Inicio » Tutoriales de Automoción » Las gasolinas premium, ¿valen la pena, o estoy perdiendo tiempo y dinero?

Las gasolinas premium, ¿valen la pena, o estoy perdiendo tiempo y dinero?

Cuando se trata de combustible, automáticamente pensamos en una cosa: cuánto nos va a costar el litro. Para muchos de nosotros es la única pregunta que nos hacemos al llegar a la gasolinera: qué le echamos y a cuánto sale el depósito. Pero, ya que repasamos hace un tiempo los mitos y verdades sobre las gasolinas low cost, hoy nos toca irnos al otro bando, y preguntarnos sobre los combustibles premium. ¿Realmente valen la pena? ¿Estamos pagando más dinero por algo que, al final, no lo vamos a notar?

Si hablamos de gasolinas, hemos de hablar de octanaje. Seguro que ya lo sabéis, incluso sabréis más que yo sobre combustibles y combustiones, pero el octanaje es una forma de hacer referencia a la capacidad de un combustible para no detonar cuando se halla sometido a grandes presiones. Cuánto más tarde en detonar, más octanaje.

Esto es muy útil cuando pensamos en el recorrido de un pistón, dentro del motor: ese recorrido comprime el combustible, y si todo está bien diseñado, el momento óptimo para que el combustible se inflame per se, será cuando el pistón termine su recorrido, ¿verdad? En ese caso lo tendremos todo, como se dice en mi pueblo, niquelado: el combustible se inflama sí o sí al finalizar el recorrido del pistón, y nunca antes.

¿Qué pasa si se inflama antes de tiempo? Imagina que estás cerrando una puerta y, de repente, alguien la quiere abrir antes de que termines tu recorrido. Lo que va a pasar es que tú (el pistón) vas a encontrarte de repente con un topetazo en dirección contraria porque la otra persona (la gasolina) quiere empujar antes de tiempo. Es un ejemplo tonto, pero yo creo que sirve. Si la gasolina explota antes de tiempo se encontrará con un pistón que no está por la labor de dejarse empujar.

¿A qué demonios viene todo esto? ¿No íbamos a hablar de gasolinas premium?

Efectivamente, de gasolinas premium venimos a hablar. De si compensa, o no, gastarse los euros por litros de gasolina más cara. Y hablamos primero del octanaje porque, nos pese o no, con nuestro coche “normal” no vamos a sentir nada especial al repostar gasolina de 98 en vez de la de 95. La gasolina de 98 explota, por compresión, más tarde que la de 95, eso para empezar. Pero a la vez, es cierto que la gasolina explotará cuando el pistón haya comprimido al máximo. Por tanto, ¿el octanaje determina, en ese caso, mejora de prestaciones? No.

Petrol pump

Los aditivos son otra historia. La gasolina de 98 que venden en gasolineras (hablemos de Repsol y de Cepsa, por ejemplo, para no empezar un dossier de investigación que nos llevaría días) dispone en su composición de aditivos que mejoran la salud del motor. Ayudan a que el combustible esté más limpio, a que se consuma más eficientemente. De todo esto de los aditivos hablamos en el artículo sobre la gasolina low cost. En aquél caso, la gasolina era “tal cual” la que salía de los tanques de CLH, con los aditivos mínimos exigidos por la ley.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Luego está la gasolina normal, que cada marca mejora añadiendo los conocidos aditivos (que si detergentes, que si esto, que si lo otro) de forma que mejore la combustión, por ejemplo, que es algo que a largo plazo nos hace ahorrar dinero (pero es que viéndolo desde el otro lado, lo que nos hace es no derrochar combustible). Y por encima de esto nos encontramos con una gasolina más cara, en teoría mejor, con mayor número de octano (98 frente al 95). Y es cuando a lo mejor podemos confundir ajos con cebollas, u octanaje con gasolina de más calidad.

La gasolina de 98 es de mejor calidad por los aditivos añadidos, no lo es específicamente por el mayor número de octano.

Podemos repostar con gasolina de 98 nuestro coche, podemos. Si el manual nos dice que 95, pero echamos 98, estaremos haciendo dos cosas: pagando más dinero por litro, y utilizando una gasolina más “fina”, más “limpia” y que cuidará mejor de nuestro motor. ¿Cuánto mejor? Depende de los aditivos, pero sí que es verdad que el motor estará más lubricado y más limpio, y la combustión será más eficiente. Pero de ahí a que convierta nuestro coche en un bólido… no. Leí una vez a un señor que comentaba, no recuerdo dónde, que a él eso de repostar su como si fuese un F1 lo veía una estupidez.

Motores de mayor relación de compresión necesitan de mayor octanaje para la gasolina, de forma que ésta no se inflame antes de tiempo. Punto. En motores que no exijan eso, introducir 98 en vez de 95 no servirá de mucho porque la gasolina no se va a comprimir más de lo que está escrito (el pistón no va a comprimir más de lo que ya comprime, ¿verdad?). A la inversa sí se puede estropear un motor, pero eso suele suceder si bajamos mucho el octanaje de la gasolina, algo que en España no es ni tan siquiera legal.

¿Es el octanaje un factor psicológico, o hace que el motor de más rendimiento?

gasolinas

En un utilitario de gama básica o media, es más psicológico que otra cosa. Para empezar, y sin que signifique nada más de lo que voy a escribir, para exprimir los 90 CV que da el motor de un utilitario “pelao” hay que moverse en el rango de rpm preciso, que suele ser alto, muy alto para uso normal. Si además pretendes que la gasolina te dure más, estarás haciendo dos cosas: gastar más gasolina de la necesaria, y además pagando el “litrazo” de 98.

Las personas normales, y por normales me refiero a ti o a mí, en su uso diario llegan a un equilibrio entre consumo y prestaciones centrándose en la zona de mayor par motor, que suele ser una zona diferente de la zona de potencia máxima. Ahí maximizamos el empuje, minimizando a la vez el consumo. Si por el contrario, tienes un coche con un motor excitante, gran compresión, y te vas al circuito del Jarama a un track day, probablemente le verás el sentido a los 98 octanos. Pero lo más importante: si el manual de tu coche te dice ’98’, le echas 98; si te dice ’95’, hazle caso. Si te choca esto, te diré que cada vez estoy más convencido de que ‘inventar’, en cualquier ámbito, no es muy rentable.

Resumimos los pros y contras de la gasolina premium, la de 98 octanos

Es más limpia, o dicho de otro modo, mantiene el motor más limpio que la normal.

Por sus aditivos, es de más eficiente combustión, lo que significa que se extrae un porcentaje mayor de energía por cada kilo de combustible.

Es más cara, hoy mismo un 8,36% más cara, pero no hace que tu motor funcione un 8,36% mejor.

Si no la necesitas (si no tienes un coche deportivo o con relación de compresión alta) no vas a sacarle rendimiento.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com