Inicio » Pruebas de Coches » Prueba Mazda MX-5 Roadster Coupe 1.8 126 CV Style: Si lo pruebas, lo quieres

Prueba Mazda MX-5 Roadster Coupe 1.8 126 CV Style: Si lo pruebas, lo quieres

Mito, icono, símbolo, emblema. Muchos son los nombres que pueden definir a este pequeño roadster, pero para captar su esencia sólo hay una cosa que puedes hacer: probarlo. Por suerte, eso es lo que hemos hecho nosotros, y ahora os traemos esta prueba, en la que trataremos de transmitir de la mejor forma posible todo lo que un Mazda MX-5 puede aportar a su afortunado conductor. En concreto hemos probado la versión Mazda MX-5 Roadster Coupe 1.8 126 CV Style del año 2013. En un color gris grafito y con capota rígida que, además, ya es de apertura y cierre…

Resumen de Prueba

Equipamiento - 7
Diseño - 8
Confort - 7.5
Consumo - 6.5
Motor - 7

7.2

NOTABLE

El roadster por excelencia. La nota que veis más abajo no le hace justicia, porque lo que le hace especial no se puede medir con ningún parámetro. Es simplemente único.

Mito, icono, símbolo, emblema. Muchos son los nombres que pueden definir a este pequeño roadster, pero para captar su esencia sólo hay una cosa que puedes hacer: probarlo. Por suerte, eso es lo que hemos hecho nosotros, y ahora os traemos esta prueba, en la que trataremos de transmitir de la mejor forma posible todo lo que un Mazda MX-5 puede aportar a su afortunado conductor.

En concreto hemos probado la versión Mazda MX-5 Roadster Coupe 1.8 126 CV Style del año 2013. En un color gris grafito y con capota rígida que, además, ya es de apertura y cierre automático. Poca altura, escaso peso, motor delantero y tracción trasera son sólo algunos de los elementos que convierten al MX-5 en un modelo único.

Mazda MX-5 19

Diseño Exterior

Muchos recordaréis la primera versión del Mazda MX-5, especialmente los aficionados a la saga de videojuegos Gran Turismo. Fue allá por el año 1989 cuando se lanzó al mercado, y todas las entregas de GT lo han traído hasta nuestros monitores para que podamos, de alguna manera, disfrutarlo.

Estéticamente ha ido sufriendo distintas modificaciones, pero siempre sobre una base muy parecida, que ha compartido rasgos básicos que han permanecido inalterables desde entonces. El MX-5 nació con el objetivo de divertir a su propietario, y más de veinte años después sigue consiguiéndolo con sólo recorrer unos pocos kilómetros, captando nuestra atención con un diseño que le hace especial en cada una de sus formas.

Si la esencia del modelo no ha variado desde el primer MX-5, debo decir que con respecto al inmediatamente anterior al nuestro los cambios son prácticamente inapreciables. Sólo la parte frontal se ha renovado, en consonancia con la imagen de marca de Mazda, dotando a la parrilla de una forma similar a las del Mazda CX-5 [Ver Prueba Mazda CX-5], el Mazda5 [Ver Prueba Mazda5] o el Mazda6 [Ver Prueba Mazda6], salvando las distancias, lógicamente (parrilla de cinco puntas).

Por su parte, las tulipas interiores de los intermitentes, situados en la parte exterior de los grupos ópticos, ahora son blanca. Además, se han introducido unos nuevos biseles de forma triangular en los faros antiniebla, en el borde inferior del paragolpes integrado; los biseles están integrados en el panel frontal con un ancho marco dotando al coche de un aspecto más deportivo y robusto.

Mazda MX-5 54

En cuanto su forma, destacan los nuevos estribos laterales, que presentan un aspecto más musculoso y destacan más que antes. Estos elementos forman líneas de carácter que resaltan los pasos de rueda traseros y refuerzan la deportividad del exterior.

