Inicio » Noticias del Motor » La carga por inducción: El futuro para recargar los vehículos eléctricos

La carga por inducción: El futuro para recargar los vehículos eléctricos

BMW sigue apostando por la sostenibilidad como ya demostró con su modelo eléctrico, BMW i3, y su híbrido más Premium, el BMW i8. Ambos funcionan a base de baterías de alto voltaje que pueden ser recargadas con BMW i Wallbox.

¿Qué es BMW i Wallbox?

Se trata de una estación de carga rápida que puede estar presente tanto en el hogar como en el trabajo. Todo esto con el propósito de fomentar la movilidad sostenible y con cero emisiones sin renunciar al placer de conducir un vehículo Premium.

Ahora BMW está trabajando en los sistemas de carga por inducción para baterías del alto voltaje, pues es la próxima meta de la marca.

¿Qué ventajas puede tener este sistema de carga por inducción?

Pues lo más lógico es que podremos cargar nuestro vehículo sin depender de los cables que unen el vehículo con la estación.

Por el momento, Daimler y BMW Group han firmado un acuerdo para el desarrollo y la implementación conjunta de una tecnología estandarizada para la carga por inducción de vehículos eléctricos e híbridos. Así que seguro que muy pronto harán de esta idea futurista una realidad.

¿Cómo funcionará este novedoso sistema?

El sistema se compone de una bobina secundaria en el suelo del vehículo y una placa base con la bobina primaria situada debajo del coche, por ejemplo, en el suelo del garaje o en una plaza del parking del centro comercial.

Las bobinas, y el patrón del campo de energía, se basan en el diseño circular. Esta forma permite el confinamiento del campo magnético y además hace que sea un sistema más compacto.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

La energía eléctrica se transmite por el campo magnético generado por las bobinas, sin que haya contacto ni cables, y a un ratio de carga de 3,6 kW. Con esta ratio se minimizan los tiempos de carga, reduciéndolo a menos de 3 horas.

En un futuro se plantea la posibilidad de aumentar la ratio de carga a 7 kW en estas estaciones de carga por inducción.

¿Cómo se activará el sistema de carga por inducción?

Será tan sencillo como dejar el coche sobre la estación y el conductor iniciará el proceso con tan solo apretar un botón utilizando el propio sistema operativo del coche.

Los datos se transmiten mediante una conexión Wi-Fi entre el vehículo y la estación de carga para ayudar al conductor incluso aparcando.

¿Podríamos cargar nuestro coche si ha nevado o ha llovido?

La respuesta es sí. Las condiciones meteorológicas no afectarán al funcionamiento de la estación. Además, los sistemas no sufrirán daños porque los componentes conductivos se hallan protegidos. En el caso de que hubiese algún objeto o cuerpo extraño entre ambas bobinas, se paralizaría la carga ya que el sistema está monitorizado permanentemente y lo detectaría al instante.

¿Cómo podremos saber el tiempo de carga que necesita?

De momento con la BMW i WallBox podemos monitorizar y activar el proceso de carga a través de la app para nuestro Smartphone, así que se espera que la estación por inducción también disponga de este sistema. Está aplicación recuperará los datos sobre el estado de carga de la batería por ejemplo, lo que nos ayudará a saber cuánto tiempo de carga necesita para estar al completo.

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com