Inicio » Noticias del Motor » Irán podría innundar el mercado con su petróleo pero la bajada de precios no la vamos a notar…

Irán podría innundar el mercado con su petróleo pero la bajada de precios no la vamos a notar…

Así es, el mercado hace que el precio del petróleo fluctúe a la mínima de cambio. Mientras que en Enero el precio del barril se desplomaba porque entre otros motivos, Arabia Saudí no estaba dispuesta a reducir la producción de barriles diaria y forzó a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a reajustar los precios a la baja por la sobreproducción que se estaba experimentando, ahora parece que le tenemos que dar las gracias a otros países.

El acuerdo nuclear que Irán ha alcanzado con los países occidentales hace unas horas supone el levantamiento de las sanciones a Teherán. La quita de estas sanciones y medidas de estrangulamiento harán que el país pueda volver a exportar su producción y su gran inventario almacenado.

Así es, Irán no ha cesado de producir barriles de petróleo y ahora parece querer inundar el mercado con lo almacenado además de con una producción diaria que rondaría los 500.000 barriles pero que podría aumentar hasta el millón a finales de año.

Más producto en el mercado significa el completo desplome del precio del barril, aunque ojo, porque esta caída no la notaremos tan rápido en el bolsillo. Pese a que el barril podría caer por debajo de los 50 dólares la unidad, lo cierto es que ya sabéis que estas bajadas no se reflejan tan rápidamente como debería.

gasolina

Las rápidas subidas y lentas o nulas bajadas son conocidas en el sector como el efecto cohete-pluma, lo que quiere indicarnos es que cuando el barril de petróleo sube, los precios suben como un cohete y cuando el barril baja, los precios caen igual de rápido que lo hace una pluma.

En as últimas semanas, el barril de petróleo ha bajado más de un 10% tal y como podemos ver en las gráficas de cotización de esta materia prima y esta semana ha marcado mínimos de 56 dólares -aunque hoy tontea en los 58 dólares-.

La realidad que los consumidores vivimos es que las variaciones del precio de la materia prima no se trasladan al producto final y es algo raro, ¿no?. No paramos de oír que el precio del barril de petróleo baja o sube y esto vagamente lo notamos a pie de surtidor –bueno, o por lo menos las bajadas, porque las subidas bien que nos las repercuten a la mínima de cambio…-

¿Por qué el precio de la gasolina no baja tanto ni tan rápido como del petróleo?

Los motivos son los siguientes:

– El precio total del producto final que nosotros conocemos como combustible se compone de precios variables y precios fijos. Los costes variables que afectan al precio de los combustibles están solo compuestos por el precio final de la materia prima que supone el 40% del combustible y por los impuestos que variarán en función de la base. Los costes fijos son todos los que hacen que el petróleo se convierta en carburante y llegue a nuestros depósitos: salarios, transportes, refinería, márgenes de las Estaciones de Servicio y de los distribuidores, etc… Esto supone que una bajada del precio del barril de materia prima solo repercutirá  en un 40% del total del producto y no te preocupes ya que si esto pasa, los márgenes de los costes variables aumentarán.

gasolinas

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

– Tal y como he comentado en el apartado anterior, los márgenes de las operadoras han ido en aumento por la baja presión competitiva, la baja presión que ejerce la sociedad y la nula presión del gobierno que se ve claramente beneficiado ya que de ese margen también cobra impuestos… Curiosamente, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), estos márgenes son cada vez más altos y empiezan a superar los existentes en otros países. La CNMC también ha subrayado que España es el país miembro de la Unión Europea que cuenta con los carburantes más caros antes de impuestos.

La divisa tiene también algo de culpa. Si os fijáis, los anuncios de subidas o bajadas en el precio del barril se hacen en dólares estadounidenses. Al pagarse en dólares y no tener un cambio favorable por la fluctuación y leve debilitamiento de la moneda europea, aquí, también salimos perdiendo. Cuando el dólar estaba débil, el cambio nos beneficiaba de una forma bastante perceptible incluso para el consumidor final.

– Las distribuidoras alegan que ellas cobran al precio que pagan, pero no es verdad. No hay que ser muy listo para saber que desde que el petróleo es extraído hasta que llega al surtidor, pasan semanas o meses. Las empresas tienen sus reservas de gasolina y alegan que hace meses compraron el producto más caro, sin embargo no te dicen que ellos ahora también lo pagan barato y dentro de meses te lo cobrarán al precio que estimen oportuno. “Misteriosamente”, este precio se incrementará si la fecha de venta cae en operación salida, festividad, vacaciones o puente…

– Existe un retraso manifiesto en los datos recogidos sobre las estaciones de servicio y los generados en las bolsas de materia prima por que llevar un control diario de irregularidades, resulta casi imposible, los operadores lo saben, la Unión lo sabe, y nadie hace nada porque los que pagamos, somos nosotros.

– La determinación de los precios no deriva directamente de cómo evolucione el petróleo, sino de los precios Platts, que no funcionan con un sistema de cotización media sino con uno de máximos y mínimos. No hay términos medios, redondean al alza o a la baja…

Ya os hemos hablado en detalle del desglose del precio del litro de combustible. Básicamente tenemos cuatro partes principales en el precio del carburante, que realmente son dos, pero una de ellas tiene “subcategorías”: precio antes de impuestos, e impuestos. A su vez, los impuestos son el omnipresente IVA (el 21%), impuestos especiales (IE) y el antiguamente conocido como impuesto de ventas minoristas de determinados hidrocarburos líquidos (IVMDH), y que tenía un tramo estatal y uno autonómico. Hoy, a esos tramos se los denomina “tipo estatal especial”, “tipo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos”. O sea, mismo perro, con diferente collar.

¿Cuál es el desglose del precio final del gasóleo?

Costes de negocio 54%

Coste de producto 41%
Otros costes y márgenes 13%

Impuestos 46%

IVA 17%
Impuesto especial 3% autonómico
Impuesto especial 26 % estatal

Según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) si contamos con un precio por litro de 1.28 euros, 0,59 euros corresponden a tributos,  0,16 euros corresponden a los distribuidores y comercializadores y 0,52 euros es lo que realmente cuesta el producto.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com