Inicio » Noticias del Motor » La impresión 3D supone un ahorro del 90% en la fabricación de las piezas de nuevos vehículos

La impresión 3D supone un ahorro del 90% en la fabricación de las piezas de nuevos vehículos

A finales de Marzo os hablamos de algunas de las aplicaciones que podía tener la impresión 3D en la industria del automóvil. Desde un simple repuesto hasta la fabricación casi completa de vehículos.

Para algunos esto puede parecer algo sacado de una película pero la verdad es que la utilización de impresoras 3D es ya algo habitual en marcas como Opel.

Un equipo de 6 personas liderados por el ingeniero de simulación virtual, Sascha Holl, imprimen piezas de plástico en Rüsselsheim, las cuales son utilizadas en muchas plantas de producción de Opel en toda Europa.

El objetivo de la impresión 3D es muy claro: rapidez y abaratamiento en la producción.

Estas piezas se utilizan actualmente en la planta de Eisenach para el montaje del ADAM y su nuevo compañero, el ADAM ROCKS aunque desde la marca insisten en que el uso de la impresión 3D en la fabricación de automóviles irá a más.

Para la producción del ADAM ROCKS, Opel utiliza 40 plantillas hechas a través de impresión 3D para producir diversas partes del vehículo o guías para ayudar a ensamblar el mismo.

Este equipamiento permite adaptar las piezas rápidamente. Si algo cambia en el coche, en la fábrica pueden modificar la pieza con unos pocos clics. Con el proceso de impresión 3D se puede producir cualquier cosa que imaginemos a partir de una forma o trazo.

¿Cómo funciona la impresión 3D en Opel?

Durante la impresión 3D, el plástico se funde y se establece en capas sucesivas, cada una tan sólo de 0,25 mm de grosor. El plástico utilizado es ligero, robusto y versátil. Los huecos y salientes son tratados de forma automática con un material de relleno, que luego es eliminado convenientemente en una especie de lavavajillas.

El pequeño número de plantillas requeridas en el montaje final se hizo con anterioridad a mano en un proceso de elaboración usando yeso y resina molida. Gracias a la impresión 3D, los costes de producción de estos elementos se ha reducido hasta en un 90 por ciento.

Además, las herramientas impresas están listas para usar después de sólo unas ocho horas, y son hasta un 70 por ciento más ligeras. Otra ventaja es que estas ayudas pueden ser procesadas ​​mecánicamente y químicamente. Por ejemplo, pueden ser perforadas, fresadas, lijadas, barnizadas y conectadas y combinadas entre sí, incluso entre diferentes materiales. La modificación y el ajuste de estas piezas pueden llevarse a cabo en solo unos minutos a través de un PC.

¿Estamos ante una nueva revolución en el mundo del motor?

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com