Inicio » Noticias del Motor » Probamos el Intelligent Drive de Mercedes-Benz: ¡El nuevo Clase E frena, aparca y conduce solo!

Probamos el Intelligent Drive de Mercedes-Benz: ¡El nuevo Clase E frena, aparca y conduce solo!

Hasta ahora, Mercedes-Benz nos tenía acostumbrados a ver las grandes innovaciones tecnológicas en su berlina de representación -el Clase S- para después ir introduciéndolas progresivamente en el resto de la gama. Sin embargo, dicha hegemonía parece haber terminado con el Clase E, que busca no sólo asemejarse a su hermano mayor, sino incluso superarle.

Y en realidad tampoco nos ha pillado por sorpresa, pues en un mercado tan competitivo como el actual donde los grandes y rápidos avances en tecnología hacen que lo que hoy es toda una novedad, mañana deje de serlo, lleva a que las marcas centren toda su atención en el elenco tecnológico de su gama. Aquellos tiempos en los que primaban únicamente el diseño, la comodidad o la seguridad como elementos individuales han terminado, hoy en día lo importante es ver un vehículo como un todo, como un modelo capaz de ofrecer seguridad, comodidad, diseño y tecnología sea cual sea el segmento al que pertenezca.

En este contexto, la pasada semana la marca de la estrella nos convocó para que pudiéramos probar de primera mano todos los nuevos avances tecnológicos del nuevo Intelligent Drive que incorpora el Mercedes-Benz Clase E. Si bien es cierto que ya había tenido la oportunidad de ponerme al volante de esta berlina, no había tenido oportunidad de probar en situaciones reales algunos de sus innovadores sistemas de ayuda a la conducción, por lo que la jornada iba a ser realmente prometedora.

Como decía el propio Karl Benz, “Todo lo que está usted viendo hoy no es nada comparado con lo que podrá ver mañana“, y cuanta razón tenía. Avanzamos a pasos agigantados por el camino hacia la conducción autónoma y buena prueba de ello son los cuatro módulos de los que pudimos disfrutar a bordo del Clase E: la prueba dinámica en carretera del control de crucero activo y la función de conducción semi-autónoma, el servofreno de emergencia activo (con y sin DTR), el piloto automático para aparcar a distancia y el servofreno de emergencia activo con detección de peatones.

DRIVE-PILOT: El conductor, un mero pasajero

La verdad es que asusta lo inteligentes que pueden llegar a ser los coches de hoy en día, y cuando hablamos de uno de los modelos más avanzados tecnológicamente del mundo, más. A veces pensamos que los sistemas autónomos son cosa del futuro, pero aunque esta tecnología se encuentre actualmente en sus primeros pasos, la veremos en el mercado mucho antes de lo que creemos.

DRIVE-PILOT es la denominación que la firma germana utiliza para nombrar a su sistema de conducción semi-autónoma. Ponemos dirección a Guadalajara para comprobar cómo en autopistas y carreteras este sistema puede funcionar como piloto automático de distancia -DISTRONIC- y no sólo ajustarse a la velocidad marcada por las señales viarias, sino también de mantener automáticamente la separación correcta respecto a vehículos precedentes y, por primera vez, seguirlos en un margen de velocidad ¡De hasta 210 km/h! Todo ello permitiendo al conductor relajarse de vez en cuando e incluso soltar las manos del volante durante aproximadamente 30 segundos.

Drive-Pilot Clase E

Pero ojo, que entramos en el mismo debate que con el fatídico Autopilot de Tesla. Es un asistente, no un sistema perfecto, por lo que puede fallar en algunas ocasiones como, por ejemplo, en el caso de la detección de señales, pues muchas veces al circular por el carril derecho detecta la señal de la vía de servicio y reduce notablemente la velocidad de crucero. Esto, si no vamos pendientes de la carretera, puede provocar un alcance y, con ello, las consecuencias que ya conocemos. Aun así, sorprende por su intachable funcionamiento.

Asistente de frenado activo: Ahora también para peatones

No toda la tecnología se centra en ayudar al conductor a relajarse, sino que desde Mercedes-Benz también apuestan seriamente por la seguridad. A día de hoy cuando oímos las palabras ABS o ESP pensamos que son sistemas del pasado porque ya lo incorporan todos los vehículos, pero incluso en la actualidad juegan un papel muy importante en el desarrollo de los sistemas más avanzados. Algunos modelos de la marca ya incorporaban el asistente de frenada activo desde hace tiempo, pero lo mejor de todo es que ahora es de serie y, además, cuenta con reconocimiento de vehículos y de peatones.

asistente-de-frenada-clase-e

Opcionalmente y, por un precio superior a 2.000 euros, podemos perfeccionar este sistema para que incluya función para cruces -detectaría también los obstáculos que avanzan por los laterales y la parte posterior- y umbrales de velocidad más amplios en relación con los vehículos y los peatones. En el vídeo podéis ver que, en función de las condiciones de detección por parte de los sensores, cámaras y radares del vehículo, la frenada será más o menos progresiva -y con ello más o menos brusca-, pero frenar, frena. Eso sí, es importante señalar que en todo momento prevalece la decisión del conductor y, si le buscas las cosquillas al sistema, le puedes engañar.