La parte trasera del vehículo es la que menos ha variado, y refleja claramente el sello MX-5, aunque se han introducido ligeros cambios para darle una apariencia más robusta. Así, el paragolpes trasero está más integrado en la carrocería y se mete hacia el interior y hacia arriba para estar al mismo nivel que la parte inferior de los grupos ópticos, una característica que, a su vez, resalta el grosor del paragolpes. Al igual que en la zona frontal, la parte inferior de los pasos de rueda traseros presenta una apariencia más musculosa y se extiende hacia abajo. Sin embargo, los cambios en la parte trasera serían difíciles de percibir de un único vistazo.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Las dimensiones del Mazda MX-5 nos aportan una información de vital importancia, siendo en gran medida las culpables de la inmensa diversión que nos puede proporcionar este pequeño roadster. Con una longitud de 4020 mm y una anchura de 1720 mm, el dato más revelador es la altura que, con tan sólo 1255 mm proporciona unas sensaciones únicas al volante

En el año 2006, Mazda lanzó el MX-5 Roadster Coupe, la variante como nuestra unidad de prueba que incorpora techo rígido retráctil eléctrico aunque sin perder ni un ápice de su estilo roadster genuino. Esta capota dura pesa tan sólo 37 kg, incluido el mecanismo de plegado, y no quita espacio al maletero, con lo cual se mantiene la distribución del peso 50:50 y el mismo volumen de maletero (150 litros) que en la versión de capota blanda.

Para los más purista es posible que la capota rígida haga que se pierda la esencia, pero lo cierto es que nos aportará una tranquilidad extra a la hora de aparcar el coche en cualquier lugar sin temor a encontrarnos una sorpresa desagradable a nuestro regreso. Además, sus tiempos de apertura y cierre no son excesivos. Según Mazda 12 segundos, aunque en cerrar quizá se acerque más a 13. Requiere, eso sí, que el coche esté completamente parado y en punto muerto.

Mazda MX-5 45

Diseño Interior

Con sólo levantar la capota observamos el interior de nuestro MX-5. A primera vista no parece un coche de última generación, con un interior bastante espartano y en cierto modo con un punto de austeridad. Pero la reflexión es inevitable, ¿para qué queremos más? Tiene justo lo que necesitamos. Con un corte clásico y poco detallista, pero suficiente.

Y es que lo que veíamos desde fuera se traslada al interior. El Mazda MX-5 no es una berlina, no es un 4×4, y no es un compacto juvenil. Es un roadster, y está pensado por y para la diversión en la carretera, no para que viajar o para llevar a los niños al colegio. Está claro que eso implica que, si tienes esas necesidades, el MX-5 no será, si es que lo tienes, tu único coche. Pero quien se lo compra no va buscando el último modelo en navegadores, ni un maletero en el que meter cinco maletas. Busca curvas.

Al margen de lo dicho en el párrafo anterior, sí es verdad que los materiales empleados son de una calidad mejorable, en lo que a los plásticos se refiere. Conferirían un toque de mayor caché al Mazda MX-5 sin salirse de la esencia comentada.

Por otro lado, al ir sentado en una posición tan baja, la entrada y la salida del vehículo pueden ser un poco quebradero de cabeza para quien tenga más problemas a la hora de agacharse e incorporarse. Aun sin tener ningún problema, cuando nos acercamos demasiado a una acera, salir del coche puede ser complicado (especialmente capotado). Sin embargo, una vez sentados y preparados para conducir, aunque el asiento es rígido, la posición me ha resultado bastante cómoda, acoplándome a la perfección en el habitáculo.

Mazda MX-5 50

La consola central hace las veces de apoyabrazos y la palanca de cambios destaca por ser ultracorta, con unos recorridos pequeños pero precisos. El asiento del acompañante tiene los mismos defectos y virtudes que el del conductor, y entre ambos se encuentra el compartimento desde el cual accedemos a la apertura del depósito para repostar.

Como decía antes, la capota rígida se pliega sobre el maletero, a pesar de lo cual no le resta espacio útil con respecto a la versión de lona. El volumen de maletero sigue siendo de 150 litros, una capacidad razonable para un roadster. Para depositar objetos dentro del habitáculo, nos valemos de la bandeja situada ante la palanca de cambios, así como de los huecos de las puertas. Los dos espacios portabebidas de la consola central resultan molestos a la hora de conducir si los ocupamos con latas o botellas.

Entre las novedades presentadas tras el restyling encontramos algunos detalles. Por ejemplo, los relojes del cuadro están más separados para facilitar su lectura, y ha cambiado el color de la moldura decorativa transversal del salpicadero, que pasa de negro piano a plata oscuro.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com