[Vídeo] Bugatti Chiron vs. Red Bull RB7: ¿Puede el hipercoche con un monoplaza de F1?

Tracción a las cuatro ruedas, cuatro turbocompresores y un monocasco de fibra de carbono han sido los ingredientes de Bugatti en los últimos superdeportivos de las últimas tres décadas. El EB110, el Veyron y el Bugatti Chiron son vistos como hitos en la ingeniería automotriz de los últimos 30 años.

El Chiron reemplazó al Veyron en 2016. Con una potencia máxima de 1.500 CV (1.103 kW), un valor nunca antes alcanzado por un vehículo de producción en serie, un tremendo par de 1.600 Nm y una serie de innovaciones técnicas, estableció nuevos estándares en la ingeniería automotriz.

El Bugatti Chiron se enfrenta a un monoplaza de F1

El conocido bloque W16 de 8.0 litros del fabricante le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2.4 segundos, puede alcanzar los 200 km/h en 6.1 segundos y los 300 km/h en 13.1 segundos. La velocidad máxima de este vehículo de producción en serie para uso en carretera está limitada a 420 km/h.

Con todo y con eso, recordemos que Bugatti fue el primer fabricante de automóviles en alcanzar los 490,484 km/h. De los 500 vehículos planeados, más de 250 ya se han construido y entregado, a un precio unitario de al menos 2,65 millones de euros (antes de impuestos).

¿Es un Fórmula 1 rival para el Bugatti Chiron?

Los monoplazas de Fórmula 1 son máquinas a gasolina diseñadas sin otro propósito más que romper las leyes de la física, algo similar al Bugatti Chiron. Sin embargo, ¿puede realmente el deportivo de elite galo con un F1? Pues vamos a comprobarlo, y ojo, porque hay sorpresas.

Pensemos que estos vehículos de competición están diseñados para dar vueltas en circuitos, no para ganar carreras de velocidad. Con todo y con eso, es innegable que son vehículos extremadamente rápidos en línea recta, aunque sean algo antiguas, como el Red Bull RB7 ganador del Campeonato en 2011.

En sus entrañas equipa un bloque V8 de 2.4 litros que genera algo más de 750 CV. La potencia se transmite al eje trasero y, sobre la báscula, declara solo 650 kilogramos. El Bugatti Chiron es, sobre el papel, más potente, pero también pesa tres veces más ¿Te animas a apostar?

Cuéntanos qué piensas

Deja tu comentario

Queremos saber lo que piensas, ¡Comenta a continuación!

Autonoción® 2011-2021 Todos los derechos reservados