Inicio » Noticias del Motor » Ecotasa y reciclado de neumáticos: Nos obligan a pagar pero siguen ocurriendo desastres medioambientales
Neumáticos

Ecotasa y reciclado de neumáticos: Nos obligan a pagar pero siguen ocurriendo desastres medioambientales

Tras el desastre ocurrido en el cementerio ilegal de neumáticos de Seseña, son muchos los interrogantes que nos están surgiendo en torno al tema del almacenaje y reciclado de los neumáticos una vez ha finalizado su vida útil. Éstos siempre han sido los grandes desconocidos de nuestro coche, quizá la parte a la que menos gente presta atención, y sin embargo son uno de los elementos más importantes para nuestra seguridad.

En otras ocasiones os hemos hablado de las ventajas y desventajas de montar neumáticos de marca blanca, del significado de los códigos que vemos en el perfil de nuestras ruedas e incluso os hemos dado diversos trucos en referencia al cambio de los neumáticos y su almacenaje en la diversas épocas del año, pero hoy hablamos de algo diferente, hoy resolvemos las dudas acerca de la Ecotasa y el reciclado de neumáticos.

almacenaje neumáticos

Recordemos que el neumático es el único elemento de nuestro vehículo que está en contacto directo con el asfalto. Que este se encuentre en condiciones óptimas es primordial para el buen comportamiento del vehículo.

El marco jurídico

Puede que a muchos no os suenen los nombres de SIGNUS Ecovalor o TNU como tal, pero si hablamos de Sistema de Gestión de Neumáticos Usados el tema ya va tomando forma. SIGNUS (nos centraremos en ella por ser la de mayor relevancia) es una entidad sin ánimo de lucro que nació en mayo de 2005 a iniciativa de los principales fabricantes de neumáticos, con la finalidad de poder ser utilizada como mecanismo con el que todos los fabricantes e importadores (productores) que lo deseen puedan cumplir las obligaciones que les impone el Real Decreto 1619/2005 sobre la gestión de neumáticos fuera de uso.

En España se prohíbe en 2006, por ley, llevar a vertederos neumáticos fuera de uso (NFU), pretendiendo dicha ley solucionar los problemas ambientales de primer orden en torno a este material.

Básicamente, dicho Decreto establece que los productores de neumáticos tienen la obligación de elaborar y presentar un plan empresarial de prevención de neumáticos fuera de uso para minimizar las afecciones al medio ambiente, así como que éste pueda ser elaborado a través del sistema integrado de gestión. Uno de lo mecanismos que establece este Real Decreto para cumplir con estas obligaciones es mediante la participación en un sistema integrado de gestión como puedan ser SIGNUS o TNU.

Algún tiempo después y en vistas de la velocidad a la que estamos destruyendo el planeta, la Directiva 2008/98/CE sobre residuos -incorporada al ordenamiento jurídico español con la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados- estableció una jerarquía de gestión de residuos con el siguiente orden de prioridades: prevención, preparación para la reutilización, reciclado, otras formas de la valorización (incluida la energética) y la eliminación de los mismos. Y claro, lógicamente aquí entran también en juego los neumáticos desechados.

Y por último y para mayor inri, en 2009 se aprobó el Plan Nacional Integrado de Residuos, un proyecto de carácter estratégico que pretende servir de guía para el desarrollo de políticas específicas de gestión y avance en el establecimiento de requisitos comunes entre las administraciones competentes y los sectores afectados. Sin embargo, a pesar de todo ello, todavía quedan en España varios cementerios de neumáticos: Seseña; Zurita, a las afueras de Puerto del Rosario, en Fuerteventura; Cervera del Llano, en Cuenca; y Castellanos de Villiquera, en Salamanca.

El proceso 

En primer lugar, los productores de neumáticos tienen la obligación de elaborar y remitir a la comunidad autónoma en la que lleven a cabo su actividad (los competentes en materia de gestión de residuos son las comunidades autónomas, de ahí que el ayuntamiento de Seseña no pudiera intervenir en el cementerio ilegal) un Plan Empresarial de Prevención de Neumáticos Fuera de Uso para minimizar las afecciones al medio ambiente.

