Inicio » Noticias del Motor » ¿Una Sprinter convertida en Caja de Ahorros? ¡Lo vimos en España y ahora también en Alemania!
Mercedes-Benz Sprinter banco móvil

¿Una Sprinter convertida en Caja de Ahorros? ¡Lo vimos en España y ahora también en Alemania!

Si sois de los que os gusta viajar, especialmente a lugares recónditos, probablemente alguna vez os hayáis encontrado en la tesitura de ir a sacar dinero y… ¡Sorpresa! Ni un solo banco en los alrededores, hay que darse el paseo de turno al pueblo contiguo. En realidad, la falta de acceso a un banco es un verdadero problema en las zonas rurales de todo el mundo, sin embargo, en algunos países como España existen alternativas móviles como el Ofibus de Bankia (por poner un ejemplo de muchos), una solución a la que empiezan a sumarse otros países como Alemania.

Pensemos en las furgonetas que reparten el pan por los pueblos, o los antiguos camiones de helados ¿Por qué no un banco sobre ruedas? Pues dicho y hecho, el Göppingen Savings Bank ha cogido nada menos que una Mercedes-Benz Sprinter y ha montado su propia oficina móvil. A ver si con un poco de suerte la idea triunfa y lo vemos con mayor frecuencia.

Mercedes-Benz Sprinter banco móvil (1)

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

Para llevar a cabo el proyecto, la caja de ahorros germana ha encargado la transformación de la furgoneta al preparador autorizado de Mercedes-Benz Berger Fahrzeugbau, quien sobre la base de un chasis para autocaravanas ha reducido la altura total del suelo en 205 milímetros y ha aumentado las dimensiones de la caja, la cuál, lógicamente, ha sido reforzada con materiales especiales de alta seguridad.

Tanto los paneles de la carrocería como las cristaleras están fabricadas a prueba de balas, mientras que el interior cuenta con todas las instalaciones que se podrían encontrar en la sucursal de un banco estándar, tales como una conexión de datos por satélite, una caja de seguridad con sistema de alarma, cámaras de seguridad y un rastreador GPS, por lo que el conjunto no resulta tan vulnerable como podría parecer a simple vista ¡Incluso tiene un baño!

Respecto a la mecánica, la versión elegida es una Sprinter 316 CDi con motor de cuatro cilindros diésel y 163 caballos, potencia más que suficiente para mover esta oficina rodante a través de los Alpes. El propio cajero de la oficina, Joachim Beck, asegura que “es una pena que solo recorramos distancias cortas. Tengo que admitir que la manera en la que se conduce la furgoneta es realmente cómoda y a pesar del peso extra el motor empuja con fuerza incluso en la zona baja del contrarrevoluciones“.

Y a vosotros, ¿qué os parece la idea?

 

Fuente: Motor1

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com