Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Fiat 500X 1.6 MJT 120 CV Cross Plus DDCT: La combinación más acertada

Prueba Fiat 500X 1.6 MJT 120 CV Cross Plus DDCT: La combinación más acertada

El Fiat 500X se ha convertido desde su lanzamiento en uno de los productos más demandados de la firma italiana gracias a un diseño inspirado en el original urbanita, una gama muy amplia y variada, y unos precios bastante razonables teniendo en cuenta su terminación. A medio camino entre los crossovers del segmento polivalente y compacto, comparte muchos componentes con el Jeep Renegade aunque estéticamente cada uno tiene un enfoque claramente diferenciado. Resulta interesante la posibilidad de añadir la tracción total, elemento que no está presente en la mayoría de sus rivales. He tenido la oportunidad de probar un 500X…
Diseño/Estética - 8.5
Calidad de acabado - 7.9
Equipamiento de serie - 7.5
Equipamiento opcional - 7.5
Habitabilidad - 7
Maletero - 6.5
Motor/Refinamiento - 7.5
Prestaciones - 7.5
Consumos - 7.5
Transmisión - 8.5
Dirección - 7.4
Frenos y neumáticos - 8
Comportamiento - 8
Calidad de rodadura - 7.5
Relación valor-precio - 7.5

7.6

Notable

Además de un diseño atractivo de inspiración retro, el 500X tiene otros muchos puentes fuertes como una gama muy amplia, la posibilidad de incluir la tracción total o la caja de cambios de doble embrague. Su comportamiento dinámico es correcto y aunque la suspensión resulta seca, por buen asfalto no es incómodo. La mayor altura libre al suelo permite circular por caminos algo más tranquilo. El precio con ofertas es bastante interesante.

El Fiat 500X se ha convertido desde su lanzamiento en uno de los productos más demandados de la firma italiana gracias a un diseño inspirado en el original urbanita, una gama muy amplia y variada, y unos precios bastante razonables teniendo en cuenta su terminación.

A medio camino entre los crossovers del segmento polivalente y compacto, comparte muchos componentes con el Jeep Renegade aunque estéticamente cada uno tiene un enfoque claramente diferenciado. Resulta interesante la posibilidad de añadir la tracción total, elemento que no está presente en la mayoría de sus rivales.

He tenido la oportunidad de probar un 500X durante unos días y debo reconocer que es una alternativa muy completa y equilibrada, presumiendo de un comportamiento dinámico satisfactorio, un interior lo suficientemente amplio y una mecánica eficiente.

DISEÑO

Uno de los reclamos principales del 500X está en su diseño. Con rasgos tomados del pequeño 500, en Fiat además han acertado ofreciendo dos personalidades diferentes, “Urban” de carácter más elegante, y Cross de enfoque campero. Este último es el que he podido probar y ya te confirmo que las defensas plásticas son muy útiles.

De momento los 500X no poseen luces diurnas por ledes, algo que no encaja con la modernidad del conjunto. Es de suponer que en el próximo lavado de cara se introduzcan junto a otras pequeñas mejoras

Respecto al Urban, el Cross posee paragolpes delantero y trasero específicos, suspensión ligeramente sobre-elevada, las barras de techo, protectores de bajos y diseño de llantas de aleación específicos. Desde cualquier ángulo, debo reconocer que gusta bastante según he podido observar durante los días de la prueba.

INTERIOR

Uno de los aspectos más destacados del 500X está en el interior. Tanto por diseño como presentación se encuentra en un escalón superior respecto a ciertos rivales como los Peugeot 2008, Renault Captur o Citroën C4 Cactus, haciendo uso de materiales agradables al tacto en las zonas que habitualmente más suelen tocarse.

Como buen 500, la plancha central del salpicadero cuenta con una moldura decorativa a contraste que añade un toque de elegancia. La pantalla táctil puede ser de cinco pulgadas (de serie) o bien la opcional de 6,0 pulgadas que incluía la unidad probada. Es sencilla en su manejo y legible aunque carece de Mirror Link y Apple Car Play (llegará pronto imaginamos).

