M Sport (24)

Prueba BMW 218i Coupé M Sport: Cuando la esencia BMW alcanza su equilibrio

Esta semana nos ha acompañado durante una ruta muy especial por el norte de España uno de los coupés más suculentos de BMW. Es, probablemente, de los modelos que mejor preservan la filosofía de la marca germana, pues su comportamiento, su dinámica y sus respuestas demuestran que BMW puede seguir ofreciendo su esencia más deportiva. El BMW Serie 2 Coupe llegó a la marca para dar a la gama de acceso un punto de dinamismo, estética y emociones, tratándose además de un concepto automovilístico único y propio que en la actualidad carece de competencia alguna. Si nos remontamos unos cuantos…
Diseño/Estética - 9
Calidad de acabados - 8
Equipamiento - 6.5
Habitabilidad - 8.5
Maletero - 8
Motor/Refinamiento mecánico - 7
Prestaciones - 6.5
Transmisión - 8
Relación valor-precio - 6
Consumo - 8
Comportamiento - 8.5

7.6

Notable

El coupé de cuatro plazas de acceso a la gama del BMW Serie 2 nos sorprende por unos excelentes comportamientos dinámicos, unas motorizaciones que alcanzan el equilibrio en cuanto a prestaciones y consumos y un diseño propios de un BMW de pura sangre. El habitáculo del coupé ahora es más que suficiente para cuatro pasajeros grandes y todo su equipaje, lo que lo acerca a una mayor clientela.

Esta semana nos ha acompañado durante una ruta muy especial por el norte de España uno de los coupés más suculentos de BMW. Es, probablemente, de los modelos que mejor preservan la filosofía de la marca germana, pues su comportamiento, su dinámica y sus respuestas demuestran que BMW puede seguir ofreciendo su esencia más deportiva.

El BMW Serie 2 Coupe llegó a la marca para dar a la gama de acceso un punto de dinamismo, estética y emociones, tratándose además de un concepto automovilístico único y propio que en la actualidad carece de competencia alguna.

Si nos remontamos unos cuantos años atrás en el tiempo, cuando se lanzó al mercado el BMW 1600-2 en el año 1966, se creó un nuevo segmento en el mercado. Este coche compacto de dos puertas tipo coupé se transformó en todo el mundo en la expresión más fiel de un automóvil deportivo y ágil, capaz de transmitir intensas sensaciones al volante, especialmente gracias a la configuración de su sistema de propulsión y de su chasis. La nueva serie resultó aún más atractiva con la presentación de nuevas variantes de motores.

BMW 218i Coupe M Sport (31)

Posteriormente, el BMW 2002, presentado en el año 1968, adquirió gran popularidad, logrando que nuevos grupos de clientes pudieran experimentar la realidad del lema “El placer de conducir”. La variante más espectacular fue el BMW 2002 turbo con el primer motor europeo con compresor turbo de gases de escape. Este propulsor tenía una potencia de 125 kW/170 CV.

Ahora, el BMW Serie 2 Coupe retoma la tradición de las versiones compactas y especialmente deportivas de la marca estrechamente ligadas al número 2. El modelo presenta la carrocería típica de dos puertas de un coupé alemán asociada a un clásico diseño de tres volúmenes, con cuatro asientos, tracción trasera y, además, con un reglaje de la suspensión y con una gama de motores orientados hacia un comportamiento claramente deportivo. Acompáñanos a conocerlo en profundidad.

Diseño exterior

Si nos referimos a los términos de diseño exterior, el BMW Serie 2 es un BMW al 100%. En el frontal nos toparemos con los últimos rasgos de diseño que como buen modelo de la marca no renuncian al ADN clásico.

Entre los afilados faros que en nuestra unidad equipaban de forma opcional proyectores bi-xenón con aros de luz diurna LED, así como la nítida limitación superior en la misma tecnología, el Serie 2 monta los característicos y prominentes riñones con listones verticales que hacen la función de entrada de aire para la refrigeración del gran radiador.

Opcionalmente nuestra unidad montaba el paquete M, lo que le añadía un nuevo paragolpes delantero de exclusiva confección que se distingue de los paragolpes de serie por sus deportivas formas y sus prolongadas entradas de aire. Bajo el portamatrículas delantero, justo debajo de los riñones, nos topamos con una entrada de aire horizontal escoltada por dos entradas ubicadas en los extremos. En las esquinas, el modelo montaba faros antiniebla redondos. Las líneas del frontal fluyen al resto del vehículo a través del capó, de la inclinada luna delantera y de las anchas y abultadas aletas delanteras. Concretamente, en el caso del BMW 218i Coupé, el coeficiente CW es de 0,29.

