Inicio » Noticias breves » Ojo, esta reparación chapucera le ha costado 42 millones de dólares a una aseguradora americana

Ojo, esta reparación chapucera le ha costado 42 millones de dólares a una aseguradora americana

Soy consciente de que ninguno de los aquí presentes cambiaría una desgracia personal, familiar o de su círculo de amistades por dinero y aunque aquí vamos a hablar de millones, lo cierto es que la finalidad de las víctimas no era lucrarse, sino que lo que a ellas les aconteció, no le volviera a pasar a nadie.

Hace unos días supimos que una pareja de Estados Unidos resultó gravemente herida hace años tras un accidente de tráfico. Hasta aquí todo puede parecer normal o frecuente, sin embargo, su problema no radica en el accidente en sí, sino en el hecho de que su coche había sido reparado de una forma que comprometió gravemente la seguridad de sus ocupantes.

Aunque cueste creerlo, una reparación mal ejecutada puede redundar en un catastrófico desenlace en caso de accidente y esta historia es prueba de ello.

Todo empezó hace un tiempo cuando Matthew y Marcia Seebachan compraron un Honda Fit de 2010 -nosotros lo conocemos como Honza Jazz-. El techo de este vehículo había sido reemplazado debido a los desperfectos causados por una fuerte granizada.

Las investigaciones posteriores al accidente descubrieron que el techo fue cortado, reemplazado y en vez de ser soldado, fue pegado por el taller de reparación, algo que comprometió la integridad estructural del vehículo y pudo llegarle a costar la vida a la pareja.

Cuando la pareja tuvo un accidente frontal con un camión a finales de 2013, las uniones del techo se despegaron, causando una reacción en cadena de fallos estructurales adicionales que en última instancia causaron lesiones masivas y que cambiaron la vida de la joven pareja.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Matthew ahora está de forma permanente entrando y saliendo de los centros hospitalarios mientras que su pareja corrió mejor suerte y “sólo” sufrió varias lesiones, fracturas y derrames internos.

Los expertos de Honda confirmaron que en caso de reparación, el techo debía de soldarse y no pegarse aunque la aseguradora “forzó” a los reparadores a pegar en vez de soldar debido a que la reparación sería más asequible.

Por este motivo, la pareja ha recibido 42 millones de dólares de indemnización y aunque el dinero no va a arreglar las vidas de esta pareja, lo cierto es que sienta precedentes y en cierto modo, pone la lupa sobre las empresas de reparaciones de siniestros.

La cruda realidad es que pocos de nosotros sabemos exactamente lo que le ha sucedió a nuestros automóviles antes de comprarlos y muy pocos se preocupan en investigar su historial por las dificultades o imposibilidades que supone.

Fuentes | Tracy Law Firm,  Drive

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com