La instrumentación es completa, con un ordenador de viaje que se controla desde los mandos de volante y que ofrece mucha información, incluyendo la temperatura del aceite, presión de los neumáticos, etc

El volante multifunción está forrado en piel de calidad pero los botones que incorpora están realizados en un plástico poco vistoso y el diseño, totalmente Jeep, no cuadra con la marca italiana. Este es uno de los peajes a pagar por el dichoso ahorro de costes. Otros mandos como los elevalunas o luces también provienen de otras firmas de FCA.

HABITABILIDAD

Debido a las formas de su carrocería, el 500X no puede presumir del mejor aprovechamiento interior de su segmento pero a pesar de ello, es capaz de cubrir holgadamente con las necesidades de una familia con cuatro miembros.

Las plazas delanteras son bastante generosas hacía todas las direcciones, con una anchura más que suficiente para no sentirse excesivamente cerca del copiloto. El puesto de conducción es cómodo y resulta sencillo encontrar una postura cómoda al volante gracias a las múltiples regulaciones de volante y asiento.

En las plazas posteriores el acceso queda algo condicionado a las formas de las puertas, debiendo tener cuidado con la cabeza. Una vez sentado, hay suficiente espacio para las piernas, siendo más crítica la altura libre al techo (algo justa para personas de estatura superior a 1,80 metros). El ancho tampoco es generoso, siendo mejor que viajen dos personas (aunque esto es algo habitual en este segmento).

La capacidad de maletero arranca en los 350 litros, un dato por debajo de la mayoría de sus rivales. Puede contar con doble fondo y, en caso de necesitar un volumen mayor, es posible retirar la bandeja y abatir los respaldos posteriores. La terminación aquí es buena e incluso hay prácticas soluciones para sujetar la carga y una toma de corriente.

EQUIPAMIENTO

La oferta del 500X se acaba de renovar con nuevos acabados aunque el Cross Plus probado sigue siendo uno de los más completos. En seguridad incluyen controles de tracción y estabilidad, ABS, EBD, TPMS, anclajes ISOFIX, sensor de aparcamiento trasero, control y limitador de velocidad, y faros antiniebla.

Otros elementos también estándar son el climatizador automático de dos zonas, sistema de sonido UConnect con pantalla de cinco pulgadas, bluetooth, USB, volante multifunción, ordenador de viaje, llantas de aleación, freno de mano eléctrico, paquete cromado exterior, selector de modos de conducción, etc.

Si además lo quieres como la unidad probada, deberás sumar las ópticas bi-xenón, la pintura metalizada, el sistema de navegación con pantalla a color de 6,0 pulgadas, apoyabrazos central delantero, levas en el volante y el acceso/arranque sin llave. El precio base es de 26.900 € pero equipado como lo ves sube hasta los 29.025 € sin incluir promociones que suelen ser bastante elevadas.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

No debes olvidar que esa tarifa corresponde al 500X Cross Plus asociado a la mecánica 1.6 Multijet de 120 CV y a la caja de doble embrague DDCT con seis velocidades, este último elemento bastante caro pero totalmente recomendable. Rivales como los Opel Mokka 1.6 CDTI 136 CV Aut. o el propio Jeep Renegade tienen tarifas similares o incluso superiores.

MECÁNICA

Uno de los puentes fuertes del Fiat 500X es la extensa oferta mecánica disponible. En gasolina hay alternativas con 110 (1.6 E-TorQ), 140 y 170 CV (1.4 MultiAir), además de una nueva opción capaz de usar también gas licuado con 120 CV (1.4 T-Jet).

En diésel están disponibles los 1.3 Multijet con 95 CV y el 2.0 Multijet con 140 CV, además del probado 1.6 Multijet con 120 CV. Sólo el más potente va asociado a la tracción total a las cuatro ruedas y puede incluir una caja automática con nueve velocidades. La opción de 120 CV siempre es tracción delantera y puede comprarse con caja manual o DDCT.

Aunque nada más arrancar no disimula su ciclo, debo reconocer que el motor 1.6 Multijet ha suavizado bastante “sus maneras” en las últimas evoluciones, reduciendo tanto el nivel sonoro como las vibraciones. En marcha no resulta nada molesto y en aceleraciones fuertes también se mantiene en un segundo plano, algo que agradecerán los usuarios más quisquillosos.

Por prestaciones y consumos, este bloque es el más equilibrado de la gama ya que mueve con soltura al 500X sin gastar demasiado. Es cierto que en algunas ocasiones puede quedarse algo justo pero para ello será necesario circular cargado, con el aire acondicionado y subir algún repecho importante. De todas formas la caja DDCT reduce una velocidad en cuanto lo considera necesario.

