Inicio » Noticias del Motor » Bose: Suspensión electromagnética para vehículos. Parte IV

Bose: Suspensión electromagnética para vehículos. Parte IV

A lo largo de su vida, Amar Gopal Bose, ha contado con la ávida curiosidad de un niño, la tenacidad para seguir adelante, y el coraje de desobedecer el pensamiento convencional.

Él era un profesor del MIT legendario como un objeto de culto, y Bose Corporation, una compañía que construyó desde cero, que ha hecho grandes avances en campos tan diversos como la acústica, la aviación, la defensa, la física nuclear, lo que sea.

En el momento en que tenía 13 años, podía arreglar radios, y cuando el negocio de su padre se fue a pique durante la Segunda Guerra Mundial, el joven Amar ayudó a mantener a la familia mediante la reparación de radios después de la escuela.

En su alma mater, el MIT, fue contratado para enseñar la teoría de redes, tiró el plan de estudios y se enfrentó a sus alumnos con nueve pizarras. Instó a los estudiantes a hacer preguntas difíciles, instó a los jefes de sección a pensar en voz alta para ilustrar el proceso de resolución de problemas, abolió los límites de la época de exámenes y permitió que los libros fuesen abiertos para todos.

Sus clases desarrollaron un culto. Uno de ellos fue descrito como la vida 101.Muchas clases atrajeron matemáticos, físicos o biólogos.

William H. Brody, ahora el presidente de la Universidad Johns Hopkins, dice de él: “Él entraba a una conferencia con 350 estudiantes, y se podía oír caer un alfiler. Imponía un gran respeto, debido a la fuerza de su intelecto y su total dedicación a los estudiantes. Su clase me dio el coraje para hacer frente a los problemas de alto riesgo, sin que estuviese equipado con las habilidades para resolver problemas que necesitan para tener éxito en varias carreras. Amar Bose me enseñó a pensar. ”

Al final del día es la manera de Bose de pensar que sigue siendo un regalo único: En pocas palabras, es un valor maravilloso la tenaz persecución de una idea hasta su límite. Bose Corporation puede tener una facturación de mil millones de dólares, pero Bose dice que comenzó la empresa para perseguir ideas, no ganar dinero. Y mantuvo su empresa privada para que él pudiera hacer eso.
“Me habrían despedido un centenar de veces en una empresa dirigida por MBAs”, dijo a la revista Popular Science. “Pero nunca me interesó el negocio de hacer dinero. Fui al negocio para que yo pudiera hacer las cosas interesantes que no se habían hecho antes.” Ha habido casos en los que Bose ha permitido un proyecto a continuar incluso cuando pensaba que no podría tener éxito.

En 1983, el estudiante graduado de ingeniería Ken Jacob inscrito en la clase de Bose acústica durante su último semestre en el MIT. Jacob planeó el diseño de sonido para producciones de Broadway. “A los 20 minutos del inicio de esa primera conferencia,” dijo Jacob, “todos mis planes habían cambiado. El Profesor Bose había conectado todo lo que había aprendido y había puesto todas las piezas juntas. Me dije, tengo que trabajar para este tipo.”

Jacob fue fiel a su palabra. Se convirtió en director y jefe de ingenieros de Bose del Grupo de Tecnología Musical en vivo. En 1994 se dio a conocer el programa de Auditioner Bose, una herramienta de software que permite a los ingenieros acústicos escuchar precisamente como un sistema de audio va a sonar desde cualquier asiento en un lugar grande, incluso antes de que comience la construcción de edificios.

En el día en que Jacob dio a conocer el proyecto, Bose admitió que no esperaba que tuviera éxito. “Me dejó trabajar en eso con un equipo de cinco ingenieros durante 10 años, la mayoría del tiempo pensando que era imposible”, dice Jacob, sacudiendo la cabeza con incredulidad. Bose dice que es el principio de permitir que las mentes brillantes investiguen la búsqueda de respuestas era más importante para él. “Pensé que la potencia de cálculo no estaría allí”, dice. “Pero el problema era lo suficientemente fuerte y el equipo tenía el talento suficiente que pensé que su investigación podría dar algo bueno.” Lo curioso es que Bose se equivocó: El programa funciona en la actualidad.

El programa ha sido utilizado para el diseño de sistemas de megafonía en el Staples Center en Los Angeles, la Capilla Sixtina, e incluso Masjid al-Haram, la Gran Mezquita en La Meca, un ambiente desafiante, lleno de reverberación de mármol, con un historial de audio no soluciones.

Popular Science, en un largo ensayo, admirando, lo resume mejor por sobre el mérito de la mentalidad Amar Bose y su contribución.

“El valor de Amar Bose-y por extensión, su compañía-no tanto en las cosas que él ha inventado, pero en el sentido de la posibilidad que inspira”, escribió la revista. “Bose nos recuerda que todos podemos darnos el lujo de ser mucho más hacia el cielo, buscando, inverosímil y curioso, y que todos podían creer con más fuerza en nuestro propio potencial para crear.”

Artículo escrito por: Álvaro Cabeza de Vaca

 

¿Sabes cúanto vale tu coche?

Descúbrelo inmediatamente, sin registro y totalmente gratis:


Marca:

Modelo:

Primera matriculación:

Tasación GRATUITA inmediata

 

 

Consigue financiación para tus proyectos

Tienes hasta 40.000€ para comprarte un coche, reformar la casa o lo que necesites:

Noticias del motor y Ofertas de Coches Nuevos - Autonocion.com