Inicio » Noticias del Motor » El Diablo cumple 25 añitos: Un Lamborghini que nació en una época de cambios
Lamborghini Diablo 3

El Diablo cumple 25 añitos: Un Lamborghini que nació en una época de cambios

Este año, el Lamborghini Diablo celebra su 25 aniversario. En enero de 1990, el 12 cilindros que la casa italiana dio a conocer oficialmente en Monte Carlo estaba preparado y dispuesto a seguir las prestigiosas huellas del Countach.

El nuevo modelo comenzó su vida como Proyecto P132 y en primera instancia fue desarrollado por Luigi Marmiroli aunque sus primeras líneas fueron trazadas por Marcello Gandini. Su nombre evoca al impetuoso toro propiedad del Duque de Veragua que el 11 de julio de 1869 derrotó al famosos torero “El Chicorro” en la Plaza de Toros de Madrid.

Lamborghini Diablo 1

En 1990 el modelo llegó al mercado con mecánica V12 de 5,7 litros con las bancadas emplazadas a 60 ° que desarrollaba 492 CV. Esta mecánica permitía al Diablo alcanzar los 325 km/h y pasar de 0 a 100 km/h en 4,1.

Tres años más tarde apareció el primer modelo equipado con tracción a las cuatro ruedas de la marca, el Diablo VT (Viscous Traction dada la presencia de un acoplamiento viscoso entre los ejes delantero y trasero). En los años siguientes es cuando empieza la evolución de la potencia que crece de los 520 cv del Diablo SE (1993) a los 575 cv del  Diablo GT (1999) hasta llegar finalmente a los 590 CV del Diablo GTR (1999). El Diablo 6.0 fue el primer modelo que estaba equipado con un V12 de 6 litros y 550 cv. 1996 vio el debut del Superveloce del que se celebrará su 20 cumpleaños el próximo año. Esta versión añade un aspecto más deportivo al Diablo y mucho más rendimiento.

Lamborghini Diablo 8

Algunos de los más interesantes fueron los SV creado en 1995, un modelo más ligero y más potente que se centraba en el placer de conducción antes que en el confoert o el Roadster VT con un techo desmontable de estilo Targa. Otras ediciones especiales como la SE, la Jota, la Monterrey o la Alpine fueron presentadas en el mercado y lanzaron al modelo en mercados como el estadounidense.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Lamborghini Diablo 7

En 1996, un campeonato monomarca inaugurado gracias a la organización de una serie de etapas que se celebrararía en Europa fue segurida de campeonatos internacionales y tenían como coche de carreras una versión de circuito llamada SVR. En 1999 su evolución en carretera se anunció como GT y se trataba de una versión de carretera ultra-deportiva producida en una serie limitada de 83 unidades. A esta versión de carretera le siguió una versión de circuito para clientes llamada GTR trofeo que contaba con un motor de 6 litros y 590 CV de potencia y estaba limitada a 32 unidades.

Lamborghini Diablo SV

El chasis del Diablo cuenta con tubos de acero cuadrados y reforzados con paneles de fibra de carbono. En el interior, la marca hizo hincapié en mejorar la comodidad, algo que sus predecesores no tenían muy refinado. La creación de este Lamborghini incluyó una investigación en profundidad en su sistema de climatización y se prestó especial atención a la ergonomía y a la calidad de los acabados.

Aunque en un primer momento la producción estaba pensada en 30 unidades, el éxito del modelo elevó la cifra a 607 en 1991 y con la creación de las versiones que os hemos comentado, a lo largo de sus 11 años de vida se fabricaron 2.898 unidades.

Se trata de un modelo que nació en una época convulsa, muy difícil para la marca. Tras la repentina decisión de Chrysler de vender la marca italiana a un grupo de inversores indonesios desconocidos parece mucho más difícil de explicar cómo triunfó el modelo ya que en 21 de enero de 1994 la marca cambió de manos y esto, en cierto modo desestabilizó la situación.

Lamborghini volvió a manos de un fabricante de automóviles de alto nivel gracias a Audi cuando se solicitó la colaboración técnica. La idea inicial era pedir el motor de 8 cilindros el buque insignia de la casa de los cuatro aros “A8” para alimentar el futuro ‘bebé Lamborghini’, pero el personal técnico de Audi volvió a la sede de la compañía en Alemania con informes muy positivos sobre la situación de la empresa. Su buena gestión y el nivel del trabajo de desarrollo que se realizaban en sus coches gracias a la supervisión y las inversiones de Massimo Ceccarani dejó alucinados a los alemanes.

La primera carta de intenciones entre Audi y Lamborghini se firmó el 12 de junio de 1998 y el contrato para la transferencia completa y definitiva de todas las acciones desde el fondo de inveriosnes de Indonesia a la empresa alemana terminó el 27 de julio del mismo año, solo 50 Días Después.

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com