Y hablando de la caja, me ha parecido que tiene un funcionamiento bueno por suavidad en las transiciones y rapidez. Quizás no es la mejor en términos absolutos pero sí convencerá a la mayoría de usuarios. Desde las levas del volante el conductor puede subir o bajar una velocidad sin necesidad de ponerlo en modo manual, lo que permite anticiparse en ciertas maniobras (también bajaría las marchas necesarias el sólo pisando fuerte el acelerador).

El consumo obtenido durante la prueba ha sido bastante contenido aunque no al nivel de los Renault Captur o Peugeot 2008. Esto se debe principalmente a que la unidad probada incluía los neumáticos anchos con llanta de 18 pulgadas y, sobre todo, al peso del conjunto que supera los 1.400 kg con el conductor.

Por autovías a velocidad legales la media obtenida ha estado ligeramente por encima de los 6,0 L/100 mientras que en secundarias realizando una conducción tranquila la cifra se redujo coqueteando con los cinco litros. En ciudad cuesta bajarlo de los 7,0 L/100 pero también es cierto que no se eleva mucho más si se complican las cosas.

Motor1.6 Multijet
Cilindrada1.598cc
Potencia120 CV a 3.750 rpm
Par320 Nm a 1.750 rpm
Peso1.395 kg
Dimensiones Lar/An/Al mm4273 / 1796 / 1608
Volumen Maletero350 litros
Aceleración 0 a 100 km/h10,5 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h8,9 seg en D
Velocidad máxima186 km/h
Consumo homologado4,3 L/100
Emisiones CO2 por km113 g
Precio de partidaDesde 26.900 € Cross Plus 1.6 MJT DDCT sin descuentos

COMPORTAMIENTO

Dependiendo del 500X elegido la suspensión posee un reglaje diferenciado. Mientras que en la familia Urban tienen un tarado más suave, en los Cross se ha introducido un toque algo más duro que penaliza a la hora de superar baches, resaltos y vías irregulares. Si se toman a velocidad inadecuada puede responder de manera seca y brusca aunque sin descomponer la trayectoria.

En autovía esto no presenta problema y transmite una sensación de control superior a la de algunos rivales, con una pisada sólida parecida a la de vehículos de mayor tamaño. Esa mayor dureza de suspensiones también controla los balanceos y por tanto se aumenta la sensación de seguridad.

El tacto de la dirección es algo artificial pero me ha sorprendido la buena calibración de la asistencia, no debiendo realizar correcciones constantes. Es una pena que no transmita un poco más al conductor lo que sucede entre el asfalto y las ruedas

En circulación urbana quizás puedas echar de menos una visibilidad mejor hacía atrás dado que el pilar C es bastante ancho. No supone un problema grande pero hay una pequeña limitación. A la hora de estacionar sin embargo resulta bastante predecible en sus formas y la caja de cambios actúa suavemente y sin brusquedades.

Durante la prueba tuve un percance con el vehículo y no pude realizar algunas de los trayectos previstos, entre ellos uno fuera del asfalto. Un perro bastante grande salió “de la nada” mientras circulaba por la autovía, no dando tiempo a la esquiva total y golpeando la parte delantera derecha. Esta es la razón por la que en algunas imágenes también encontrarás algunos daños en la zona inferior del paragolpes/molduras plásticas.

Precisamente debido al incidente debo reconocer la utilidad de esas molduras plásticas. De haber contado con un 500X Lounge se debería cambiar como mínimo el paragolpes por completo mientras que en el Cross sólo será necesaria la sustitución de la parte inferior.

Por último mencionar el excelente funcionamiento de las ópticas bi-xenón opcionales, totalmente recomendables. Tanto en cortas como en largas dan un haz potente y blanco que facilita la conducción nocturna y reduce el cansancio.

La gama amplia y variada permite acceder a un 500X adaptado a las necesidades. La calidad de terminación está un escalón por encima de la media del segmento. El comportamiento dinámico es otra de sus virtudes
El equipamiento de serie es algo justo y le faltan algunos elementos en seguridad/confort respecto a sus rivales. La suspensión seca en los Cross penaliza el confort. El maletero no es demasiado grande y la anchura en las plazas traseras algo justa

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com