Inicio » Noticias del Motor » ¡Bombazo!: La EPA vuelve a acusar a Volkswagen, en esta ocasión apunta al 3.0 TDI V6; Porsche involucrada
v6 TDI

¡Bombazo!: La EPA vuelve a acusar a Volkswagen, en esta ocasión apunta al 3.0 TDI V6; Porsche involucrada

Tal y como hemos conocido hace unas horas, la EPA (United States Enviromental Protection Agency) ha efectuado recientemente una segunda notificación por la violación de la CAA, la conocida como Ley de Aire Limpio.

Con estas ya son dos las notificaciones que se producen como respuesta ante el descubrimiento de un dispositivo que permitía eludir y falsear los resultados de los test de emisiones.

Volkswagen AG, Audi AG, Volkswagen Group of America, Inc., Porsche AG y Porsche Cars North America se conocen colectivamente como Volkswagen (VW) y han sido los receptores de esta segunda notificación tras descubriste que el dispositivo de trampeo ha sido instalado también en ciertos vehículos diésel de VW, Audi y Porsche equipados con la mecánica TDI de 3.0 litros comercializados desde 2014 hasta el año 2016.

TDI

El dispositivo malicioso repercute en el aumento de las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx). Dependiendo del modelo y el tipo de conducción estas pueden ser hasta 9 veces superiores a las permitidas por la EPA.

Los vehículos incluidos en esta nueva notificación son las versiones diésel de: VW Touareg 2014, el Porsche Cayenne 2015 y los Audi Audi A6 quattro, A7 quattro, A8, A8L, y Q5 de 2016.

La EPA y la Junta de Recursos del Aire de California (CARB) tienen ambas investigaciones abiertas y estipulan que las mismas afectan a un total de 10.000 turismos diésel comercializados en los Estados Unidos desde 2014.

Estas presuntas violaciones son complementarias a las ya demostradas e iniciadas el pasado 18 de septiembre y que tenían en el punto de mira a las mecánicas 1.4, 1.6 y 2.0 litros TDI.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Tal y como alega la EPA, el fabricante ha instalado el software en el módulo de control electrónico de estos vehículos. Este sistema detecta cuando el vehículo está siendo probado en un entorno de test. Cuando el vehículo detecta que está pasando por un procedimiento de prueba de emisiones federal, el comportamiento de la mecánica cambia.

Gracias a este modo el vehículo cumple con los estándares de emisiones. Exactamente un segundo después de la finalización de las fases iniciales del procedimiento de prueba, el vehículo cambia de inmediato a unos parámetros de funcionamiento que aumentan las emisiones de NOx hasta en nueve veces dependiendo del vehículo y el tipo de condiciones de conducción.

El sistema de VW incluye uno o más dispositivos auxiliares de control de emisiones (AECD) que la compañía no dio a conocer, no ha descrito y no ha explicado ni justificado en su solicitud de certificado de conformidad de cada una de las unidades de los modelos ya vendidos. Cada fabricante debe contar con un certificado de conformidad que se emite para cada uno de los modelos y cada Model Year.

La Ley de Aire Limpio exige a los fabricantes certificar a la EPA que sus productos cumplen las normas de emisión federales. Cada vehículo vendido en los EE.UU. debe contar con un certificado de conformidad expedido por la EPA. La Ley de Aire Limpio también prohíbe que los fabricantes equipen dispositivos que reduzcan la fiabilidad del sistema de control de emisiones en condiciones normales de conducción.

La contaminación del NOx

El NOx contribuye al aumento del ozono troposférico y las partículas finas. La exposición a estos contaminantes se ha relacionado con una serie de efectos graves para la salud, incluyendo un aumento de los ataques de asma y otras enfermedades respiratorias. La exposición a ozono y partículas también se ha asociado con la muerte prematura debido a los efectos sobre el sistema respiratorio y a su relación con enfermedades cardiovasculares. Los niños, los ancianos y las personas con enfermedades respiratorias son particularmente vulnerables a la exposición de estos contaminantes.

VW puede ser responsable de las sanciones civiles y medidas cautelares (algo que le saldrá muy caro a Volkswagen)para las violaciones alegadas por la EPA, sin embargo, hace unos minutos la marca ha comunicado de forma oficial que colaborará con la las autoridades para esclarecer los hechos denunciados e insiste en que los vehículos con motores TDI V6 tenían una función que no había sido descrita adecuadamente en el proceso de solicitud de certificación pero que en ningún caso ha sido instalado ningún software que busque alterar el funcionamiento de la mecánica cuando esta está siendo sometida a una prueba de emisiones.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com