Inicio » Noticias del Motor » Coches de cine: Los coches Bond, ahora con licencia para matar (IV)

Coches de cine: Los coches Bond, ahora con licencia para matar (IV)

En el capítulo anterior pudimos ver los coches de la época Brosnan, los BMW. En cambio hoy, con esta nueva entrega, repasaremos los coches de las últimas películas del espía británico de 2002 a 2008: “Muere otro día”, “Casino Royale” y “Quantum of Solace”.

En “Muere otro día”, Pierce Brosnan luce un espectacular Aston Martin V12 Vanquish del año 2001. Como bien indica su nombre se trata de un deportivo dotado con un motor 12 cilindros en V, de gasolina con 460 CV de potencia, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 306 km/h y pasar de 0 a 100 en tan sólo 4.5 segundos. Desgraciadamente este modelo dejó de fabricarse hace unos años, en 2007.

“El Desvanecedor”, como lo presenta Q a James Bond, es un automóvil capaz de hacerse invisible además de estar equipado con otros mecanismos especiales de última generación como: ruedas de pinchos, asiento eyectable, torpedos, y escopetas localizadoras del blanco para abatir objetos en movimiento.

Aviso si veis este vídeo querréis uno como este, advertidos quedáis:

httpv://www.youtube.com/watch?v=xxIKaY13jU0

Años después, en “Casino Royale” y “Quantum of Solace” un rubio agente interpretado por Daniel Craig conduce un fabuloso Aston Martin DBS. Éste magnifico ejemplar se ha permitido el lujo de aparecer en cuatro películas más, incluso en la más reciente “Quantum of Solace”.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

El modelo se estuvo fabricando durante un largo período de tiempo comprendido entre el año 1960 hasta 1992. Tras desaparecer del mercado, en 2007 la marca decidió volver a producir un coche tan inigualable como el DBS. De hecho la película sirvió para promocionar su reaparición en el mercado automovilístico en 2006.

Sin duda, este modelo es como el buen vino, mejora con los años. Por eso apareció con un peso de 1.695 kg y un mejorado motor V12 6.0 con una potencia de 517 CV que alcanza una velocidad máxima de 307 km/h y con una aceleración de 0 a 100 en tan solo 4,3 segundos. Otras características: frenos cerámicos, paneles de fibra de carbono, y suspensión adaptativa con 5 modos diferentes. Y aunque cueste creer es de los que menos gastan, pues su consumo es de 16,4 litros/ 100km. Es bastante no lo vamos a negar, pero entre los de su categoría se trata de una disminución notable.

La versión de la última película, es prácticamente igual, en cuanto a mecánica,  que el de “Casino Royale”, únicamente incluye una ampliación de equipamiento y la caja de cambios automática TouchTronic 2.

Nos duele en el alma saber que, durante el rodaje de la última, se destrozaron varios ejemplares del DBS. Uno acabó en el fondo de un lago italiano, y otro por exigencias del guión acabó irreconocible en un puerto de montaña de la Toscana como podéis ver en el video:

httpv://www.youtube.com/watch?v=BsBd9tPK4uE

Y con este artículo, damos fin a  la saga Bond, espero que hayáis disfrutado tanto como yo rememorando clásicos del cine.

El próximo día hablaremos de una nueva película, ¿Os lo vais a perder?

 

Foto: autor

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com