Inicio » Noticias del Motor » Ni rotondas ni badenes, en Escocia la velocidad se reduce engañando con curvas a los conductores

Ni rotondas ni badenes, en Escocia la velocidad se reduce engañando con curvas a los conductores

Últimamente las carreteras están dando mucho de qué hablar. Y no, no me refiero a los accidentes, el tráfico o los radares, eso está muy visto, sino a las carreteras curiosas que se están dejando ver por la red. En realidad, la noticia que os traigo hoy tiene ya algún tiempo, aunque nuestros compañeros de Gizmodo nos la refrescaron hace apenas unos días.

Al margen de proyectos de futuro como las carreteras de plástico o las carreteras inteligentes que se limpian o reparan solasen las últimas semanas también os hemos hablado de carreteras de colores, de las carreteras más peligrosas del mundo e incluso de la idea que triunfa en Reino Unido de eliminar las líneas de la carretera para reducir la siniestralidad.

carretera-escocia-1

Pero nuestra vía protagonista de hoy está camino de ser bien fruto de la imaginación de un alcohólico o bien de alguien que se aburría mucho con el Photoshop, pero no, es real como la vida misma a pesar de su curioso aspecto. Su peculiaridad reside en que, a pesar de ser una carretera perfectamente recta, las marcas viales están pintadas como si de un tramo de curvas se tratase, y su objetivo no es otro que mejorar con ello la seguridad vial en la travesía, especialmente durante la noche.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Se trata de la carretera A811 que atraviesa la localidad de Arnprior, Stirlingshire, un pequeño pueblecito cercano a Loch Lomond (Escocia).

En realidad, la velocidad de la vía está limitada a 30 millas por hora –48 kilómetros por hora-, pero al tratarse de una prolongada recta a menudo la gente acostumbraba a circular a mayor velocidad por ella. ¿Y para qué iban a remediarlo con un radar, unos cuantos badenes o una rotonda si mejor podían engañar a la vista los conductores? Pues dicho y hecho, en 2013 las líneas de la carretera fueron modificadas para que discurrieran haciendo zig-zag, creando la ilusión óptica de que la vía tiene curvas.

carretera-wimborne

En 2014 esta medida también se adoptó en Wimborne, una localidad al suroeste del Reino Unido, pero la pintura tuvo que retirarse porque las curvas eran demasiado pronunciadas (imagen superior).

Para rematar el conjunto, también se añadieron algunos parches de pintura en los laterales, simulando que la carretera transcurre con varias curvas a la entrada y salida del pequeño municipio. Eso sí, gracias a esta medida la polémica está servida. Algunos habitantes destacan que, además de haber supuesto un desembolso un 50% superior al que conlleva un marcaje convencional, esta solución no ha servido de nada. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Leeds demuestra que las marcas curvas en la vía contribuyen a la reducción de velocidad más que las señales verticales o la reducción de la anchura de la vía.

Fuentes: Gizmodo, Daily Record

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com