A modo de ejemplo, os dejo los Planes de Prevención de neumáticos fuera de uso que SIGNUS ha presentado ante el Ministerio de Medio Ambiente y las diferentes comunidades autónomas, el de 2010-2013 y el de 2014-2017.

tnurecicla

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

El objetivo principal del Plan es identificar los mecanismos aplicables para alargar la vida útil de los neumáticos y facilitar su reutilización, reciclado y otras formas de valorización, incorporando medidas de prevención. En total son 16 medidas, adoptables a lo largo de las distintas fases de vida del neumático: diseño, producción, distribución y consumo.

A nivel nacional, para llevar a cabo su misión, SIGNUS subcontrata los servicios de gestores autorizados (cualquier persona física o jurídica que lleve a cabo operaciones con Neumáticos Fuera de Uso (NFU) y tenga las autorizaciones administrativas correspondientes por parte de las comunidades autónomas en las que opera).

El orden jerárquico que debe tener el reciclado del NFU es el siguiente (Real Decreto 1619/2005 de 30 de diciembre):

  1. Reducción: Se trata de mejorar la técnica empleada para la fabricación de neumáticos a fin de que tarden más en desgastarse, duren más tiempo, etc.
  2. Reutilización: Por ejemplo, el recauchutado del neumático.
  3. Reciclado: Valorización mecánica, limpia y respetuosa con el medio ambiente de este NFU. Esta valorización separa los tres componentes básicos del neumático: fibra textil, acero y caucho.
  4. Otras formas de valorización: Es el último eslabón de la cadena y es lo último que se debe hacer si no hay más remedio. En este caso está la valorización energética.

Una vez finalizada la vida útil del neumático, éste va a los Centros de Recogida y Clasificación (CRC) para, finalmente, acabar en Instalaciones de Trituración y/o Granulación (CAP). Éstas son instalaciones industriales en las que se fabrican productos derivados de los NFU procedentes de los CRC, normalmente a través de un proceso de triturado o de granulado, siguiendo especificaciones de calidad determinadas en función del tipo de valorización al que vayan destinados. En este esquema podéis ver todo el proceso.

Instalaciones de transormación

 

Los productos resultantes se utilizan posteriormente como materia prima en una amplia variedad de aplicaciones industriales así como combustible alternativo en cementeras. Por ejemplo, para el relleno de césped artificial, en el suelo de parques infantiles, suelas de calzados, construcción de taludes o combustibles de sustitución.

Cada productor de neumáticos puede llevar a cabo todo el proceso y cumplir con la legislación vigente por su propia cuenta, pero claro, la cantidad de recursos propios que va a consumir no es la misma que perteneciendo a un sistema integrado de gestión que se encargue de todo. Y es en este punto donde llega la mejor parte para los consumidores: ¿Cómo se financia el sistema? Pues efectivamente, con la famosa Ecotasa que todos pagamos al comprar un neumático.

Tabla de Ecovalor

Ojo, qué debes tener en cuenta

La Ecotasa se paga al comprar los neumáticos, por lo que si al retirártelos en un taller intentan cobrarte una tasa por el reciclado de los mismos, no pagues nuevamente por ello. Otra cosa es que compres los neumáticos por Internet a empresas extranjeras, en este caso el taller sí puede -y ademas debe hacerlo- cobrarte por la recogida del neumático, debiendo de ocuparse él de declarar y pagar a la empresa que se lo recoge.

También puede darse el caso de que el taller te monte el neumático pero se niegue a recoger el viejo si la compra es a una empresa extranjera que vende a través de Internet. En este caso debes llevarlo tú mismo a la empresa de reciclaje.

Gestión de residuos en Europa

Además, en virtud del Real Decreto 1619/2005, todo usuario final o consumidor que adquiere un neumático nuevo, puede exigir a su vendedor que le especifique en la factura de venta la repercusión que tiene en su precio final el coste económico de la gestión del residuo al que éste dará lugar cuando se convierta en Neumático Fuera de Uso (NFU).

Fuentes: SIGNUS, RTVE

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com