[Vídeo] Cadillac Escalade-V vs. Dodge Durango SRT Hellcat: batalla de poderosos mastodontes

Está claro que los SUV están de moda y hay opciones realmente potentes en el mercado, como es el caso de los dos titanes que hoy los chicos de Throttle House enfrentan en uno de sus míticos vídeos. Aunque ya pudimos ver en su día al Dodge Durango SRT Hellcat plantando cara a los Urus y Grand Cherokee Trackhawk, hoy tiene un nuevo rival, el Cadillac Escalade-V.

El Cadillac Escalade-V es un mastodonte que llega con el motor de producción más poderoso de Cadillac hasta la fecha, una suspensión a medida, grandes frenos y un interior rebosante de lujosas características. Tras años al margen, por fin la firma americana vuelve a poner el sello de alto rendimiento en su SUV estrella.

Como señala la propia marca de lujo, «la designación de la Serie V está reservada para vehículos que abarcan el máximo rendimiento de Cadillac, un diseño audaz y distinguido, y tecnología innovadora«. El poderoso todocamino usa el mismo V8 de 6.2 litros sobrealimentado que el CT5-V Blackwing, pero cambia el sobrealimentador del sedán por una unidad más grande de 2.65 litros.

Eroga 682 CV (508 kW) de potencia y 885 Nm de par máximo. El Escalade-V envía potencia a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática de 10 velocidades. Aunque pesa tanto como un elefante africano –2.820 kg el modelo estándar y 2.906 kg el ESV-, sus cifras de potencia le permiten alcanzar los 100 km/h desde parado en solo 4,5 segundos.

El Cadillac Escalade-V se enfrenta al Durango SRT Hellcat

El Dodge Durango SRT Hellcat es un SUV musculoso para personas amantes de los muscle cars. Por desgracia, tras su lanzamiento en 2021, la firma norteamericana apenas lo mantuvo un año en producción. La buena noticia es que el Durango SRT Hellcat está de vuelta y llega con suculentas novedades.

Gracias a la fuerte demanda, el Durango se une de nuevo a los Challenger y Charger SRT Hellcat como el SUV más poderoso de la historia. Mantiene su motor HEMI Hellcat V8 de 6.2 litros sobrealimentado que ofrece la friolera de 720 CV (529 kW) de potencia y 874 Nm de par.

Estas brutales cifras permiten al Durango SRT Hellcat acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 3,5 segundos y alcanzar los 290 km/h, así como recorrer el cuarto de milla en apenas 11.5 segundos. El motor cuenta con un cigüeñal de acero forjado, pistones de aleación forjada y bielas forjadas en polvo.

Está asociado a una transmisión automática TorqueFlite 8HP95 de ocho velocidades con siete modos de conducción. En sus entrañas, equipa una suspensión mejorada respecto al Durango SRT 392 y dirección asistida eléctrica (EPS). Dodge afirma haber mejorado los Launch Control y Launch Assist.

Cuéntanos qué piensas

Deja tu comentario

Queremos saber lo que piensas, ¡Comenta a continuación!

Autonoción® 2011-2022 Todos los derechos reservados