   ¿Buscas coche NUEVO?
Descubre nuestras ofertas »

asistente-de-frenada-clase-e-umbrales-de-velocidad-1

Aunque se le pueda engañar, es difícil conseguirlo, pues el asistente funciona incluso si seguimos acelerando o si no pisamos el freno lo suficiente. El ordenador de a bordo envía a los frenos la fuerza necesaria para evitar la colisión.

Su principal avance en esta generación es, como os comentaba, el amplio abanico de obstáculos que puede detectar, incluyendo desde un vehículo, una moto o una bicicleta hasta un peatón. Los monitores nos señalan que, por ejemplo, en teoría todavía no es capaz de detectar un animal, pero al igual que ocurría con su predecesor y los peatones, si en un momento dado se nos cruzara uno en la carretera, probablemente el asistente funcionaría. Esperemos no tener que comprobarlo…

Pero, ¿y si en vez de frenar el conductor decidiera esquivar el objeto? Pues tranquilo porque el Clase E también te va a ayudar a través del asistente de maniobra evasiva, un sistema que a través de las cámaras y sensores te ayuda a realizar el ángulo de giro óptimo para esquivar el obstáculo que tienes delante. En este caso hay que recalcar que es el conductor el que toma la decisión de esquivar iniciando el giro de volante, pues de lo contrario entrará en funcionamiento el asistente de frenada. En cualquier caso, aquí lo importante es que tu coche siempre estará ahí para cubrirte las espaldas cual angelito de la guarda.

Asistente de aparcamiento a distancia: ¿Realmente útil?

Es quizá uno de los sistemas que más me llamó la atención probar. Es lo típico que si no te cuentan no te crees, y es que resulta bastante curioso el poder salir de tu vehículo y aparcar o desaparcar tanto en línea como en batería con solo mover el dedo por la pantalla de tu móvil. Es cierto que aún queda mucho por perfeccionar en este campo y existen bastantes limitaciones, como puedan ser el hecho de no poder separar el dedo de la pantalla en ningún momento (lo obliga la legislación); la distancia a la que has de estar al coche -3 metros máximo- o el tiempo que conlleva realizar la maniobra.

aparcamiento-autonomo-clase-e

Personalmente soy de los que opinan que tardaríamos menos aparcando nosotros mismos que a través del teléfono móvil, pero también es cierto que en algunas ocasiones la plaza es demasiado estrecha y el hecho de no tener que hacer toda una escabechina para bajarnos del coche sin arañar nuestra puerta o la del vecino, se agradece. Si queréis ver qué tal funciona, echadle un vistazo al vídeo porque no tiene desperdicio.

En caso de colisión inminente, el Clase E te prepara

Si por alguna razón los sistemas de prevención fallasen, el Mercedes-Benz Clase E cuenta con una serie de sistemas que preparan al conductor para recibir el impacto. De entre ellos quiero señalar dos en especial, porque la verdad es que son de lo más curioso: el PRE-SAFE Impulse Side y el PRE-SAFE Sound.

El PRE-SAFE Impulso lateral es uno de los sistemas que forman parte del paquete de asistencia a la conducción PLUS. En caso de detectarse una colisión lateral inminente, el sistema desplaza lateralmente al conductor o al acompañante de manera preventiva para alejarlo de la zona de peligro inflando en fracciones de segundo, en el lado del impacto, una cámara de aire que está integrada en el lateral del respaldo delantero. Esto hace que aumente la distancia entre el ocupante y la puerta y disminuyan las fuerzas que actúan sobre él. Además, como ya ocurría hasta ahora, las ventanillas se suben y los cinturones de seguridad se tensan.

pre-safe-sound

Por otra parte, el PRE-SAFE Sound es un sistema que se basa en un reflejo humano en el oído interno ante un estruendo, el llamado reflejo estapedial que causa la relajación de los músculos del mismo. En caso de detectarse un peligro de colisión, el PRE-SAFE Sound emite una breve señal acústica a través del sistema de sonido que es capaz de provocar este reflejo natural y, así, preparar el oído de los ocupantes al ruido del impacto esperado para que éste no sufra daños a causa del golpe.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que la berlina más segura del segmento es capaz de hacer, y ojo, porque todo esto son solo los primeros pasos del camino. Aun sin ser perfectos estos sistemas son capaces de dejarte con la boca abierta cuando los pruebas, y al igual que ocurrió en el pasado con otras innovaciones, todo este elenco de tecnologías poco a poco se extenderán al resto de fabricantes así que ¡Vete preparando para recibir al futuro!

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com