Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Škoda Scout 2.0 TDI 150 cv: El rey de los correcaminos

Prueba Škoda Scout 2.0 TDI 150 cv: El rey de los correcaminos

El coche que hoy visita nuestra sección de pruebas en autonocion.com es un coche que nos resulta familiar, aunque es la primera vez que lo probamos. ¿Por qué digo esto? Pues porque como ya dijimos en la adivinanza de qué coche estamos probando, se trata de un Škoda Scout, un modelo que toma como punto de partida al Škoda Octavia Combi y le añade algunos cambios para dotarle de ciertas aptitudes camperas, como algo más de altura libre al suelo, un protector para los bajos y tracción a las cuatro ruedas. Evidentemente nos resulta algo familiar, porque el Škoda Octavia…

Resumen de Prueba

Equipamiento - 8
Diseño - 7.5
Confort - 8.5
Consumo - 8
Motor - 8

8

Notable

Esta es la tercera generación del Škoda Scout, lo que nos dice que el modelo ha tenido una buena aceptación anteriormente. Sin duda se trata de una opción perfecta para aquellos que necesitan mucha capacidad de carga, y que tienen que circular por zonas complicadas, ya sea por mala climatología o por ser zonas sin asfaltar. Todo ello con el tacto de un turismo, cosa que se perdería en el caso de optar por la compra de un SUV.

El coche que hoy visita nuestra sección de pruebas en autonocion.com es un coche que nos resulta familiar, aunque es la primera vez que lo probamos. ¿Por qué digo esto? Pues porque como ya dijimos en la adivinanza de qué coche estamos probando, se trata de un Škoda Scout, un modelo que toma como punto de partida al Škoda Octavia Combi y le añade algunos cambios para dotarle de ciertas aptitudes camperas, como algo más de altura libre al suelo, un protector para los bajos y tracción a las cuatro ruedas.

Evidentemente nos resulta algo familiar, porque el Škoda Octavia Combi ya ha visitado un par de veces nuestra sección de pruebas, aunque en ambos casos se trataba de la versión más radical del familiar, el Škoda Octavia Combi RS, con motor TDI de 184 cv (ver prueba) y con motor TSI de 220 cv (ver prueba). Eso sí, aunque compartan carrocería, los RS están claramente orientados a la deportividad, mientras que el Scout se centra más en la practicidad y la polivalencia.

Es un segmento interesante el de los turismos familiares preparados para recorrer algunos caminos sin demasiada complicación, sin duda se presentan como alternativa muy seria a los SUV. Personalmente me parecen una opción mucho más lógica para quienes necesiten espacio y recorrer algunos caminos de tierra sin complicación.

Skoda Scout

Antes de empezar con la prueba del Škoda Scout, viene bien recordar a qué otros modelos se enfrenta en el mercado, de tal manera que nos encontramos con coches como el Audi A4 Allroad (ver prueba) o el Opel Insignia Country Tourer (ver prueba).

Diseño Exterior

El frontal de este modelo tiene un parachoques específico Scout con molduras en negro y un contorno más fuerte que el del Octavia. La nueva definición es particularmente evidente en los precisos triángulos situados bajo los faros, un elemento que se encuentra por debajo de las luces traseras.

Por debajo de la entrada de aire central en forma de panal, un elemento plateado enfatiza todavía más el parachoques. Por otra parte, las luces antiniebla específicas Scout están integradas a izquierda y derecha de la parte baja del parachoques. La parrilla del radiador con el nuevo diseño de la marca lleva el logotipo Scout.

Al mismo tiempo, la cara del Scout se puede reconocer inconfundiblemente como la de un Škoda por sus formas características y la disposición de sus elementos de diseño, como la parrilla del radiador, la disposición del logo y las luces. El logo de la marca se ha situado de forma destacada en el capó, en una posición de la que parten casi todas las líneas del vehículo.

Exteriormente el Škoda Scout es un coche grande, con una longitud de 4,68 metros, una anchura de 1,81 metros y una altura de 1,53 metros. La distancia al suelo del nuevo Škoda Scout se ha elevado hasta los 171 milímetros, y ahora es 31 milímetros más alta que en el Octavia estándar. El paquete para malas carreteras con protección adicional para los bajos viene de serie, así como las llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 220/50 R17.

Skoda Scout 13

Los faros han sido totalmente rediseñados y ahora enfatizan la anchura del modelo y transmiten precisión. La toma de aire inferior cuenta con una parrilla de tipo panal y se encuentra situada entre las luces antiniebla. Esta distribución proporciona ventajas funcionales y genera una apariencia deportiva que contrasta con la elegancia de la parte superior del frontal.

Los diseñadores de Škoda también le han dado a la vista lateral de este nuevo Scout un aspecto más musculoso y robusto en consonancia con el frontal. Las molduras en negro de las puertas recorren los laterales y los pasos de rueda a ambos lados del vehículo. También destacan las tiras de protección lateral en plástico negro y el aluminio de las carcasas de los retrovisores. Opcionalmente, se pueden montar barras del techo con aspecto de aluminio.

Comparado con el modelo anterior, la distancia entre ejes se ha incrementado en 10 centímetros (de 2.578 a 2.679 mm) y enfatiza las nuevas y sorprendentes proporciones musculosas del Scout, lo mismo que hace el voladizo delantero, que ahora es de 899 mm por los 925 anteriores.

