Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Audi A1 quattro 2.0 TFSI de 256 cv: Un chiquitín limitado a 333 unidades

Prueba Audi A1 quattro 2.0 TFSI de 256 cv: Un chiquitín limitado a 333 unidades

Hoy traemos al apartado de pruebas a un modelo que ha nacido en peligro de extinción, un modelo del cual su creador tan sólo va a generar 333 unidades y las va a poner al alcance de unos pocos. Hemos sido de esos pocos afortunados y nos hemos hecho con una unidad del Audi A1 quattro, un pequeñajo que no se va a dejar mirar fácilmente por encima del hombro, un modelo cuyas especificaciones lo ponen a la par de muchos deportivos de mayor precio. Antes de leer la prueba, debéis saber que la diversión, la exclusividad y las sensaciones…

Resumen de Prueba

Equipamiento - 8
Diseño - 7
Confort - 7
Consumo - 8
Motor - 9

7.8

Notable

Audi coloca a la cabeza de su clase compacta a un exclusivo modelo limitado a 333 unidades que destaca por su potencia, su aceleración y su tracción a las cuatro ruedas.

Hoy traemos al apartado de pruebas a un modelo que ha nacido en peligro de extinción, un modelo del cual su creador tan sólo va a generar 333 unidades y las va a poner al alcance de unos pocos.

Hemos sido de esos pocos afortunados y nos hemos hecho con una unidad del Audi A1 quattro, un pequeñajo que no se va a dejar mirar fácilmente por encima del hombro, un modelo cuyas especificaciones lo ponen a la par de muchos deportivos de mayor precio.

Antes de leer la prueba, debéis saber que la diversión, la exclusividad y las sensaciones a bordo de este modelo están garantizadas. No obstante, hay que tener clara una cosa y es que pese a que su apariencia lo pueda sugerir, no es un vehículo de rally, y sacarlo del asfalto para probar sus habilidades, es un completo sacrilegio.

Diseño exterior

Su  presencia sobre el asfalto es rotunda, poderosa y muy llamativa.

Diseñado sobre la llamativa pero modesta base de un A1 y retocado para ir acorde a unas radicales especificaciones que monta para su tamaño, el Audi A1 quattro es el máximo exponente de potencia y prestaciones dentro de la gama A1.

Audi A1 quattro test

Especial y único en cada uno de sus detalles. Mientras que las dimensiones de un Audi A1 “normal” son de 3.954 mm de longitud, 1.740 mm de  ancho y 1.417 mm de alto, el A1 quattro modifica levemente sus medidas exteriores así como el reparto y la ubicación de determinados elementos de su mecánica para adaptarse a las nuevas necesidades.

El A1 quattro mide 3.987 mm de largo, 1.740 mm de ancho y 1.416 mm de alto por lo que resulta ligeramente más largo y más bajo que el modelo en que se basa. La batalla del modelo tiene 2.469 mm de longitud y el ancho de vía delante es de 1.463 mm mientras que detrás es de 1.450 mm.

El frontal del vehículo evidencia ya de forma clara la pertenencia a la familia Audi, aunque  en detalle presenta algunos toques personales que evocan a la deportividad exterior que quiere manifestar este exclusivo modelo. La parrilla del radiador Singleframe, mantiene sus esquinas superiores oblicuas pero esta vez toda ella está pintada en negro brillante, aspecto que la hace destacar aún más en un modelo cuyo color es el Blanco Glaciar metalizado.

Como era de esperar los cuatro aros del creador se encuentran en una posición privilegiada en la parrilla, justo en el centro. A su lado, un distintivo que no falta en ningún modelo equipado con tracción integral dentro de la marca, la firma de quattro, una señal característica que en este modelo se repite a lo largo y ancho de la carrocería y del interior.

A1 quattro caminio

Si dejásemos en este punto el diseño del frontal todo estaría más o menos en su sitio, sin embargo es ahora donde empezamos con los grandes cambios.

A diferencia de otras versiones del A1, este modelo carece de faros antiniebla y en su lugar monta decoraciones que pretenden imitar a las deportivas entradas de aire. El resultado de esto es un frontal con una apariencia realmente Racing. La parte central de la entrada de aire inferior sí que permite penetrar aire para refrigerar la parte inferior del radiador.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

El Audi A1 quattro mira a la carretera gracias a unos proyectores de xenón muy exclusivos que cuentan con una distribución idéntica a la del resto de la gama pero con una barra decorativa curvada en color rojo, este toque característico de esta versión en particular hace que junto a la curva luz diurna LED, el modelo cuente con una presencia única cuando está en marcha (momento en el que las luces diurnas está conectadas) y cuando está parado (momento en el que la superficie roja es claramente visible).

El capó permanece intacto y la luna delantera también, sin embargo, en esta ocasión está enmarcada por unos montantes en color negro. Este color es la nota de contraste dentro del A1 quattro y se extiende por el tercio superior del vehículo.

Desde una perspectiva lateral, el elemento más característico del A1 quattro es que el característico arco del techo  que pude ser pintado en las versiones normales en cuatro colores, ahora es negro, al igual que los pilares y el resto del techo.

A1 quattro desierto

El  arco acaba donde acaba el montante C y en este modelo, la unión con el resto de la carrocería se firma de nuevo con la marca quattro.

Como elemento plenamente característico de esta versión, encontraremos un generoso alerón bicolor montado en la parte superior del portón trasero.

Visto de lado el A1 quattro destaca por montar unas llantas únicas que lo hacen distinguible a metros de distancia. Las llantas de aleación de 18 pulgadas están pintadas en color Blanco Glaciar al igual que el resto del vehículo, tienen un exclusivo diseño de turbina y están equipadas con unos neumáticos Goodyear Eagle F1 en medida 225/35 R18 87W de serie.

Las llantas de turbina cuentan con una parte central de rosca en color rojo y un plato central en negro brillante en donde nos encontraremos de nuevo con la firma quattro.

Tengo que decir que estas gomas me han sorprendido. No era muy de Goodyear, pero he de decir que las Eagle F1 me han sorprendido pese a estar bastante mal terminadas en cuanto a los detalles (digo que está mal acabadas porque no me parece de recibo que un neumático cuyo coste supera los 200 euros por unidad se entregue con unas rebabas de goma dignas de la peor maqueta Made in China del mercado), emplean un compuesto que es óptimo para este modelo.

Investigando un poco más sobre el neumático, parece que el mismo cuenta con un compuesto de sílice en la superficie que mejora el agarre para una maniobrabilidad fiable sobre calzadas secas con temperaturas cálidas. Su estructura de carcasa rígida aumenta la precisión de dirección a alta velocidad y su protector de llantas te ayuda en cierto modo a no llevar las llantas hechas un cromo.

quattro a1

Respecto a los frenos que pararán a la bestia, las llantas delanteras del A1 quattro encierran unos discos de freno autoventilados de 312 milímetros de diámetro y las llantas traseras ocultan unos discos de 272 mm de diámetro que serán mordidos por pinzas pintadas en color negro asociadas a un sistema antibloqueo ABS.

El sistema de frenado del Audi A1 quattro también incluye doble circuito en diagonal, ESP con distribución electrónica de la fuerza de frenado, bloqueo electrónico del diferencial EDL; asistencia hidráulica en frenada y asistente para el arranque en pendiente.

El control de estabilidad incluye un modo deportivo y puede desconectarse por completo, aspecto que se agradece si quieres darle caña al modelo en una pista. En otros modelos sin sistema de anulación completo el control permanece latente y te puede terminar fastidiando.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com