Inicio » Tutoriales de Automoción » Formas de medir la potencia de un coche: HP, kW, CV… ¿Es todo lo mismo? Significado y comparación

Formas de medir la potencia de un coche: HP, kW, CV… ¿Es todo lo mismo? Significado y comparación

Cuando se trata de vender un automóvil, junto al diseño y el precio, el elemento clave es la potencia del mismo. Esta cifra ha sido, es y será importante tanto para el cliente que se va a comprar un coche como para los aficionados al motor que disfrutan comparando cuantos caballos tienen los deportivos de sus sueños. Para muchos, el que más tiene, gana. La potencia es, por decirlo de alguna forma, la cantidad de “trabajo” que el automóvil tiene que hacer para impulsarse, y esta ha tomado muchas formas desde los primeros días de la combustión interna.

Al hilo de ello y antes de entrar en materia, voy a aclarar tres conceptos que me parece necesario que queden claros para entender lo que voy a explicar. Por un lado, el par motor, que es la fuerza con la que gira el eje del motor y se mide en Newton/metro (Nm). Este es diferente al régimen de giro, que es el número de vueltas que da el eje motor por unidad de tiempo y se mide en revoluciones por minuto (rpm). Por último, la potencia del motor, que es la cantidad de trabajo realizada por unidad de tiempo y se obtiene de multiplicar el par por las revoluciones.

Si os interesa el tema de la potencia, os recomiendo que le echéis un vistazo a aquellos post en los que os explicaba por qué los coches americanos tienden a tener motores grandes y la comparativa ‘La entrega de par: Motores de combustión Vs. motores eléctricos. ¿Quién gana y por qué?‘.

Es sólo de este último concepto del que vamos a hablar hoy, y normalmente se mide en caballos de vapor (CV), en caballos de fuerza/potencia (HP) o en kilowatios (kW). Y precisamente en este punto está el quid de la cuestión: ¿Por qué hay varias denominaciones? ¿Son todas iguales? La respuesta es no. Muchas veces, países, marcas y medios de comunicación utilizan distintas formas de calcular la cantidad de potencia, variando el glosario en cada uno de ellos. Por desgracia, la forma de medir la potencia de un coche no es universal, así que veamos con detalle qué significa cada unidad de medida y cómo se comparan entre sí:

Kilovatios (kW)

Tanto a nivel técnico como legal, esta forma de medición es el método más uniforme y correcto que existe para medir la potencia, ya que es el que establece el Sistema Internacional de Unidades (en adelante SI). Junto al metro, el kilogramo, el julio o el segundo, el vatio representa una unidad de medida recogida en el SI. Concretamente, mide la transferencia de energía en el tiempo, es decir, el trabajo que realiza un motor de combustión interna.

La equivalencia respecto a las otras dos unidades de medida es la siguiente: 1 kW (1.000 vatios) = 1,36 CV = 1,341 HP. Esta unidad se emplea sobretodo en el Hemisferio Sur.

Por otra parte, debes saber que en España es ilegal utilizar los CV de potencia como unidad de medida con fines publicitarios, en manuales o en transacciones comerciales, siendo únicamente correcto hablar de vatios (W) o de kilovatios (kW). Su razón de ser es evidente, aunque desconocida: la Ley de Metrología. Hablamos de la Ley 32/2014, de 22 de diciembre, desarrollada posteriormente en el Real Decreto 244/2016, de 3 de junio, que establece en su Artículo 6.1 la obligación de utilizar exclusivamente unidades de medida del Sistema Internacional. En nuestro país, el vatio es la unidad de medida de potencia oficial en base a lo que establece el Real Decreto 2032/2009, de 30 de diciembre, por el que se establecen las unidades legales de medida.

Realmente, es la unidad de medida que debería emplearse en todo el mundo, pero al otro lado del Charco son bastante reacios a ello. Quizás con el auge del vehículo eléctrico la tendencia pueda variar hacia los kilovatios, ya que la capacidad de los motores eléctricos se mide utilizando los kilovatios hora (kWh), cifra que determina cuánto tiempo estos motores eléctricos pueden producir una cierta cantidad de energía.