Visto de perfil, el BMW Serie 2 tampoco renuncia a los rasgos típicos de la marca, con una carrocería musculosa y al mismo tiempo elegante y deportiva. Entre ellos encontramos un diseño que cuenta con el largo capó, los cortos voladizos, el habitáculo desplazado hacia atrás y el ángulo típico de las ventanas posteriores. Además, el BMW Serie 2 Coupe tiene puertas con ventanas sin marco y los espejos retrovisores exteriores montan los intermitentes.

Los abultados pasos de rueda de nuestra unidad de pruebas estaban ocupados por unas llantas de diseño exclusivo del paquete M con 5 brazos dobles que montaban unos neumáticos Bridgestone Potenza en medidas 225/40 R18 88 Y en el eje delantero y unos 245/35 R18 88 Y en el eje posterior.

BMW 218i Coupe M Sport (29)

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »
Las dimensiones del BMW Serie 2 Coupe: Longitud de 4.432 milímetros, ancho de 1.774, distancia entre ejes de 2.690 milímetros y 1.418 mm de altura.

En la zaga, el Serie 2 tiene un aspecto potente y ancho. Esta impresión se acentúa mediante los pilotos que cuentan con forma de “L” y se prolongan en las partes laterales. Las luces de marcha atrás son de diodos luminosos, así como las de posición y freno. El Serie 2 posee su propia firma lumínica gracias a la forma que describen los faros cuando los mismos están encendidos.

Al montar el paquete opcional M, nuestra unidad equipaba un pequeño alerón pegado en el borde de la tapa del maletero así como una franja en color gris contraste que se encontraba en la parte inferior del paragolpes que estaba delimitada por los catadióptricos y unos pliegues a modo de esquinas.

Vista desde arriba, nuestra unidad monta la característica aleta de tiburón que ofrece cobertura al sistema de navegación y al teléfono.

Para el exterior del BMW Serie 2 Coupé se puede elegir entre dos pinturas normales y diez metalizadas. En combinación con el paquete deportivo M, nuestra unidad venía terminada en el color Estoril Azul metalizado, un color que sin duda saca el máximo partido a la esencia del modelo y que brilla de forma espectacular en los días soleados.

Diseño interior

La influencia de las líneas deportivas exteriores se traslada a un interior cómodo, equipado y muy deportivo que preserva el diseño típico de la marca. El puesto de mando envuelve al conductor, de manera que éste puede acceder cómodamente a todos los mandos necesarios para la conducción (el tablero, por ejemplo, tiene un ángulo de siete grados de orientación hacia el conductor). El copiloto, por su parte, tampoco tendrá complicación alguna para manejar los distintos botones del sistema de infoentretenimiento, pues también quedan todos ellos totalmente a su alcance.

Nuestra unidad montaba un increíble volante deportivo de tres radios “Made in M” con  regulación en altura y profundidad, multifunción y forro del aro en cuero; mientras que los envolventes asientos deportivos del paquete M estaban revestidos en tela/Alcántara y contaban con regulación eléctrica, memoria y calefacción.

La consola central, monta la pantalla a color del sistema de navegación e infoentretenimiento en la parte superior. Bajo la misma encontraremos dos de las cuatro salidas de aire, así como el botón de los ‘warning‘ y el cierre de las puertas. A media altura nos topamos con el sistema de audio con botonera y 8 sintonías. Mientras que bajo la ranura del DVD encontraremos el clásico sistema de climatización bizona con display monoromo y retroiluminación anaranjada.

El espacio existente entre las plazas delanteras monta en un lugar privilegiado la palanca del cambio de marchas manual de 6 velocidades. Frente al mismo tenemos un par de huecos porta bebidas, el mechero y el cenicero. A la izquierda de la palanca de cambios, nos toparemos con el selector que permite modificar las cualidades deportivas y de confort a gusto del conductor activando los modos «ECOPRO», «COMFORT», «SPORT» y «SPORT +», el botón de desactivación del control de tracción y el botón de activación de los sensores de aparcamiento opcionales.

BMW 218i Coupe (9)

El túnel central fue diseñado de manera simétrica y está provisto de superficies decorativas que pueden ser modificadas a gusto del consumidor.

En la parte central de la consola se encuentra el botón de mando Controller del sistema iDrive, fácilmente accesible desde los dos asientos delanteros. Debajo del apoyabrazos central (opcional), regulable horizontalmente y provisto de una tapa que cubre un espacio portaobjetos, se encuentra un alojamiento provisto de un puerto USB y conexión AUX-In.

Tras el deportivo y cómodo volante nos topamos con un cuadro de instrumentos redondos incluidos en el tablero (indicador del nivel de combustible, velocímetro, cuentarrevoluciones y temperatura del aceite) que tiene el mismo diseño anaranjado que presentan los BMW desde hace años, aunque con una actualización digital manifiesta. La parte inferior del cuadro de instrumentos ahora es digital y presenta una pantalla a todo color que muestra todas las informaciones necesarias para el conductor.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com