Inicio » Noticias del Motor » Así es el nuevo motor gasolina de 1.5L del Toyota Yaris: 111 CV de aspiración natural

Así es el nuevo motor gasolina de 1.5L del Toyota Yaris: 111 CV de aspiración natural

Tal y como os comentamos hace meses, el downsizing empieza a desaparecer y prueba de ello es que ya hay algunos fabricantes que tímidamente han empezado a reemplazar las mecánicas de baja cilindrada, por otras que giran alrededor del litro y medio.

Hoy, Toyota ha anunciado que equipará al Toyota Yaris con un nuevo motor de gasolina de 1.5 litros y dejará de usar el actual 1.3 litros. La nipona ha argumentado que el propulsor de 1.5L incorpora diversas soluciones que permiten reducir el consumo medio de combustible en un 12%.

Para impulsar al Yaris en el segmento B, los ingenieros de Toyota han escogido una unidad de aspiración natura y 1.496 cm3 que desarrolla 111 CV DIN/82 kW y un par máximo de 136 Nm a 4.400 rpm, con 118 Nm ya disponibles a tan solo 2.000 rpm.

En comparación con su predecesor, la unidad de 1.3 litros, las mejores prestaciones se ven reflejadas en las cifras, con 0,8 segundos menos de aceleración de 0 a 100 km/h —11,0 segundos frente a 11,8— y especialmente con una mejora de más de un segundo al recuperar de 80 a 120 km/h —17,6 segundos en lugar de 18,8—.

motor 1,5 litros gasolina yaris

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Toyota nos ha comentado que el valor de la eficiencia térmica de esta mecánica es del 38,5%, algo que se consigue gracias a la implantación de una elevada relación de compresión, de 13,5, adoptando un sistema de recirculación de gases de escape ―EGR― refrigerado y ampliando el reglaje variable de válvulas, lo que permite pasar del ciclo Otto al ciclo Atkinson.

Gracias a la adopción de un nuevo sistema de reglaje variable de la válvula de admisión ―VVT iE―, se puede pasar del ciclo Otto al ciclo Atkinson y viceversa en una fracción de segundo.

Gracias a un control eléctrico, el desplazamiento de fase del árbol de levas de admisión permite retrasar el cierre de la válvula de admisión más allá del punto muerto de la base del pistón, para reducir la fase de compresión y contribuir así a una mayor reducción de las pérdidas de bombeo (ciclo Atkinson), o bien avanzar la apertura, para volver al ciclo Otto y mejorar así el rendimiento con cargas elevadas. El desplazamiento de fase del árbol de levas de escape se controla mediante un sistema hidráulico.

Los ingenieros de Toyota se han centrado asimismo en reducir el consumo de combustible y las emisiones, especialmente a velocidades constantes en carretera. De este modo, por primera vez en Toyota, el nuevo motor cuenta con un colector de escape refrigerado por agua. A limitar la temperatura del gas, se evita el enriquecimiento de la mezcla necesario para reducir la temperatura de combustión a cualquier velocidad en carretera, y con ello disminuyen el consumo y las emisiones en esas circunstancias de conducción.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com