En España, esta unidad de medida oficial debe ser siempre predominante y estar claramente diferenciada de cualquier otra unidad adicional o suplementaria, es decir, podemos usar en primer lugar los kW y, de manera complementaria, los CV, de ahí que en la información comercial últimamente veamos la potencia indicada así: 100 kW (136 CV). Y ojo, porque la falta de uso de estas unidades de medida o su publicación incorrecta puede conllevar la aplicación de importantes sanciones y multas de 90.000 euros (graves) e incluso 600.000 euros en los casos más graves, tal y como recogen los artículos 22 y 23 de la mencionada Ley.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Horsepower (HP)

Seguramente te suene el nombre del Sr. James Watt. Sí, además de crear la máquina de vapor y darle nombre a los vatios (W), este ingeniero mecánico e inventor escocés fue quien acuñó el término horsepower o caballo de potencia en 1782, equivalente a un caballo levantando 33.000 libras de masa, un pie, en un minuto. O lo que es lo mismo, levantar verticalmente 75 kilogramos de masa un metro en un segundo. No sabemos cómo de grande era el caballo o en que estado de salud se encontraba, pero la cosa es que esta unidad de medida permitió a nuestro amigo James mostrar comparaciones directas entre sus locomotoras de vapor y el caballo común que dominó el negocio del transporte hasta la invención de la máquina de vapor.

Esta unidad de medida es la que se emplea esencialmente en los Estados Unidos y el Reino Unido. La equivalencia es: 1 HP = 1,0138 CV = 0,7457 kW.

Para rizar un poco más el rizo, en algunas ocasiones nos encontramos no solo con el término HP, sino que a este se le añade una ‘B’ delante. Puede parecer lo mismo y apenas notarse la diferencia en cifras pequeñas, pero no son el mismo término. En este segundo caso hablamos de Brake Horsepower o caballo de potencia al freno, que mide la cantidad de energía que llega al motor sin la pérdida de potencia provocada por la caja de cambios, el generador, el diferencial, la bomba de agua y otros componentes auxiliares como el alternador, la bomba de dirección hidráulica o el sistema de silenciador de escape. Para entendernos, es básicamente la potencia final que llega a las ruedas. La conversión es: 1 HP = 0,9864 BHP.

Brake‘ hace referencia a un dispositivo que se utilizaba para cargar un motor y mantenerlo a un régimen de revoluciones (RPM) deseado. Durante el ensayo, la salida del par y la velocidad de rotación se medían para determinar el brake horsepower. La potencia se medía mediante un indicador y, posteriormente, por medio de un freno de Prony conectado al eje de palier del motor. Actualmente se utiliza un dinamómetro para motores en lugar de un freno de Prony.

Por último, también nos podemos encontrar con el término WHP, aunque este caso es bastante más raro. Significa Wheel Horsepower y mide la potencia DIN, es decir, cuantos caballos de potencia llegan a las ruedas. Se calcula normalmente en un banco DYNO y refleja el par exacto que ha atravesado la transmisión y está impulsando las ruedas. Los WHP siempre serán menos que los BHP, ya que el rendimiento transmitido a las ruedas motrices es inferior al que pueda obtenerse en el cigüeñal del motor.

Caballos (CV)

Cuando se originó en Francia el Sistema Métrico Decimal, se trató de buscar un valor similar al HP inglés para medir la unidad de potencia mecánica, pero empleando unidades decimales. Así nació el Cheval-Vapeur o caballo de vapor (CV). En equivalencia, es solamente un 1,368% menor que el horsepower inglés: 1 CV = 0,9863 HP = 0,7355 kW.

Para entendernos y, como dijimos al hablar de HP, el estándar de ingeniería oficial para caballos de fuerza métricos es la cantidad de energía necesaria para levantar verticalmente 75 kilogramos de masa un metro en un segundo, lo que, una vez aplicadas las conversiones del sistema imperial (el anglosajón) al sistema métrico, equivale a casi un 1,4 por ciento más. Normalmente, los fabricantes emplean el término HP o CV bien en función del país de origen, o bien en función del atractivo de la cifra resultante. No es lo mismo visualmente 706 CV que 700 HP.

Finalmente, señalar que en los últimos tiempos también aparece con bastante frecuencia la potencia medida en PS. Su significado literal es Pferdestärke o caballos de potencia. Básicamente es lo mismo que los CV, pues parte de los HP, pero se les realizan algunos ajustes métricos para tratar de llevar a esta vieja denominación hacia el siglo XXI. Esta potencia métrica es la que se ha adoptado recientemente en toda Europa como el nuevo estándar para la medición de potencia, y probablemente se abrirá paso en un futuro no muy lejano a través del Reino Unido y los Estados Unidos.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com