Tal como viene siendo típico en Škoda, la parte posterior del Scout es precisa en su diseño, con líneas limpias y ordenadas que muestran la forma característica en C de las luces posteriores y los elementos triangulares. En la parte izquierda del portón trasero está el logo de la marca, mientras que el de Scout luce en la derecha.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »
Hay 13 opciones de color distintas: Blanco Candy, Blanco Laser, Rojo fuego y Azul Pacífico, además de nueve colores metalizados como Marrón Topaz, Azul Race, Gris Metál, Plata Brillante, Azul Denim, Rojo Rio, Beige Capuccino, Blanco Luna y Negro Mágico con efecto perla.

Los elementos más bajos de la zona posterior están acentuados. Como sucede delante, el llamativo parachoques proporciona un aspecto único. Los elementos triangulares bajo las luces destacan la fuerza del Scout y forman un detalle característico de diseño en el exterior del vehículo. A izquierda y derecha del parachoques, se encuentran los deflectores (ojos de gato), y los componentes inferiores de color negro del mismo incluyen la pieza off-road plateada en el centro.

Diseño Interior

El interior ha sido especialmente diseñado para el Škoda Scout. Los marcos de las puertas delanteras llevan escrito el nombre Scout y los paneles son de un diseño Scout único. También el volante multifunción de tres brazos y el pomo del cambio de marchas muestran el emblema Scout. El salpicadero está disponible en el negro clásico o en combinación negra y marrón, mientras que los asientos están disponibles en tela marrón o en combinación cuero/Alcántara, que puede ser negro o marrón.

Tras el volante encontraremos un cuadro de instrumentos en el que encontramos 4 esferas bien definidas con un fondo blanco. En el centro destacamos un display a color con todas las funciones del ordenador de a bordo, teléfono sistema de infoentretenimiento.

En el centro de la consola central, debajo del interruptor de las luces de emergencia, está ubicado el sistema de infoentretenimiento. En nuestra unidad contábamos de forma opcional con el radio-navegador Columbus, un sistema que responde a todas las demandas de información y entretenimiento que os podáis imaginar. Su función de navegación 3D utiliza una pantalla táctil de 8 pulgadas con una resolución de 800 x 400 píxeles. El reproductor de DVD ocupa el lugar del CD y se encuentra en el interior de la guantera.

Skoda Scout 35

Además, cuenta con sensores de proximidad y conexión media-in, que incluye la función de Apple video, menú guía, ocho altavoces, dos lectores de tarjetas SD, sistema Bluetooth, control por voz, reproductor JPEG y una memoria interna de 64 GB. Por debajo del increíble Columbus están los controles del aire acondicionado.

En el interior encontramos las habituales soluciones que implementa Škoda en sus modelos, y que llama “Simply Clever”, que buscan simplificar las necesidades que podemos encontrar en el interior del coche. Así encontramos un soporte multimedia en el posavasos permite ubicar el teléfono o el iPod en la consola central. Hay una papelera en la puerta y tampoco faltan posavasos y huecos para botellas, ya que hay hasta ocho espacios. En cada una de las puertas delanteras hay una cavidad para botellas de 1,5 litros, en la consola central hay dos espacios de medio litro cada uno y otros dos iguales en el reposabrazos posterior cuando se abate.

En invierno, la molesta búsqueda de un rascador o la nieve y el hielo depositándose en los cristales ya serán cosa del pasado: un rascador de hielo viene de serie situado en la tapa del depósito de combustible, por lo que está a mano cuando se necesita. También dispone de la ubicación para el chaleco de emergencia, al que se puede acceder fácilmente gracias al soporte del chaleco reflejante, situado bajo el asiento del conductor.

El Scout es tan espacioso como el Octavia Combi. El compartimento para los pasajeros es uno de los mayores de su categoría. El maletero tiene una capacidad de 610 litros, y con los asientos posteriores abatidos llega a los 1.740. Al abatir el asiento del acompañante, se pueden transportar objetos de hasta 2,92 metros de largo.

Las características “Simply Clever” también hacen acto de presencia en el maletero, de tal manera que el espacio de carga cuenta con doble suelo que permite dividir el maletero en seis posiciones distintas, lo que amplía las opciones de transporte. Una nueva característica del Scout es la bolsa de almacenamiento bajo la cubierta del maletero, que permite ubicar objetos que, de lo contrario, se esparcirían por el mismo.

Skoda Scout 09

De serie equipa cuatro ganchos para bolsas en el maletero, además de dos luces interiores y una toma de corriente de 12 V, que puede suministrar energía, por ejemplo, a una pequeña nevera.

Por primera vez, el Scout incorpora la alfombrilla de doble cara en el maletero: durante la utilización normal, la moqueta de alta calidad asegura comodidad y un aspecto excelente. La alfombra se puede girar fácilmente para cargar objetos sucios como botas, macetas, botas de esquí, etc. ya que no absorbe la suciedad ni el agua.

El llamado elemento de fijación de carga es una novedad en el Scout, y permite sujetar cajas y objetos voluminosos de todo tipo. Este mecanismo queda recogido en la parte derecha del maletero y se despliega en caso de necesidad, pudiéndose fijar en el suelo con velcro. El objeto a fijar se coloca entonces fácilmente entre el elemento fijador y la pared del maletero.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com